Seguidores

27 de noviembre de 2010

EL AHORA... EL HOY... EL PRESENTE

He amanecido de nuevo esta mañana, orgullosa del nuevo día, del nuevo encuentro con la vida.
Hoy vivo el presente, pues lo pasado ya es historia, lo nuevo, el ahora, es lo que importa.
Una palabra, un gesto, un libro entre mis manos, un niño llorando o sonriendo, unos padres jugando con sus hijos. Eso... eso es el ahora. El ahora son las palabras que dedico ahora. No las que escribí hace un mes o la semana pasada.

El ahora no es un reencuentro, es un pasar el instante, el momento. El pasado puede ser bueno o malo; si es bueno, es mejor recordarlo, pero si es malo, mejor... olvidarlo. ¿Para qué sirve recordar cosas que nos han dejado espinas...?.

Hoy pienso en el día de hoy, no en lo que hice o dejé de hacer ayer. El ayer, el hace un momento, ya es historia. El futúro, tampoco lo sé. Es algo que ha de ocurrir.
¿Acaso sé exactamente lo que haré dentro de una hora, o dentro de diez minutos?. Yo, personalmente, no lo sé.
Sé que quiero hacer cosas, leer libros, animar a amigos, escribir poemas, aceptar mis derrotas; pero eso, ¿cuándo?. No lo sé. A lo mejor, ahora dejo de escribir y me pongo a leer; pero a lo mejor requiere alguien mi ayuda, y dejo de hacerlo.

Por eso, hoy, ahora, en este momento, pienso y escribo, pero no sé que será a lo largo del día.
Hoy, quiero aprovechar cada segundo de este día, aunque sea observando mi respiración, que es una dicha.
Hoy, quiero sentir los latidos de mi corazón, donde guardo el amor que tengo para dar, donde guardo todos los buenos recuerdos y a las personas que conmigo desean estar.
Hoy, no busco lo que haré mañana, porque vivo el AHORA, el instante en el que me encuentro, el camino que piso, las huellas que pueda dejar.
Hoy, no pienso en lo que ayer hice, porque lo hecho, mal o bien, hecho está.
Ayer tomé decisiones, pero bien o mal hecho, decidido está.

No voy a cavilar ya más con mi pasado y mi presente, sino vivir cada instante, cada minuto de lo que ahora acontece.
Y me conoceré un poco más de mí, porque lo deseo. E intentaré cambiar los pensamientos derrotistas por otros más optimistas.

Hoy, deseo que quien se encuentre a mi lado, se sienta feliz de estar conmigo, pues yo irradio cariño y ternura. Quien lo deseeo puede tomarlo y quien no... abandonar mi compañía.

Autora: Rosa Mª

1 comentario:

JuanitoGnomo dijo...

un sos
no estaria mal
tanta felicidad en ti
no es nada normal..
seran los libros
seran tus escritos
seran tus cantos
seran tus amitades...
lo importante es que
casi curada estas.
un abrazo