Seguidores

18 de julio de 2009

Mi querido amor


Amor, ¿qué es de nosotros dos?.
Hace poco éramos dos en uno,
y ahora somo uno en dos.
Amor, ¿comenzamos de nuevo?
¿o ya todo se acabó?.
Te perdí hace mucho tiempo,
pero olvidarte no puedo.
Amor, ¿tú y yo nos quisimos?
¿hubo realmente amor?
¿o fue simplemente una fusión?
Yo añoro tus susurros en el oído,
tus labios junto a los míos,
tus palabras tan hermosas,
palabras que se las llevó el viento.
Amor, mi querido amor,
aunque yo te haya perdido,
aunque ya nada haya entre los dos,
que sepas que te llevo en mi pensamiento,
y que para siempre y por siempre,
te desearé cariño y mucho amor.
Disfruta amor, si es que tú puedes,
porque a mí me quedó roto el corazón.
Autora: Rosa Mª

Ante mi...

Estoy ante mi soledad,
y no me importa porque la quiero,
porque ella me escucha y es paciente,
porque siempre siempre la tengo.
Estoy ante mi decepción,
y la acojo para poder levantarme,
porque sólo aceptando la situación,
es como seguiré el camino de la suerte.
Estoy ante mi verdad,
porque mis palabras son llanas y claras,
porque me da igual ahora estar triste,
porque tras la tristeza la alegría quizás.
Estoy ante mi desilusión,
porque sueños no tengo algunos,
porque mis sueños fueron rotos,
porque no pienso en el futúro.
Estoy ante mi presente,
un presente que quiero disfrutar,
un instante que deseo eternizar,
con cariño y amor en el corazón guardar.
Autora: Rosa Mª

Hacia tí van mis palabras

Hacia tí van mis palabras,
hacia tí que me quieres y me lees,
hacia ti que buscas cariño,
lo buscas y no lo ves.
Hacia tí van mis palabras,
hacia tí que sólo estás,
que un rato de compañía,
a nadie viene mal.
Hacia tí van mis palabras,
palabras llenas de sinceridad,
con cariño y armonía,
para que puedas hallar amistad.
Hacia tí van mis palabras,
hacia tí, que cansado quizás estas,
pues levanta ese ánimo amigo,
que sólo... sólo no lo estás.
Hacia tí van mis palabras,
que ni distancia ni tiempo borrarán,
porque son palabras verdaderas,
que sólo la muerte puede borrar.
Hacia tí van mis palabras,
hacia tí mi cariño y mi amistad.

Autora: Rosa Mª

No me digas adiós

No quiero que me digas adiós,
tan sólo un hasta luego;
aunque no te vuelva a ver,
tú estarás en mis pensamientos.
No quiero que me digas adiós,
dime un sincero no te quiero,
porque aun tú no queriéndome ver,
yo por ti siento un gran deseo.
No quiero que me digas adiós,
pues suena muy fuerte y feo,
el adiós de la oscuridad y la muerte,
el adiós de la tristeza y la nostalgia.
No quiero que me digas adiós,
tan sólo un hasta luego,
porque el adiós es despedida,
y la despedida es un infierno.
No quiero que me digas adiós,
quiero verte en mis pensamientos,
quiero que estés presente en mí,
porque cariño y amor son el universo.
Autora: Rosa Mª

15 de julio de 2009

¿Amor?

Me preguntaba qué es el amor,
algo que no puede olvidarse,
algo que no puede pasarse,
algo que no debe ausentarse.
Me preguntaba qué es el amor,
y es algo que se guarda cercano,
no hay que buscarlo muy lejano,
tan sólo en el corazón su encanto.
Me preguntaba qué es el amor,
algo que tiene dueño y encanto,
algo que está en nuestras manos,
algo que a veces no encontramos.
Me preguntaba qué es el amor,
y no hallo una exacta definición,
porque con el amor... la esperanza,
porque con el amor... la ilusión.
Me preguntaba qué es el amor.
¿Amor?. Eres tú que tienes vida,
eres tú, que tienes un corazón,
que palpita, que su sangre circula,
eres tú, ..., que naciste del amor.

Autora: Rosa Mª

14 de julio de 2009

Aunque

Aunque creas que el amor no existe;
que la falsedad envuelve a la verdad;
aunque creas a la tristeza infinita,
nada se halla en el mismo lugar.
Aunque no creas que Dios existe;
aunque creas que es el destino un azar;
aunque no tengas confianza en nadie,
presta atención al presente sin parar.
Aunque creas que la amistad no existe,
que la soledad es tu único lugar,
aunque la oscuridad sea lo que aparezca,
sigue las huellas de la esperenza.
Y aunque no creas que existe la esperanza,
que nada de lo que ocurre es sólo bondad,
que la maldad se interpone en tu camino,
entonces... más fuerzas has de sacar.
Y aunque creas que fuerzas no tienes,
sea por Dios o sea el azar,
fuerzas se sacan aunque sea del alma,
para poder cariño y amor dar.
Aunque creas que el amor no existe,
no dejes el esfuerzo de encontrarlo,
porque siempre habrá un corazón,
capaz de hacerte ver lo contrario.

Autora: Rosa Mª

Pensaré en ti

Por un instante pensé en ti,
pero se desvaneció el pensamiento;
tu mirada no era clara,
tus palabras vacías,
tus gestos, inexpresivos.
Por un instante pensé en ti,
pero no vale la pena torturarme;tu silencio denota tu desencanto;
tu ausencia, el gran derrumbe,
tu distancia, una gran muralla.
Por un instante pensé en ti,
pero ya no vale la pena hacerlo,
ya no creo en el amor pasajero,
pero has existido y pienso en ti.
Por un instante pensé en ti,
y por instantes te pienso;
pero ya no quiero hacerlo,
porque yo... yo sí te quiero.
Por un instante pensaré en tí, sí;pero ya no con el llanto y el dolor,
sino con el cariño y el amor.
Por un instante pensaré en tí, sí;porque tú eres libre de no hacerlo;
y yo libre... de no olvidar el pasado.

Autora: Rosa Mª

13 de julio de 2009

Sueños e ilusiones

Cumbre de ilusiones hecha realidad;
pradera de esperanza sin debilidad.
Ríos llenos de confianza, ¡qué ideal!;
cántaros llenos de alegría, sin maldad.
No sé si cumbre o río se hicieron pasar;
no sé si ilusión y esperanza fueron verdad.
No sé a quién dirigir mis palabras,
que están llenas de cariño y amistad.
No sé de dónde llenar los cántaros,
esos cántaros llenos de alegría y paz.
¡Cuántos sueños perdidos y atados!
¡Cuántas confianzas, tan desconfiadas!
¿Por qué la vida está tan vacía?
¿Por qué la palabra siempre no es verdad?
Quiero ahora soñar despierta un sueño,
y es el sueño de la confianza y la amistad,
quizás un sueño que se haga realidad,
para mañana así tener un mejor despertar.

Autora: Rosa Mª

6 de julio de 2009

¿Qué me dices, corazón?

¿Qué me dices corazón?
Te escucho pero no puedo hacerte caso,
porque el amor... el amor es ciego,
y el pensamiento... el pensamiento largo.
Te escucho pero no puedes convencerme,
de que el amor... el amor se va con los días,
y la razón... la razón intenta comprenderme.
¿Qué me dices corazón?
Te escucho con atención y mucha ternura
porque estás lleno de paz y dulzura,
porque en tu latir... la dicha de la vida.
Te escucho con agrado y con paciencia,
porque estás repleto de amor y dicha,
porque convivir contigo es mi día a día.
¿Qué me dices corazón?.
Me dices lo que no me dice la razón,
pero en tí hay mucho cariño y paz,
y en la razón hay demasiada confusión.
Me dices que la paciencia es maestra,
maestra de la confianza y la amistad,
y con la alegría de vivir un nuevo día,
oigo que tú me escuchas sin parar.
¿Qué me dices corazón?
Que tras de ti, están las huellas de amor,
y con ellas, el camino de la ilusión.

Autora: Rosa Mª

Te quise y te quiero

Te quise y te quiero;
mis sentimientos nos pueden cambiar.
Te quise y te quiero,
no importa si tú por mi sientes igual.
Porque mi amor no es algo pasajero,
es algo que el tiempo hace mejorar.
Porque mi amor a nadie pide cambio,
sino que intenta dar para otro alegrar.
Porque mi amor no tiene fundamento,
sale del corazón para a nadie lastimar.
Te quise y te quiero, sí;
y a lo mejor a ti, te ocurre algo similar.

Autora: Rosa Mª

¿Cómo...?

¿Cómo alimentar un sueño,
cuando objetivo no hay?.
¿Cómo salir del fracaso,
cuando no existe una mano?
¿Cómo salir de la tristeza,
cuando la sonrisa no es bella?.
¿Cómo aprender de los errores,
si éstos te persiguen siempre?.
¿Cómo luchar sin fuerzas,
cuando no ves a qué puerto llegar?
¿Cómo aceptar la falsedad,
tan necia y sin necesidad?.
¿Cómo aceptar el cariño,
cuando no sabes si es real?.
¿Cómo aceptar tu corazón,
si vacío está y sin control?

Autora: Rosa Mª

5 de julio de 2009

Hoy le hablo a la luna

Hoy te hablo a ti, luna,
blanca, reluciente.
Hoy te hablo a ti, luna,
porque no tengo a nadie.
Hoy hablo al horizonte,
quizás resplandeciente.
Hoy no hablo con el sol,
pues mi corazón helado,
no puede ver sus rayos.
Hoy te hablo a ti, luna,
serena y majestuosa.
Hoy te hablo a ti, luna,
para que en tu soñar,
guardes si algo en mí hay.

Autora: Rosa Mª

Muerte, por favor, ven a mí

Muerte, quiero que te acerques a mí;
y que me lleves junto a ti;
aquí en la vida no hago nada,
y yo estoy muy agotada.
Muerte, quiero te acerques a mí;
y que me des tu mano para asirla,
porque aquí en la vida no sé dónde asir,
y porque mi existencia no puede seguir.
Muerte, quiero que te acerques a mí;
que me agarres fuerte fuerte,
y que contigo me lleves hasta tu lecho.
Muerte, quiero que te acerques a mí;
no quiero vivir ya más vida,
que en la vida nada bueno puedo adquirir.
Muerte, quiero que te acerques a mí,
y que no te vayas de mi lado,
porque yo ya no deseo existir.
Muerte, por favor, dame tu mano,
toma la mía, pero llévamo ya,
que aquí es puro sufrimiento,
y no quiero más sufrir.
Muerte, por favor, ven a mí,
yo estoy haciendo por llegar a ti,
que en esta vida no tengo objetivo,
ni alegría ni confianza para subsistir.
Muerte, tengo mucho miedo,
pero por favor, ven conmigo,
no me abandones, te lo suplico,
que yo en este mundo no deseo seguir.

Autora: Rosa Mª

3 de julio de 2009

Quisiera ser pájaro y volar

Quisiera ser pájaro y volar,
y con mis alas poder acoger,
a las personas con un soñar,
para que verdad pudiera ser.
Quisiera ser pájaro y volar,
y con mi pico poder atraer,
a todos aquellos que sufren,
y sin ilusión sin aparecer.
Quisiera ser pájaro y volar,
y con mis plumas dar cobijo,
a todos aquellos sin hogar,
y con ganas de un amigo.
Quisiera ser pájaro y volar,
y tras mi vuelo, una señal,
una señal para iluminar,
aquellos que no ven final.
Pero soy persona y no pájaro,
y huellas me gustaría dejar,
y éste sería mi gran reto,
para poder mi alma liberar.
Pero soy persona y no pájaro,
y palabras tengo para expresar,
oídos para escuchar muy claro,
y ganas de poder ayudar.
Pero soy persona y no pájaro,
y no sé si huellas puedo o no dejar,
lo que sí tengo muy claro,
que conmigo, la esperanza y la paz.
Pero soy persona y no pájaro,
y no puedo volar, sino caminar;
un camino quizás con obstáculos,
pero que día a día intento salvar.
Pero soy persona y no pájaro,
y puedo alguna sonrisa sacar,
con palabras que levanten ánimo,
para seguir la vida sin llorar.

Autora: Rosa Mª

1 de julio de 2009

Cuán difícil me resulta hablar de amor

Cuán difícil me resulta hablar de amor,
porque el amor ni se ve ni se toca;
o tal vez sí, si con él sensualidad y besos:
el amor que a todos nos embelesa.
Cuán difícil me resulta hablar de amor,
porque el amor entraña la confianza,
la seguridad, la amistad, la prosperidad;
porque el amor ya no es sólo un ideal.
Cuán difícil me resulta hablar de amor,
porque, el amor existe sí, no es irreal;
pero tal vez en mí no es algo que llevo,
pero es algo que en los demás observo.
Cuán difícil me resulta hablar de amor,
porque el amor entraña dificultad,
dificultad de encontrar la certeza,
la certeza de que no es algo que se va.
Cuán difícil me resulta hablar de amor,
porque el amor, si es real, no se marchita,
porque los besos no se tienen que dejar,
porque el amor, si es real, no se relaja,
y cada día, más grande es su realidad.
Cuán difícil me resulta hablar de amor,
quizás porque el amor también es sueño,
quizás porque mis sueños no son realidad,
y quizás, porque mi corazón roto está.

Autora: Rosa Mª