Seguidores

29 de julio de 2010

DE NUEVO LA MADRUGADA Y YO

De nuevo la madrugada y yo,
aquí las dos juntas estamos,
haciéndonos mútua compañía,
las dos sólas y en silencio alto.
De nuevo la madrugada y yo,
otro nuevo día me espera hoy,
otro día en que los ojos abro,
otro día en que posiblemente,
mis ojos vean brillar el sol,
un sol que es tormenta interior.
De nuevo la madrugada y yo,
juntas, siempre juntas estamos,
hasta el adiós de la sigilosa muerte,
hasta que el cielo sea mi frente.
De nuevo la madrugada y yo,
inquieta, misteriosa, tenaz,
aquí de frente junto a ella estoy,
escribiendo estas letras para ella,
porque nadie más que ella renace hoy.
De nuevo la madrugada y yo,
intentando saber que haré este día,
tras de mí sensaciones incomprendidas,
conmigo el temor y la inercia de cada día.
De nuevo la madrugada y yo,
ahora sóla y con un silencio desesperado,
ahora... como siempre, ... en silencio,
un silencio que recorre mi alma,
una soledad que me acompaña amargada,
ahora... sólo ahora... en este mismo instante,
desearía cerrar los ojos y no abrirlos,
desearía acabar con todos mis sinsabores,
con todo pensamiento inoportuno,
con todo deseo que jamás se cumple,
con todos mis anhelos y mi desesperanza,
acabar ya... sí,... acabar ya.
Pero el día empieza ahora;
de nuevo la madrugada y yo,
intentando perseguir algún objetivo,
cumpliendo una promesa realizada,
pero sí... empieza un nuevo día...
un día... como otro cualquiera...
sin esperar nada... sin alcanzar nada,
porque en sí la vida, no tiene ningún sentido.

Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: