Seguidores

25 de diciembre de 2010

EN EL NUEVO DÍA

He notado que hoy crezco un poquito más, que no extraño la Navidad con sus festejos, que mi paz interior cada vez va a más. Me siento satisfecha de este hecho, pues tras de mí, había mucha incertidumbre, y todavía la hay.

Tengo la impresión de que se crece día a día, minuto a minuto, si una persona está dispuesta a ello. Es necesario la voluntad, para conseguir un verdadero equilibrio entre lo positivo y lo negativo, entre la paz y la turbulencia.

No creo que este equilibrio venga de por sí sin esfuerzo alguno. Pero puedo asegurar que la recompensa es muy buena, aunque no haya conseguido este equilibrio total todavía, pero estoy en ello.

No confío en los grandes éxitos, en las grandes metas; confío en el ahora, en las metas pequeñas, en lo que hace que una persona sonría, que se sienta cercana aunque la distancia nos sea lejana.
Por eso, en este momento, en el ahora, en el hoy, en el presente, espero y deseo que cada uno de vosotros podáis encontrar en vuestro camino, esa paz que hace que el día a día sea dichoso y estupendo.

Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: