Seguidores

10 de enero de 2009

Hola vida

Hola vida, estás conmigo;
yo estaba ciega y no te veía;
ahora, con miedo, te siento;
con esperanza, te recorro.
Hola vida, estás despierta;
ahora estás a mi lado,
ahora ahora, ¡te quiero tanto!
Hola vida, estás brillando
aunque no todo sean cosas buenas,
dentro de mí, ..., ¡estás brotando!.
Hola vida, estás deseando,
que tu mundo no sea de espinas,
sino lleno de amistad y alegría.
Hola vida, me estás acompañando;
sí, en un camino lleno de obstáculos,
pero en un camino largo con destino.
Ahora vida, te siento, estás conmigo;
ahora no me dejes que te quiero sentir.
Ahora vida, te quiero, te deseo;
ahora aunque tarde,comienzo a vivir;
ahora no es tarde porque tu estás presente;
y contigo vida, todo es posible con esperanza.
Ahora, vida, estoy de tu parte;
ahora vida, deseo tocarte y no dejarte,
ahora ya no soy muerte en vida,
sino que vida, tú, tú eres grande.
Gracias vida, por estar conmigo;
gracias vida, por acariciarme.

Rosa Mª

5 de enero de 2009

Ya es hora vida

Ya es hora vida,de no despreciarte;
ya es hora vida, de valorarte;
ya es hora de quitarme esta venda,
y dejar que tú transcurras como sea.
Ya es hora vida, de no quejarme;
de luchar por tu presencia y armonía;
de querer a mi lado la alegría,
y no estar deseando tu lejanía.
Ya es hora vida, de no alejarme de ti;
ya es hora vida, de no despreciarte;
ya es hora de pensar en positivo,
y dejar que llegue lo que bueno hay en ti.
Ya es hora vida, de estar yo a tu lado;
de saber que existe la confianza y la amistad;
ya es hora de no dejar buenos momentos,
que, por miedo o rabia, dejo pasar.
Ya es hora vida, de apreciar cuanto en ti hay;
de no desperdiciar los deseos y sueños,
que en ti, vida, se pueden encontrar;
que en ti, vida, se tienen que apreciar.
Ya es hora vida, de poner mis cinco sentidos,
que por alguna causa se nos viene dados;
ya es hora vida, de sacar muchas ilusiones,
que, escondidas, estaban despreciándote.
Ya es hora vida, de vencer los miedos;
de creer que existe un mejor bienestar;
que con paciencia y confianza,
la vida, sí, tú, eres hermosa y bella.

Rosa Mª

1 de enero de 2009

Dime, corazón

Dime, corazón, ¿estás vacío?;
vienes conmigo y no te siento;
la sangre corre por mis venas,
y tu latir es contínuo.
Dime, corazón, ¿por qué lloras?;
¿acaso no sientes más que vacío?;
no me llores corazón, quiero llenarte,
pero no sé por dónde encontrarte.
Dime corazón, ¿qué es lo que sientes?;
tu latir es continuo pero no te siento,
tu mirada penetrante y contínua,
y yo, perdida, no sé dónde encontrarte.
Dime corazón, ¿por qué lates?;
¿por qué no dejas de trabajar,
y así, yo, dejaré de quejarme?.
Dime corazón, ¿acaso estás dormido?
Pues despierta, que la vida se pierde,
y sin ti, corazón, a ningún lado se llega.
Dime corazón, deseo reencontrarme,
deseo saber qué me dices y qué sientes,
pues estoy en un gran vacío
del que no salgo si tú no me ayudas.
Dime corazón, ¿cómo llegar a ti?
¿cómo saber qué es lo que me dices?
¿cuándo llegaré a ti sin dudas?.
Dime corazón, ¿acaso te merezco?;
¿soy acaso persona o nada soy?.
Creo que nada soy, corazón,
y si tú te alejas de mí, corazón,
ya para siempre estaré perdida.

Rosa Mª

Existir por existir

Hoy no tenía que existir,
pero existo, respiro;
hoy tenía que haberme ido,
a un viaje largo largo.
Hoy no tenía que existir,
cuando el presente es mal vivido,
cuando la ilusión es una sombra,
y la claridad una oscura forma.
Hoy no tenía que existir,
pero tan sólo soy un ser viviente,
que respira y no siente,
porque sentir, ¿siento realmente?.
Hoy no tenía que existir,
existo y no quiero,
pero mi valentía es escasa,
y lejos de hacer daño deseo.
Hoy no tenía que existir,
pero mi presencia es real,
y hoy he de cumplir un fin,
el fin de existir por existir.

Rosa Mª
Hoy es tiempo de pensar,
hoy es tiempo de soñar,
dejar de lado las mentiras,
y volver de nuevo a caminar.
Hoy es tiempo de no llorar,
de luchar por la vida y ganar,
hoy es tiempo de saludar al segundo,
ese segundo que viene... y se va.
Hoy es tiempo de renacer,
porque la vida me da la mano,
y aunque no tengo fuerza,
camino sin ningún rumbo.
Hoy es tiempo de no olvidar,
de no dejar pasar el pasado,
que mella ha hecho en este caminar.
Hoy es tiempo de no renunciar,
de no renunciar a un bienestar,
que sin lucha no se puede lograr.
Hoy es tiempo de dar la mano,
hoy es tiempo de volver a comenzar.

Rosa Mª