Seguidores

29 de julio de 2010

SOLITARIOS SENTIMIENTOS

Mi piel sobre tu piel se encontraba,
mis labios y los tuyos eran unos,
ambos cuerpos se fusionaban,
en una historia apasionada de amor,
en algo que tú y yo buscábamos.
Ahora, ..., todo es un triste recuerdo,
ya nada siento por esa pasión ni deseo,
tal vez lo que sienta sea eso... deseo.
Pero la realidad no es fantasía,
ya prefiero no tener sueños,
prefiero no buscar ya en anhelos.
Ya sólo me queda una realidad,
la realidad solitaria de mi cuerpo,
con sus sensaciones, con sus misterios;
ya sólo me queda pensar en el recuerdo.
Ya sólo tengo mis solitarias sensaciones,
extrañas, tal vez buenas, tal vez malas.
Ya sólo tengo fantasías no cumplidas,
días pasados sin que pase nada nuevo,
instantes que se fusionan en pasado,
momentos que anhelan amor y besos.
Mi cuerpo grita algo que no entiendo,
no entiendo la ansiedad y el anhelo,
no comprendo en la soledad encontrada,
no puedo comprender la vitalidad hallada,
no puedo satisfacer necesidades innatas.
Y ahora, en mi solitaria realidad,
en una persona que no sabe hacia dónde va,
en una persona que vida y muerte son real,
nada sé qué me está aconteciendo,
tan sólo es mi cuerpo el que grita,
y mi pensamiento... no sabe qué determinar.
Y ahora... en la soledad de mis recuerdos,
en esas caricias que tanto llenaron el encuentro,
en ese primer beso que, aunque tarde,
fue para mí como fuego, encuentro y desenfreno,
en esa fusión de los cuerpos tan hallados,
en ese creer sentirme hallada y amada,
ahora... no sé qué es lo que realmente deseo.
Si ser mujer que cumple sus deseos,
o tan sólo una mujer que no se desea,
y que tan sólo desprecia su sentido cuerpo.
Ahora... tras haber pasado el tiempo...,
tras haber probado el apasionado amor,
pero sin huellas ni tan siquiera el deseo,
ahora... con mi solitaria realidad...
en la que nada puede satisfacer mi necesidad,
en la que nada puede cumplirse un anhelo,
viajo por un mundo lleno de sentimientos,
sentimientos que desconozco por momentos,
a instantes lleno de pasión y de amor para dar,
a instantes vacía y esperando la muerte pasar.

Autora: Rosa Mª

TE DESEO AMOR

Amor, dime dónde te escondiste.
Te busqué en la madrugada,
en la profundidad de mis deseos,
en la profundidad de mi corazón.
Te busqué, sí, pero no te vi.
Te conocí un día, en un noche,
una noche de pasión desenfrenada,
pero me quedé vacía, ... , muy vacía.
Eso... no era verdadero amor.
Te busqué creyendo que lo merecía,
tal vez fue un tremendo error.
Te busque sin ser dueña de mí misma,
te encontré quizás sin ser tú ni yo.
Ya no sé si deseo encontrarte, amor;
ya no sé ni si deseo o merezco calor.
Aunque verano, mi corazón helado;
aunque lo preciso, deseo no hallado.
Amor, recuerdo esas caricias, esa mirada,
esos besos que tanto me deleitaron,
esas palabras que tanto me endulzaron,
esa fusión de cuerpos en la madrugada,
ese surgir apasionadamente cara a cara.
Amor, dime dónde te escondiste,
porqué apartaste de mí tu mirada,
porqué sólo vivo el recuerdo de lo que fuiste,
sin sentir ya el valor y el silencio de tu llamada.
Amor, ahora sin tí nada tiene sentido;
tú eres libre de escogerme o dejarme,
pero sin tí, amor, mi corazón plenamente vacío.
Amor, deseo tenerte, sentirte, hallarte;
deseo que me llenes el corazón tuyo.
Siento que mi cuerpo desea tenerte, tocarte;
mis labios desean ser fruto de un gran beso,
siento demasiada pasión para ser solitaria.
Amor, no deseo tenerte miedo, sino decisión,
deseo, deseo... pero sólamente eso.
Pero ese deseo... tan sólo es fantasía e ilusión.

Autora: Rosa Mª

DE NUEVO LA MADRUGADA Y YO

De nuevo la madrugada y yo,
aquí las dos juntas estamos,
haciéndonos mútua compañía,
las dos sólas y en silencio alto.
De nuevo la madrugada y yo,
otro nuevo día me espera hoy,
otro día en que los ojos abro,
otro día en que posiblemente,
mis ojos vean brillar el sol,
un sol que es tormenta interior.
De nuevo la madrugada y yo,
juntas, siempre juntas estamos,
hasta el adiós de la sigilosa muerte,
hasta que el cielo sea mi frente.
De nuevo la madrugada y yo,
inquieta, misteriosa, tenaz,
aquí de frente junto a ella estoy,
escribiendo estas letras para ella,
porque nadie más que ella renace hoy.
De nuevo la madrugada y yo,
intentando saber que haré este día,
tras de mí sensaciones incomprendidas,
conmigo el temor y la inercia de cada día.
De nuevo la madrugada y yo,
ahora sóla y con un silencio desesperado,
ahora... como siempre, ... en silencio,
un silencio que recorre mi alma,
una soledad que me acompaña amargada,
ahora... sólo ahora... en este mismo instante,
desearía cerrar los ojos y no abrirlos,
desearía acabar con todos mis sinsabores,
con todo pensamiento inoportuno,
con todo deseo que jamás se cumple,
con todos mis anhelos y mi desesperanza,
acabar ya... sí,... acabar ya.
Pero el día empieza ahora;
de nuevo la madrugada y yo,
intentando perseguir algún objetivo,
cumpliendo una promesa realizada,
pero sí... empieza un nuevo día...
un día... como otro cualquiera...
sin esperar nada... sin alcanzar nada,
porque en sí la vida, no tiene ningún sentido.

Autora: Rosa Mª

28 de julio de 2010

QUIERO ESTAR EN PAZ CONMIGO MISMA

Quiero estar en paz conmigo misma,
hablar con mi corazón y mi alma, tranquila.
Escuchar el susurro de la autoconfianza,
el vibrar de la seguridad en mí misma,
el son de la melodía de mis deseos,
y el palpitar de mi corazón inquieto.
Quiero estar en paz conmigo misma,
vivir el presente con autonomía,
no estar dependiendo de opinión ajena,
sino de mi propia razón y sin dependencia.
Quiero estar en paz conmigo misma,
sentir que cada instante es sólo mío,
y que únicamente yo puedo vivirlo,
y nadie más que yo, sin ningún derribo.
Quiero estar en paz conmigo misma,
acoger la soledad que tanto me asola,
sentir el aislamiento en que vivo sumida,
y en paz, en paz... esperar la silenciosa muerte.

Autora: Rosa Mª

NUEVAMENTE HE VISTO EL AMANECER

Nuevamente he visto amanecer,
así como ver los rayos de sol nacer,
así como seguir atormentada,
por ver de nuevo el día crecer.
Nuevamente he visto amanecer,
y yo... apenas sin ganas de mover,
apenas siento sensación alguna,
o, por contra, mi cuerpo es todo ser.
Nuevamente he visto amanecer,
y yo... ya no sé si deseo o no placer,
ya es todo un inmenso mundo confuso,
en el que jamás sé lo que tengo qué hacer.
Nuevamente he visto amanecer,
nuevamente, he de permanecer,
permanecer sin saber qué siento,
si son sensaciones o ganas de crecer.
Nuevamente he visto amanecer,
cumpliendo la promesa me hallo,
la promesa que a una persona buena,
a una persona... le hice con la verdad ciega.
Nuevamente he visto amanecer,
nuevamente sin objetivo me hallo,
tal vez porque mi presencia sea oscura,
tal vez porque mi ser no tenga valor alguno.
Nuevamente he visto el amanecer,
aquí entre el nuevo día me hallo,
con angustia y entre sensaciones extrañas,
sin paz y con un gran vacío hondo y amargo.

Autora: Rosa Mª

LA NOCHE Y YO

Aquí estamos la noche y yo,
dejando pasar las horas,
como dejé pasar el dia que se fue.
Aquí estamos la noche y yo,
sólas, tristes, sin sentido,
oscuras y con gran desilusión.
El día pasó sin ninguna dicha,
el día pasó porque ... pasó.
Hice una promesa que cumplo,
y ahora... el día pasa por pasar.
Aquí estamos la noche y yo,
esperando que llegue la madrugada,
dejando muertas las horas como yo,
muerta en vida sin ningún sentido,
carente absolutamente de valor.
Aquí estamos la noche y yo,
reflexionando sobre lo que hoy ha sido,
pensando qué puede darme ilusión.
Aquí estamos la noche y yo,
abatidas, derrotadas, cansadas,
pues el día pasó ... pasó y no volverá.
Aquí estamos la noche y yo,
sí, ahora, aquí, en la oscuridad,
sin ver brillar estrellas,
sin un mínimo de ánimo en el alma.
Aquí estamos la noche y yo,
sí, ahora, aquí, a solas,
aunque también a solas de día estoy.
Aquí estamos las dos en compañía,
porque el sueño no parece aparecer,
quizás porque el día haya sido pasar,
quizás, porque nada haya sabido valorar.
Aquí estamos la noche y yo,
en estrecha unión estamos,
dejando que este instante pase por pasar.
Aquí estamos la noche y yo,
no sé si prefiero la claridad del día,
o la oscuridad que acompaña a mi interior.
Aquí, estamos la noche y yo en compañía,
la oscuridad y el dolor son mi armonía,
y sí, quizás la noche sea mi mejor amiga.
Aquí, en la noche, ella y yo estamos sólas,
mientras todos yacen descansando del día.
Aquí, en la noche, ella y yo reflexionamos,
porque el día es demasiado largo,
y hay demasiados momentos indeterminados,
momentos que pasan directamente al pasado.
Aquí, en la noche, soy libre y vuelo soñando,
sueño despierta un mundo que no conseguiré,
quizás fantasías que mañana serán deshechos,
como deshecho social soy yo también.
Aquí estamos la noche y yo,
haciéndonos compañía voluntaria o no,
así como el día es compañero sin ser querido,
así la noche vuelve a ser un indeseable hecho.
Aquí estamos la noche y yo,
esperando no sé qué cosa, porque no hay deseo;
quizás, tal vez, ..., no esperando esperar mañana.

Autora: Rosa Mª

27 de julio de 2010

HACIA LA VIDA

Angeles del alma,
acudid hacia mí,
asustada en mi cobijo,
no sé cómo salir.
Estrellas del cielo,
iluminad mi vacío,
un vacío hueco y hondo,
que no sé cómo verlo.
Fantasías pasajeras,
salid a mi encuentro,
vosotras tan calladas,
hacia mí podéis acudir.
Y vosotros, los deseos,
no comencéis a dormir,
que los días deprisa pasan,
y yo los preciso hallar en mí.
Y tú, vida, sí vida,
si a mí has de acudir,
preséntate dándome fuerza,
o si no... por favor...
si no... déjame ir.

Autora: Rosa Mª

DIME DÍA

Dime, día, ¿por qué estás conmigo?.
Y tú, tarde, ¿por qué has aparecido?.
¿Acaso aprecio vuestra compañía?.
¿Acaso soy algo en vuestra presencia?.
Dime, tarde, ¿qué esperas de mí?.
¿En qué rincón me meto, me mudo?.
¿Hacia dónde van mis esperanzas?
¿Hacia dónde han ido mis deseos?.
Y luego... vendrá la oscura noche,
calurosa, lúgubre, como la muerte.
Y saldrán las lágrimas del alma,
y se esconderá la victoria tan rota,
y saldrá la derrota sin escolta.
Y luego... se oscurecerá el deseo,
aparecerá nuevamente el intento,
de no abrir los ojos mañana.
Y luego... aparecerán las fantasías,
esas fantasías que jamás son prácticas.
Y luego... vendrá el miedo y la tormenta,
como cada noche, cada madrugada.
Y luego... nuevamente,... otra mañana,
quizás con el sol por la ventana,
pero con una gran tormenta en el alma.
Dime, día, ¿por qué nuevamente conmigo?
¿por qué nuevamente el fracaso?.
¿Por qué no avanzo hacia la victoria,
por qué paralizada, me quedo inerte,
esperando nuevamente pasar las horas?.
Ahora... ahora... dime, día, ¿qué hacer?
Ahora... ahora..., decidir no he podido,
por mi poca valentía y mi poca firmeza,
por mi poca valía y por mi gran temor.
Dime, día, dime así adónde voy.

Autora: Rosa Mª

SIN SABER QUIEN SOY

No sé quién soy ni adónde voy;
no sé cuál es mi objetivo ni ilusión.
No sé ver el brillo de las estrellas,
pero sí el de tu corazón.
No sé caminar sin huella profunda,
pero sí ver luz que ilumina mi caminar.
No sé qué voy a hacer en este momento,
pero mis palabras sirven para respirar.
No sé qué va a ser hoy de mí día,
pero me he despertado para ver el día.
No sé que voy a hacer en este momento, no;
pero sé que hacia tí van mis mejores deseos.
No soy capaz de perdonarme a mí misma,
pero deseo tu inmensa paz infinita.
No tengo puedo transmitir alegría,
pero me conformo con tu maravillosa compañía.
No soy más que una humilde persona,
que apenas, o ninguna virtud tiene,
que tiene más defectos que valores,
pero que al otro lado de la pantalla,
está a tu lado y no te deja su corazón latente.

Autora: Rosa Mª

¿DE QUÉ LLENARÍA MI VIDA?

¿De qué llenaría mi vida, si está vacía?
La llenaría de amor, y no de odio.
La llenaría de alegría y no de pena.
La llenaría de perdón y no de rencor.
La llenaría de luz y no de oscuridad.
¿De qué llenaría mi vida, si está vacía?.
La llenaría de deseos y de vitalidad.
La llenaría de bondad y no de maldad,
la llenaría de ilusión y no de desánimo.
La llenaría de algo que a tí te llenara.
¿De qué llenaría mi vida, si está vacía?.
La llenaría de algo que para ti, ... para tí,
fuera algo que te sacara una enorme sonrisa.

Autora: Rosa Mª

25 de julio de 2010

NO DESEO MI PRESENTE

No deseo el presente que ahora tengo,
tampoco sé el que deseo tener,
porque yo tan sólo soy un deshecho,
un deshecho al que rehacer.
No deseo el presente que ahora tengo,
nada me importa que no sea cambiar,
mas en alguien estoy confiando,
para poder dejar de ser basura no más.
No deseo el presente que ahora tengo,
tal vez sea un error el confiar cambiar,
pero si una promesa hice frente a frente,
es porque a cabo la voy a llevar.
No deseo el presente que ahora tengo,
tan sólo soy ahora un deshecho social,
alguien que no sirve simplemente nada,
alguien en que su vida se quedó una vez atrás.
No deseo el presente que tengo,
el pasado... ya no puede volver atrás,
tan sólo deseo un presente...
... un presente en que sienta algo de bienestar.

Autora: Rosa Mª

ME PREGUNTO PORQUÉ ESCRIBO ESTAS PALABRAS

Me pregunto porqué escribo estas palabras,
quizás son el eco de mi interior quien las habla,
quizás es el deseo de sentir que de algo me libero,
me libero de una carga, una carga muy pesada.
Me pregunto porqué escribo estas palabras,
tal vez de nada sirvan y de nada valgan,
posiblemente, como yo, sean un deshecho,
un deshecho despreciable y sin valor alguno.
Me pregunto porqué escribo estas palabras,
quizás es mi corazón repleto o amor u odio,
quizás un corazón vacío o tal vez roto.
Me pregunto porqué escribo estas palabras,
tal vez porque no sé reaccionar ante mi verdad,
una verdad que ante mí se presenta,
y de la cual me quedo indemne y sin valor.
Me pregunto porqué escribo estas palabras,
quizás, porque le hacen falta al corazón,
tal vez es mi pensamiento el que se libera,
tal vez es mi falta de valía a la reacción.
Me pregunto porqué escribo estas palabras,
palabras que a nada llevan y a nadie van,
palabras, ..., simplemente palabras,
pero es mi único modo de sacar de mí lo que hay.
Me pregunto porqué escribo estas palabras,
quizás absurdas como mi persona,
quizás, vacías como mi corazón,
quizás, en un mañana me ayuden en algo,
quizás, sea ahora cuando me estén ayudando.

Autora: Rosa Mª

SIN SABER

Sin saber cómo reaccionar estoy,
sin saber siquiera quién soy;
sin saber qué hacer ni dónde voy;
sin saber, sin saber... aquí estoy.
Sin saber porqué vivir existo,
sin saber qué responder, escucho.
Sin saber qué hacer en mi presente,
sin saber, sin saber..., en este instante.
Sin saber qué hago en este mundo,
sin saber dónde poder integrarme,
sin saber siquiera si tengo sentimientos,
sin saber, sin saber... qué pienso.
Sin saber porqué confío o no confío,
sin saber si debo recorrer este camino,
sin saber siquiera que haré en un minuto,
sin saber, sin saber... ni tan siquiera porqué escribo.

Autora: Rosa Mª

UN DIA MAS

Un día más de nuevo,
esperando que pasen los minutos,
sin sentido, sin deseos.
Un día más de nuevo,
desesperada por no saber qué hacer,
por no ser la persona que deseo ser.
Un día más de nuevo,
un día más sin sentido ni querer,
un día más despierta pero muerta,
muerta por no apreciar lo que el día me da.
Un día más de nuevo,
un día más dejando los segundos pasar,
esperando que venga la tarde,
para después la noche haga su despertar.
Un día más de nuevo,
un día sin objetivo y sin ganas de estar,
un día en que una promesa cumplo,
una promesa que me cuesta superar.
Un día más de nuevo,...
... un día más... he de estar.

Autora: Rosa Mª

24 de julio de 2010

ADIOS...

Adiós a la tristeza deseo,
aunque sé que no existe la felicidad,
sí confío en un mejor bienestar,
aunque no sé si lo lograré alcanzar.
Adiós al sufrimiento y al dolor,
aunque lo haya que sea con suavidad;
sí confío ahora en alguien,
que en mí su confianza ha dado lugar.
Adiós al deseo de no exisitir, deseo;
que la vida tenga algo de sentido,
que no sea odioso despertarme,
y que levantarme no sea un sacrificio.
Adiós a ver que todos son mejores,
aunque me cueste un gran desafío,
porque yo apenas soy nada,
y a mi alrededor todos valen muchísimo.
Adiós a pasar el tiempo sin hacer nada,
aunque permanezca en este espacio,
aunque aquí sea mi refugio,
renuncio a pasar las horas sin sentido,
y aunque aquí las paso también,
al menos intento escribir algo con sentido.
Adiós a lamentarme sólo de mis errores,
y a aprender de ellos con gran coste,
pero ahora... ahora estoy serena,
y también digo adiós a la inestabilidad incierta.
Adiós ... adiós quiero a mi miedos y temores,
adiós deseo a mi debilidad y mi poco valor.
Adiós le deseo a la persona que nada en mí vale,
deseando que salga algún día algo de mí que tenga valor.


Autora: Rosa Mª

¿CÓMO CAMBIAR MI PRESENTE?

¿Cómo cambiar mi presente sin hacer mal?
¿Cómo tener ilusiones si no las he podido gozar?
¿Cómo ser yo misma, si ni tan si quiera sé de mí?.
¿Cómo cambiar a mejor, si en mi sentir no lo soy?.
Quisiera borrar de mí toda mi vida,
sí, toda, desde que tengo uso de razón.
Quisiera ser otra persona, distinta a la de hoy.
Quisiera... quisiera... ¡ser tan diferente!.
Quisiera tener buenos sentimientos,
pero en mí sólo habita la maldad.
Quisiera en este momento, volar como los pájaros,
e ir a habitar a otro lugar, para nada escuchar.
Mi hogar es inestable, a veces desagradable,
y eso.. eso ... no sé cómo poderlo evitar.
Porque en parte, soy una gran responsable,
por haberme dejado simplemente llevar.
Ahora, en este momento, necesito estabilidad,
estabilidad de la que carezco,
porque en mi hogar es imposible alcanzar.
Ahora, en este momento, necesito llorar,
llorar porque me encuentro incómoda,
porque no sé si salir o entrar.
Ahora, tan sólo me encuentro ante mi soledad,
soledad que pesa porque es aislamiento,
porque me resguardado en mi propio pesar.
Ahora, ya no quiero ningún pesar,
a pesar de que tan sólo deseo el llanto,
a pesar de que con nadie puedo hablar.
Ahora... en este momento, aquí no desearía estar.
Desearía habitar sóla en mi propia casa,
sin que nada ni nadie me pudiera alterar.
Ahora... en este momento, mantengo una promesa,
promesa que me cuesta muchísima a cabo llevar.
Ahora... en este momento, desearía cambiar mi vida,
pero no sé ni cómo poder comenzar.
Ahora... en este momento, mi lucha es interna,
porque mientras una desea ser fuerte y luchar,
la otra es una persona débil que sólo se deja llevar.
¿Cómo cambiar mi presente si no sé ni por dónde voy,
si tan siquiera sé caminar sóla, dependiendo de todo,
y sin dar un paso sóla sin libertad y sin precisión?.

Autora: Rosa Mª

¿ES BUENO COMUNICARSE?

¿Es bueno comunicarse?
¿Es bueno tener confianza?
La comunicación se necesita, sí,
y la confianza, es una gozada del alma.
Pero si la falsedad es quien domina,
si la comunicación es escuchar sin ganas,
si comunicarse consiste en obtener maldad,
si la confianza lleva a obtener que odiar,
entonces es mejor mantener la boca cerrada,
al igual que cerrar los ojos...
y pensar que el mundo no está.
Entonces es mejor cerrarse en uno mismo,
porque nada ni nadie entiende de tu soledad.
¿Es bueno comunicarse?
¿Es sano tener confianza?
Es una respuesta que no sé darme,
es algo que daño me ha causado.
Sin embargo, y a pesar de los años,
sigo queriendo comunicarme,
ya no con todas las personas, no;
ya me cuesta adquirir la confianza,
pero ... sigo existiendo.
A pesar de todos mis errores,
a pesar de estar cansada de la vida,
a pesar de haber encontrado daño...
...sigo creyendo algo en la comunicación.
La confianza... quizás el tiempo me la dé.
Pero necesito un hilo de esperanza,
y para ello, quizás el mejor camino sea hablar.
Pero no hablar con cualquiera, no.
Hablar no sé ya si es bueno o malo.
He confiado y hablado ya con personas,
personas que han mostrado interés y cariño,
pero que el tiempo ha demostrado,
que tan sólo eran palabras de agrado,
palabras que el tiempo ha borrado.
Ahora, sí, me da pánico hablar, salir de mí.
Ahora, tengo terror a tener a alguien,
a alguien que de verdad quiera saber de mí.
Ahora tengo miedo a salir de mí misma,
porque la comunicación y la confianza,
han hecho que me encierre ya en mí.
Sí, sé que tengo que salir, que existo,
que he dado mi palabra de no morir,
que aunque para mí la vida nada sea,
mi promesa no dejaré de cumplir.
Quizás es porque una luz, aunque pequeña,
haya vislumbrado en la oscuridad de mi vida,
quizás, porque mi madurez me hace sentir;
quizás, porque en realidad tengo deseos,
sí, deseos de salir de este pozo en el que nada veo,
y que durante tanto tiempo permanecí en él.
Quizás, aunque haya perdido ya mucho en mi vida,
quizás, aunque no esté agusto con mi presente,
quizás, aunque mi único deseo sea la muerte,
es posible que la comunicación sea una gran suerte.
Ahora, sí tengo una luz, aunque apenas vea,
y no quisiera que sea apagara por mi falta de valor.
Ya he perdido muchos muchos años en mi vida,
y ahora mi único deseo es... ser una persona mejor.

Autora: Rosa Mª

YA NO BUSCO

Ya no busco un futúro grato,
sin un presente con deseos e ilusión.
Ya no busco el tener lo que no tengo,
sino deseo tener fuerzas y valor.
Ya no busco el estar en compañía,
porque la mía no es nada grata.
Ya no busco el tener alguna esperanza,
porque la perdí en el camino de la confianza.
Ya no busco la amistad ni la compañía,
porque ya no son creo verdades sino mentiras.
Ya no busco el valor para dejar de vivir,
tan sólo ser mejor persona y dejar de sufrir.
Ya tan sólo quisiera tener un poco de valor,
algún valor que llenara el vacío de mi corazón.
Ya tan sólo quisiera llenar la existencia de mi vida,
con algo para dar lleno de alegría y de amor.

Autora: Rosa Mª

18 de julio de 2010

ANTES... Y AHORA

Una vez tuve un sueño,
y fue el ser mejor persona.
Una vez tuve una esperanza,
de llenar la vida de cosas agradables.
Una vez tuve deseos,
sí, deseos que no fueron realizables.
Ahora, despierta, sin sueños,
recorro el camino de la vida,
como una obra de teatro,
en el que actúo porque existo,
en el que existo porque cobardía tengo.
Ahora, ya ni tan siquiera sé si deseos tengo;
porque sin sentido actúo en este teatro;
un teatro en el que no sé qué papel hago.
Ahora, sé que mi existencia es un papel,
en el que no sé jamás qué debo hacer.
Una vez dejé de querer mi existencia,
dejé de actuar en este teatro de la vida,
y ahora faltan muchas muchas piezas.
Ahora, mi existencia es un completo vacío,
que no sé cómo empezar ni siquiera llenar,
en este complicado mundo sin sentido.
Ahora, no sé de dónde sacar fuerzas,
de dónde hacer que la debilidad muera,
para que venza la esperanza y la fortaleza.
Ahora, sé que no quiero ser como soy,
pero no sé cómo empezar el nuevo papel,
el papel que me llene de sentido y algún valor.

Autora: Rosa Mª

LA ESPERANZA

La esperanza es necesaria para caminar,
para respirar una vida llena de felicidad,
aunque no exista una felicidad plena,
aunque sólo sea ilusión de a algún sitio llegar.
La esperanza es un sueño cuando no se tiene,
es algo insuperable de poder esperar,
porque la esperanza llega o se tiene,
no es algo que se elige por voluntad.
La esperanza es como un libro vacío,
en el que algo puedes en él llenar,
pero sin ella nada es posible hacer,
porque nada tiene sentido alcanzar.
La esperanza es el mejor regalo,
que una persona puede esperar,
porque sin ella no existe libertad,
de ni un sólo paso dar.
La esperanza es la mejor amiga,
que un ser humano puede alcanzar,
y que ha de guardar con sumo esmero,
para poder así soporte y amor dar.

Autora: Rosa Mª

17 de julio de 2010

QUISIERA...QUISIERA

Quisiera ser fuerte y caminar,
y que nada entorperciera mi camino.
Quisiera completar el puzzle de mi vida,
que muy incompleta se quedó en su recorrido.
Quisiera ser luz y no sombra,
brillar en la oscuridad para poder ser huella.
Quisiera abandonar mi debilidad y miedo,
y hallar el fortalecimiento y la valentía.
Quisiera no abandonar, no dejar;
pero tan sólo soy una humilde persona,
que no sabe tan siquiera por dónde va.
Quisiera seguir las huellas de alguien,
que haga no perderme en mi miedo y debilidad.
Quisiera simplemente, tener un mínimo valor,
para en la vida, algo poder dejar.
Quisiera no ser sombra ni vacío,
quisiera simplemente mucha paz,
Quisiera que todo en mí cambiase,
para ser yo quien lleve el timón de mi despertar.
Quisiera, en definitiva, ser buena persona,
y a todos un poco de placer dar.
Quisiera... quisiera... siempre junto a alguien estar.

Autora: Rosa Mª