Seguidores

22 de junio de 2008

El río de una vida

De una cima alta yo nací
pues amor anidaba allí.
Comencé con caudal abundante
pero en mi curso secándome fui.
¿A qué mar llegaré al fin?
Si seco me voy tornando
a ningún mar podré llegar
mas será el fin de mi destino
que con cariño comencé a iniciar.
Mis propias lágrimas van fluyendo
y las del mundo que me dan al pasar
y si gota de lluvia cayera
así pudiera por fin poder llegar.
No me importa a qué mar llegue
No me importa ya el final.
Pues si lágrimas aplacase
mi meta llegaría a su final.
Pues si esperanza reflejase
siempre siempre habrá caudal.
Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: