Seguidores

28 de julio de 2010

LA NOCHE Y YO

Aquí estamos la noche y yo,
dejando pasar las horas,
como dejé pasar el dia que se fue.
Aquí estamos la noche y yo,
sólas, tristes, sin sentido,
oscuras y con gran desilusión.
El día pasó sin ninguna dicha,
el día pasó porque ... pasó.
Hice una promesa que cumplo,
y ahora... el día pasa por pasar.
Aquí estamos la noche y yo,
esperando que llegue la madrugada,
dejando muertas las horas como yo,
muerta en vida sin ningún sentido,
carente absolutamente de valor.
Aquí estamos la noche y yo,
reflexionando sobre lo que hoy ha sido,
pensando qué puede darme ilusión.
Aquí estamos la noche y yo,
abatidas, derrotadas, cansadas,
pues el día pasó ... pasó y no volverá.
Aquí estamos la noche y yo,
sí, ahora, aquí, en la oscuridad,
sin ver brillar estrellas,
sin un mínimo de ánimo en el alma.
Aquí estamos la noche y yo,
sí, ahora, aquí, a solas,
aunque también a solas de día estoy.
Aquí estamos las dos en compañía,
porque el sueño no parece aparecer,
quizás porque el día haya sido pasar,
quizás, porque nada haya sabido valorar.
Aquí estamos la noche y yo,
en estrecha unión estamos,
dejando que este instante pase por pasar.
Aquí estamos la noche y yo,
no sé si prefiero la claridad del día,
o la oscuridad que acompaña a mi interior.
Aquí, estamos la noche y yo en compañía,
la oscuridad y el dolor son mi armonía,
y sí, quizás la noche sea mi mejor amiga.
Aquí, en la noche, ella y yo estamos sólas,
mientras todos yacen descansando del día.
Aquí, en la noche, ella y yo reflexionamos,
porque el día es demasiado largo,
y hay demasiados momentos indeterminados,
momentos que pasan directamente al pasado.
Aquí, en la noche, soy libre y vuelo soñando,
sueño despierta un mundo que no conseguiré,
quizás fantasías que mañana serán deshechos,
como deshecho social soy yo también.
Aquí estamos la noche y yo,
haciéndonos compañía voluntaria o no,
así como el día es compañero sin ser querido,
así la noche vuelve a ser un indeseable hecho.
Aquí estamos la noche y yo,
esperando no sé qué cosa, porque no hay deseo;
quizás, tal vez, ..., no esperando esperar mañana.

Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: