Seguidores

22 de junio de 2008

Desde aquel día

Durante aquel día
tú fuiste mi ángel y mi sol
fuiste la luna y el firmamento
fuiste quien llenó mi corazón.
Durante aquel día
nada fue controlado por el tiempo
ni nuestros suaves y húmedos labios,
ni nuestras miradas nada perdidas
ni nuestros extasiados suspiros.
Durante aquel día
fuiste el mejor amante,
ese placer hallado sin cordura
fuiste la llama viva encendida,
quien alivió mi furia desmedida.
Durante aquel día
tú y yo fuimos testigos del amor,
fuimos el placer prohibido
ahora permitido sin esa locura,
ahora regalo de la vida,
todavía nos deseamos aún los dos.
Desde aquel involvidable día,
la razón de nuestra vida
ha sido nuestro insaciable amor.
Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: