Seguidores

26 de junio de 2016

LA VIDA




Para ser feliz, ¿hay que esforzarse?
o, ¿la felicidad surge sin buscarla?
¿Acaso estar bien supone trabajo
dejando tras de sí momentos bajos?
¿Es un don cambiar pensamientos
que hacen de la vida un calvario?
¿Qué es vivir sino un gran trabajo
por conseguir bienestar y dicha?
Es bueno valorar cuanto se tiene
y el tiempo que hay que aprovechar
pues ni el tiempo se detiene nunca,
ni lo más bello lejos se puede hallar.
Importante es cada minuto de vida
y que el corazón pueda latir y amar.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

2 de junio de 2016

HOY




Confié y erré;
jamás nada soñé,
mas la confianza anhelé,
y, con ella, oscuridad hallé.
Esperé y cesé;
mas siempre me quejé,
mas en el presente cuidaré,
de hacer y el lamento dejaré.

Rosa Mª Villalta Ballester


22 de mayo de 2016

QUIZÁS ... HACER






Quizás no sepa aprovechar el tiempo,
o no sepa volar con plena libertad.
Quizás me falte el impulso necesario
para ser yo misma y no los demás.
Quizás haya sido más fácil ser llevada,
sin el esfuerzo para ser yo misma y no más.
Quizás sea más fácil responsabilizar a otro,
de lo que uno mismo tiene que afrontar.
Quizás la vida sea algo más que oscuridad,
y haya motivos para su existencia agradar.
Quizás, con el deseo de un mejor ser,
aparezca la ilusión para esperanza tener.
Quizás, si en lugar de la queja y la duda,
hacer sea la mejor forma de aprender.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

3 de mayo de 2016

ES TIEMPO




Es tiempo de dedicar a las cosas pequeñas,
de albergar esperanzas en cosas ciegas,
de destruir miedos y derribar barreras,
de asumir roles que hasta ahora niegas,
de aceptar el presente y asumir metas.
Es tiempo de  un respiro, de una espera,
de vivir cada instante sin reserva,
de sentir amor y amar sin ninguna tregua,
de acortar distancias, alejar penas,
de remontar una etapa con entrega,
Es tiempo …. de un nuevo amanecer,
…, de una nueva forma de entender,
…, de una nueva forma de percibir,
y … de una nueva forma de sentir.



Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

1 de mayo de 2016

BRINDIS





Brindo por ti,
que me aceptas y acoges,
que me enseñas a caminar,
que perdonas mis errores,
que abres la mano sin más.

Brindo por ti,
que hablas con el corazón,
que dices verdad sin rencor,
que detestas la falsedad,
que dejas abierto el amor.

Brindo por ti,
que amas la vida sin más,
que caes y te vuelves a levantar,
que reclamas la sinceridad
y cuyo mejor valor es amar.



Rosa Mª Villalta Ballester

14 de abril de 2016

ME CONFORMO








Me conformo con observar la naturaleza,
aquélla que tanto da y no se observa bien;
con detenerme a sentir el sol que calienta,
y deslumbra los ojos sin poder apenas ver.
Me conformo con escuchar a los pájaros,
que en los árboles trinan una y otra vez;
me pregunto que dirán en su ruidoso canto,
me pregunto quién sus movimientos  ver.
Me conformo en ser mejor persona hoy,
mejor de la que dejé en su pasar ayer;
y mejoraré al saber que malestar no doy,
pues mi intención es cada vez mejor ser.
Me conformo en elegir un nuevo camino,
que me lleve siempre a poder agradecer,
y con agradecimiento y esfuerzo elegido,
cualquier meta es posible obtener.
Me conformo con aquello que tengo,
y acepto siempre lo que hay en mi ser;
pues ni soy perfecta ni lo pretendo 
mas en cada momento deseo aprender.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

27 de marzo de 2016

QUERIDO DIOS (II)




Querido Dios,
de alguna manera tu huella,
que influyes en las personas,
que abres caminos e historias
y dejas amor y lección buena.
Sé que Tú y yo,
aunque lejanos y distantes,
unidos por el corazón y amor,
disfrutando de los instantes
y dejando atrás odios y rencores.
Señor Dios,
no soy de rezos ni devociones,
soy de dar gracias por lo bueno
y apartar el mal de mis acciones,
para hacer realidad todo sueño.
Querido Dios,
a Ti me dirijo porque te imagino,
porque jamás te he visto ni oído,
y porque muchos creen tu destino, 
espero poder seguir tu camino.
Señor Dios,
es posible que me pierda,
que no consiga llegar a puerto,
pero en mi intención no acierta,
la maldad y el odio del ajeno.
Sé que Tú y yo,
somos seres desconocidos,
pero unidos por el amor y el deseo;
y aun en la distancia y el tiempo,
cercanos con el corazón y sentimiento.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester


25 de marzo de 2016

Querido Dios




Querido Dios,
en primer lugar pido perdón
por no tener fe en tu persona,
por no creer en tu palabra 
y alejarme de tu trayectoria.
Querido Dios,
ojalá pudiera rezar y confiar,
pero apenas queda humanidad
y se hace difícil esperar
que Tú estés en la oscuridad.
Querido Dios,
deseo mi oración poder rezar,
confiar en que contigo verdad,
hablarte para dicha alcanzar
y despedir a una rancia soledad.
Querido Dios,
me enseñaron que eres grande,
que el bien quieres en los demás
que tu muerte es una constante,
de vida y dicha para la humanidad.
Querido Dios,
ojalá pudiera seguir tus pasos
en un camino de espinas y mal;
ojalá que esa tu muerte enseñara
que ni muertes ni guerra alimentar.
Querido Dios,
no soy creyente pero sé que estás;
me educaron en tu camino
pero me aparté y no creo ya;
si te dejé o me dejaste
eso … no importa en realidad.
Querido Dios,
me gustaría poder creerte,
pero tarde y frío lo veo ya;
aunque sé que existes, sí,
esta mi oración dedicar.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

24 de marzo de 2016

RESPUESTA DEL MIEDO A UNA CARTA





Hola, a quien me escribió para que desapareciese.

A pesar de los deseos para mi desaparición, aquí me tienes. 
Soy el miedo, sí, y quiero que sepas que existo y que estoy en cada uno de vosotros. 
Lo que ocurre que depende de cada uno de vosotros me deis más o menos importancia y me dejéis más o menos sitio en vuestro ser.
A pesar de que es cierto que os impido hacer, decidir, actuar, …, muchas veces, algo de mí sí necesitáis para pensar.
¿Soy malo? Existo, estoy, nací; pero repito: cada cual me lleva o me acepta según su deseo. Hay quien pasa de mí olímpicamente y ni sabe que estoy. Otros, en cambio, no son capaces de tomar una simple decisión.
No. Yo no puedo dejar de ser de la misma manera que tú no puedes dejar de ser. Existo, estoy. Está en ti que me tomes o me dejes. Es posible que sea lo más inoportuno posible, pero no hacedme caso entonces.
El universo está repleto de cosas buenas y malas y cada uno de vosotros elegís qué deseáis alcanzar. Y en este deseo de alcanzar algo estoy yo sí; pero no me impongo. No soy algo que no pueda dejarse.
¿Por qué me echáis la culpa?¿Acaso no sois dueños de vuestra propia vida?
Yo, el miedo, represente algo en este universo. Quizás sea el mero hecho de elegir si se me quiere o no se me quiere. Como elegir la voluntad, la creencia, la maldad, etc.
Yo, el miedo, he nacido y aquí estoy. A veces freno y sirvo para no cometer ninguna mala acción. Otras, impido de tal manera hacer, elegir, actuar, que el hecho de nada hacer, la paralización, está de la mano mía.
¿Soy yo quien se ha de ir de cada uno de vosotros o sois vosotros quienes decidís plantarme y dejarme?
En la carta me planteabas que he estado acompañándote toda tu vida y que no te he dejado hacer nada. ¿Acaso probaste dejarme? ¿Hiciste algo para que me fuera, para que te dejara?
Las personas os quejáis, reclamáis, lloráis, pero hacéis bien poco por cambiar la situación que os molesta.
Las situaciones son circunstancias a las que responder y hacer. Y sois vosotros, únicamente vosotros quienes dais la mano a quienes queréis que os acompañe.
Sí, yo puedo estar durante toda una vida acompañándote porque mi cometido es estar, ser; pero si me hubieses apartado algo o mucho de ti, te hubieras dado cuenta que no soy yo, el miedo, quien avasalla, no soy yo quien impide, eres tú y únicamente tú quien decide paralizarse cogido de mi mano o dejarme a un lado y hacer de la vida lo que cada uno piense o tenga por voluntad.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

19 de marzo de 2016

MEJOR, HACER





El mejor antídoto contra la falta de motivación es hacer. Sí, haciendo es el mejor modo de salir de la inercia y la “falta de”.
Desde hace muchísimos años vengo quejándome, peleando contra esa falta de motivación y la realidad es que dicha pelea ha consistido en la auto compasión, en la queja, pero realmente no ha sido nada fructífera.
Ahora me doy cuenta que cuanto menos hago, menos ganas tengo y al hacer, más ganas me entran de hacer. 
Cuesta mucho ponerse a hacer cuando no se tiene fuerza o cuando se cree no tener fuerza para nada.
Es duro reconocer esto; pero es importante hacerlo para empezar a hacer.
Mientras se mantenga uno en la inercia y en el desasosiego sin nada hacer, más grande será la ausencia de ganas y más grande será la queja.
Sé que es este círculo y es tan difícil como fácil salir de él en tanto en cuanto uno se da cuenta de qué ocurre.
Cuanta más auto compasión y queja, más falta de actividad y menos ganas de hacer.
¡Cuántos años sin darme cuenta de este hecho y cuánto tiempo perdido sin hacer!
Ahora es el momento de poner manos a la obra. No puedo permitir perder un segundo, un instante de mi presente.
Es momento de decidir si deseo permanecer en el círculo vicioso o salir de él a pesar de lo que cueste.
Y, sinceramente, a nada me ha llevado la auto compasión y la queja. A nada.
Es el momento de probar hacer, de hacer. Y de tomar decisiones.
La vida es el presente y en él se hace para que no pase el tiempo sin sentido.

De nada sirve lamentarse de algo que no se hace, de lo mal que se está, de lo desdichado que se es, si nada se hace por evitarlo.
Aprendo en mi día a día, a que a través de hacer se consigue algo. No puedo dejar de hacer y lamentarme. No puedo esperar que otro haga las cosas por mí porque la vida es mía y no del otro.



Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

18 de marzo de 2016

CARTA A TI, MIEDO






Querido miedo,
no tengo miedo de dirigirme a ti porque estoy segura que cuando de mí te vayas, emprenderé el camino hacia mi confianza y seguridad.
Hace mucho te incrustaste en mí y te he llevado como parte natural de mi ser; pero reconozco que no eres yo, que no soy yo y que por ello puedo hacer que te vayas y ser yo misma.
Te puedo ver, te puedo sentir; pero no me puedes dominar.
Has estado estacionado en mi ser haciendo que pierda grandes oportunidades, o pequeñas pero intensas.
Desde ya, deseo aprovechar cada oportunidad que se me presente y que no me domines a la hora de tomar una decisión.
Soy libre, te reconozco y sé que puedo estar sin ti.  Ya sé que vendrás en el momento menos oportuno a incordiarme; pero ya soy libre de dejarte permanecer o abandonarte.
Ya no deseo llevarte a mi lado; deseo la esperanza como compañera de camino, compañera que tratas de sabotear para que se aparte de mi camino.
¿Sabes? No existes solo tú, miedo. Existe la confianza y la esperanza, las he visto, cosa que no me dejabas ni ver.

Ya me despido miedo, aunque sé que tratarás una y otra vez de no dejarme ver la claridad y el camino; pero ahora ya soy consciente de tu objetivo y no voy a permitir que te instales en mí como hasta ahora has hecho.
Ahora, quiero probar a ser yo misma, sin ti, y cogerme de la mano de la esperanza y la valentía que existen, ¿sabes? ¿Acaso crees que no me había dado cuenta de su presencia?
Ya no me dominas, ahora soy yo quien elige si dejarte entrar o dejar que pases de largo.
Ya no me dominas, ahora soy yo quien elige si dejarte entrar o dejar que pases de largo. Y eso deseo, que pases de largo de mi vida que me ya me has robado mucho tiempo y muchas oportunidades.
¿Miedo? Ya no. Miedo tendría de nuevo de no darme cuenta de esto y vivir otra nueva etapa contigo sin ser libre de echarte fuera de mi vida.
Estoy segura de lo que hago, miedo. Muy segura. Algo que no tenía cuando me has robado durante años mi ser.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

16 de marzo de 2016

ES POSIBLE




Encontraré motivos para luchar,
esperaré con calma llegar a un lugar;
adquiriré lecciones tal vez al errar;
pensaré en el ahora sin nada soñar;
pisaré firme para huella poder dejar.
Salvaré obstáculos para continuar;
dejaré miedos para victoria lograr;
intentaré nuevos actos para cambiar;
tendré cambios si hago algo por hallar;
y miraré el ahora sin nada despreciar.
Y … tal vez … cambiaré mi vida;
y … tal vez … nueva vida comenzar.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

15 de marzo de 2016

CADA INSTANTE






Aunque caí, volví  levantar;
crucé fronteras, por probar;
nada hice sino zozobrar.
Aunque callé, intenté volar;
soñé despierta, sin renunciar;
llegué bien profundo, sin mirar.
Aunque sentí, frialdad notar;
pensé sin hacer nada, solo vagar:
decidí pasar página, vuelo alzar.
Aunque lloré, alivio hallar;
intenté hacer algo, por realizar;
hice sin fuerza … hice sin pensar.
Aunque decidí, nada notar;
decidí tener el tiempo, actuar;
e intento cada instante aprovechar.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

DEJADME SOÑAR AUNQUE SEA UN MINUTO






Dejadme soñar aunque sea un minuto,
aunque la realidad sea otra, 
pues necesito soñar que hay sueño,
que deja paso a caminar sin miedo.
Dejadme soñar aunque sea un minuto,
que soy capaz y que puedo,
pues necesito sentir en mi sueño,
que todo es posible con gran esfuerzo.
Dejadme soñar aunque sea un minuto,
que soy libre de elegir cuanto quiero,
pues necesito elegir en mi sueño,
que elijo sin ningún tipo de requiebro.
Dejadme soñar aunque sea un minuto,
que soy capaz de amar y amar quiero,
que es posible hallar amor en mi sueño
aunque en la vida real sea algo pasajero.
Dejadme soñar aunque sea un minuto,
que soy capaz por mí y que puedo.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

2 de marzo de 2016

SE PUEDE O NO SE PUEDE





Se puede ganar o perder,
o intentar o desistir;
tener fe para poder ver;
o simplemente existir.
Se puede dejar o querer,
o censurar o mentir;
desear en un amanecer,
o llorar o sonreír.
Se puede ayudar o ceder,
o necesitar o permitir,
dejar al ahora proceder,
para el instante sentir.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

21 de febrero de 2016

PERDER Y GANAR






Se pierde al no probar, al no intentar;
se gana al luchar, aun sin victoria estar.
Se pierde al enmascarar, al engañar;
se gana en libertad, la ilusión desear.
Se pierde al abandonar meta a llegar;
se gana en el camino, obstáculos salvar.
Se pierde al esperar algo tras algo dar;
se gana en conciencia tras nada falsear.
Se pierde al amigo cuya máscara mostrar;
se gana paciencia con la voluntad tratar.
Se pierde deseo tras desengaño notar;
se gana en crecer al volver a intentar.
Se pierde, …, ahora,  al dejar tiempo pasar;
pero se gana ahora, tras cada instante reaccionar.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

14 de febrero de 2016

SIN ENGAÑOS




¡Cuántas palabras usadas para el amor y la amistad! ¡Cuánto derroche de falsos sentimientos que, repletos de máscaras, dejan al alma vacía y solitaria!
¡Cuántos desengaños por proteger la verdadera identidad! ¿No es mejor acaso estar solo que en compañía de alguien que no busca el amor sino palabras lejanas al corazón!
No es bueno que se enmascare algo tan importante como la amistad y el amor, el amor en su pleno sentido, puro, llano, en toda su extensión.
El amor tiene que nacer de uno mismo y amarse en primer lugar a uno mismo si se pretende amar a otro.
Lejana meta la de aquel que, sin nada quererse, pretende amar y ser amado.
Quien se quiere a sí mismo está en disposición de querer y de recibir amor; es completamente libre de amar y ser amado.
¡Dichoso todo aquel que puede amar y ser amado!


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

13 de febrero de 2016

AMAR Y AMOR




¿Existe amor sin comprensión?
¿Acaso es amor solo la pasión?
¿Qué es amor sin haber fusión?
¿Qué hay en el amor sin confusión?
¿Qué es amor sino gran unión?
¿Acaso en el amor hay traición?
¿Existe amor sin tener emoción?

Amar y amor caminan a la par;
el amor y el amar sin separar;
mas con el amor, un gran pasar;
mas en el amar, verdad tratar;
y en el amor, obstáculos salvar.


Rosa Mª Villalta Ballester

6 de febrero de 2016

POR LLEGAR





El eco de su miedo galopaba sin cesar,
mientras en su corazón su inmenso amar;
el reflejo de alguien de  siempre soñar,
a pesar de la duda de realidad alcanzar.
La energía de la rabia de no poder hablar,
mientras en su pensamiento su comunicar;
la inmensa voluntad de objetivo lograr,
a pesar de las ganas de su silencio librar.
Y nada más noble que realidad abordar,
a pesar de los errores aprender sin cesar;
la intención firme del camino sobrellevar,
a pesar de todo … intentar a meta llegar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester