Seguidores

20 de septiembre de 2010

SOY UNA COBARDE

Hoy vuelvo a nacer, vuelvo a despertar, sin ganas, sin apetencia, con inanición y sin saber porqué.
No tengo ganas de seguir viendo el día, mas no tengo la osadía de hacer algo para desaparecer,
mas no sé en qué pensar en este nuevo día, para poderlo sobrelleva un poco mejor que el de ayer.
Estoy despierta, con muchísimo dolor, y no aguanto más esta situación. Iré al colegio, cumpliré mi trabajo con mucho sufrimiento y dolor. Regresaré a casa y me acostaré a dejar que pase el tiempo.
Ojalá pudiera cumplir lo que todos me están diciendo y es que no manifieste mi poca valía, pero, ¿alguien sabe que sentimiento tan profundo es ese, y qué desagradable es?.
Mi salida es dejar de existir, pero no sé cómo. No deseo existir, no deseo ver un nuevo día.
Mi existencia es puro dolor y puro sufrimiento. De nada sirvo, a nadie hago ningún bien.
Ahora, de nuevo, el tormento de tener que arreglarme, vestirme, coger el autobús. ¡Cuanto más lo pienso más angustia me entra!
No sé, ya no sé qué hacer. No tengo valentía para desaparecer ni para seguir en este mundo.
¡Qué poco vale mi ser!

No hay comentarios: