Seguidores

28 de marzo de 2010

TODAVÍA NO LO SÉ

Todavía no lo sé.
No sé qué hago en este mundo,
no sé qué tengo qué hacer.
No sé cómo actuar frente a la gente,
no sé qué respuesta puedo obtener.
Todavía no lo sé.
No sé cuál es mi finalidad presente,
no sé en qué puerto está mi fe.
No sé cuándo ni dónde está mi dicha,
ni tampoco siquiera si soy digna de ser.
Todavía no lo sé.
No sé cuándo arribaré a mi puerto,
no sé cuándo mi timón llevaré.
No sé en qué momento alzaré el vuelo,
no sé ni tan siquiera dónde me dirigiré.
Todavía no lo sé.
No sé cuándo el temor me dejará camino,
no sé si por fin algún día yo seré.
No sé si algún día llegué a ser alguien,
no sé si soy quien quiero ser.
Todavía no lo sé.
No sé en qué momento seré yo misma,
no sé en qué momento tendré algún valer.
No sé el para qué de mi existencia,
no sé el porqué seguir luchando sin fe.

Autora: Rosa Mª

¿QUÉ MÁS QUERRÍA YO?

¿Qué mas querría yo,
que confiar en mí misma,
poder ser como los demás,
y valorar las cosas de la vida?.
¿Qué más querría yo,
que salir de este pozo sin luz,
ver con claridad el día,
y acostarme con quietud?.
¿Qué más querría yo,
que valer por poco que fuese,
ser luz aunque no potente,
y sentir que sirvo, simplemente?.
¿Qué más querría yo,
que dar un paso solamente,
hacer frente a cuanto me viene,
y no hundirme constantemente?.
¿Qué más querría yo,
que ser una persona corriente,
tener fe y caminar al frente,
y no detenerme en el presente?.
¿Qué más querría yo,
que pasar página hacia la vida,
caminar hacia un nuevo mirar,
y luchar luchar para meta llegar?.
¿Qué más querría yo,
que obtener fuerzas donde no hay,
y creer que existe un mañana,
tal vez donde tuviera claridad?.
¿Qué más querría yo,
que tan sólo deseo obtener la paz?.

Autora: Rosa Mª

SI DE MI DEPENDIERA

Si de mí dependiera,
confianza en mí tendría,
mi mayor tesoro,
mi mayor alegría.
Si de mí dependiera,
todo mi corazón daría,
pero de nada valgo,
nada vale mi compañía.
Si de mi dependiera,
un poco me querría,
pero carezco de valor,
y el odio hacia día a día.
Si de mi dependiera,
una sonrisa sacaría,
pero lejana está la alegría,
y ausente la mirada, la vida.
Si de mi dependiera,
mi ausencia sería alegría,
pues mi presencia ingrata,
mi lucha, una ruina.

Autora: Rosa Mª

EL PENSAMIENTO Y EL CORAZÓN

El corazón tiene hambre,
tiene ganas de poder dar,
mas vacío se encuentra,
y muy triste se halla.
El corazón tiene hambre,
el pensamiento se bate,
mas, ¿quién de los dos,
es quien la razón sabe?.
El corazón tiene hambre,
tiene ganas de poder luchar,
mas el pensamiento sabe,
que todo no está en amar.
El corazón tiene hambre,
pensar quiere ayudar,
mas cuanto más aparece,
más lejano está su lugar.
El corazón tiene hambre,
el pensamiento se abre,
mas, ¿quién de los dos,
es quien debe ganar?.
El corazón tiene hambre,
hambre de serenidad,
mas el pensar aparece,
dejando su sentir tocar.
El corazón tiene hambre,
el pensamiento yace,
mas, ¿a quien de los dos,
hacer caso al instante?.

Autora: Rosa Mª

ALLÁ ATRÁS

Allá atrás quedó el tiempo de la esperanza,
allá atrás quedó el tiempo de la ilusión,
mas son muchos los años que han pasado,
y muchos desengaños y falsedades tocados.
Allá atrás quedó el tiempo de la fantasía,
cuando aún era tiempo en pensar en mejoría;
mas ya la realidad su son ha retocado,
y no existe ni fantasía ni sueño para ser logrado.
Allá atrás quedó el tiempo de la confianza,
allá quedó esa luz que iluminaba el corazón;
mas son ya muchas las palabras vacías,
mas son muchos los retos que dijeron adiós.
Allá atrás quedó el tiempo de la alegría,
cuando era posible aún pensar en un nuevo día;
mas los días pasaron sin tener son ni energía,
mas allá quedaron esfuerzos sin tener prisa.
Allá atrás quedó el tiempo de un mejor día;
allá quedó desierto y seco el pensamiento;
mas ya atrás quedó inmerso el deseo,
de tener hoy un presente más placentero.

Autora: Rosa Mª

HOLA PRIMAVERA

Hola primavera,
de nuevo nos encontramos las dos.
Tú, con esa alegría inmensa,
y yo, todavía con el mismo dolor.
Hola primavera,
otra vez vuelvo a ver tu color.
Tú, con ese brillo y esperanza,
y yo, cada vez sin fe y sin amor.
Hola primavera,
de nuevo siento tu brisa y tu son.
Tú, con el son de la ternura,
y yo, cada vez cercana al adiós.
Hola primavera,
otra vez me muestras tu ocasión.
Tú, con esa dulzura y hermosura,
y yo, atrapada en un rincón.
Hola primavera,
de nuevo la cara vuelvo a verte,
y aunque escondida y atemorizada,
sin remedio estoy de conmigo tenerte.

Autora: Rosa Mª

NUEVAMENTE, VEO EL DÍA

Nuevamente, veo el día;
acaricio la brisa primaveral;
pero siento una gran tristeza,
que torna la luz, oscuridad.
Nuevamente, veo el día;
un día que tengo que superar,
mas no sé cómo lograrlo,
sin objetivo, sin claridad.
Nuevamente, veo el día;
ya ni ganas tengo de llorar;
el dolor es tan profundo,
que me cuesta hasta respirar.
Nuevamente, veo el día;
sin nada esperar lograr,
mas quieta ya yo me quedo,
mas callada en la inmensidad.
Nuevamente, veo el día;
y el sol reluce sin cesar,
mas inmensa es la tormenta,
que subyace en mi pensar.
Nuevamente, veo el día;
nuevamente, me dejo llevar;
mas no importa a dónde llegue,
nadie me espera en ningún lugar.

Autora: Rosa Mª

27 de marzo de 2010

CUANDO A MÍ VENGAS, MUERTE

Muchas oportunidades han pasado,
muchos sueños sin realizar,
muchas realidades muy oscuras,
y muy pocas ganas de continuar.
Muchas esperas inoportunas,
mucha confianza que luego se va,
mucho odio hacia mí misma,
y muy poca valía en mi personalidad.
Mucho temor hacia los otros,
pues de nada sirvo junto a los demás,
mucha angustia que nunca pasa,
porque la vida sin sentido está.
Muchos años ya han pasado,
y ya nada confío en que vaya a pasar,
mas sólo la muerte será mi aliada,
cuando hacia mí venga su mano a dar.

Autora: Rosa Mª

SIN RAZÓN PARA EXISTIR

No tengo razón para existir;
tan sólo sufrir y más sufrir.
Soñar es una oportunidad,
para pensar en otra realidad.
Pero la realidad no es sueño,
es un muy duro caminar,
que sin objetivo ni alegría,
es un odioso despertar.
No tengo razón para existir;
ni objetivo ni meta que lograr.
Tan sólo soy un ser viviente,
sin claridad ni huella que pisar.
Tan sólo dejo pasar el día,
para mañana otra vez despertar.
No tengo razón para existir;
tampoco la he tenido nunca,
y el tiempo pasa sin cesar.
Mas ya no voy en busca de nada,
mas voy sin tomar mi timón,
mas voy a la deriva sin rumbo,
mas no importa dónde llegue yo.

Autora: Rosa Mª

CERRADO QUEDÓ MI CORAZÓN

Cerrado quedó mi corazón,
a la esperanza y la ilusión,
pues ya dejé de creer,
en las máscaras del cariño.
Cerrado quedó mi corazón,
por las marcas del dolor,
por estar vacío y hueco,
y por carecer de amor.
Cerrado quedó mi corazón,
pues ya en nada confío,
ya nada me hace entender,
la comprensión y el desatino.
Cerrado quedó mi corazón,
y ya sellada su entrada quedó,
pues a él nadie puede llegar ya,
y en él sólo dolor se hallará.

Autora: Rosa Mª

HE VUELTO A NACER

He vuelto a nacer,
mi corazón late de nuevo,
aunque vida... no tengo.
He vuelto a nacer,
sin coraje y sin valor,
con pena y gran miedo.
He vuelto a nacer,
sin haber querido yo,
respiro, veo y siento.
He vuelto a nacer,
otro día sin comprender,
el porqué de mi momento.
He vuelto a nacer,
vacía y sin sentimiento,
dejaré el día correr.
He vuelto a nacer,
y sin objetivo ni puerto,
volveré a la deriva otra vez.

Autora: Rosa Mª

21 de marzo de 2010

¿PARA QUÉ QUIERO YO UN INSTANTE?

¿Para qué quiero yo un instante?
Para aumentar mi angustia,
para dejar que el tiempo pase.
Para sentir lo poco que valgo,
para dejar mi serenidad y aguante.
Para perder la esperanza que vale,
para quedarme quieta y sin talante.
Para ver que no tengo vida,
que existo por existir sin coraje.
¿Para qué quiero yo un instante?
Ojalá fuera para llenarme de valor,
para poder decidir sobre mi existir,
mas jamás ha llegado ese instante,
en el que el coraje me deje morir.

Autora: Rosa Mª

EN UN RINCON DE LA VIDA

En un rincón de la vida me encuentro,
porque en un nuevo día amanezco;
en un rincón, apartada con el temor;
porque la vida es un inmenso camino,
en el que estoy inmersa, sin querer yo.
En un rincón de la vida me encuentro,
porque salir a ella me provoca dolor;
en un rincón, alejada en mi soledad;
con la obligación de estar con la gente,
porque el trabajo es un deber permanente.
En un rincón de la vida me encuentro,
porque no soy nadie junto a mi alrededor;
en un rincón, cada vez más ausente,
porque mi compañía no es un deleite.
En un rincón de la vida me encuentro,
porque mi poca valía así lo requiere;
en un rincón, con el corazón encogido,
porque miedo le tengo a todo lo presente.
En un rincón de la vida me encuentro,
porque vivir es lo que me detiene;
en un rincón, porque no sé vencerme;
porque muerta estoy por detenerme.
En un rincón de la vida me encuentro,
porque allí me quedé en algún instante;
en un rincón, sin saber cómo ni dónde,
me quedé anclada sin dar un paso adelante.
En un rincón de la vida me encuentro,
porque mi corazón palpita cada instante;
en un rincón, allí donde nadie me halle,
intentaré permanecer callada y distante.

Autora: Rosa Mª

YA...

Ya fuerzas no tengo,
ni motivo ni interés.
Ya no hallo momento,
de calma y de porqué.
Ya no siento el hecho,
de tener o no tener.
Ya despierta no sueño,
pues la realidad, es.
Ya no tengo deseos,
ni ganas de un querer.
Ya llegó el momento,
de poner fin al creer.
Ya nada me queda,
que pueda tener valer.

Autora: Rosa Mª

EN EL SILENCIO DE LA VIDA

En el silencio de la vida,
cuando miro al firmamento,
cuando ya a nadie esperas,
cuando sólo hay sufrimiento,
veo un infinito incierto,
y máscaras de cariño y amor.
En el silencio de la vida,
cuando vivo este instante,
cuando pienso y no siento,
lejana es la distancia,
que separa la tierra del cielo.
En el silencio de la vida,
cuando nada hay que valga,
cuando quererme no puedo,
no puedo alcanzar su esencia,
no puedo alzar el vuelo.
En el silencio de la vida,
cuando lejana es la verdad,
cuando todo es inestabilidad,
siento una enorme tristeza,
que me separa de la felicidad.

Autora: Rosa Mª

CÓMO

¿Cómo hacer frente al miedo,
al fracaso y al poco valer?
¿Cómo pensar de manera,
que la vida tenga un interés?.
¿Cómo actuar de manera,
que el miedo deje de aparecer?
¿Cómo hacer que la lucha,
no pierda su fuerza y su ser?.
¿Cómo salir sin saber vivir,
existir cuando no hay fin?.
¿Cómo empezar a caminar,
cuando sólo existe oscuridad?.
¿Cómo poder comprender,
cuando no existe el interés?
¿Cómo seguir existiendo,
si no hay meta ni puerto?.

Autora: Rosa Mª

VOLVERÉ DE NUEVO AL TRABAJO

Volveré de nuevo al trabajo,
derrotada de no saber,
volveré sin hacer frente,
a todo cuanto debería saber.
Volveré de nuevo al trabajo,
huyendo de mi propio ser,
sin armonía, sin certeza,
yendo porque es un deber.
Volveré de nuevo al trabajo,
agotada de mi propio llanto,
con un sabor amargo de vida,
con agonía por el nuevo día.
Volveré de nuevo al trabajo,
no importa si estoy o no bien,
volveré y nadie se dará cuenta,
de que mi vida no tiene interés.
Volveré de nuevo al trabajo,
pero ya no a la búsqueda de fe,
porque mis días serán sólo eso,
trabajar sin un mínimo valer,
sin poder quererme siquiera,
porque de nada vale mi ser.

Autora: Rosa Mª

EXISTO

Existo.
He vuelto a amanecer.
A pesar de mi derrota,
a pesar de mi sinquerer.
Existo.
Ya sin esperar victoria,
ya sin volver a creer,
sin ser la que quiero ser.
Existo.
Y no puedo quererme,
mas mi odio es creciente,
sin duda de mi poco valer.
Existo.
Y no entiendo para qué,
para sufrir sólo tal vez,
pues no sé del placer.
Existo.
Ya sin objetivo alguno,
ni tan siquiera el querer,
pues no vivo sino existo,
y ganas tengo de perecer.
Existo.
La cobardía es mi sino,
el temor mi gran amigo,
y juntos me hacen perder,
el logro de dejar de ser.

Autora: Rosa Mª

20 de marzo de 2010

CANSADA ESTOY DE LA LUCHA

Cansada estoy de la lucha,
de pisar duro sin logro obtener,
mas no deseo grandes riquezas,
sino firmeza en mi ser.
Cansada estoy de la lucha,
de confiar que cambio puede haber,
mas el tiempo me quitado la duda,
de que mejorar no va a acontecer.
Cansada estoy de la lucha,
de pensar que ayuda puede haber,
pero en el transcurso de los años,
esta creencia ha dejado de suceder.
Cansada estoy de la lucha,
de buscar con angustia un mejor ser,
mas con el tiempo se ha borrado,
la claridad que pude algún día tener.

Autora: Rosa Mª

NO SOY QUIEN ERA

No soy quien era,
tampoco la que quiero ser;
la desolación y el vacío,
me han hecho dejar de ser.
No soy quien era,
tampoco la que tú ves;
la malicia y el desinterés,
dejaron mella en mi ser.
No soy quien era,
ya de dejado por fin de ser,
las palabras vacías y huecas,
dejaron vacío en todo mi ser.
No soy quien era,
ya nada puede ser como es,
tras la búsqueda sin respuesta,
ya nada puede tener interés.
No soy quien era,
ni tan siquiera puedo volver,
porque he perdido la certeza,
de que algun día llegué a ser.
No soy quien era,
ni seré como querría ser,
porque existe un gran abismo,
entre la inmensidad de todo ser.
No soy quien era,
tampoco sé quien fui ni quien soy,
pero en el transcurso de mi camino,
me doy cuenta de mi poco valor.

Autora: Rosa Mª

ADIÓS

Adiós a mi fe,
camino sin esperanza,
sin empeño ni porqué.
Adiós a mi sonrisa,
exenta estoy de alegría,
sin confianza ni sostén.
Adiós a mis sueños,
fantasías sí que hubo,
pero con la realidad topé.
Adiós a mi transparencia,
la verdad delante era,
pero el dolor encontré.
Adiós a mis palabras,
selladas están en mi alma,
sin destino ni interés.
Adiós a mi búsqueda,
la oscuridad es mi ayuda,
y mi camino un sinporqué.
Adiós a mi corazón,
nada hay ya que valga,
nada queda ya de emoción.

Autora: Rosa Mª

DEJO PASAR LOS DÍAS

Dejo pasar los días,
sin armonía y sin son;
pasan los días sí,
y también mi sinsabor.
Dejo pasar los días,
sin ánimo y con dolor;
pasan los días sí,
y también mi ilusión.
Dejo pasar los días,
sin objetivo y sin razón;
pasan los días sí,
y también mi decepción.
Dejo pasar los días,
sin valor y con temor;
pasan los días sí,
y no puedo llevar mi timón.

Autora: Rosa Mª

REQUIEBRO

Aire de desesperanza respiro,
por sendas oscuras camino,
mas sin aliento apenas suspiro,
porque el dolor es mi único amigo.
Sueño de un instante, pasajero;
la realidad es otra, un requiebro;
mas ya no son sueños lo que tengo,
sino pena tal vez, desasosiego.
Son sin armonía, espejo del silencio;
marcas las pautas, sin detenimiento;
mas la vida es continua y rotunda;
aunque no se entienda su surgimiento.
Riqueza del alma, de la que carezco;
profundo es el océano de tu encuentro;
mas no es necesario un gran trayecto,
para encontrar la belleza de tu talento.
Adiós de un corazón triste y callado,
que siente su palpitar pero asustado,
que en su interior habitaba el amor,
pero que amargamente se ha apagado.

Autora: Rosa Mª

¡ATENCIÓN CORAZÓN!

¡Atención, corazón!
La tristeza invade tu manto,
la ternura está marchita,
el cariño, desolado;
y tus latidos, enojados.
¡Atención, corazón!
La mentira te ha seducido,
el amor, ahora callado;
la desolación es quien domina,
y tu presencia, escondida.
¡Atención, corazón!
El dolor profundo es dueño,
la desesperanza, una seña;
la oscuridad apaga tu senda,
y tu puerto, una gran meta.
¡Atención, corazón!
A ti acudo, para oir tu voz;
a ti recurro, desde mi silencio,
para que desde tu fuero interno,
pueda sentir tu cariño y tu amor.

Autora: Rosa Mª
En silencio, caminan mis días;
en el silencio de una mirada,
en el silencio de la mentira,
en el silencio de la desesperanza.
En silencio, alcanza una lágrima;
en el silencio de una mañana,
en el silencio de una vida,
una vida apagada y desarmada.
En silencio, surge el amor;
el amor que es ciego y sin son;
en silencio amanece la chispa,
que hace que se quiebre la ilusión.
En silencio, se agota la paciencia;
en silencio, se desprende una flor;
en silencio, aparece el nuevo día;
en silencio, aguarda la razón.
En silencio, siempre en silencio,
es cuando habla mi corazón.

Autora: Rosa Mª

19 de marzo de 2010

YO ESTARÉ

Yo estaré.
Estaré para recibir tus palabras,
con el corazón envuelto en llamas,
estaré en el silencio del abismo,
en el despertar de tu mirada.
Yo estaré.
Estaré esperando sin esperanza,
sin calor ni motivo cada mañana,
sin conocer el valor de la confianza.
Yo estaré.
Estaré como siempre desesperada,
con un amargo amanecer, sin aliada;
estaré repitiendo palabras sintentido,
en el surgir de una triste lágrima.
Yo estaré.
Estaré percibiendo un gran vacío,
un lejano y penetrante dolor del alma,
una distancia cada vez más humana,
una huella imborrable que no calma.
Yo estaré.
Y quizás cometa los errores del ayer,
porque no aprendo con el daño,
sino que fallo con el vacío humano,
y hallo los fracasos paso tras paso.
Yo estaré.
Pero ya estaré tal vez fría y distante,
porque no es la lejanía un placer,
porque en la ilusión y la cercanía,
reside el amor y el verdadero querer.

Autora: Rosa Mª

EN...

En la antesala del amor me hallo,
a él le suplico su gran regazo;
mas deseo dejar el día oscuro,
y pisar huellas de profundo surco.
En la lejanía de la confianza me sitúo,
sin aspirar tan siquiera a un suspiro,
pues mejor que una palabra vacía,
preciso de un hecho, de un cobijo.
En el perdido y profundo cielo miro,
sin esperar hallar un rastro o destello,
tal vez inmersa en un perdido deseo,
en la sensación de vacío y de despego.
En la callada e intensa soledad pienso,
apartada de cualquier obstáculo,
intentando conquistar al viento,
que sopla fuertemente en mi silencio.
En la inmensidad del mundo existo,
enmedio de infinidad de caminos,
mas caminando por ellos voy perdida,
mas perdida estoy sin rumbo alguno.

Autora: Rosa Mª

¿PARA QUÉ?

¿Para qué derrochar lágrimas,
en algo que solución no tiene?.
¿Para qué alargar la esperanza,
cuando pasan años y no llega?.
¿Para qué sufrir por soledad,
si el corazón en uno mismo está?
¿Para qué confiar en las palabras,
cuando los hechos no son real?.
¿Para qué pensar en el amor,
cuando vacío se halla el corazón?
¿Para qué pensar en riquezas,
si el alma se halla sin belleza?.
¿Para qué soñar despierta,
si la realidad es cruda y ciega?
¿Para qué esperar un minuto,
si el instante es un total absurdo?.
¿Para qué despertar cada día,
si no existe motivo alguno?.
¿Para qué luchar sin motivo,
sin objetivo ni puerto alguno?.

Autora: Rosa Mª

YA NO BUSCO AYUDA

Ya no busco ayuda,
ya no tengo fe;
perdí la esperanza,
y sin confianza me quedé.
Ya no busco ayuda,
aunque todo oscuro esté,
aunque con ahogo me halle,
aunque obstáculos no salve.
Ya no busco ayuda,
ya nada me mueve a creer,
nada existe en mi camino,
que me haga seguir y hacer.
Ya no busco ayuda,
sólo mis pasos son los que daré,
mas prefiero quedarme sóla,
a heridas que cuestan rehacer.
Ya no busco ayuda,
prefiero la soledad y la amargura,
a tener que depositar mi confianza,
para luego quedarme yo y mi llanto.
Ya no busco ayuda,
ya nada mejorar podré,
pues son muchos años de lucha,
y un gran vacío de sueños y fe.

Autora: Rosa Mª

18 de marzo de 2010

YA NO QUIERO MÁS SUFRIR

Ya no quiero más sufrir;
ni por amor ni por ausencia,
ni por dolor ni por inocencia.
Ya no quiero más sufrir;
ni por temor ni por torpeza,
ni por pudor a la violencia.
Ya no quiero más sufrir;
no deseo volver a lo que fui;
no deseo mas que existir.
Ya no quiero más sufrir, no;
ya no deseo caer en el llanto,
en el abismo de la tristeza,
ni en el dejar días en vano.
Ya no quiero más sufrir, no;
ya no quiero palabras en vano,
no quiero una alegría encubierta,
un dejar caer el día a lo largo.
Ya no quiero más sufrir, no;
ya es hora de pensar en algo,
ya es momento de gritar al viento,
que, aunque por un momento,
mi estancia no haya sido en vano.

Autora: Rosa Mª

15 de marzo de 2010

CONFIADA EN TÍ QUEDÉ

Confiada en tí quedé,
y mil llantos han surgido,
porque la duda del querer,
no es sino un gran sacrificio.
Confiada en tí quedé,
y las palabras en tí guardé;
pero con el tiempo aprendí,
que hay que saber el destino.
Confiada en tí quedé,
y mil vueltas han surgido,
y ahora puedo dar fe,
de que no era el único destino.
Confiada en tí quedé,
y me di cuenta de cuánto fallé,
porque no existe peor destino,
que la imprudencia y el desatino.
Confiada en tí quedé,
y aunque dolorosa, lección fue;
porque ya no soy quien era,
y mis palabras guardo bien.
Confiada en tí quedé,
mas tras las huellas de la duda,
y tras el dolor de mucho perder,
tomo el silencio y la lucha,
de nunca más volver a caer.

Autora: Rosa Mª

AL AMOR

Amor, quiero verte conmigo;
quiero sentir tu pálpito;
deseo no te alejes de mi lado,
y sentir el son de tu encanto.
Amor, a tí amor me dirijo,
porque me tienes a tu lado,
porque necesito tu cobijo,
porque preciso de tu respaldo.
Amor, sin ti humana no sería,
y mi corazón vacío estaría,
pero siento, aunque sea el llanto,
y eso es reclamo de tu encanto.
Amor, no dejes de abrir tus manos,
no dejes tu mirada vacía y lejana,
que sin ti la vida no es dicha,
y sin ti, nadie nadie se entendería.
Amor, no dejes de escuchar la voz;
no dejes que el silencio te quiebre,
y dejes de alumbrar el corazón.
Amor, con este son de esperanza,
con la mirada hacia ti y hacia tu morada,
espero atenta y con confianza,
que jamás tú no dejarás tu gran mirada.

Autora: Rosa Mª

7 de marzo de 2010

A TI QUIERO LLEGAR

A tí quiero yo llegar,
aunque no me esperes,
aunque no me escuches,
aunque no me hables.
A tí quiero yo llegar,
porque mi corazón lo dice,
porque sólo no lo estás,
porque aunque nublado sea,
un rayo de luz puede llegar.
A tí quiero llegar,
aunque nada pida tu boca,
aunque no creas en la amistad,
aunque no tengas esperanza,
mi cariño hacia tí va.
A tí quiero llegar,
porque si lees estas letras,
en vano mi marcha no será,
porque tú habrás comprobado,
que en ellas nada malo hay,
tan sólo instante de ternura,
que hace este instante,
un intenso y gran paso más.

Autora: Rosa Mª

QUISIERA VER UNA ESTRELLA

Quisiera ver una estrella,
durante la noche brillar,
relucir con el sol de cada día,
y nunca morir en mi soledad.
Quisiera ver esa estrella,
que paz y alegría a la vida da,
que da confianza y energía,
para un nuevo caminar.
Quisiera ver esa estrella,
la que proporciona seguridad,
aquella que buenas cosas lleva,
porque está repleta de voluntad.
Quisiera ver esa estrella,
que día y noche aguarda sin cesar,
pero que mi corazón no alcanza,
y que junto a mí no ceso de esperar.
Quisiera ver esa estrella,
tan hermosa y tan llena de sinceridad,
aquella que proporciona la armonía,
de un buen y dulce despertar.
Quisiera ver una estrella,
que ante mí puede que tenga,
y es la estrella de la esperanza,
que hace vislumbrar la vida,
y permite que en ella no me detenga.

Autora: Rosa Mª