Seguidores

22 de junio de 2008

Salud,
esa aliada que apenas se aprecia;
en cuyo regazo, el mejor regalo;
ese secreto que no siempre es hallado;
esa presencia que apenas se valora
cuando callada se encuentra;
su valor, cuando se ausenta.

Riqueza,
¿quizás valor, quizás vivencia?
Si tan sólo se aprecia su valor,
no es tan rico quien corre hacia ella;
si la riqueza es una gran vivencia,
¡afortunado quien la tenga
y quien luche por ella!

Amor,
ese camino que no tiene fin;
esa verdad de hondas huellas,
esas huellas que no dejan de existir.

Y esas huellas voy siguiendo:
La salud, tan individual y solitaria.
La riqueza tan oculta, tan interna.
El amor, caudal de cariño e ilusión.
Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: