Seguidores

28 de junio de 2008

El ayer y el ahora

El ayer me sirve para el ahora;
para saber qué no he de hacer;
para vivir el momento presente,
un presente que no quiero perder.
El ayer me sirve para el ahora,
para intentar no volver al ayer,
pues mientras el antes lo viva,
el presente no tiene razón de ser.
El ayer me sirve para el ahora;
para errores no volver a cometer,
para encontrar en el nuevo día,
un camino intenso que recorrer.
El ayer me sirve para el ahora,
pero no para en él permanecer,
pues mientras él viva mi hora,
este instante deja de suceder.
El ayer me sirve para el ahora,
un ahora que no quiero perder,
pues el presente es el momento,
el momento que hay que vencer.
El ayer me sirve para el ahora,
mas el ahora es un gran amanecer,
porque si amanezco en el pasado,
no puedo el presente resolver.
El ayer me sirve para el ahora,
mas en el ahora quiero vencer,
porque si no lucho cada hora,
este instante acaba su renacer.
El ayer me sirve para el ahora,
para que nada deje de suceder,
porque cada instante que pierda,
ese instante no puede volver.

Autora: Rosa Mª

25 de junio de 2008

Y ahora llega la noche

Y ahora llega la noche;
ahora un nuevo suspirar;
ahora comienza el roce,
el roce de un nuevo soñar.
Y ahora llega la noche;
y el antes pasó sin cesar;
y ahora llega el goce,
el goce de un nuevo mirar.
Y ahora llega la noche;
y después no sé qué será;
mas hoy no deseo reproche,
de lo que el día deja ya.
Y ahora llega la noche;
y tras ella un nuevo mirar,
para corregir los errores,
que me permitan avanzar.
Y ahora llega la noche,
y con la noche la oscuridad
mas con el día se esconde,
el deseo de una oportunidad.
Y ahora llega la noche,
y llega momento de acabar,
mas cuando den las doce,
el día habrá pasado ya.

Autora: Rosa Mª

24 de junio de 2008

Ahora que el día se va

Ahora que el día se va,
ahora que amanece la noche,
ahora quiero no olvidar,
todos aquellos mis errores.
Ahora que el día se va,
ahora es hora de meditar,
para acabar con mis dudas,
y mañana de nuevo actuar.
Ahora que el día se va,
ahora es momento de soñar,
porque el día ya no vuelve,
y la noche es una realidad.
Ahora que el día se va,
ahora no quiero ya pensar,
pensar en un día largo,
porque ya corto es el final.
Ahora que el día se va,
ahora no deseo ya luchar,
ahora deseo mis sueños,
mis sueños en la libertad.
Ahora que el día se va,
ahora deseo un buen acabar,
poder descansar tranquila,
y mañana un mejor despertar.
Ahora que el día se va,
que no se puede volver atrás,
ahora...ahora deseo yo,
que asomes por mi ventana.
Ahora que el día se va,
ahora... ahora te busco yo,
para desearte lo mejor mañana.

Autora: Rosa Mª

Aun es tiempo

Sin saber qué hacer paso los días;
sin esperar nada, sin alegría;
sin tener confianza y con cobardía.
Aun es tiempo de comenzar de nuevo;
de alzar el vuelo en este instante;
de contagiar quizás, una sonrisa;
de coger las riendas de mi vida.
Aun es tiempo de barreras superar;
de aprender de cada error cometido;
de no tirar la toalla sin sentido;
de dejar que la vida deje de pasar.
Aun es tiempo de sueños alcanzar;
de tomar aquello que me dé vida;
de dejar de lado lo que me hace mal;
de tener la verdad y no la falsedad.
Aun es tiempo de personas acompañar;
no importa su edad ni su armonía;
sino que mi cariño les pueda llegar;
importa un instante de felicidad.
Aun es tiempo de ver el sol brillar;
mas importa verlo más por dentro;
para que la alegría pueda irradiar;
para que el dolor deje su momento.
Aun es tiempo de dejar la tristeza;
de aprovechar toda oportunidad;
de trabajar admirando la belleza,
que la vida nos da en cada mirar.
Sin saber cómo caminar paso la vida;
sin saber responder ante la duda;
sin temor a la soledad, fiel amiga

Autora: Rosa Mª

23 de junio de 2008

Ahora que llega la noche

Ahora que llega la noche,
ahora ya no quiero llorar,
pues el día ya ha pasado,
y lo hecho... hecho está.
Ahora que llega la noche,
ahora no quiero mirar atrás,
pues los instantes pasaron,
y yo me he dejado llevar.
Ahora que llega la noche,
ahora no me quiero quejar;
de mí dependió cada instante;
yo decidí si poderme quedar.
Ahora que llega la noche,
ahora no quiero echarme atrás,
pues aun siendo el día malo,
mañana otro día puede llegar.
Ahora que llega la noche,
ahora quiero poder soñar,
pues en mis sueños soy libre,
y sueño en poderlos alcanzar.
Ahora que llega la noche,
ahora quiero poder expresar,
que el día surgió en mi vida,
y eso... puede de nuevo pasar.

Autora: Rosa Mª

Cuando se acaba este día


Cuando se acaba este día,
es momento de recapacitar,
para ver lo conseguido,
o lo que mañana se puede lograr.
Cuando se acaba este día,
es momento de recapitular,
para saber si hay alegría,
o por ella hay que luchar.
Cuando se acaba este día,
es momento de reaccionar,
para aprender de los errores,
y poder virtudes alcanzar.
Cuando se acaba este día,
es momento de descansar,
para tomar aquellas fuerzas,
que hoy no se pudieron sacar.
Cuando se acaba este día,
es momento de despertar,
sí, despertar de una fantasía,
que no pudo hacerse realidad.
Cuando se acaba este día,
es momento para pensar,
para pensar que esta vida,
es una meta a lograr.
Cuando se acaba este día,
es momento para soñar,
para tener la esperanza,
de mañana un mejor despertar.
Autora: Rosa Mª

Ya se nos va este día


Ya se nos va este día
ya llega su final,
los rayos del sol cesaron,
pero no los de mi corazón.
Ya se nos va este día,
ya asoma el claro de luna,
y no hay estrella alguna,
que no ilumine tu mirada.
Ya se nos va este día,
ya lo hecho está guardado,
mas lo no realizado,
mañana será su oportunidad.
Ya se nos va este día,
ya es hora de descansar,
mas si tus sueños son ligeros,
sueña que algún día serán verdad.
Ya se nos va este día,
mas nada se puede hacer ya,
mas si puedes hacer algo,
es no dejar de soñar.
Ya se nos va este día,
ya se acabó esta oportunidad,
y mañana será un nuevo día,
un nuevo día para actuar.
Ya se nos va este día,
pero no mis ganas de estar,
estar en tu compañía,
y desearte un precioso despertar.
Autora: Rosa Mª

Y pasó de nuevo la noche

Y pasó de nuevo la noche,
y el hoy será lo que será,
pero de mí también depende,
lo que en él ocurrirá.
Y pasó de nuevo la noche,
mas soy yo quien ha de caminar,
mas todo el día por delante,
para poder de él gozar.
Y pasó de nuevo la noche,
y puedo hacer el día un mal,
o puedo caminar sin derroche,
y puedo obtener la paz.
Y pasó de nuevo la noche,
y puede que el sol salga ya,
mas puedo hacer del día noche,
y no ver nada en mi caminar.
Y pasó de nuevo la noche,
y nuevo día para experimentar,
mas si oportunidad no dejo,
tan sólo me podré quejar.
Y pasó de nuevo la noche,
mas hoy no quiero rutina ni mal,
mas ayer se borró en el instante,
en el instante de mi soñar.
Y pasó de nuevo la noche,
y no sé si esperanza o no hay,
pero sé que de mí depende,
el que cada segundo aproveche.
Y pasó de nuevo la noche,
mas este nuevo día es todo mío;
mas este día puede ser grande,
si yo hago por él un gran desafío.
Y llegó de nuevo el día,
y muchos pasos puedo ejecutar,
o puedo quedarme parada,
y hacer del día un simple pasar.
Autora: Rosa Mª

Junto a la soledad

Junto a la soledad me encuentro,
con el desengaño y el fracaso,
aun así quiero sacar fuerzas,
para llegar a buen puerto.
Junto a la soledad me encuentro,
compañera que no me falla,
con la que siempre me encuentro,
aun así quiero tener compañía,
compañía para alegrar mi silencio.
Junto a la soledad me encuentro,
junto a la soledad me refugio,
con la que siempre tengo sustento,
aun cuando triste me siento.
Junto a la soledad me encuentro,
con ella puedo quizás soñar,
soñar que la sinceridad existe,
porque ella no me puede dañar.
Junto a la soledad me encuentro,
con ella me puedo sincerar,
porque ella entiende mis penas,
aunque nada pueda hacer por curar.
Junto a la soledad me encuentro,
amiga íntima en quien confiar,
ella es mi fiel compañera,
y con ella me dejo estrechar.
Junto a la soledad me encuentro,
con el deseo de un nuevo despertar,
esperando estar siempre con ella,
porque al menos así lo puedo contar.
Junto a la soledad me encuentro,
la soledad me quiere abrazar,
y a nadie le niego un abrazo,
y más cuando deseo llorar.
Junto a la soledad me encuentro,
la soledad no me quiere engañar,
con ella me quedo ahora traquila,
y con ella te deseo una vida de paz.
Autora: Rosa Mª

... Y llegó de nuevo la noche

Y llegó de nuevo la noche,
y llegó el momento de reflexionar,
y aun siendo bueno o malo el día,
agradecida estoy por respirar.
Y llegó de nuevo la noche,
y llegó el momento de descansar,
y aun tranquilo o agotador el día,
agradecida estoy por volverlo a contar.
Y llegó de nuevo la noche,
y llegó el momento de soñar,
de soñar despierto o durmiendo,
agradecida estoy de poderlo realizar.
Y llegó de nuevo la noche,
y se fue el día con su sol,
un sol puede ser que externo,
o mejor de calor en el interior.
Y llegó de nuevo la noche,
y llegó el momento de la ilusión,
ilusión de un mejor mañana,
y de estar lleno el corazón.
Y llegó de nuevo la noche,
y se fue el día con su sol,
y llegó de nuevo la esperanza,
y se fue con el día la desilusión.
Y llegó de nuevo la noche,
y de nuevo con vosotros estoy,
para desearos un mejor mañana,
y con vosotros estoy en el corazón.
Autora: Rosa Mª

Asoma de nuevo la noche

Asoma de nuevo la noche,
un nuevo día se va ya,
pero no la esperanza,
de mañana de nuevo levantar.
Se esconde ya el día,
se oculta la tristeza y la mentira;
pero aparece un nuevo reflejo,
el reflejo del existir de la vida.
Asoma de nuevo la noche,
una lágrima quizás se va,
quizás sea una alegría,
lo que mañana iluminará.
Se esconde ya el día,
se oculta lo que no se puedo hacer,
mas aquello que se hubo logrado,
permanecerá para mañana volver.
Asoma de nuevo la noche,
asoma las ganas de creer,
creer que la amistad existe,
y que el cariño no deja de crecer.
Se esconde ya el día,
asoma de nuevo la noche,
mas los sueños no se pierden,
mas la esperanza tiene su armonía.
Autora: Rosa Mª

Ya se acaba este día


Ya se acaba este día,
ya los minutos pasaron,
pasaron las horas,
y mucho por terminar.
El día se acaba ahora, sí;
pero no mis ganas de soñar,
no mis fuerzas se debilitan,
para poder hacerlos realidad.
Ya se acaba este día,
ya el sol durmiendo está;
ahora son las estrellas,
las que iluminan mi oscuridad.
El día se acaba ahora, sí;
pero no mis deseos de caminar,
mas si mis pies están cansados,
descansaré para mañana comenzar.
Ya se acaba este día,
ya el sol no brilla ya,
pero en mi interior sí resplandece,
mis ganas de un mejor estar.
El día se acaba ahora, sí;
pero no mis anhelos de mejorar,
cambiar muchos de mis errores,
y acceder a virtudes consolidar.
Ya se acaba este día,
pero no la confianza y la verdad,
mas cuantos más días pasen,
mayor serán los lazos de amistad.
El día ya se acaba, sí;
pero con él no se acaba en mí,
mi cariño y mis buenos deseos para ti.

... Y tanto

...Y tantas palabras escuchadas,
y tantos sueños no realizados,
y tanta falsedad en las palabras,
y tanto odio y tanto llanto.
... Y tantos obstáculos hallados,
y tantas formas de salvarlos,
y tanto cuesta curar las heridas,
y tantas metas sin alcanzarlas.
... Y tantas sonrisas escondidas,
y tantos encantos ignorados,
y tantas cosas bellas no vistas,
y tantos pasos mal tomados.
... Y tanta vida por descubrir,
y tantas lecciones por aprender,
y tanto encanto por manifestar
y tantos recuerdos por morir.
... Y tanta vida es la que queda,
tantos los recursos que hallar,
tantas fantasías para ser felices,
tantos amigos que en ella hay.
... Y tantos pasos aun quedan,
tantos dones para poder ir,
tantos defectos que corregir,
y tantas virtudes que dejan,
una vida donde poder elegir.
... Y son tantos los momentos,
los instantes para no dejar ir,
... Y es tanta la esperanza,
la confianza de no llegar al fin,
que hay que vivir el día a día,
que hay que sentir con alegría.

Autora: Rosa Mª

Tarde lluviosa de domingo

Tarde lluviosa de domingo,
grisácea como mis pensamientos,
lejos de una meta a alcanzar,
no quiero que me abandones,
pues yo deseo contigo estar.
Tarde lluviosa de domingo,
tarde que dejo de nuevo pasar,
mas no quiero abandonar la vida,
sin que algo pueda dejar.
Tarde lluviosa de domingo,
no dejes mis lágrimas derramar,
mas llena mi interior de calor,
mas una luz deseo yo encontrar.
Tarde lluviosa de domingo,
¡cuánto anhelo tu calma hallar!;
¡cuánto deseo seguir tus pasos,
para no perderme en la oscuridad!.
Tarde lluviosa de domingo,
no quiero que me dejes sin más,
aunque el día no sea claro,
necesito tus pasos continuar.
Tarde lluviosa de domingo,
tarde en la que me puedo ilusionar;
tarde que nunca es tarde,
si quiero cada segundo aprovechar.
Autora: Rosa Mª

Me dirijo a ti


Me dirijo a ti, sí a ti,
que tienes el corazón abierto,
la sinceridad en tus puertas,
la esperanza de un mejor mañana,
y el deseo de con alguien estar.
Me dirijo a ti, sí a ti,
que necesitas de una sonrisa,
que ante tus pensamientos estás,
que sin palabras te encuentras,
y con ganas de una meta alcanzar.
Me dirijo a ti, sí a ti,
cuya alegría es contagiosa,
cuya luz alumbra mi caminar,
cuyas palabras son acciones,
que llevan a buen lugar.
Me dirijo a ti, sí a ti,
que día a día vas deprisa,
también a ti que lento vas,
para acompasar nuestros pasos,
y juntos poder a un lugar llegar.
Me dirijo a ti, sí a ti,
porque mi corazón así lo pide,
porque sóla sí puedo caminar,
pero hacerlo en tu compañía,
luz puede a la oscuridad dar.
Me dirijo a ti, sí a ti,
que si tu voluntad lo desea,
en mi corazón te quiero llevar.
Autora: Rosa Mª

Nuestra primera primavera

Amor, la primavera ha llegado;
¿quizás nuestra primavera?;
¿quizás nuestro comienzo?.
Amor... ¡cuánto te extraño!
Te llevo siempre conmigo;
y tú, amor, me llevas contigo.
No son ya sólo nuestras palabras;
ni nuestros delicados abrazos;
no es ya sólo tu cuerpo en el mío;
no son sólo susurros de encanto.
Amor... ¡somos libres de dejarnos!.
Pero mi corazón unido está al tuyo;
mis sentimientos a ti cercanos.
Quizás, sea nuestra primavera;
quizás, sea el principio de un algo;
quizás, ese algo es que nos amamos;
quizás, sea una señal de encanto.
Amor... ¡cuánto nos costó hallarnos!
Y ahora que nos tenemos, amor;
podemos seguir o perdernos;
pero la luz del cariño, amor;
es la que más guía nuestro camino
y por la cual tú y yo nos hallamos.
Amor... ¡tú y yo nos hemos encontrado!
No perdamos la luz de nuestras vidas,
no dejemos de mostrar nuestra ternura.
Autora: Rosa Mª

Amor perdido, amor soñado

Amor perdido, amor soñado;
ya no formamos dos en uno;
ya no nos damos la mano;
hemos perdido lo anhelado,
algo nos ha estado pasando.
¿Que es lo que ha pasado?;
¿acaso no nos necesitamos?
¿podrás vivir más sin mí?
¿podré despertarme sin tí?.
Amor perdido, amor soñado;
¿acaso no nos hemos dado?;
¿acaso fue todo algo falso?;
¿y tus palabras de aliento?;
¿y mis susurros tan tiernos?.
Ya no podré amar como amo;
no podré besar otros labios;
¿cómo será la vida sin ti?;
¿cómo podré amar si te amo?.
Amor perdido, amor soñado;
ya es la hora de partir;
ya es hora de separarnos;
nuestro amor se ha quebrado;
nuestro sustento acabado.
Si en verdad no nos amamos,
¿para qué fingir y mentir?;
nuestro comienzo fue tierno;
nuestros corazones sinceros.
Amor perdido, amor soñado;
ya llega nuestra despedida;
ya nada nos une ni nos ata;
es mejor así nuestro camino;
aunque duela lo que dejamos.
No quiero depender de nadie;
no quiero clamarte cariño;
no quiero que me retengas;
nuestra luz se ha apagado.
Amor perdido, amor soñado;
no quiero sufrir un día más;
quiero tener un amor sincero;
quizás nuestro amor fue sueño;
quizás ningún día nos amamos.
Hemos caminado algo juntos;
ahora ya sólos nos hallamos;
sin fuerzas para continuar;
desearía ser amada y amar.

Autora: Rosa Mª

Cada nuevo día


Cada nuevo día es un regalo;
es una llave de oportunidad;
oportunidad para disfrutar
o para derrochar.
Cada nuevo día es una dicha;
es una dicha para contar;
para contar penas o alegrías
o para en la soledad callar.
Cada nuevo día es un sustento;
es un obstáculo a salvar;
a salvar las dificultades
o quedarse con pena y llorar.
Cada nuevo día es una melodía;
es una canción para cantar;
para cantar con alegría
o para con tristeza silenciar.
Cada nuevo día es un mundo;
es un universo de felicidad;
una felicidad que se obtiene
si con cariño deseas llegar.
Cada nuevo día es una maravilla;
una maravilla para admirar;
para admirar nuevos horizontes;
horizontes dignos de dicha.
Cada nuevo día es un enigma;
un enigma que comienza al despertar;
un despertar lleno de esperanza;
una esperanza que alcanzar.
Cada nuevo día es una puerta;
una puerta hacia la prosperidad;
depende si queremos abrirla;
o dejarla cerrarla sin más.
Cada nuevo día es un hueco;
es un hueco que rellenar;
y será mejor de amor llenarlo
y así con dicha poder llegar.
Autora: Rosa Mª

No quiero verte triste, amor

Amor, ¿te has marchado?
¿acaso te has ausentado?
No me dejes sin ti, amor,
que tras tus huellas camino
y veo reflejada la ilusión.
Amor, ¿me has olvidado?
¿acaso te hice yo algo?
No te vayas sin mi, amor,
que tras tus pasos yo sigo
y miro con esperanza el hoy.
Amor, ¿te has perdido?
¿acaso tan lejos me hallo?
No te alejes de mi, amor,
que a oscuras me dejas
y sigo la luz de tus pasos.
Amor, ¿te has enfadado?
¿acaso te sientes abandonado?
No te vuelvas contra mi, amor,
que no soportaría tu llanto
y muy triste me quedaría yo.
Amor, ¿ te sientes sólo?¿sólo te sientes, tú, amor?
A ti no quiero ver triste, amor;
porque mi corazón se rompe
y todo cuanto en ti he crecido,
sería en vano si te derrumbas.
Amor, ¿me dejas ir contigo?
¿puedo darte compañía?
Si es así, amor, no dudes,
que a ti conmigo quiero tenerte
y contigo voy con tu melodía.
Amor, no quiero verte triste,
quiero hallarme junto a ti,
dejar en ti una sonrisa.
Amor, no quiero verte triste;
quiero ver cómo creces y vives
para estar siempre en armonía.
Autora: Rosa Mª

Gracias, vida

Gracias, vida, por estar conmigo;
por estar un día más a mi lado;
por estar todavía a tu abrigo;
y por darme ahora la mano.
Gracias, vida, por ser mi aliada;
por hacer de tus huellas una meta;
por amar y poder ser amada;
por encontrar cada día tu mirada.
Gracias, vida, por tu melodía;
por cantar este día al amanecer;
por recuperar tu alegría
y brillar con estrellas en el anochecer.
Gracias vida, por darme tu mano;
por cogerme cuando ya ni te quería;
por alumbrar la sombra que me entorpecía;
porque sé que esta vida no es en vano.
Gracias vida, por darme cuanto tengo;
por ofrecerme la posibilidad de ser feliz;
porque soy libre de ser o no infeliz;
porque todo tiene sus más y sus menos.
Gracias vida, por no estar ausente;
porque sin ti, vida, ahora no estaría;
por contigo, vida, ahora estoy presente;
porque sin ti, vida, no sé qué haría.
Gracias, vida, porque te siento;
siento mi corazón palpitar;
mas todos mis sentidos tengo,
y no los quiero desperdiciar.
Gracias, vida, yo te quiero;
gracias por darme otra oportunidad;
mas si la desperdicio;
este segundo no volverá a pasar.
Gracias, vida por estar conmigo;
gracias por a mi corazón escuchar
mas si me dejas por algún motivo
que no sea por dejar de luchar.
Autora: Rosa Mª

Ya no me vale...


Ya no me vale pensar en el ayer
pues ya no puedo actuar en el pasado
y lo que ahora pueda hacer
es lo que quedará grabado.
Ya no me vale quejarme sin hacer
pues de nada sirve sólo el lamento
y lo que ahora pueda obtener
es lo que me permitirá mi sustento.
Ya no me vale actuar sin pensar
pues a malas consecuencias lleva
y lo que la lógica me pueda ayudar
es lo que más beneficios me traerá.
Ya no me vale lamentarme ni llorar
pues a buen puerto no llego
y las lágrimas que pueda arrojar
a nadie podrán ayudar.
Ya no me vale vivir sin alegría
pues a alguien podré rescatar
y es ese rescate de paz y de dicha
permite a mi corazón libre llenar.
Autora: Rosa Mª

No quiero

No quiero verte llorar
a no ser de alegría,
quiero verte despertar
deseando el nuevo día.
No quiero verte sufrir
ni un sólo instante,
quiero verte reir
aunque no sea constante.
No quiero verte desistir
ni un sólo momento,
pues es mejor resistir,
aunque cueste un lamento.
No quiero verte parar
a no ser de felicidad,
quiero verte soñar,
deseando tu tranquilidad.
Autora: Rosa Mª

Quiero recordar


Quiero recordar nuestros primeros besos,
nuestras tardes de amor y desengaños,
nuestras miradas perdidas,
nuestras palabras añadidas.
Quiero recordar nuestro primer abrazo,
cuando tú suavemente me abrazabas,
y yo, con mis brazos, te deseaba;
cuando ambos mutuamente nos mirábamos.
Quiero recordar nuestros primeros susurros,
nuestras primeras palabras de amor,
nuestros primeros pensamientos de deseo,
nuestras primeras miradas de calor.
Quiero recordar nuestro primer encuentro,
cuanto tú y yo apenas nos conocíamos,
y yo, con mi aliento, te envolvía en un beso;
cuando ambos mutuamente nos alumbrábamos.
Quiero recordar... quiero y no puedo;
y es que mi amor, tan cercanos están tus besos,
tan próximos y profundos nuestos abrazos,
que mi amor, no puedo añorar lo todavía no dejado.
Autora: Rosa Mª

Te quiero

Te quiero no me preguntes porqué
sin saber causa ni motivo,
mas la causa no la sé,
pero dentro de mí hay cariño.
Te quiero sin saber tu nombre
sin saber ni dónde habitas,
mas si la verdad es mi duende
no te dejaré noche ni día.
Te quiero aun en la distancia,
sin que la lejanía sea pausa,
mas si tú quieres mi compañía,
te la doy sin carga alguna.
Te quiero pero no sé porqué,
sin causar temor ni abandono
mas si quisieras responder
tienes que querer tan sólo.
Autora: Rosa Mª

Junto a ti

Junto a tu lado soy feliz,
no importa la distancia,
pero contigo... quiero vivir;
quiero vivir con esperanza.
Junto a tu lado tengo tu mano,
tú tienes la mía,
y sin mirar el pasado,
caminamos con alegría.
Junto a tu lado estoy ahora,
junto a ti me hallo con voluntad,
mas si tú conmigo no quisieras,
tan sólo tienes que abandonar.
Junto a tu lado estoy ahora,
junto a ti me quiero encontrar,
mas lejos de ti no me marcho,
por si conmigo te quieres hallar.
Autora: Rosa Mª

De corazón

Soy una mujer entera,
no partes que puedas disfrutar,
mas si a mi te acercas,
a toda ella tendrás que aceptar.
Soy una mujer sensible,
no a la que todo le da igual,
mas si palabras me susurras,
por favor que sean de verdad.
Soy una mujer madura,
no una niña esperando un amor,
mas si amor me ofrecieras,
por favor... que sea con el corazón.
Soy una mujer completa,
no unos sentidos sensibles a la ilusión,
mas si me ofreces tu cariño,
por favor... no hagas pedazos mi corazón.
Autora: Rosa Mª

Que...

Que nunca me falte la palabra,
que siempre lleve conmigo al amor,
que nunca me dé por vencida en las cosas,
que siempre tenga sentido del humor.
Que nunca me falte la sonrisa,
que siempre la esperanza esté en mi interior,
que nunca deje de ser sincera,
que siempre se halle conmigo la ilusión.
Que nunca me falte esa estrella,
esa estrella de la sinceridad y el amor,
que siempre tenga a mi lado,
la esperanza de un mañana mejor.
Autora: Rosa Mª

Amor, ven conmigo


Amor, gracias por estar conmigo,
gracias por prestarme tu compañía,
y no marchitarte en la lejanía.
Amor, ven conmigo, despacio,
y no te vayas rápido.
Quédate por mucho tiempo conmigo;
porque sin ti, amor,
yo no sé cómo respondería.
Amor, gracias por estar conmigo,
porque eres lo que más necesito,
porque eres lo que más deseo dar,
porque sin tí en mi corazón,
¿a quién podría yo hablar?
Amor, ven conmigo, despacio,
y no te vayas rápido.
Quédate por mucho tiempo conmigo;
porque contigo, amor,
la vida tiene sentido;
porque contigo, amor,
a cada uno llevo conmigo.
Amor, gracias por estar conmigo,
porque gracias a ti, amor,
puedo caminar con luz y cariño.
No me dejes nunca amor,
que me dolería no poder querer;
no me dejes nunca amor,
pues deseo estés siempre en mi corazón.
Autora: Rosa Mª

Si me quieres...

Si me quieres,
camina junto a mí,
ni delante ni detrás;
camina dándome la mano
e iluminando mi oscuridad.
Si me quieres,
no busques en mí sólo el sexo,
busca más allá, que es fantástico,
y que mucho más placer da.
Si me quieres,
déjame llorar en tu hombro,
no me dejes en mi soledad;
dame sobretodo tu amistad.
Si me quieres,
no me digas cosas bonitas,
házmelas saber en la realidad;
que las palabras sean hechos
y los hechos para nunca querer olvidar.
Si me quieres,
no me dejes la puerta entreabierta,
ábremela de par en par,
para que entre sin miedo alguno,
para que pueda ver lo que dentro hay.
Si me quieres,
aparta la falsedad y la mentira,
toma la sinceridad y el cariño,
para que juntos,
sigan al amor como destino.
Autora: Rosa Mª

Sin ti, amor

Amor, sueño despierta,
sueño lo que hubiéramos sido tú y yo;
ahora ya no somos dos en uno
ahora cada uno viaja en su interior.
Amor, vivo soñando,
en que algún día te habré hallado;
mas no quiero ser mujer poseída
mas quiero amar y ser amada.
Amor, ¿me estás escuchando?
no miro ya a mi corazón, triste y vacío,
miro hacia la esperanza y la ilusión.
Amor, ¿existes realmente?
no sé en qué lugar te has metido;
mas no busco ya el poder tenerte.
Amor, ¿sabes que amor busco?
no el de risas y palabras inocentes;
no el de susurros cálidos del instante;
no el de caricias y lamentos.
Amor, te busco más allá de la caricia,
más allá de un roce cuerpo a cuerpo,
de una mirada cálida,
de un beso por todo el cuerpo.
Amor, te busco donde nadie busca,
quizás por eso no te halle,
pero sé que el día que te encuentre,
mi corazón estará pleno y radiante.
Amor, no me dejes sola,
porque mi vida sin tí, está rota.
Autora: Rosa Mª

No dejes pasar

No dejes pasar el día de hoy
pensando en lo que mañana será;
date la oportunidad de triunfar,
y caminar hacia la felicidad.
No dejes pasar un sólo día,
sin aprovechar cada instante de tu respirar,
pues cada segundo que acontece,
es la historia de tu presente ya.
No dejes pasar el día de hoy
sin saber del hoy una cosa más,
déjate llevar por la motivación y la armonía,
que es el motor de la vida.
No dejes pasar un sólo día,
contando los días que han pasado ya,
mas no mires los que faltan,
porque cuando menos lo esperes,
de tu mano se habrán ido ya.
No dejes pasar el día de hoy,
no dejes pasar un sólo día,
sin abrir nada tu corazón.
Autora: Rosa Mª

Tú eres muy importante para mí

¿Sabías que eres importante para mí?
¿Sabías que significa mucho tu presencia?
Tú, eres muy importante para mí,
estés como estés, no importa tus circunstancias.
Si estás alegre, tu sonrisa me ilumina,
si estás triste, haces que vaya hacia ti.
Si estás fuerte, me acompaña tu fortaleza,
si estás débil, mis fuerzas hacia tí van.
Si estás sólo, mi compañía aplaca tu soledad,
tus lágrimas dejan de ser fuente,
y tu armonía puede empezar a brillar.
Si estás acompañado, la compañía nunca sobra,
si estás alegre, más lo estarás,
y tu compañía bien hallada será.
Tú eres importante para mí,
muy importante, porque vives,
porque respiras y porque sientes.
Tú eres muy importante para mí,
porque tú, al igual que yo,
tienes un corazón,
un corazón para llenarlo de amor.

¿Todavía no lo sabes?

¿Todavía no lo sabes?
¿No sabes que desde otro lado de la pantalla,
alguien está por ti velando?
¿No sabes que a través de este internet,
con alguien estás realmente hablando?
¿No sabes que desde la lejanía,
el espacio se torna cercano?
¿No sabes que se establecen vínculos,
vínculos que nos hacen muy humanos?
¿Todavía no lo sabes?
¿No sabes que desde la lejanía,
por tí yo estoy velando,
que deseo tu alegría,
que tu soledad se convierta en compañía?.
¿No sabes que esto es para tí,
sí, para tí, que ríes o lloras,
para tí, que frente a frente no estás,
pero que si lees estas letras,
es porque junto a mí te quieres hallar?
¿Todavía no sabes... no sabes...
que tu alegría y tu armonía
son luz en mi soledad?
¿Todavía no sabes... no sabes...
que tu sonrisa y tu respuesta,
en un rincón del alma están?
¿Todavía no sabes... no sabes...
que junto a ti me quiero hallar?
Autora: Rosa Mª

Quizás

Vuelve a mí, amor,
amor en el sentido amplio,
no ese amor platónico e interesado.
Vuelve a mí, esperanza,
contigo puedo caminar,
contigo voy donde me pide el alma.
Vuelve a mí, confianza,
contigo hay mucha armonía,
armonía que ya no hallo.
Hacia tí amor, me dirijo,
porque te quiero encontrar,
no sé dónde te hallas,
pero, aunque perdida,
deseo contigo estar.
Hacia tí esperanza, camino,
porque sin tí no hay vida,
porque contigo existe una sonrisa.
Hacia ti confianza, camino,
porque contigo el cariño y la amistad,
porque contigo... contigo puedo respirar.
Ahora,..., ahora camino sin luz,
con mucha oscuridad;
pero sé que con ese amor, confianza y esperanza
quizás la vida, un mejor despertar pueda mostrar.
Autora: Rosa Mª

Existo

Existo a pesar de los temores,
de cuantos obstáculos se interponen,
de cuantas metas no conseguidas,
de anhelos y añoranzas.
Existo a pesar de las dificultades,
de los retos no conseguidos,
de lágrimas derramadas,
de sueños no realizados.
Existo a pesar de mi pesimismo,
de la falta de ilusiones,
de la soledad que me acompaña,
de la sinceridad de mi tristeza.
Existo porque tengo un corazón que late,
un corazón que siente,
un corazón que quiere,
un corazón que desea tu alegría,
un corazón que a su lado quiere verte.
Autora: Rosa Mª

Al verdadero amor

Amor, que llegaste a mi corazón,
despertaste en mí la caja de la ilusión.
Amor, ¿es tu llamada la que me despierta?
¿es tu encuentro el oportuno?.
Tal vez, amor, no llegue a ti nunca;
tal vez, nos cruzamos sin darnos cuenta;
tal vez, si tú y yo estuvimos juntos,
tal vez, si ahora estás junto a mí,
es por lo que estoy junto a ti.
Amor, ¿quieres caminar conmigo?;
¿acaso nos hemos cruzado alguna vez?;
¿acaso me buscas o te he buscado?.
Amor, dame tu mano;
toma la mía,
porque en cualquier caso,
nuestra soledad se hallará perdida.
Amor, no me sueltes nunca,
porque en tu ausencia,
vació quedará mi corazón.
Autora: Rosa Mª

22 de junio de 2008

Quiero escribir para ti

Quiero escribir para ti,
que estás esperando una palabra,
que estás en tu soledad
que quiero compartir mi compañía.
Quiero escribir para ti,
que estás cansado o triste,
que estás esperando amistad,
que buscas sinceridad en las palabras,
que te ha hecho mucho daño la falsedad.
Quiero escribir para ti,
porque tienes, como yo,
un corazón alegre o triste,
pero digno de compañía,
Quiero escribir para ti,
porque tú, como yo,
aprecias el cariño y el amor;
porque tú, al igual que yo,
nos gusta un momento de compañía.
Autora: Rosa Mª

Palabras al amor

Amor, ¿dónde estás?
El amor no es sólo un "te quiero";
el amor son hechos, no palabras,
hechos que perduran en el tiempo.
Amor, ¿te has ido?
No importa, amor, lo prefiero.
Prefiero un adiós a tiempo
que perdure un cariño falso.
Amor, ve, ve donde tú quieras.
Yo me quedo aquí, sóla, vacía.
No importa, prefiero el dolor a tiempo
que un cariño irreal y vacío.
Amor, ya no sé si existes
pero si acaso lo hiceras
recuerda, amor, que aquí, en silencio,
hay un corazón vacío y entristecido.
Quizás, amor, con el paso del tiempo,
tú y yo lleguemos a un encuentro.
Autora: Rosa Mª

Poema al amor

No digas, amor, que la felicidad existe
sin la confianza que nos tenemos tú y yo;
sin nuestros besos de día y de noche;
sin nuestras caricias, nuestro esfuerzo.
Di, amor, que el día a día es precioso;
que contigo hay sol aunque esté lluvioso;
que hacia tí la esperanza y la dicha,
hacia tí todo cuanto esté lleno de vida.
No digas, amor, que el silencio existe;
porque contigo el silencio es alegría,
porque contigo es fuente de caricias.
Di, amor, que la vida tiene sentido,
que tu mirada se funde en la mía,
y que tus palabras y tu comprensión,
hacen la mejor dicha de este día.
Autora: Rosa Mª

¿Cómo no te escuché?

¿Cómo no te escuché?
Tan absorta estaba en palabras,
tan ciega en verte,
tan sorda cuando gritabas,
tan muda para comunicarme.
¿Cómo no te escuché?
¡Me gritaste tantas veces!
Tan lejana te hice de mi,
cuando tú te hallas en mí,
tan dentro de mí te encuentras,
que absorta, entre las palabras,
dejé que te fueras sin hallarte.
¿Cómo no te escuché?
Tan sólo tenía que mirar dentro de mí,
para darme cuenta que tengo corazón,
tengo mi propio pensamiento,
y soy libre de elegir el camino al que voy.
¿Cómo no te escuche, corazón?.
Es posible, todavía no sea tarde.
¡Tantos sentidos que tengo,
que ahora, con el alma te siento!.
No te escuche, corazón.
Pero ahora soy yo misma respondo,
que jamás jamás te irás sin mi.
Autora: Rosa Mª

Amor, sigamos juntos

Amor, seguimos juntos,
juntos en los lazos de nuestra unión.
Amor, no niegues que me quieres,
ahora no, mi amor.
Nuestros cuerpos ya forman sólo uno,
nuestras caricias son cada vez más profundas,
nuestros besos... nuestros besos, ¡cuántos!
y nosotros, amor, nos compenetramos.
Amor, seguimos juntos,
juntos en los lazos de nuestra unión.
No hace falta que nos miremos,
no nos hacen falta palabras de aliento.
Nos tenemos, nos queremos.
Amor, no dejes seca nuestra fuente,
que por mí, amor, siempre fluirá amor.
No dejes que alguien impida nuestra suerte,
que por mí, la suerte estará siempre a tu lado.
Amor, no dejes que fluyan las lágrimas,
que por mí, una sonrisa siempre en tí correrá.
No dejes que tras la noche todo se acabe
que por mí, el amor y el día reñidos no están.
Amor, seguimos juntos,
juntos en los lazos de nuestra unión.
Amor, no dejes que la tristeza nos invada
que por mí, la alegría junto a ti se halla.
No nos dejemos amor,
sigamos atando nuestos lazos de unión,
que por mí, amor mío,
tan sólo la muerte, hará que de ti me separe.
Amor, sigamos juntos,
juntos en nuestros lazos de unión.
Autora: Rosa Mª

Carta a mí misma

Esta carta va dirigida hacia una persona llena de miedos y de dudas, hacia una persona cansada ya de la vida, pero que no deja de luchar por la misma.
Esta carta está pensada para sacar fuerzas donde no hay, cuando ya nada tiene sentido, cuando es difícil seguir luchando por sobrevivir, cuando no existen ya sueños o,
si existen, es muy difícil o imposible hacerlos realidad.
Esta carta está dirigida hacia una persona que siempre ha caminado sola sin luz y alegría, sin esperanza, sin comprensión, sin que la confianza y la amistad la acompañasen. Y son las que actualmente definen su presente, pero un presente que puede cambiar con una inmensa fuerza de voluntad.
No hay respuesta para el sentido de la vida, el sentido que esa persona triste y solitaria intenta emprender en su nueva jornada. No importa tampoco el saberlo. O si importa, pero no para marcar constantemente su presente. ¿De qué sirve lamentarse?. ¿Para qué?. Cierto es que alivia: llorar, implorar lo sola que se encuentra la persona, expresar lo muy cansada que se está, repetir una y otra lo que se ha padecido ya.
Pero... ¿se puede vivir el presente de esta manera, recordando únicamente el pasado para lamentarse y seguir viviendo en él?. Estas palabras salen de una persona que se ha visto a sí misma triste y solitaria, sí, pero que no quiere anclarse a ese su pasado, a ese pasado que siempre le ha llevado a pensar en dejar de existir.
¿De qué sirve quejarse? ¿A qué buen puerto puede llevar?.
De nada sirve anclarse al pasado como escudo para no luchar en el presente. El presente es crudo y difícil, es cierto, pero la única arma para hacerlo más cálido y fácil es la lucha. Sí, ¡luchar, luchar!.
Esta carta es la reflexión sobre algo tan difícil como es la lucha. Y la lucha cansa... sobre todo cuando no se tiene todo a favor, cuando se lucha a ciegas, como si los ojos no quisieran abrirse y no enfrentarse a la realidad.
No es bueno anclarse en el lamento, en la súplica. Porque sólo sirven para alejarse más de la ayuda y ganar el tiempo de derrota.
Estas palabras están dirigidas hacia una persona que ya ha perdido demasiado tiempo en su vida, demasiados años, y que se angustia por su sentido de la vida. Y cuanto más se rinde, más tiempo vuelve a perder en la vida.
La persona a quien va diriga esta carta, es una persona libre de elegir entre vivir el presente, sí, a partir de su pasado, porque el pasado está ahí; pero no para anclarse en él y lamentarse sino para, a partir de él, no caer en los mismos errores en los que se cayó. Y no desear un futuro incierto ni soñar en cosas que tal vez no puedan hacerse realidad, y ya se vuelva a perder el norte de este presente.
La voluntad es algo muy constante en la persona a quien va dirigida esta carta. Aunque en ocasiones parezca que no se halle en ella, aunque la misma persona a quien me dirijo crea que la ha abandonado.
Y, sobre todo, es ella misma quien ha de elegir, decidirse, salir adelante. Hasta ahora, esa persona se ha aferrado a no elegir, a dejarse llevar, simplemente dejarse llevar. Claro que ha sido más cómodo en un principio, pero lamentable en la presente realidad.
Estas palabras no sirven quizás de nada, pero quizás la persona que las lee, que puede ser ella misma, se dé cuenta del grave error que ya ha cometido en su pasado y ha sido no luchar. Ahora es el momento de continuar luchando, de seguir en el camino, de no dejarse vencer.
Me dirijo hacia una persona derrotada, llena de miedos, una persona que ya ha perdido muchos años de su vida, muchas experiencias, pero que es ella misma quien debe decidir si seguir el camino de la derrota o sacar fuerzas para que asome ya la victoria. Está en ella misma, en su interior, la posibilidad de elegir un camino u otro. Y tengo la confianza de que algún día, esta persona, podrá escribir llena de optimismo, optimismo del que ahora carece pues no sabe ni lo que eso significa al igual que otras muchísimas cosas imprescindibles que ignora y carece.
No importa que el tiempo haya pasado. Importa no perder un segundo más del que ahora acontece.
Espero y deseo que esa persona, recuerde que la que le escribe, luche cada nuevo día y por fin algún día gane a la derrota, ya que la tristeza le invade. Que deje ya de lamentarse, que sepa aprovechar la ayuda que ahora tiene y que no tuvo y que algún día, espero, las dos puedan ser grandes amigas.

Autora: Rosa Mª

Ahora, únicamente ahora

No quiero alejarme de este presente,
no quiero vivir momentos ya no encontrados,
ni aquellos que todavía están por llegar.
No puedo oler aquel perfume que tanto agradaba,
ni comer aquel pan de leña recién sacado,
ni ponerme aquel vestido que me gustaba,
ni ser la niña, ni la soñadora que algo anhelaba.
Ahora puedo, a través de mis errores,
de todo aquellos que he dejado pasar,
de la carencia de afecto y de sueños,
ahora... puedo empezar a caminar.
Ahora puedo decidir si me vuelvo a parar,
o vivo el instante del día que está,
si me quedo en el recuerdo que a nada lleva,
o sueño despierta con lo que pueda o no pasar.
Ahora ... ahora no quiero pensar,
no quiero anhelar nada,
quiero vivir conforme a mi realidad,
aceptar y asumir la realidad que me toca,
y tratar de no pasar el tiempo sin actuar,
sin recordar algo que ya no sucede,
sin anhelar cosas que a saber si ocurrirán.
No quiero alejarme de este presente,
de este presente que no está ausente,
ni por no haber sucedido,
ni porque no sucederá.
Ahora, simplemente ahora...
soy la persona que lucha en el instante.
Ahora, en este instante, puedo decir...
Gracias, por compartir este mi instante.
No importa el antes ni el después:
ahora, únicamente ahora, estoy presente.
Autora: Rosa Mª

La mujer que soy

No voy a abandonarme a mi misma, por ti.
No voy a ser solo el ideal de tus deseos,
la dulzura de una noche de amor y ternura.
No voy a abandonarme a mi misma, por ti.
Voy a ser la mujer que soy y que te ama,
la que precisa de tus besos y tu mirada,
la que desea tu cuerpo y tus suaves caricias,
la que yace junto a ti sin esperar la mañana.
Voy a ser la mujer que te ama, sí, la que desea;
pero no solamente en la noche mágica,
no solo cuando deseas tú mi cálido cuerpo,
no solo en esos instantes de intenso deseo.
No se apaga en mí la llama de la pasión,
el que tu cuerpo y el mío se busquen, se hallen,
el sentir tus tiernas caricias, tus labios, tu mirada.
Soy la mujer que espera, por la mañana,
palabras de comprensión, palabras de ayuda,
esa mirada que tan sólo es posible en la noche,
esas caricias que tan intensas son entonces,
ese beso, que tan poco tiempo cuesta,
ese Te quiero cuando más lo necesito.
Voy a ser la mujer que te ama, sí, la que desea;
pero no solamente en la noche mágica,
pero no la que espera durante el día la noche,
sino la mujer que recibe tu cariño sin esperar,
la mujer que es la misma durante el día.
Yo no voy a esperar a la noche, para amarte.
El amor, tu amor, en cualquier momento.
Para ti, quizás, el amor no sea mas que un instante.
Quiero ser una mujer plena, entera,
y no sólo ser un instante de amor en la noche.
Autora: Rosa Mª

Extraños en la noche

Extraños fuimos en la noche,
como si jamás nos hubiéramos visto,
como si jamás nos hubiéramos tocado,
como si nunca nos hubiéramos besado.
Extrañas son esas caricias
que buscan rincones insospechados,
esas manos que jamás había sentido,
esos labios cálidos sobre mi piel fría.
Tus caricias cada vez más dulces,
nuestros cuerpos más intensamente unidos,
nuestros labios no buscan solo otros labios,
sino la intimidad de algo todavía no hallado.
Nuestros cuerpos se buscan, extraños,
como nunca jamás se hubieran fusionado,
cual dos seres que desean lo indeseado.
¡Que extraños en la noche!
¡Qué dulce realidad que no pase la noche!
¡Qué gran misterio es la vida del amor!
¡·Extraños en la noche, muy extraños!
¿Será que durante el día nos encontramos?
Sigamos siendo extraños en la noche,
para que la llama de la pasión tenga fuerza,
y tras nuestra intensa extraña y nueva noche,
volvamos a sentirnos más cercanos en el amor.
¡Qué extraños somos en la noche!
¡Cuan grande sentimos cada vez el amor!
Autora: Rosa Mª

Un dulce sueño

¡Que no se quede en un dulce sueño!
En mi sueño, reina la libertad y la paz,
no existe la pobreza, ni el maltrato ni la guerra.
No hay mujeres que lloran en soledad por sus desgracias,
ni niños que lloran mirando a ningún lugar.
¡Que no se quede en un dulce sueño!
En mi sueño, existe la amistad y la confianza,
la sinceridad y no palabras vacías que no son realidad.
Existe la belleza de las personas por su bondad y cariño,
la belleza de una naturaleza donde el fuego no la ha raído.
Pero no mas que eso... ¡un dulce sueño!
La realidad es que no existe nada de eso.
Con suerte, mucha suerte, existen personas sinceras
que están llenas de cariño y de bondad.
Encontrarlas, es el mayor tesoro de esta, esta realidad.
En la realidad existe la violencia, la maldad;
mujeres rotas de dolor en su soledad,
niños que lloran sin saber a quién mirar,
una naturaleza devorada por las llamas,
al igual que unas llamas de violencia que devoran
la humanidad con guerras difíciles de parar.
¡Ojalá mi sueño se hiciera realidad!
Entonces... entonces... ¿qué podría soñar?
Autora: Rosa Mª

¿Sabías que...?

¿Sabías que por estar ahí
tienes mucha importancia para mí?
¿Sabías que cuanto expresas
no sólo son las palabras que escribes,
sino el corazón que detrás hay en ellas?
¿Sabías que cuando leo tus mensajes,
intento comprender a esa persona
que tras ese nick realmente se esconde?
¿Sabías que aunque no esté a tu lado,
aunque de nada nos conozcamos,
deseo que en este día que comienza,
halles esperanza, armonía y confianza?
¿Aprecias la importancia de tu compañía?
Poque si no lo sabías, sí, tú, tu presencia,
tiene mucha importancia para mí.
Autora: Rosa Mª

Desde aquel día

Durante aquel día
tú fuiste mi ángel y mi sol
fuiste la luna y el firmamento
fuiste quien llenó mi corazón.
Durante aquel día
nada fue controlado por el tiempo
ni nuestros suaves y húmedos labios,
ni nuestras miradas nada perdidas
ni nuestros extasiados suspiros.
Durante aquel día
fuiste el mejor amante,
ese placer hallado sin cordura
fuiste la llama viva encendida,
quien alivió mi furia desmedida.
Durante aquel día
tú y yo fuimos testigos del amor,
fuimos el placer prohibido
ahora permitido sin esa locura,
ahora regalo de la vida,
todavía nos deseamos aún los dos.
Desde aquel involvidable día,
la razón de nuestra vida
ha sido nuestro insaciable amor.
Autora: Rosa Mª

Estoy aprendiendo

Estoy aprendiendo
que cada nuevo día es diferente,
que uno mismo es quien lo hace cotidiano,
que puede verse la luz en medio de la gran tiniebla
que es posible ver la razón de la vida,
que vale la pena luchar.
Estoy aprendiendo
que, aunque con pocas posibilidades me vea,
una sonrisa es posible hacerla llegar,
es posible que una palabra amiga,
a alguien le pueda hace cambiar.
Estoy aprendiendo
que, hace falta valorar lo que más cercano está
que no es necesario cruzar las fronteras,
para a personas hacer sentimientos llegar,
que todo en esta vida,
nos acontece o no, por un posible llegar.
Estoy aprendiendo
que, en este nuestro mundo tan diferente,
existe gente que sí que tiene humanidad,
que no todo el maldad ni falsedad,
que es posible encontrar la esperanza,
y así, no todo oscuro encontrar.
Estoy aprendiendo,
estoy aprendiendo no importa a qué edad,
estoy aprendiendo,
que hasta el momento de la muerte,
es posible y es necesario querer hallar,
un vivir con ilusión y cariño,
una existencia que huellas detrás puedan dejar.
Autora: Rosa Mª

No quiero mirar hacia atrás


No quiero mirar hacia atrás
para ver el tiempo perdido
pues no se puede recuperar
mas pierdo el equilibrio.
No quiero mirar hacia atrás
para retroceder una paso más
pues camino en el presente
mas lo perdido, ... , se quedó atrás.
No quiero mirar hacia atrás
si a llanto y ansiedad me llevan
pues para conseguir algo
en el presente no cabe el llanto.
No quiero mirar hacia atrás
a no ser que lo no aprovechado
me dé fuerza para luchar
mas si me provoca tristeza
mejor que se quede detrás.
No quiero mirar hacia atrás
no quiero tristeza ni llanto
mas si en el presente lo encuentro
procuraré convertirlo en un gran paso.
No quiero mirar hacia atrás
si pasos no me permite dar
No quiero dejar el instante
de hoy poder caminar.
No quiero mirar hacia atrás
pues si ahora miro hacia atrás
lo que ahora, en este instante pase,
se convertirá en pasado, sin más.
No quiero mirar hacia atrás,
quiero vivir este mismo instante
para que no sea demasiado tarde.
Autora: Rosa Mª

No se pueden encontrar

¡No se pueden encontrar!
Por caminos diferentes van.
Mientras uno su llama enciende,
el otro permanece en la oscuridad.
Mientras uno se hunde en un pozo,
el otro bien en ascenso va.
Mientras uno camina deprisa,
el otro despacio despacio detrás va.
Mientras uno su inquietud muestra,
el otro bien muestra su serenidad.
Mientras uno obstáculos no encuentra,
el otro, lo halla y los trata de salvar.
¡No se pueden encontrar!
pues mientras uno no lo desea,
el otro, con sigileza, intentándolo va.
¡No se pueden encontrar!
pero la serenidad y claridad del amor
hacen la inquietud y oscuridad del odio hallar.
Autora: Rosa Mª

La llama

Aparece ese gran viento huracanado
y la llama se resiste a apagar,
parece que se agota, que ya no puede,
pero resurge una vez pasa la tempestad.

Aparece esa gran nube gris enmascarada
y la llama no se asusta por su color,
se enorgullece de que su color dé vida,
se enorgullece por ser don de la ilusión.

Aparece ese amanecer triste y lluvioso
y la llama sigue ahí, sin detener su valor,
sabe que no ha de dejar de ser fuerte
sabe que no ha de dejarse humedecer.

Aparece ese instante de impulso y rabia
y la llama quiere apagar ese momento
ese instante que puede acabar con ella,
mas es tan grande su valor y coraje.

¿Dónde se encuentra, pues, esa llama,
que jamás deja de resurgir su luz,
ante tantas cosas que pueden apagarla?

Esa llama se encuentra en un lugar
tan hondo y tan protector
tan sabio y tan fuerte
que sólo cada ser sabe encontrarlo.

Esa llama es la del amor y la ilusión,
más sólo puede apagarse
cuando se apague y muera el corazón.
Autora: Rosa Mª

Ojalá no se quede en un intento

¿Por qué todo es tan oscuro cuando fluye tanta luz?
¿Por qué tanto miedo, tanto pánico a ver la realidad?
¿Por qué, ahora que algo puede tener sentido,
ahora que quizás la oscuridad pudiera transparencia ser,
ahora sólo el pánico no deja claridad pasar?
Ya no quiero hoy desear nada en este nuevo día,
ya no deseo ningún sueño poder realizar.
Ya a enorme distancia quedó esa esperanza,
ese destello que me hacía un poco soñar.
El pasado es posible que tenga sus huellas
el futuro, mejor no proyectar
mas por qué pensar en una mañana
cuando es el presente quien no tiene su identidad.
Si tú eres, miedo, el que me acompañas,
¿por qué no me dejas ya en paz?
No quiero dejar que me venzas,
no quiero que de hoy no pase tu marcha ya.
Dejar libre quiero que dejes mi camino,
para así yo no dejar el presente marchar.
Mas ya me has acompañado en mi vida
para todavía hoy conmigo estar.
Sacaré fuerzas de donde no tenga,
lucharé porque al acabar hoy este día
hayas abandonado a este ser al que estás dañando
y que al final del día, o ahora en este instante,
sea este ser el que de él te saque
y no sigas fluyendo en su difícil camino.
Ojalá, que en este nuevo día,
tú, por fin, te apartes ya de mi destino.
Ya sé que mis manos están temblando,
que sin fuerzas me veo para decirte adiós
pero ... si al final mi temblor desaparece
quizás... quien gane sea yo.
Porque contra ti voy a ir durante este día
contra tí que llevas días sin abandonar,
llegaste y te apoderaste de lo que tenía,
de aquello que mi exitencia hacía soportar.
Y no existe mejor antídoto para dejarte
que la lucha que contra tí no voy a dejar
pues ya sé por qué te has en mí habitado
pues ya sé que soy yo quien tiene la manera
la única llave maestra para sacarte de mí.
Espero, que durante este largo día,
encuentre por fin, la paz y armonía que preciso.
Autora: Rosa Mª

... Quisiera que el día de hoy...

Quisiera que el día de hoy
fuera diferente al del ayer
pensar y sentir otras cosas
poder ver un rayo de luz en mi interior

Quisiera que el día de hoy
una sonrisa amaneciera conmigo
un pensamiento negativo se fuera de mí
una palabra llegara en oportuno momento.

Quisiera que el día de hoy
aunque no exista esa fuerza en mi empeño
aunque no vea lo que quisiera ver
aunque no oiga lo que quisiera escuchar....
quisiera hoy el día diferente encontrar.

Quisiera que el día de hoy
algo me llenara de fuerza y empeño
algo que me dejara en libertad
algo me hiciera ser mejor persona
y poder algún sueño realizar.

Quisiera que el día de hoy
acabara con algo bueno realizado
acabara sin haber dejardo de hacer
acabara sin tener que arrepentirme
de haber tenido que volver a renacer.
Autora: Rosa Mª

Para todas las madres

Para tí, que eres madre,
¡cuántas cosas que agradecer!.
A la que ya no está en este mundo;
a la que todavía su presencia es real.

Para tí, que eres madre,
que has sacrificado cosas grandes;
que has sufrido sin decirlo,
que tu cariño siempre contigo ha ido.

Para tí, que eres madre,
ninguna palabra será bastante,
ningún gesto será suficiente
ni cariño que te compense.

Porque palabras de madre,
ningún hijo podrá devolver.
Porque ni gesto ni sacrificio,
compararse al tuyo podrá.
Porque ni cariño ni corazón
¡tan inmensos como el de una madre!.
Autora: Rosa Mª

Si quieres

Si quieres una palabra...
no cierres los oídos... la oirás.
Si quieres una esperanza...
no pierdas confianza ... la hallarás
Si quieres hallar la ilusión...
deja lágrimas y tristeza... la encontrarás.
Si quieres tener una sonrisa...
abre tu corazón ... la conseguirás.

Porque tus oídos escucharán...
si dejas que las palabras puedan entrar.
Porque confiando en los demás...
caminarás siempre con la esperanza.
Porque sólo con tu paz interior...
obtendrás la meta de hallar la ilusión.
Porque sólo al abrir tu corazón...
la sonrisa formará parte de tu vida.

Y todo esto necesitas,
para vivir en plena armonía.
Y todo esto hallarás,
si quieres que en tu día a día,
si quieres... alguien pueda entrar.
Autora: Rosa Mª

Lo importante

Importante es escuchar cuando alguien te necesita
y no aguantar haciendo creer que le importas
Importante es responder a un simple hola
y no dejar que la respuesta el viento se la lleve.
Importante es querer sin decir te quiero
y no manifestar un te quiero falso y hueco.
Importante es lo que importancia no se da
porque en esta vida lo más importante no se ve.
Importante es tener confianza en alguien
y que en ti se tenga tanta como la que tú tienes.
Importante son los ojos que nos hacen ver
pues no son los que no tienen vista lo que no ven.

Importante es el que escucha y no aguanta
porque sus oídos son símbolos de esperanza.
Importante es la respuesta que el viento no se lleva
porque el viento no se lleva lo que en el corazón yace.
Importante es el saber amar y sentirse amado
porque el amor con sólo palabras no puede ser amor.
Importante es lo que no se ve y se tiene
por no darle el sentido y significado que posee
Importante es que los demás confíen en tí
porque sólo así sabrás y podrás confiar en alguien.
Importante es no estar ciego cuando vista se tiene
porque ¡¡tantas cosas en la vida que se pierden!!.
Autora: Rosa Mª

Término medio

Entre el frío y el calor
el templado tiene lugar.
Entre el cielo y la tierra
hay cosas bonitas y bellas
Entre el día y la noche
suceden pocas o grandes cosas.
Entre el amor y el odio
el mismo corazón habita.
Entre la vida y la muerte
crecimiento y experiencias hay.
En todo hay término medio
ése que todos queremos.
Y sólo el amor es ciego
si cariño y ternura hay
si junto a la verdad y esperanza
la vida con dulzura va.
Y es que en el amor... en el amor
¡no hay término medio!.
Amar... o se ama de verás
o término medio no hay.
El cariño puede mediarse
pero AMAR ... amar es mucho más
Autora: Rosa Mª

Mi barco

Mi barco no llega a puerto
pues desconozco su lugar.
El timón fuerte yo cojo
pues hay una gran tempestad.
¿Hacia dónde me dirijo?
¿Adónde quiero llegar?.
El viento y lluvia aceleran
y las olas enfurecidas más.
¿Dónde está la luna que alumbre?
¿Dónde hay estrella que brille?
Pero mi barco todavía resiste.
¿Será que mi barco realmente vive?
¿Será que espera que le reanime?
El timón mis manos mueven
haciendo frente a la tempestad.
Si llego de alguna manera
si llego donde no podía llegar,
mi barco es realmente mi vida
la vida que no me atrevía a llevar.
Autora: Rosa Mª

A quien me quiera

Si tú de mi cariño disfrutas
no temas porque estará en ti.
Si mis manos de algo sirven
abiertas estarán para ti.
Si mis palabras a ti te agradan
intentaré que no dejen de fluir.
Si mi voluntad te abasteciese
jamás nunca faltará en mi.
Si mis deseos te animan
nunca dejarán de existir.

Pero si mi cariño te incomoda
yo me apartaré de ti.
Si mis manos de nada sirven
las cerraré para que no las puedas asir.
Si mis palabras te dañaran
sellaré mi boca para no volverlas a oir.
Si mi voluntad no es suficiente
ya nada podré yo sentir.
Si mis deseos te entristeciesen
ningún deseo saldrá ya de mi.

Y ahora te doy mi cariño,
te dejo abiertas mis manos,
palabras de mi sinceras,
y voluntad que ya bien fluye,
y mis deseos, junto a ti.
Mi corazón está abierto.
Pero tú, solamente tú...
decides si quieres estar junto a mi.
Autora: Rosa Mª

El río de una vida

De una cima alta yo nací
pues amor anidaba allí.
Comencé con caudal abundante
pero en mi curso secándome fui.
¿A qué mar llegaré al fin?
Si seco me voy tornando
a ningún mar podré llegar
mas será el fin de mi destino
que con cariño comencé a iniciar.
Mis propias lágrimas van fluyendo
y las del mundo que me dan al pasar
y si gota de lluvia cayera
así pudiera por fin poder llegar.
No me importa a qué mar llegue
No me importa ya el final.
Pues si lágrimas aplacase
mi meta llegaría a su final.
Pues si esperanza reflejase
siempre siempre habrá caudal.
Autora: Rosa Mª

IX

¡Vuela pajarillo!
que, sólo tú, puedes volar.
Tú, tan pequeño, ¡a volar!.
Tu libertad, el aire lleva.
Tu canción, en la libertad.
¡Vuela pajarillo!
que, si bajas, te perderás.
Tú, tan pequeño, ¡a volar!.
Tu presencia, las nubes ocultan.
Tu vuelo, en la oscuridad.
¡Vuela pajarillo!
que, si vuelves, no soñarás.
Tú, tan pequeño, ¡a volar!.
Tu sueño, el cielo espera.
Tu mensaje, en la eternidad.
Autora: Rosa Mª

VIII

Esta es mi mano amiga
con la que quisiera paliar tu dolor
mas sólo quiero ilusión en tu vida
y que sólo brille el amor.

Estas son sinceras palabras
como transparente cristalina el agua
no es la mentira quien de mí brota
mas no sé que virtud me acompaña.

Estos son mis buenos deseos:
que tristeza y dolor queden lejos,
que conmigo exista armonía,
que en mí bondan exista.

Este es mi gran reto:
que entre en vosotros la esperanza;
que salga de una vez vuestra tristeza;
que abrais las puertas a la alegría
y que en mi halléis compañía.
Autora: Rosa Mª

VII

Lo verdaderamente importante
se valora cuando no se tiene.
Mientras se tiene no se lucha
y en su ausencia todo se quiere.
Mas en la lucha la ilusión,
la esperanza y el corazón.
Y una vez ya conseguido
tanto valor ya no tiene
pues de nuevo vuelve a quererse
aquello de lo que se carece.
Y esa lucha es la vida
pero lo adquirido con esfuerzo
su gran valor y fortuna adquiere.
Autora: Rosa Mª

VI

Soy como un pájaro
con las alas rotas
cuyo vuelo no alza
por no saber dónde va.
Soy como un caminante
sin rumbo ni destino,
que a nadie quiere hacer daño
y que su mano quiere dar.
Soy una persona cobarde
cuyo miedo impide avanzar
arrepentida por lo mal que hace
intentando mejorar.
Con mis miedos y temores
yo mi mano quiero dar
con más errores que virtudes
quien quiera la puede tomar.
Y si de algo yo sirviera
más feliz no podría estar
pues una sonrisa en mí habría
que ya nadie podría borrar.
Autora: Rosa Mª
Quiero compartir
lo poco que soy,
el camino que recorro,
mi mano si puede servir.
Quiero aprender
a luchar por la vida,
a dar lo mejor de mi,
a ser mejor persona,
a dejar ya de huir.
Quiero ser amiga,
ser buena compañía,
escuchar y compartir
y que alguien pueda sonreir.
Quiero sentir que
quien esté junto a mi,
por un instante, es feliz.
Autora: Rosa Mª

Los sentidos

¡Qué gusto da apreciar
que hay gente sincera
que no todo es maldad!.
Y sentir que a tu lado
hay alguien a quien escuchar.
Y no soñar, sino hacer realidad
lo que sí se puede alcanzar.
Y aceptar que vivir es una lucha
y la alianza una gran ayuda.
Y que el verdadero valor
no existe sino en el amor.
¡Qué delicia el olor
de una buena comida
de ese perfume tan fresco,
de esa flor sin secreto,
del monte, del mar, del universo!.
¡Qué bonito es escuchar
palabras llenas de cariño,
emociones con armonía,
sentimientos tiernos y profundos.
Y el sonido del mar y del viento.
Y el eco de todo el firmamento.
Y escuchar un... ¡Te quiero!.
¡Qué dicha es ver
que hay sol y luna
que hay luz y colores
que no todo es blanco y negro,
que no todo es oscuro.
Ver que la distancia
no es límite para dar la mano!.
¡Qué placer tocar el cielo
tan sólo con el pensamiento,
sentir alguien a tu lado,
poder dar una mano amiga,
y acariciar una sonrisa!.
Autora: Rosa Mª

V

Nada más fácil
que, ante la duda,
encontrar la decisión.
Nada más fácil
que, ante un problema,
encontrar la solución.
Nada más fácil
que, ante un obstáculo,
encontrar su desaparición.
Nada más fácil
que, ante la inseguridad,
encontrar ser empujado.
Pero, si la decisión ante la duda
se encuentra sin planteársela,
la duda, irá siempre con uno mismo.
Si la solución al problema
se encuentra sin percatarse de él,
el problema, continuará siempre cono uno mismo.
Si la inexistencia de obstáculos
se encuentra sin ni siquiera conocerlos,
los obstáculos, nacerán siempre con uno mismo.
Si el empuje ante la inseguridad
se encuentra sin un mínimo esfuerzo,
la inseguridad existirá siempre con uno mismo.
Porque la vida es un camino
en el que se encuentran dudas,
problemas, obstáculos e inseguridad.
Es un camino individual,
desde el principio hasta el final
que uno mismo, paso a paso,
tiene que ir experimentando.
Porque en ese camino,
las dudas son infinitas
y, si uno mismo,
no decide qué dirección tomar,
su camino será un laberinto
del que nunca saldrá.
Porque en ese camino,
los problemas son constantes
y, si uno mismo,
no encuentra soluciones,
su camino será tan difícil
que, nunca verá su final.
Porque en ese camino,
los obstáculos son permanentes
y, si uno mismo,
no quiere apartarlos,
su camino será tan pesado,
que no deseará avanzar.
Porque en ese camino
no hay nada seguro
y, si uno mismo,
no intenta vencer la inseguridad,
su camino será tan incierto,
que no sabrá continuar.

Y ese camino, que es la vida,
hay que recorrerlo paso a paso
y, si hay alguno que falla,
siempre que se luche por levantarlo,
es posible que su recorrido
sea más agradable y seguro.

El camino es para todos;
pero en él, cada uno,
tiene su propio destino.
Su meta, su final,
eso... ¡eso es de uno mismo!.
Autora: Rosa Mª
Salud,
esa aliada que apenas se aprecia;
en cuyo regazo, el mejor regalo;
ese secreto que no siempre es hallado;
esa presencia que apenas se valora
cuando callada se encuentra;
su valor, cuando se ausenta.

Riqueza,
¿quizás valor, quizás vivencia?
Si tan sólo se aprecia su valor,
no es tan rico quien corre hacia ella;
si la riqueza es una gran vivencia,
¡afortunado quien la tenga
y quien luche por ella!

Amor,
ese camino que no tiene fin;
esa verdad de hondas huellas,
esas huellas que no dejan de existir.

Y esas huellas voy siguiendo:
La salud, tan individual y solitaria.
La riqueza tan oculta, tan interna.
El amor, caudal de cariño e ilusión.
Autora: Rosa Mª

Poema II

En la madrugada, aguarda el sol.
En el silencio, espera el amor.
En el olvido, quedan las penas.
En la amistad, renace el perdón.

Y, tras la madrugada, llega el sol;
ese sol que, de vez en cuando,
se pone de mal humor.
Y, con el silencio, nace el amor;
porque el amor ni se ve ni se oye;
porque el amor es ciego y sin son.

Y, con el olvido, sobreviven las penas;
pues las penas ponen en juego la tristeza;
pues la propia vida, le cierra las puertas.

Y, con la amistad, existe el perdón;
ese perdón que asegura la paz,
y, sólo con ella, se vive con felicidad.
Autora: Rosa Mª

Poema 1

¡Cuánto hace la sinceridad!
La sinceridad es fiel y sencilla;
la sencillez y la fidelidad son luz.
Y, con la luz, la voluntad.

¡Cuánto vale la vonluntad!
La voluntad nace de uno mismo;
es símbolo del cariño.
El cariño proporciona crecimiento
y, con éste, surge la paz.

¡Cuánto vale la paz!
La paz es símbolo de esperanza;
la esperanza está en el mañana
y, con el mañana, la confianza.

¡Cuánto vale la confianza!.
La confianza da fuerza y vigor;
es el alimento del amor.
El amor nace del corazón
y, al corazón, lo nutre la ilusión.

¡Cuánto hace la ilusión!.
La ilusión proporciona energía;
le da esperanza a la vida
y, la vida, se alimenta del amor.

¡Cuánto hace el amor!.
Es el símbolo del cariño;
el cariño es salud inmensa
y la salud es signo de riqueza.

¡Cuánto vale la riqueza!
esa que ni se ve ni se cuenta;
esa que está en el corazón.

Dichoso el que posee esa riqueza
pues con él, paz, confianza e ilusión.
Dichoso el que posee esa riqueza
pues eso... eso es el amor.
Autora: Rosa Mª

Tal vez

Tal vez el sol no esté alegre
y, sin embargo, brillante está.
Tal vez el mar esté bravo
y, sin embargo, quieto está.
Tal vez, la vida no sea falsa
y, sin embargo, la falsedad está.

¿Por qué ayer salió el sol
y hoy, triste, durmiendo está?
Y mañana, ¿cómo se encontrará?.
Tal vez, mañana despierte de nuevo;
tal vez, mañana, cambiará;
tal vez, mañana vuelva a estar triste;
quizás, mañana, ¡jugando estará!.
Y, aun sin brillo, existe el mañana.

¿Por qué ayer el mar estuvo en calma
y hoy, furioso, estremece su bravura?
Y mañana, ¿cómo se comportará?
Tal vez mañana, vuelva a su calma;
tal vez, mañana, enfurecerá;
tal vez, mañana, sea frío;
quizás, mañana, ¡sus olas se oirán!.
Y, aun sin olas, existe el mañana.

¿Por qué ayer, la vida semejaba falsa
y hoy, la verdad, envuelve la falsedad?
Y mañana, ¿cómo se mostrará?.
Tal vez, mañana, amanezca sincera;
tal vez, mañana, la mentira morirá;
tal vez, mañana, lo falso sea cierto;
quizás, mañana, ¡ambas nacerán!.
Y, aun sin verdad, existe el mañana.

Sí. Bueno o malo,
existe un posible mañana;
un día incierto y desconocido;
un posible despertar.

Y quizás, mañana,
todo lo que hoy ha sido falso,
volverá a ser real;
sin embargo, es en el hoy,
cuando espero ese mañana.
Autora: Rosa Mª

A vosotros

Desde mi soledad,
me dirijo a transmitir paz.
Desde mi soledad,
me gustaría dar mi amistad.
Desde mi soledad,
si mis palabras sirven,
el silencio pasa a ser felicidad.
Desde mi soledad,
si un corazón se abre,
mi felicidad se encuentra en el aire.
Desde mi soledad,
si un llanto se aplaca,
sus lágrimas me dan claridad.
Desde mi soledad,
si doy tranquilidad,
mi corazón se siente en paz.
Desde mi soledad,
si se consigue armonía,
veré una luz en mi vida.
Desde mi soledad,
si el rencor desaparece,
nacen mis ganas de luchar.
Desde mi soledad,
si renace una sonrisa,
todo será dicha en mi vida.
Desde mi soledad,
si el odio se muere,
muere también mi soledad.
Desde mi soledad,
mi mensaje es sencillo:
dejo de estar sola
cuando, quien me escucha,
está cómodo y tranquilo;
dejo de estar sola
cuando, quien me escucha,
deja de estar triste y abatido;
dejo de estar sola
si, ante cualquier debilidad,
mis palabras se utilizan
para llenarse de ánimo y compañía.
Desde mi soledad
ese es mi deseo:
que alguien me utilice
para servir de ánimo y alivio.
Así... ¡mi soledad se habrá ido!

Autora: Rosa Mª

Un lugar


Paloma quisiera ser
para llegar a un determinado lugar.
Que, ¿dónde está ese lugar?
Ese lugar está en ti,
en mi y en los que quieren vivir.
Está en los que saben ESCUCHAR.
Que, ¿hacia dónde hay que ir?
Hay que ir hacia el lugar iluminado
donde te encuentres en LIBERTAD
hacia donde tu corazón te indique
qué dirección debes tomar.
¿Sabes hacia dónde?:
hacia LOS DEMÁS.
No hay término equívoco
por el que te puedas desviar.
Siguiendo estas indicaciones,
no llegas sino a la PAZ.
Autora: Rosa Mª

Siempre

Siempre habrá algún día
en que la alegría supere la tristeza.
Siempre habrá una persona
que sabrá lo que es la amistad.
Siempre será el mañana
la esperanza de conocer la paz.
Siempre será la confianza,
el principio de saber amar.
Siempre saldrá del corazón
el deseo de poder pedir perdón.
Siempre saldrá del presente
el deseo de un nuevo despertar.
Y, siempre que nuestra esperanza
sea un mañana mejor,
quizás, algún día,
el hoy sea nuestro mejor presente