Seguidores

1 de noviembre de 2008

Te fuiste de mi presencia

Te fuiste de mi presencia,
de mis deseos y de mi conciencia;
te fuiste, ... ¿realmente te fuiste?.
No. No es verdad que en mí no estás;
no es verdad que el cariño se pueda borrar;
no es verdad, que tus palabras, fueran hechas,
y que a mí, tú, tú no me dijeras la verdad.
Te fuiste de mi presencia,
pero te sigo añorando en la distancia,
en el recuerdo, en aquellos tiernos besos.
Te añoro en tus suaves y agradables susurros,
aquella mirada que nunca me dejaba.
Te fuiste de mi presencia, sí,
y yo, aquí, recuerdo tu compañía tan soñada,
tus palabras amigas y tus caricias tan anheladas;
pero no se han ido mis silencios en que yo gozaba.
Te fuiste de mi presencia, sí,
y yo, aquí, desde el tiempo y la distancia,
sigo extrañando ese placer y ese intenso momento,
ese fluir nuestras miradas y nuestras labios,
ese querer que ya no es un te quiero;
sigo extrañando que un momento fue eso...
... un esperado y soñado y grato momento.

Rosa Mª

No hay comentarios: