Seguidores

22 de junio de 2008

Un dulce sueño

¡Que no se quede en un dulce sueño!
En mi sueño, reina la libertad y la paz,
no existe la pobreza, ni el maltrato ni la guerra.
No hay mujeres que lloran en soledad por sus desgracias,
ni niños que lloran mirando a ningún lugar.
¡Que no se quede en un dulce sueño!
En mi sueño, existe la amistad y la confianza,
la sinceridad y no palabras vacías que no son realidad.
Existe la belleza de las personas por su bondad y cariño,
la belleza de una naturaleza donde el fuego no la ha raído.
Pero no mas que eso... ¡un dulce sueño!
La realidad es que no existe nada de eso.
Con suerte, mucha suerte, existen personas sinceras
que están llenas de cariño y de bondad.
Encontrarlas, es el mayor tesoro de esta, esta realidad.
En la realidad existe la violencia, la maldad;
mujeres rotas de dolor en su soledad,
niños que lloran sin saber a quién mirar,
una naturaleza devorada por las llamas,
al igual que unas llamas de violencia que devoran
la humanidad con guerras difíciles de parar.
¡Ojalá mi sueño se hiciera realidad!
Entonces... entonces... ¿qué podría soñar?
Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: