Seguidores

29 de noviembre de 2010

SIN GRANDES METAS

Me encuentro libre de soñar, pero en un laberinto para alcanzar ese sueño.
Mi sueño es ser cada día mejor persona, aprovechar mejor la vida, no despreciar ni el más mínimo resquicio de ella.
Es fácil soñar, o no; depende de qué sueño se tenga. Yo ahora, sueño con no desperdiciar ni un minuto de mi vida.
Hoy, quiero ir al trabajo con un talante de alegría, de aprender conmigo misma y con los demás, algo que nada sabía.
Quiero ser la mujer que nunca he deseado ser, pero de la cual no me puedo desprender, y con la que tengo que vivir y luchar. Me aceptaré. Me acepto.
Sin aceptación por mi parte, no puedo seguir adelante.
Ahora, no deseo mas que lo más sencillo, lo más superfluo, no importa cuan pequeño sea. Cuanto más pequeño quizás mejor.

No me fijo metas. He optado por vivir el ahora. No proyecto nada, ningún proyecto tengo; ni a medio ni a largo plazo. Proyectar, quizás, pueda ser bueno. Pero supone, estrés, nervios y supone encauzar la vida hacia ese proyecto, que puede ser no se alcance.

Me fijo en el ahora, en las palabras que ahora estoy escribiendo. En mi presente, en este momento y doy gracias a Dios por estar prestándome la capacidad de expresar este sentimiento.

Ahora, cuanto más deseo es que el día no pase volando, que no pase el tiempo. Deseo disfrutar cada instante de este día con esperanza, ilusión y ningún arrepentimiento. Y sí, pasa, mientras escribo el tiempo pasa. Pero no pasa ya ajeno a mi vida. Algo he hecho. Escribir.

Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: