Seguidores

30 de diciembre de 2009

Muchas gracias 2009

Muchas gracias 2009 por haberme abierto tus puertas,
muchas gracias porque con ellas algo he aprendido,
muchas gracias por hacerme llorar y también reír,
muchas gracias por tus amaneceres y tus anocheceres.
Ya te queda poco para decirnos adiós, 2009,
y no me gustan nada las despedidas porque son tristes,
así es que te llevo conmigo en el corazón.
Ya te queda poco para decirnos adiós, 2009,
algunos estarán deseando que llegue el 2010,
otros lamentarán que tú te vayas tan rápido,
y los que están en la guerra, ¿qué pensarán?.
Ojalá 2010 vengas con más paz y menos paro,
con más ganas de amistad y armonía,
con más personas que se unan a la fraternidad,
y con menos gente que tienda a la maldad.
Ojalá 2010 que las armas se conviertan en pan,
las batallas dejen de estallar,
la maldad se convierta en lazos de unidad.
Ojalá que en el 2010 lo aproveche al máximo,
y deje de lamentarme y de sentirme mal,
porque de lamentos y malos pensamientos....
de eso el 2009, lo sabe demasiado ya.
Ojalá que en el 2010 brote la sinceridad,
se unan las manos para obtener amistad,
se marchiten las guerras que a nada llevan,
y explote la paz, el cariño y la unidad.

Autora: Rosa Mª

24 de diciembre de 2009

Hoy vivo la Navidad desde mi interior,
no con fiestas ni jolgorios,
sino con la sintonía de mi corazón.
Hoy vivo la Navidad desde la esperanza,
porque ahora creo que existe confianza,
y porque la Navidad la hace uno mismo.
Hoy vivo la Navidad de forma diferente,
no necesito villancicos ni pasteles,
no preciso mas que la amistad y fraternidad.
Pienso en los que sólos se encuentran,
en los que una palabra no tienen ya.
Pienso en las familias que se reúnen,
cuando no existe armonía ni unidad.
Hoy vivo la Navidad escuchando al corazón,
el que late día a día y me permite ver el hoy,
el que no está vacío y sabe recibir y dar amor.
Hoy vivo la Navidad sin límites de ilusión,
porque la ilusión es algo que no requiere dinero,
y se puede contagiar al que no cree en el amor.
Hoy vivo la Navidad con la garantía,
que mis pensamientos y sentimientos,
se dirigen a quien nada tiene ni desea,
se dirigen a aquellos a quien estas palabras,
son compañía y amor en su soledad ciega.

Autora: Rosa Mª

23 de diciembre de 2009

Gracias

Por la entrada del nuevo día, gracias;
por este anochecer lleno de ternura;
por no estar vacía de amor;
por abrir las puertas de mi corazón.
Por aceptar las cosas como son, gracias;
por salvar las dificultades encontradas,
por encontrar una luz en el camino,
por saber que existe la esperanza.
Por saber que no todo es magia, gracias;
por abrir los ojos para ver la realidad,
por aceptar que no todo es alegría,
por sentir que existe un nuevo día.
Por creer en lo que no creía, gracias,
por la fe que hace subir montañas,
porque la amistad no es mentira,
porque une al que sólo se halla.
Por amar sin saber el porqué, gracias;
por hallar una sonrisa donde no la hay,
por estar ahora junto al que sólo se encuentra,
por eso y mucho más te doy las gracias,
por concederme el don de junto a ellos estar

Autora: Rosa Mª

LA ESTRELLA

Allá a lo lejos se divisa una estrella,
un estrella que brilla más que el sol,
que emerge para encender esperanza,
para iluminar la tierra de paz y amor.
Allá a lo lejos se divisa una estrella,
una estrella que nace del corazón,
y bajo ella se halla una nueva vida,
que enciende la llama de la ilusión.
Allá a lo lejos se divisa una estrella,
una estrella que oscuridad alcanza,
para avisar que una nueva vida,
nace para cambiar la desesperanza.
Allá a lo lejos se divisa una estrella,
una estrella que resplandece sin cesar,
mas sólo cerrando los ojos al amor,
cesará de brillar en el corazón.
Allá a lo lejos se divisa una estrella,
para anunciar que viene el Niño Dios,
que cambiará el rumbo de la vida,
porque con él no hay venganza sino perdón.
Allá a lo lejos se divisa una estrella,
que cada año reluce sin cesar,
y espero no dejar de verla,
porque con ella, la esperanza y la paz.

Autora: Rosa Mª

19 de diciembre de 2009

Muchas gracias por un día de vida más,
muchas gracias por el don de saber amar,
por la ilusión de que la Navidad llega,
y que llega al interior de mi hogar.
Muchas gracias por ser un nuevo día,
muchas gracias por el don de reaccionar,
por la salud que Tú me brindas,
y por saber con el tiempo esperar.
Muchas gracias por una sonrisa tuya,
muchas gracias por tu mano dar,
por la esperanza de que Tú llegas,
y que existe el perdón y la paz.
Muchas gracias por la confianza,
muchas gracias por conocer la amistad,
porque sin la amistad y el cariño,
¿hacia dónde poder caminar?.
Muchas gracias por darme fe que no tenía,
por abrirme los ojos del corazón,
que hasta ahora estaban muy cerrados,
y carecían de armas para el amor.
Muchas gracias por un nuevo día,
muchas gracias por darme la expresión,
muchas gracias por mostrarme la vida,
que muy cerrada veía yo.
Muchas gracias por un nuevo día,
muchas gracias por mostrarme la amistad,
muchas gracias por no dejar que se vayan,
y que puedan conmigo la Navidad celebrar.

Autora: Rosa Mª

13 de diciembre de 2009

Algo muere conmigo día a día

Algo muere conmigo día a día,
algo que debiera sonreir,
algo que la dicha alcanza,
y que no logro hacer surgir.
Algo muere conmigo día a día,
algo que no quiere emerger,
algo que no busca el mañana,
por miedo quizás a su acontecer.
Algo muere conmigo día a día,
cada instante que dejo ir,
cada segundo que transcurre,
sin tan siquiera hacerlo sentir.
Algo muere conmigo día a día,
algo que no puede verse aquí,
algo que no puede expresarse,
pero que el corazón sabe de mí.
Algo muere conmigo día a día,
la alegría quizás de estar aquí,
mas lo que muere se pierde,
si rastro no se deja seguir.
Algo muere conmigo día a día,
algo que no se puede describir,
pero no quiero morir en vida,
mas mi cariño quiero transmitir.
Algo muere conmigo día a día,
algo que no se puede conseguir,
alguna meta quizás incierta,
algún obstáculo sin poder seguir.
Algo muere conmigo día a día,
el tiempo que trasncurre sin ser,
ese tiempo que pasa sin ser visto,
y que acaba al corazón apagango.
Algo muere conmigo día a día,
algo que no se puede describir,
pero lo que renace día a día conmigo,
son mis ganas de estar contigo.
Algo muere conmigo día a día,
que renace al brillar tu alegría.

Autora: Rosa Mª

No quiero que estés triste

No quiero que estés triste,
quiero en tí una sonrisa sacar,
porque para mí es importante,
tu dicha y tu bienestar.
No quiero que estés sólo,
quiero en tí palabras llevar,
porque para tí es interesante,
la compañía y la sinceridad.
No quiero que estés enojado,
quiero en tí un destello de paz,
porque la paz anima el alma,
y el alma contigo siempre va.
No quiero que estés escéptico,
porque la esperanza ha de estar,
y si de algo te sirven mis palabras,
no todo es mentira y falsedad.
No quiero que estés apagado,
que tu ilusión se haya difuminado,
porque mi compañía luz pretende,
si tu oscuridad es permanente.
No quiero que estés ansioso,
quiero en tí serenidad proporcionar,
porque la amistad y la confianza,
para eso... para eso están.
No quiero verte triste,
quiero en tí una sonrisa sacar,
que la salud te acompañe este día,
y contigo, aun en la distancia, caminar.

Autora: Rosa Mª

12 de diciembre de 2009

¡Ay Navidad que vienes y te vas!

¡Ay Navidad que vienes y te vas!
¡Ojalá permanecieras siempre,
y llenaras mi corazón de paz!.
Ahora los regalos y la alegría,
las comidas y cenas sin cesar,
mas no pienso yo en ellas,
sino en la fortuna de la tranquilidad.
Ahora las risas y los perdones,
perdones que nunca llegan a alcanzar,
mas no me preocupa a mí la alegría,
sino el puerto al que quiero arribar.
Ahora la unión falsa y desecha,
la alegría que no ha lugar,
ahora todo tiene que ser dicha,
porque un día tiene que llegar.
¡Ay Navidad que vienes y te vas!
¡Ojalá creyera que en verdad vienes,
porque así no existe alegría ni seguridad!.
¡Ojalá creyera que vienes,
para recibirte y no dejarte irte jamás!.

Autora: Rosa Mª

5 de diciembre de 2009

Quisiera ser

Quisiera ser fuerte y luchar,
tener fe y creer;
pero mis pensamientos son confusos,
el corazón, helado;
mi esperanza, marchita;
y la amistad lejana y ausente.
Quisiera ser buena y dar,
disfrutar de lo que la vida me da;
pero mis intentos son absurdos,
porque yo no soy nada,
tan sólo un alma que sufre sin piedad.
Quisiera ser persona y confiar,
notar la sangre que corre por mis venas;
pero no soy mas que un ser vivo,
que yace día a día sin motivo;
que busca el final en algún lugar.
Quisiera ser fuente y ser río;
poder dar agua a quien seco está,
pero tan sólo soy un desierto solitario,
que no sabe cuál es su punto final.
Quisiera ser aire y respiro,
dar tranquilidad y sosiego sin parar,
pero tan sólo soy una fuente seca,
de la que nada fluye ya.
Quisiera ser ... simplemente una persona,
que no sufra día a día por estar viva.

Autora: Rosa Mª

3 de diciembre de 2009

En mi soledad

Mi cielo es tu cielo,
mi sueño es un don,
mi verdad es un hecho,
mi virtud el silencio.
Mi sol es tu mismo sol,
mi calor puede que no,
mis pasos quizás vagos,
mi dolor en mi corazón.
Mi océano es tu océano,
la distancia es sólo amor,
el amor es un invento,
que hace del día un don.
Mi mundo es tu mundo,
la paz el sueño de honor,
la vida un invento,
que hace latir el corazón.
Mi sueño, tal vez el tuyo,
con la confianza como sino,
con la amistad con orgullo,
y el amor como destino.

Autora: Rosa Mª

Quisiera

Qusiera ser una estrella,
e iluminar tu corazón,
para que no haya tristeza,
y disfrutes el día de hoy.
Quisiera ser un pájaro,
y volar hasta donde estás,
para despertar en tí una sonrisa,
y la mirada hacia la alegría.
Quisiera ser un hada,
y concederte todos tus deseos,
para alegrar así tu corazón,
y despertar en ti la esperanza.
Pero soy una humilde persona,
que sólo sabe desear en lo mejor,
que con muy pocas cualidades,
espera que en tí haya paz y amor.
Pero soy una sincera persona,
cuyas palabras nacen del corazón,
que siente alegría con una sonrisa tuya,
y que desea la amistad y la ilusión.

Autora: Rosa Mª

La Navidad

Ahora que llega la Navidad,
parece que todo es alegría y paz,
y no tiene porqué ser eso,
porque no llega a todos por igual.
La Navidad llega por uno mismo,
por tener un corazón en paz,
por arrimar el hombro a alguien,
que necesita sus lágrimas derramar.
La Navidad es uno mismo,
es lo que se da a los demás,
no es un sólo día,
sino que transcurre día a día por igual.
La Navidad es un renacer el alma,
no un festejo sin fe ni deseo de paz,
mas uno sólo puede festejarla,
abriendo su corazón a los demás.
La Navidad es un día a día,
que culmina en un momento ideal,
pero que sin paz ni alegría,
no existe una navidad real.
La Navidad es un regalo,
un regalo que culmina en la felicidad,
porque el que cree en ella,
sabe que existe el perdón y la paz.
La Navidad no debe perderse,
porque es la estrella de la esperanza,
mas si se apagara su llama,
no existiría el renacer y el amar.
La Navidad no es un compromiso,
es un trato de amor y lealtad,
para estar bien con uno mismo,
y desear lo mejor a los demás.

Autora: Rosa Mª

Quisiera llegar a ti

Quisiera llegar a ti,
aunque pienso que en la distancia llego,
porque sólo ahora no estás,
ya que leyendo mis palabras,
mi cariño y mi sinceridad recogerás.
Quisiera llegar a ti,
y que nada de tristeza haya en tu caminar,
que no exista debilidad en tus pisadas,
porque tus huellas yo necesito hallar.
Quisiera llegar a ti,
y que si sólo te encuentras en tu camino,
a tí mi compañía te pueda ayudar,
porque aunque no soy nada,
la soledad es muy mala de llevar.
Quisiera llegar a ti,
aunque la distancia nos separe, ¡qué más da!,
si el corazón está cada uno dentro de nosotros,
la distancia sólo une cada vez más y más.
Quisiera llegar a ti,
y que ni una lágrima se derrame en tí ya,
que exista siemprre una sincera sonrisa,
porque la tristeza no llega a ningún lugar.
Quisiera llegar a ti,
y que mis palabras sinceras y honestas,
sean una luz en tu caminar,
porque para ti deseo, un dulce día de paz.

Autora: Rosa Mª
No quiero dejar de soñar,
aunque sólo sea despierta,
aunque la realidad esté lejana,
aunque la oscuridad real sea.
No quiero amanecer triste,
aunque mi corazón late sin cesar,
aunque no desee la vida,
porque nada en ella puedo dejar.
No quiero no dejar huella,
para alguien poder así animar,
para que no se pierda en este camino,
de oscuridad e inseguridad.
No quiero quedarme sin palabras,
para a alguien poder consolar,
para dar mi mano si sirve de algo,
para mi hombro poder arrimar.
No quiero dejar de soñar,
porque soñar no cuesta dinero,
porque nadie puede impedir,
que desee amor y paz.

Autora: Rosa Mª