Seguidores

31 de agosto de 2010

EN EL CORAZÓN

En el corazón, reside el odio y el amor;
en el corazón, están las llaves de la ilusión;
en el corazón, se siente alegría o tristeza;
en el corazón, se lleva la verdad o la falsedad;
en el corazón, se asienta la esperanza;
en el corazón, se pierde un gran amor;
en el corazón, los latidos son la misma vida;
en el corazón, está el silencio de la ternura;
en el corazón, se inicia el camino del perdón;
en el corazón, se termina la soledad y el dolor;
porque en el corazón, es quien mejor escucha,
las palabras, la tristeza, la alegría, el odio o el dolor;
por en el corazón, es quien mejor entiende,
del perdón, el cariño y el sentido del amor.

Autora: Rosa Mª

EL AMOR ES ARTE

El amor es el arte de comprenderse, compenetrarse.
El amor es el arte de abrazarse, de besarse.
El amor es el arte de la ternura, de las caricias.
El amor es el arte del cariño, del deseo.
El amor es el arte de fusionarse, tomarse uno a otro.
El amor es el arte del instinto, de la pasión.
El amor es el arte de la paciencia, de la unión.
El amor es el arte del perdón, de la reconciliación.
El amor es el arte de la voluntad, de la verdad.
El amor es el arte de la vida, de la acción.
El amor es el arte de la ilusión y la participación.
El amor es el arte de dar sin esperar devolución.
El amor es el arte de la vida, el arte del corazón.
El amor es el arte de cada uno, en su interior.
El amor es arte, porque sin amor, no existe arte.
El amor eres tú, soy yo, somos todos artistas del hoy.

Autora: Rosa Mª

HAY QUE CONTINUAR

A pesar de la pérdida de un ser querido... hay que continuar.
A pesar de no conseguir un objetivo... hay que continuar.
A pesar de que invada la tristeza... hay que continuar.
A pesar de la desconfianza... hay que continuar.
A pesar de no sentir amor... hay que continuar.
A pesar de no querer avanzar... hay que continuar.
A pesar del sufrimiento surgido... hay que continuar.
A pesar de no sentir valor alguno... hay que continuar.
A pesar del vacío de la soledad... hay que continuar.
A pesar del esfuerzo ejercido... hay que continuar.
A pesar de la tormenta interior... hay que continuar.
A pesar de que el corazón llore... hay que continuar.
Pues sólo cuando éste deje de latir... no habrá continuidad.

Autora: Rosa Mª

EL CAMBIO

Un cambio ha de nacer de uno mismo,
nadie puede cambiar por otro,
mas si no se está por cambiar,
si no existe deseos ni anhelos,
¿cómo vivir la vida de verdad?.
Un cambio supone mucho esfuerzo,
supone el logro o no del deseo,
mas lo importante es el camino,
recorrido para poder obtenerlo.
Un cambio forma parte de la vida,
porque la vida siempre no es igual,
nacemos, crecemos y morimos,
y eso... ¡hay que vivirlo sin igual!.
Un cambio no supone el éxito,
pues el éxito puede llegar o no,
pero lo importante es el quererlo,
y no envejecer sin el empeño.
¿Qué es vivir, si no?.
Si el éxito llega, mejor que mejor,
mas si no se logra, ¡a levantarse,
y a intentar otro objetivo mejor!.

Autora: Rosa Mª

¡POR FIN!

¡Por fin, me decido a luchar!
¡Quiero dejar la muerte en vida,
pues hay muchas cosas para admirar!
¡Por fin, un rayo de luz hay!
¡Aunque sea pequeño, pero lo hay!
¡Por fin, la esperanza está!
¡Tambaleando, pero conmigo va!.
¡Por fin, me decido a cambiar!.
¡Cambiar por mejores valores,
para poder así servir a los demás!
¡Por fin, me decido a tener paz!.
¡Pues no busco la victoria ya,
sino permanecer en la lucha sin cesar!
¡Por fin, admiro la vida!.
¡Cuánto he perdido, sí;
pero si aprovecho este mismo momento,
habrá valido la pena el esfuerzo!.
¡Cuánto vale el día de hoy!
¡Soy consciente de mis latidos,
y de que amor y amistad en mí son!
Autora: Rosa Mª

QUIERO QUE SEPAS

Quiero que sepas,
que la distancia no separa,
que separa el rencor,
que la distancia es un camino,
para llegar a la meta del amor.
Quiero que sepas,
que la sinceridad une almas,
y que en ella resida la calma.
Quiero que sepas,
que en el intento está el logro,
porque el éxito es algo enredoso.
Quiero que sepas,
que en el cariño está la unión,
y con la sinceridad y el cariño,
la amistad y un gran amor.

Autora: Rosa Mª

SOLAMENTE TE QUIERO EXPRESAR

Sólamente te quiero expresar una cosa,
algo que te llenará el corazón y sonreir,
algo que mueve a la persona a la esperanza,
algo que necesitas para poder sobrevivir.
Ese algo es que te quiero con todo mi cariño.
Sólamente te quiero expresar una cosa,
algo que no puedo dejar pasar a otro lugar,
algo que aunque la distancia nos separe,
aunque juntos no estemos físicamente,
es que conmigo, puedes contar.
Sólamente te quiero expresar una cosa,
y es la amistad y sinceridad que en mí hay.

Autora: Rosa Mª

EN ESTE MISMO INSTANTE

Hoy, vive el ahora, el hoy.
No dejes de hacer, de sentir,
¿Qué sientes ahora,?
¿Qué quieres hacer ahora?.
Lo importante es el ahora.
En este mismo instante,
estoy a tu lado, contigo,
escribiéndote estas letras,
expresándote que te quiero.
¿Qué piensas ahora?
¿Qué haces ahora?.
En este mismo instante,
te deseo un precioso día,
y que cada nuevo latir,
sea un nuevo deseo de amor.
En este mismo instante,
te deseo lo mejor,
porque luego... a lo mejor,
luego... ya no estaré contigo,
pero ahora, en este instante,
dejo constancia de mi amor,
y que vivas con riqueza el hoy.

Autora: Rosa Mª

Y TOMÉ UNA DIFÍCIL DECISIÓN

Y tomé una difícil decisión.
Y decidí la más difícil, para mí.
Y decidí, poner fin a lo fácil,
para adentrarme en la dificultad.
Y tomé una difícil decisión, sí.
Y decidí ir hacia la vida y el amor.
Y decidí tomar la esperanza,
que no tengo pero espero llegará.
Y decidí una difícil decisión:
Entre quedarme sin hacer nada,
o hacer algo que me cuesta el alma.
Y tomé una difícil decisión:
abandoné la sencillez de la inercia,
para pasar a la dificultad de la acción.
Y tomé la decisión de la incertidumbre,
porque decido salir de mi caparazón.
Y tomé una difícil decisión:
nadie podía elegir ni ayudarme en ella,
porque la dueña de mi vida soy yo,
y en los obstáculos que la vida presenta,
soy yo quien ha de levantar y seguir,
a no ser que, como hubiera querido,
hubiera preferido permanecer ahí.
Y tomé una difícil decisión:
si seguir el día a día del trabajo,
que para mí supone un gran abismo,
o permanecer cerrada en casa,
viendo como la vida pasa sin sentido.
Y tomé una difícil decisión:
decidir sin saber es costoso y doloroso,
pero más penoso decidir morir viviendo,
porque aunque el trabajo me da dolor,
aunque no me sienta segura en él,
tengo la dicha de tener trabajo seguro,
y a él tengo que acudir sin saber.
Y tomé una difícil decisión:
podía permanecer aquí, sentada, sóla,
dejando que los días pasaran sin más,
pero mi corazón se cierra cada día,
y no deseo para él más que amor y paz.
Y tomé una difícil decisión:
o renunciar a la vida y permanecer sóla,
o abrirme a ella y arañar la sobreposición.
Y decidí que cerrándome en mí misma,
aumento mi desdicha y mi falta de amor.
Y decidí que, aunque me cueste mucho,
he de esforzarme para crecer aun con dolor.
Y decidí que, aunque me cueste mucho,
acudiré al trabajo y no diré adiós.
Y decidí que, por más que me cueste,
más penoso es quedarme inerte.
Y tomé una difícil decisión:
la de crecer como persona diariamente,
aun cuando tenga que alzarme muchas veces.
Y tomé una difícil decisión:
la de pasar mucha angustia y mejorar,
o la de no hacer nada y no saber de los demás.
Y dado que quiero crecer como persona,
es mejor dar un paso al mundo y no hacia mí,
porque encerrada en mi propia coraza,
no doy mas que pasos a la desesperanza,
y no hay nada peor en el camino de la vida,
que caminar sin un rayo de luz y fe.
Ahora, que ya he tomado la decisión,
ahora, que estoy angustiada por ella,
no me arrepiento por haberlo hecho,
pues las decisiones fáciles y sin logro,
no son más que para regreder y sentir ahogo.
Ahora, que ya he tomado una decisión,
ahora que doy una paso más en esta vida,
aunque no tenga confianza en mí,
aunque yo no tenga valía alguna,
sé que menos valía es quedarme dentro de mí.
Aunque me falle la seguridad y la confianza,
espero y deseo poder alzar el vuelo por fin.
Y tomé una difícil decisión:
pero vale la pena porque lleva a ser mejor,
y con ello espero poder darte más cariño y amor,
Y tomé una difícil decisión:
la de trabajar duro día a día y esforzarme,
y caminar bajo el techo de la esperanza y la ilusión.
Autora: Rosa Mª

30 de agosto de 2010

¿QUÉ DECISIÓN TOMAR?

¿Qué decisión tomar?
¿Hacia dónde caminar?
Decisión, visión difícil.
Caminar con meta a llegar.
¿Qué decisión tomar?
Si digo sí, gran sacrificio;
si digo no, ¿a dónde llegar?.
Caminar con meta difícil,
oscuro es su curso y su mirar.
Si decido por la vida,
no sé lo suficiente para soñar;
si decido por el oscuro camino,
a ningún lugar con certeza llegar.
¿Qué decisión tomar?.
¿Hacia dónde caminar?.
Hoy he de tomar la decisión,
hoy he de dar un paso más.
¿Será la decisión acertada,
será correcto el paso a dar?.
Difícil es tomar la decisión,
angustioso es el caminar,
porque la vida no es nada fácil,
y la indecisión no deja nada lograr.
Tome la decisión que tome,
angustia me da su práctica dar.

Autora: Rosa Mª

27 de agosto de 2010

EN EL ECUADOR DE LOS CINCUENTA

En el ecuador de los cincuenta me hallo,
sin una sonrisa que poder ofrecer,
mas ahora en la madrugada de este día,
te felicito por conmigo enseñarme a crecer.
En el ecuador de los cincuenta me hallo,
con meta a alcanzar pero no alcanzo,
mas no importa el tiempo que cueste,
porque de ser mejor persona se trata.
En el ecuador de los cincuenta me hallo,
hoy los comienzo, sin ninguna gana.
Mas me esforzaré cada nuevo amanecer,
como hoy, como otras tantas veces,
en ver la vida de un forma diferente.
En el ecuador de los cincuenta me hallo,
habiendo perdido gran parte de los años,
habiendo despreciado cada uno de mis días,
y mirando siempre futúro y el pasado,
no mi presente en el que me cuesta ver.
Hoy cumplo un año más, sí, como tantos,
pues mi vida en sí no ha cambiado.
Y está en mí el darle un toque a esa vida,
y está en mí, aunque no pueda, dar un paso.
Hoy cumplo un año más, sí, sin quererlo,
y agradezco junto a los que junto a mí estáis,
por vuestra paciencia, por vuestro entendimiento,
porque nada merezco yo en esta vida,
en que los años me pasaron sin más.
Hoy cumplo un años más sí, los dejé pasar,
y ahora, en el ecuador de los cincuenta,
veo imposible comenzar a caminar.
Ahora en el ecuador de los cincuenta,
todo está perdido y sin sentido ya.
Hoy cumplo un año más, sí, ¿y qué?,
¿para qué quiero cumplirlos sino para llorar,
porque alegría no tengo, ni la tendré jamás?.
Hoy cumplo un años más, sí, ¿para qué?;
sin valor ni confianza conmigo misma,
¿adónde voy a ir, sino a la derrota final?
Felicito a los que cerca lo lejos de mí se hallan,
y agradezco su interés y su confianza en mí,
pero tan sólo soy un ser vivo sin valía,
que otro nuevo año ha de resistir.
Felicito junto a los que a mí se hallan,
ya sea en la cercanía o en la lejanía,
porque de nada vale mi compañía,
porque nada soy en esta larga vida.

Autora: Rosa Mª

25 de agosto de 2010

¿CÓMO LLEGAR A TI, AMOR?

¿Cómo llegar a ti, amor?
Con la verdad, mi querido amigo.
Con la bondad y un buen destino.
En el presente, que es el momento;
y no más pronto ni tarde pues muero.
¿Cómo llegar a ti, amor?
Siempre con la esperanza, corazón.
Con la inquietud y el deseo del perdón.
Con el impulso de la voluntad y cariño,
que son las metas de todo ser vivo.
¿Cómo llegar a ti, amor?
Siempre sin buscarme, cariño;
pues yo me encuentro en tí mismo.
Me encuentro en cualquier lugar,
en que sea bien o mal recibido.
Y es que el amor, querido amigo,
llega a todo lugar y destino.
El que me quede allí o no,
no depende de mí, querido corazón,
sino de tí, de la inexistencia de odio,
y de buscar siempre un buen camino.

Autora: Rosa Mª

22 de agosto de 2010

¿EN QUIEN PUEDO CONFIAR?

¿En quién puedo confiar?
¿Con quién puedo hablar?
Es una cuestión sin respuesta,
porque la vida es difícil por sí,
mas hallar ciertas personas,
en las que la verdad sea su fin,
es un arduo objetivo,
que no sé si lograré conseguir.
La vida es un camino,
puede ser que corto o largo,
pero en él personas se hallan,
y en ella las hay buenas o malas.
¿En quién puedo confiar?
¿Con quién puedo hablar?
La soledad impuesta no es dicha,
mas hablar sin confianza,
es también una gran desdicha,
tal vez hablando con el corazón,
encuentre la mejor solución.
Y es que, sin confianza en mí,
difícilmente podré confiar en tí.

Autora: Rosa Mª

UN NUEVO DÍA

Un nuevo día, hoy, sí;
otro nuevo reto;
quizás con esperanza,
quizás con desespero.
Un nuevo día, hoy, sí;
otra nueva vida;
quizás con amargura,
quizás con alegría.
Un nuevo día, hoy, sí;
otro nuevo renacer;
otra dicha a agradecer,
otro dichoso amanecer.
Un nuevo día, hoy, sí;
y con él, otra maravilla,
pues vivir es una dicha,
que hay que valorar,
con amor y no con ira.
Un nuevo día, hoy, sí;
y deseo que tú lo recibas,
con paz, dicha e ilusión.

Autora: Rosa Mª

20 de agosto de 2010

NO TE QUIERO DEJAR

No te quiero dejar, no;
ni por desamor ni por odio;
no deseo abandonar tu amor.
No te quiero dejar, no;
ni por engaños ni por celos;
no deseo quitar tu gran valor.
No te quiero dejar, no;
ni por falsedad ni por miedo;
no deseo desvelar tu misterio.
No te quiero dejar, no;
ni por soledad ni por ausencia;
no deseo llegar a la miseria.
No te quiero dejar, no;
si algún día te dejo, no seré yo;
será la sigilosa y fría muerte,
que nos separe nuestra unión.

Autora: Rosa Mª

19 de agosto de 2010

DE NADA SIRVE...

De nada sirve quejarse, si nada se hace.
De nada sirve llorar, si nada relaja.
De nada sirve reir, si el corazón llora.
De nada sirve admirar, si no se ama.
De nada sirve corregir, si no se aprende.
De nada sirve caminar, si no hay claridad.
De nada sirve desear, si la esperanza no está.
De nada sirve expresar si no se siente.
De nada sirve sentir, si el odio es simiente.
De nada sirve conciliar, si la paz no se halla.
De nada sirve soñar, si la fantasía es lejana.
De nada sirve alejarse, si la distancia es real.
De nada sirve aislarse, si la soledad hace llorar.
De nada sirve mentir, si al corazón hace dudar.
De nada sirve odiar, si el camino no deja pasar.
De nada sirve morir, si el vivir no deja de cesar.

Autora: Rosa Mª

NO HAY QUE ESPERAR

No hay que esperar a que venga la armonía,
pues la armonía eres tú , soy yo, somos todos.
No hay que esperar a que surja la felicidad,
pues la felicidad son bellos momentos de pasar.
No hay que esperar a que surja el amor,
pues el amor se encuentra en cada uno,
sólo que a unos u otros les surge mejor.
No hay que esperar a que llegue el perdón,
pues la mejor forma es que no haya rencor.
No hay que esperar a ser mayor para crecer,
pues se crece siempre que se desee aprender.
No hay que esperar a que llegue la soledad,
pues sólos estamos cada uno de nosotros,
ya que nacemos sólos y morimos sólos.
No hay que esperar a que alguien se vaya,
para echarlo de menos en su retirada.
No hay que esperar a expresar emociones,
sobretodo si son de amor, paz y confianza.

Autora: Rosa Mª

¡ESTOY AQUÍ, SÍ, ESTOY VIVA!

¡Estoy aquí, sí, estoy viva!
Aunque no me veas, estoy aquí.
Aunque no me sientas, confío en ti.
Aunque no me escuches, tú háblame.
¡Estoy aquí, sí, estoy viva!
Siente la magia de la compañía,
ahora no estás sólo, estás conmigo,
porque hacia tí se dirige la alegría.
¡Estoy aquí, sí, estoy viva!
Aunque no me creas, te necesito.
Aunque no me escribas, yo te escribo.
Aunque no me lleves en tu camino.
¡Esoy aquí, sí, estoy viva!
Saborea la amistad que se te brinda,
crece y camina junto a mí, si lo deseas,
y hagamos del camino una belleza.

Autora: Rosa Mª

EN ESTE MOMENTO

En este momento estoy triste,
y quiero dejarla de lado,
no influye que hoy llueva, no,
porque mi corazón está helado.
Es verano, y siento mucho frío;
la inestabilidad no es temporal,
y temo no ver nunca la luz,
que me haga de este pozo salir.
Para ver la luz abro bien los ojos,
pero de esperanza carezco ya,
mas sólo veo las cosas malas,
y no veo nada positivo ya.
Es verano, sí, y estoy cansada,
por ser otoño en que las hojas caen,
porque en mi corazón cayó todo,
y ahora no sé en qué rama apoyar.
Las hojas de mi vida están secas,
y por algún sitio deben andar,
las dejé correr hace ya muchos años,
y ahora... perdida... busco dónde mirar.
Aunque no sea mayor en edad,
estoy envejecida en mi pensar,
mas no pienso en un presente alegre,
mas me pesa tan sólo mi estar.
Milagro de la vida ha de haber,
mas no creo en los milagros,
mas creo en la diaria lucha de crecer,
mas si con ella no lo consigo,
¿adónde me dirigiré?.
Ahora, en este momento, sigo luchando,
mas difícil me resulta expresar mi querer,
pues no puedo pensar en la victoria,
cuando débil me siento y me dejo vencer.
Ahora, en este momento, estoy venciendo,
estoy expresando mi mucho querer,
mas no sé de cuánto cariño dispongo,
pero el que tengo... ¡para todos es!.

Autora: Rosa Mª

¿QUÉ HACER CON EL DÍA DE HOY?

¿Qué hacer con el día de hoy?
Hoy es un nuevo día,
he vuelto a despertar,
mi corazón late sin ganas,
y mi pensamiento... negro está.
¿Qué hacer con el día de hoy?
Hoy deseo sacar una sonrisa,
también pensar no en el mal,
sino que lo que haga, si hago,
no tiene porqué ser malo.
¿Qué hacer con el día de hoy?.
Depende de mí, de cada uno;
depende de lo que haga ahora,
depende de la tristeza o alegría,
pero ésta puede cambiar, supongo.
¿Qué hacer con el día de hoy?.
El no hacer nada no es buena meta,
mas sin meta hoy creía tener,
pero mi corazón hueco y vacío está,
y hoy, al menos, desearía un poco llenar.
¿Qué hacer con el día de hoy?
Con el día no hay que hacer nada,
tan sólo disfrutar de su paso,
mas cada instante que pierdas,
es algo que no tiene ya repaso.
Con el día no hay que hacer nada,
tan sólo sentir y expresar su renacer,
tan sólo poder y querer agradecer,
que hoy, un nuevo día, se vuelve a tener.
Con el día no hay que hacer nada,
tan sólo el presente es su gran valer,
mas lo que no se hizo en el pasado,
tal vez hoy, ahora, se pueda rehacer.
Con el día no hay que hacer nada,
tan sólo cada instante intentar crecer,
sí, porque cada instante es un momento,
en el que es posible que se vuelva a nacer.
¿Qué hay que hacer con el día de hoy?
Agradecer a todos quienes están conmigo,
a los que están a mi alrededor,
a aquellos que me tienden su mano,
y ofrecer yo mi cariño y mi amor.

Autora: Rosa Mª

18 de agosto de 2010

HOY

Hoy no sé si debiera levantarme,
pero aquí estoy.
Hoy no sé si llorar, gritar o callar,
pero silenciosa estoy.
Hoy no sé si el pensamiento pasar,
pero pensativa estoy.
Hoy no sé si vale la pena llorar,
pero triste estoy.
Hoy puede ser un gran día o no,
depende de mí, lo sé, de mi acción.
Hoy puede ser que no sea bueno,
pero no por ello debo dejar subir.
Hoy no veo nada con ojos bellos,
me limpiaré los cristales para verlo.
Hoy no deseo que sea como ayer,
pues ayer sólo perdí el tiempo.
Hoy deseo ver la vida con color,
porque oscuro es todo mi alrededor.
Hoy deseo que tú, sí, tú, sonrías,
y no hagas como yo,
que no sonríe nunca y llora,
y la vida la pasa con mucho dolor.
Hoy deseo que a tí, sí a tí,
la vida te sonría y salga el sol,
y puedas con tus rayos,
iluminar mi oscuro y roto corazón.
Hoy, ..., ahora,..., en este momento,
sólo deseo expresarte que te quiero.

Autora: Rosa Mª

17 de agosto de 2010

UNA NUEVA MIRADA

Una nueva mirada habría de tener,
porque mi pensamiento ya no trabaja,
y mi corazón palpita pero vacío está.
Una nueva mirada habría de tener,
dejar entrar en mí la vida tal cual,
y aceptar las cosas que me llegan ,
para llenar el corazón de amor y paz.
Pero no tengo una nueva mirada, no;
la vida sigue cada día igual, sin novedad;
todos los días son iguales, ¿por qué?,
tal vez porque los veo con el mismo cristal.
No tengo una nueva mirada, no;
porque la vida obstáculos me pone,
mas no sé levantar barreras,
mas no sé mas que sólo quejarme.
Una nueva mirada habría de tener,
en saborear cada instante de este día,
con el placer de saber que nada me falta,
sin el pensar que a nadie he hecho nada.
Una nueva mirada habría de tener,
en hacer renacer el sol en mi interior,
porque está en mí en que lo haga,
y no únicamente en los rayos de sol.
Una nueva mirada habría de tener,
y quizás lo haga en este momento,
pues el hecho de desear cambiar,
es todo un gran logro a anotar.
No, no tengo una nueva mirada,
no tengo una nueva visión de la vida,
pero ahora sólo puedo expresar,
mis deseos de paz, amor y dicha.

Autora: Rosa Mª

15 de agosto de 2010

HACIA EL AMOR

¿Hacia dónde va el amor?.
No va hacia donde está el rencor,
ni tampoco el odio ni el deshonor.
No va hacia donde no hay pasión,
sino allí donde hay deseos y dolor.
No va sólo allí donde sólo hay placer,
sino donde hay sentimientos y querer.
No va adonde el perdón no existe,
sino donde la unión es un gran ser.
No va allá donde hay enfrentamiento,
sino allí donde se quiere paz obtener.
¿Dónde se halla el amor?
En lo más profundo de nuestro ser,
allí donde nadie lo pueda romper,
allí cuya llave sólo uno puede tener,
en el corazón, si no se rompe al querer.
En la mirada de un niño, en tu mirada,
en el perfume de una flor, en su fragancia,
en el más cercano lugar, sin distancia
Al amor no lo separa la cercanía o lejanía,
sino la voluntad de que exista en dos almas,
lo separa la falta de comprensión y confianza.
Al amor lo une la amistad, la sinceridad,
lo deshace la fantasía, la pasión de la noche;
al amor lo une el roce de dos verdaderos seres,
que hacen de la verdad y el cariño sus quehaceres.
El amor no tiene escondite, no se halla en un rincón,
se encuentra con la sinceridad y no la falsedad,
con la voluntad y no con el odio y la maldad.
El amor tiene su dueño, tú mismo, el primero;
mas luego, alcanzar al otro, eso... es un sueño.
El amor es frágil, puede romperse con el tiempo,
pero si se cuida con mimo y agrado es duradero.
El amor eres tú, que tienes el corazón latiendo,
es la palabra que dices cuando alguien la precisa,
es el hombro que arrimas cuando en tí se arriman,
es tu mirada, tu presencia, tu compañía, tu día.
El amor es el tiempo, la constancia, el universo.
El amor habita en cada momento de nuestro aliento.

Autora: Rosa Mª

VALORES Y SENTIMIENTOS

La victoria no se consigue en ganar al contrario,
sino en vencer al propio corazón de la ira y del odio.
La derrota no consiste en sentirse perdido ,
sino en sacar fuerzas y aprender del nuevo fallo.
La debilidad sólo es símbolo de inseguridad,
y la seguridad se adquiere con la cabeza en alto.
El temor no deja paso a apreciar el día a día,
porque cada cosa de ella es diga de gran valor.
El valor, ¿cómo se adquiere si existe vacío?,
¿si en el caminar la luz no enciende el color?,
¿si en lugar de esperanza sólo hay dolor?.
La confianza es el motor de la buena amistad,
mas con ella se dan verdaderos pasos,
que permitan huellas hondas poder dejar.
El amor no sólo es un te quiero y un beso,
no sólo son palabras vacías y sin peso ni calor,
el amor es algo que día a día se cuece,
y que se hace sabroso con el paso del tiempo.
El corazón no sólo es un órgano que late,
es el motor de la ilusión y de la esperanza,
es quien se tiene de verdad y no falla,
para hablar con él con toda confianza.
La amistad es una raíz que se planta,
que hay que cuidar y mimar por su valor,
mas si ésta no existe en el día a día,
la soledad pesa un gran montón.
La voluntad forma parte del amor,
sin ella no existe el perdón sino el rencor,
mas se requiere mucha fuerza interna,
para adquirir el querer y no el rencor.
El entusiasmo forma parte de la vida,
dichosos los que en ella forman su pasar,
porque el peor regalo de este mundo,
es no tener anhelos y mucha ilusión.
El adiós es doloroso y muy amargo,
tanto más si el la muerte quien llegó,
pero el adiós que yo digo ahora,
es un hasta luego y un precioso deseo,
de que en este día que hoy comienza,
no haya adiós sino un hola y un te quiero.

Autora: Rosa Mª

14 de agosto de 2010

¿EN QUÉ CONSISTE LA VIDA?

¿En qué consiste la vida?
En superar dificultades y obtener dichas,
en apreciar lo más mínimo que en ella habita,
en no querer alcanzar el cielo sino la tierra,
y caminar despacio para saborear la naturaleza.
¿En qué consiste la vida?.
En anhelar metas alcanzables e imprescincibles,
en no tirar la toalla por no saber llegar a ellas,
en sacar fuerzas de donde no se tienen,
pero dejar la debilidad que de nada sirve,
y con ella ya la lleva la sigilosa muerte.
¿En qué consiste la vida?.
En tender una mano, en ofrecer un hombro,
en ofrecer una sonrisa, en sacar una lágrima,
en caminar despacio para ir seguro,
en levantarse si hay caída y aprender de ella,
aunque sea con lágrimas, pero levantarse.
¿En qué consiste la vida?.
En observar al que abundancia tiene,
y cómo se sirve de ella para apreciar su día.
En vigilar al que nada tiene,
y ofrecerle lo que buenamente se pueda,
para que su corazón no esté oscuro,
y pueda llenar su día de esperanza .
¿En qué consiste la vida?.
En pensar en tí, en desear lo mejor,
en convertir lo que se hizo añicos,
en algo que tenga mucho valor.
En utilizar todas nuestras destrezas,
para hacer del mundo un día mejor.
La vida consiste en eso... en vivirla,
y en dejar que lo malo paso de largo.

Autora: Rosa Mª

11 de agosto de 2010

ESTOY CANSADA

Estoy cansada de luchar por la derrota,
pero no lo estoy para que entre la victoria.
Estoy cansada de pasar el tiempo sin más,
pero no lo estoy escribiendo para los demás.
Estoy cansada de ver el tiempo pasar,
pero no lo estoy para aprovecharlo más.
Estoy cansada de lamentarme sólamente,
pero no lo estoy por buscar otra oportunidad.
Estoy cansada de llorar sin buscar salida,
pero no lo estoy por reir al día que sale hoy.
Estoy cansada de no hacer realidad sueños,
pero no lo estoy por tener sueños de amor.
Estoy cansada de no querer superarme,
pero no lo estoy por buscar superar mi error.
Estoy cansada de no apreciar cada instante,
pero no lo estoy ahora en que corre mi sangre.
Estoy cansada de haber perdido el tiempo,
pero no lo estoy de la realidad hacer un sueño.
Estoy cansada de no saborear la victoria,
pero no lo estoy jamás de aprovechar la derrota.

Autora: Rosa Mª

9 de agosto de 2010

HOY COMIENZO UNA NUEVA VIDA

Hoy comienzo una nueva vida,
la vida de la esperanza y el amor,
cansada estoy de la tristeza,
del lamento y del dolor.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que el esfuerzo es el todo,
porque para la victoria se requiere,
pretensión, ilusión y no odio.
Hoy comienzo una nueva vida,
una vida en la que no todo es dicha,
en la que tendré que vencer barreras,
así como desilusiones y desengaños.
Hoy comienzo una nueva vida,
al menos en este momento es dicha,
al menos en este momento deseo,
deseo el progreso y no el receso.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que la confianza está al día,
en la que preciso fijar firmes metas,
así como normas para mi entereza.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que voy a luchar con convicción,
creyendo que puedo mejorar mi día,
y no llorar metiéndome en un rincón.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que creo que sí existe el amor,
en la que creo poder amar y ser amada,
en el amor pero no sólo de pasión.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que confío seguridad obtener,
sentirme igual a las demás personas,
y un mínimo sueño poder encender.
Hoy comienzo una nueva vida,
con ganas de poder ver mi propio ser,
con firmeza de aceptar mis errores,
y de ellos, alguna cosa poder aprender.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que virtudes deseo aprehender,
donde la sinceridad es firme y clara,
donde yo misma me preciso entender.
Hoy comienzo una nueva vida,
cuyos pilares todavía no sé poner,
pero con ayuda y con mucha paciencia,
algún día conseguiré en ellos reponer.
Hoy comienzo una nueva vida,
en la que mentiras no quiero saber,
pues claridad necesito en mi día a día,
y lejos estoy de la falsedad conocer.
Hoy comienzo una nueva vida,
hoy comienzo un nuevo parecer,
hoy para mí es una gran dicha,
pues la muerte no es mi querer.

Autora: Rosa Mª

DESEO COMENZAR A CRECER

Deseo comenzar a crecer, sí;
a pesar, del tiempo pasado,
a pesar de todos mis errores,
a pesar de cuanto cuesta aceptarlo.
Deseo comenzar a crecer, sí;
para no tener rabia contenida,
para que el temor salga de mi vida,
para que la confianza se haga aliada mía.
Deseo comenzar a crecer, sí;
para dejar a mis valores establecer,
para que por fin pueda dejar mis huellas,
para que mi existencia en vano no sea.
Deseo comenzar a crecer, sí;
para probar de ese amor que he rechazado,
para dar también yo el que haya hallado,
para que no sólo sea rechazo a la vida,
sino aceptar todo aquello que en mí no es sano.
Deseo comenzar a crecer, sí;
aunque los años ya me hallan pasado,
aunque haya perdido muchas vivencias,
aunque la derrota haya ganado a la victoria.
Deseo comenzar a crecer, sí;
antes de que sea demasiado tarde,
comenzar a sentir deseos sanos y agradables,
desechar aquello que torne las cosas inestables.
Deseo comenzar a crecer, sí;
a aprender lo que jamás nadie puso ante mí,
lo que no fui capaz de aprender por mí misma,
lo que puede ser ahora pruebe antes de morir.
Deseo comenzar a crecer, sí;
porque cada instante se crece si se desea,
o se puede quedar uno inerte y desistir.
Deseo comenzar a crecer, sí;
aprender y aprender aunque me cueste,
aprender a ser mejor persona de lo que fui,
y mejorar aspectos que a los que desistí.
Deseo comenzar a crecer, sí;
tal vez no pueda recorrer todo el camino,
tal vez no consiga hallar lo que pretendo,
pero lo importante es comenzar, sí.
Deseo comenzar a crecer, sí;
desde ahora, desde este mismo momento;
conseguir una estabilidad en mi persona,
decidir las cosas con cordura y con tesón.
Deseo comenzar a crecer, sí;
y ahora, aunque mayor sea para cosas,
por lo menos, algo importante es la ilusión;
ilusión por caminar despacio y tranquila,
con energía y con ganas de que gane la razón.
Deseo comenzar a crecer, sí;
y, desde este momento, salgo de mi vida,
porque hasta ahora he estado inerte y sin ilusión;
sé que es un esfuerzo grande el que hago,
pero lo importante es conseguir salir de la desazón.
Deseo comenzar a crecer, sí;
quizás con vergüenza, no lo niego,
pero tendré que comenzar por vencerla,
si es que deseo llegar a un destino con más esperanza.
Deseo comenzar a crecer, sí;
no niego que me da miedo el esfuerzo,
no niego que la costumbre es un mal hábito,
y el hábito de la inercia tenida hasta ahora,
hace que el ahora sea costoso y delicado.
Pero... deseo comenzar a crecer, sí;
nunca es tarde para aprender, crecer y querer;
mas sólo la muerte dejará que haga de hacerlo,
pero ahora... ahora no será por falta de interés.

Autora: Rosa Mª

¿POR QUE NO...?

El rencor no es amigo de la ilusión,
el son es amigo del corazón.
¿Por qué no dejar el rencor de lado,
y aprender el son de la reconciliación?
¿Por qué no llenar el corazón de amor,
que hace huellas profundas dejar?.
¿Por qué no crecer aprendiendo,
aunque las caídas dolor dan?
¿Por qué no llorar tan sólo de rabia,
por no poder objetivo alcanzar?.
¿Por qué no dejar la pena que mata,
y cada segundo la melodía dar?.
¿Por qué no estar a tu lado, sí,
disfrutando de tu compañía y amistad?
¿Por qué no sacar lo bueno que hay,
para así la vida funcione más ideal?.
¿Por qué no guardar la rabia surgida,
para contar un instante y poder hablar?
¿Por qué no conversar de forma tranquila,
que es donde el cariño y el amor se dan?.

Autora: Rosa Mª

8 de agosto de 2010

EL TIEMPO

El tiempo no tiene truco ni control,
no para, no cesa, no deja de pasar.
El tiempo hace que el hombre crezca,
desde el momento en que ve el mundo,
hasta el momento en que su vida cesa.
El tiempo hace que el hombre ame,
con el tiempo el amor crece y amanece.
El tiempo no deja de parar, no varía,
con su ritmo lento o rápido, según se vive.
El tiempo es sano para el que crece,
es lógico para el que algo pretende.
El tiempo no da vueltas, es contínuo;
no retrocede ni mira el pasado ni el futúro.
El tiempo, el ahora, es algo viable;
es en el presente cuando me expreso y vivo.
El tiempo es una recta contínua,
que va poco a poco siendo más larga,
hasta que nadie verá cuándo es su final.
El tiempo está ahí, es de cada uno;
no se puede guardar, tampoco generar.
El tiempo sólo se detiene en un momento,
en el momento de la sigilosa muerte.
El tiempo hay que ir aprovechándolo,
porque es importante mientras el corazón late.
El tiempo ... el tiempo... ¿dónde se guarda?.
El tiempo no se guarda, tan sólo queda recuerdo.
Y cuando éste muera, sólo quedará un pasado.
Y cuando el pasado no genera ningún recuerdo,
eso, eso... es que el tiempo ha sido desaprovechado.
Por eso ahora, en el tiempo, en el presente,
hay que aprovechar cada uno de sus momentos,
para que en un futúro, para cuando ya no haya ahora,
dichos momentos sean recordados como bellos.
El tiempo es naturaleza que no cesa, que mana,
y es en el tiempo donde surgen la pasión y el deseo.
Y el deseo es el ahora, porque ayer... ya pasó,
y mañana el deseo, puede que no llegue a pasar.
El tiempo es magia en el presente de cada mañana,
y sólo espero que mañana sean mágicos los vividos hoy.

Autora: Rosa Mª

PARA TI

Anda, sácame una sonrisa,
que es un rayo de sol,
me da mucha alegría,
y me ofrece mucha luz.
Anda, sácame tu pena,
para que puedas disfrutar,
mi hombro aquí lo tienes,
para que te puedas apoyar.
Anda, sácame tu derrota,
porque compartir apoya,
y levántate conmigo,
para seguir hacia la victoria.
Anda, sácame tu triunfo,
que con voluntad está logrado,
mas no dejes vencerte por éste,
porque la victoria total no cede.
Anda, sácame tu ira,
porque la ira es mala viajera,
mas no dejes que nada quede,
porque viajarás mejor sin ella.
Anda, sácame tu alegría,
la que tienes y no puedes sacar,
porque no tienes a nadie,
a quien poderla expresar.
Anda, sácame tu cariño,
que seguro en tu corazón hay,
mas si no puedes sacarlo,
no te preocupes, no te ofusques,
que saldrá cuando menos esperes.
Anda, dame tu mano, si deseas,
yo te doy la mía, si la quieres asir,
para en este camino de la vida,
juntos poder penas y alegrías vivir.

Autora: Rosa Mª

HACIA TÍ ME DIRIJO

Hacia ti me dirijo, que me lees,
hacia tí que buscas en mis palabras paz tal vez;
hacia tí, que tienes un corazón como el mío,
que late y late sin saber tal vez hoy qué hacer.
Hacia tí me dirijo, que me lees,
hacia tí, que mis palabras están llenas de cariño;
tal vez no sea la mejor de las personas,
pero mi sinceridad y mi compañía son ahora río.
Hacia tí me dirijo, que me lees,
hacia tí, que como yo, buscas palabras de alivio,
tal vez un rayo de sol sea lo que has adquirido.
Hacia tí me dirijo, sí, que me lees,
para expresarte que no estás sólo ni aburrido,
porque mis palabras son para estar contigo,
y mi compañía para que sientas apego y arrimo.
Hacia tí me dirijo, sí, que me lees,
para que sepas que estas letras son verdaderas,
que no son un sueño no, que estás leyéndolas,
y que desean que tu día esté lleno de cosas buenas.
Hacia tí me dirijo, sí, que me lees,
para expresarte que del alma salen mis palabras,
y que si de algo te sirve la sinceridad y el cariño,
llévalas contigo, pues con ellas la emoción y el destino.
Hacia tí me dirijo, sí, que me lees,
pues como yo, una persona de este mundo,
necesita ser fuente de amor y mucho mimo.

Autora: Rosa Mª

QUIERO TENER OTRA VIDA

Quiero tener otra vida,
y para eso he de cambiar,
porque la hasta ahora tenida,
nada bueno me ha hecho hallar.
Quiero tener otra vida,
pero no sé cómo empezar,
supongo que empezaré confiando,
en aquellos que me pueden ayudar.
Quiero tener otra vida,
que no sea sufrir nada más,
quiero transmitir buenos momentos,
a aquellos que junto a mí están.
Quiero tener otra vida,
quiero saber disfrutar, apreciar,
porque la vida son instantes,
instantes que no hay que pasar.
Quiero tener otra vida,
y que junto a mí deseen estar,
quiero derrochar simpatía,
y la tristeza en algún lugar dejar.
Quiero tener otra vida,
que sepa decisiones tomar,
que no sea sólo la queja,
la que me haga en silencio levantar.
Quiero tener otra vida,
y saber del placer y del amar;
amar y ser amada, por qué no,
y dejar los sentimientos llevar.
Quiero tener otra vida,
y levantarme con ánimo y paz,
porque momento que desprecio...
... ese momento... no vuelve ya.

Autora: Rosa Mª

HACE AÑOS

Dime sinceridad, ¿hacia dónde va tu caminar?
Deseo seguir tus huellas y no hallarme la falsedad.
Amigo, ¿te hallas en algún lugar de mi destino?
Amigo es una palabra muy seria pero hermosa,
porque en ella hay cariño, confianza y verdad.
Dime, si eres mi amigo, ¿dónde estás?.
Hace años que camino solitaria en este mundo,
y lejos ya estoy de seguir por ese rumbo.
Hace años que intento ser una persona normal,
y lejos de ello, me voy convirtiendo en anormal.
Hace años que quise perseguir sueños, sí;
pero, lejos de alcanzarlos, lejos dejaron de estar.
Hace años que quise perseguir una vida sana,
y me encuentro en un laberinto sin salida.
Hace años que pensé que sí existía el cariño,
pero la edad me ha hecho ver que no soy ser querido.
Hace años pensé en formar una historia maravillosa,
y me encuentro que ni existe historia y es horrorosa.
Hace años que quise ser un tipo de persona,
pero mi poca valía y mi tan gran inseguridad,
me ha convertido en alguien indeciso y malsano,
que quizás en algún momento logrará placer lograr.
Hace años.... hace años que ya han pasado...
y ahora cuanto quiero es hacer bien a los demás.

Autora: Rosa Mª

¿POR QUÉ HACER LAS COSAS?

¿Por qué reir cuando no hay ganas?
¿Por qué llorar si no se resuelve nada?
¿Por qué lamentarse en lugar de hacer?
¿Por qué no actuar en lugar de perder?
¿Por qué perder por no querer ser?
¿Por qué dejar tiempo que no ha de volver?
¿Por qué no hallar un mínimo deseo,
aunque éste no se pueda realidad hacer,
si sólo con el objetivo de hallarlo,
el tiempo ya no es digno de perder?.
¿Por qué buscar cosas inalcanzables,
cuando tan cerca de nosotros hay razones,
cuando en nuestro corazón renace día a día,
un latir que pide a gritos que haya emociones?.
¿Por qué es necesario desear objetivos,
para poder caminar con ahínco;
por qué sin falta de anhelos,
la vida es inercia, soledad y miedo?.
¿Por qué buscar razones al amor,
si éste no llega o se rompe la pasión;
por qué buscar en las estrellas,
la luz que puede salir del corazón?.
¿Por qué hoy estoy despierta y viva,
y escribo estas letras con el corazón;
por qué si mi corazón está vacío y sólo,
puedo escribir palabras que hablen de amor?.
¿Por qué no aprovechar este instante,
para entrar con sinceridad en tu ilusión,
para ver si me contagias esa maravilla,
de la que carezco no sé por qué razón?.
¿Por qué no dejar que el tiempo pase,
sin esperar nada, sin un paso dar;
acaso vendrá del cielo la respuesta,
a ese amor que no llama a mi puerta,
o esa inseguridad que derrota el valor?.
¿Acaso no soy yo quien ha de luchar,
para por fin alguna respuesta hallar?.
¿Por qué resulta tan difícil ser normal,
si lo intento día a día y hallo gravedad?
¿Por qué no puedo ser mejor persona,
si cada vez que lo persigo conseguir,
no hallo mas que un corazón roto y malo,
y no es posible que deje bondar surgir?

Autora: Rosa Mª

EN EL CAMINO

En el camino deseo la confianza,
aunque con paciencia y paz,
no confiar en toda persona,
porque la soledad sea mi mar.
En el camino deseo la esperanza,
ésa que me haga un paso dar,
y no quiero caminar deprisa,
sino saborear cada instante que hay.
En el camino deseo seguridad,
no la incertidumbre que me abruma,
sino la certeza de una decisión tomar,
aunque sea una decisión errónea,
de la que pueda levantar y borrar.
En el camino deseo igualdad,
no la inferioridad que me avasalla,
sino sentir que puedo de algo servir,
que mis pasos no son en vano,
y que la gente no tiene porqué reir.
En el camino deseo el amor,
el amor sensual y sensible,
el amor de la seguridad y la verdad,
el amor que se da a cambio de nada,
el amor que nunca tiene final.
En el camino deseo la sinceridad,
pues la angustia de la falsedad,
hace que el amor y el cariño,
dejen sus huellas de marcar.

Autora: Rosa Mª

FUENTES DE VIDA

Fuente de calor es la confianza,
así como el respeto y la lealtad,
también la esperanza es luz,
que permite el camino andar.
Fuente serenidad es el perdón,
cuando nace del fondo del corazón,
mas con el perdón hay cariño,
mas con el cariño, la ilusión.
Fuente de sueños es la fantasía,
así como los deseos del amor,
también el amor pide su sueño,
mas el amor requiere un dueño.
Fuente de odio es la ira,
mas nada bueno lleva su vida,
mas cuanto más lejos se lleve,
más cercana se verá la dicha.
Fuente de salud es el deseo,
mas el deseo es movimiento,
mas la inercia de no hacer nada,
rompe el sentimiento y el anhelo.
Fuente humana es la sinceridad,
pues lejana se queda la falsedad,
mas con la verdad por delante,
jamás existirá tristeza ni maldad.
Fuente de amor es la bondad,
que a cambio nada quiere esperar,
mas el verdadero amor es el que hay,
cuando sin respuesta se da por dar.

Autora: Rosa Mª

7 de agosto de 2010

DESDE EL AMOR

Desde el amor nace la amistad,
de la amistad nace la confianza,
con la confianza surge el perdón,
y con el perdón se recobra el amor.
Desde el amor se recortan distancias,
de las distancias hay diferencias,
de las diferencias surgen conflictos,
que con el amor pasan a ser cariños.
Desde el amor hay placer y pasión,
con el amor surge el pleno del corazón,
con el corazón se reduce el odio,
el odio por no haber diálogo entre dos.
Desde el amor surge el dolor intenso,
cuando surge el desentendimiento,
mas también cuando llega la muerte,
que silenciosa al amor se lleva y hiere.
Desde el amor surge el silencio,
el silencio de la mirada de la nada,
sin palabras existe un cariño intenso,
porque el amor no necesita de palabras.
Desde el amor aparece un corazón lleno,
lleno de algo que no es sino sentimiento,
sentimiento que puede ser amor puro,
u odio intenso que no puede ser bueno.
Desde el amor nace una sonrisa verdadera,
también una lágrima llena de pena,
desde el amor surgen tantas cosas,
que jamás dejaría de hablar de ella.
Desde el amor se expresan estas palabras,
palabras a las que le hace falta la esperanza,
porque el amor ... mi querido amor no es todo,
y al amor le hace falta confianza y esperanza.

Autora: Rosa Mª

YA NO ES EL PENSAMIENTO EL QUE RAZONA

Ya no es el pensamiento el que llora,
desesperado está mi desconsalado corazón.
La confianza es una muy mala aliada,
a la que hay que tener respeto y atención.
Ya no es el pensamiento el que razona,
porque el corazón no deja utilizar la emoción.
La razón no aparece equivocada,
dado el dolor que sufre de pena el perdón.
Ya no es el pensamiento el que razona,
cuando deshecho se es de la vida sin tesón,
porque cuando nada se es en este mundo,
nada se puede pedir ni dar con ilusión.
Ya no es el pensamiento el que razona,
ya nada hay que pueda hacer la razón,
el alma está quemada y muy rota,
y no hay nadie que entienda de este dolor.
Ya no es el pensamiento el que razona,
porque el aislamiento venció a la conversación,
mas la soledad es gran amiga del llanto,
mas las lágrimas no ayudan a la ilusión.
Ya no es el pensamiento el que razona,
ya nada se puede pensar sin sano corazón,
mas si el corazón está roto y dolido,
el pensamiento está lejano a la verdadera pasión.
Ya no es el pensamiento el que razona,
ya nada sentido tiene en el día que comienza hoy,
mas con el alma partida en muchos trozos,
pensar en algo bueno no tiene ningún valor.
Ya no es el pensamiento el que razona,
el pensamiento sin el alma, no tiene su razón,
pues ambas están unidas en la persona,
y sin el pensamiento el alma solitaria se quedó.
Ya no es el pensamiento el que razona,
la razón en algún lugar del ser ser quedó,
y aunque entontrarla sea mi meta,
mi corazón roto llora su gran desazón.
Ya no es el pensamiento el que razona,
ya sólo me queda mi solitario corazón,
mas con él la vida es un lástima,
porque sin la razón, muere el alma sin decir adiós.

Autora: Rosa Mª

LLAMO A LAS PUERTAS

Llamo a las puertas de mi corazón,
y no me abre, está vacío y dolido.
Llamo a las puertas de un amigo,
y ... ¿qué es eso?, si jamás ha habido.
Llamo a las puertas de la vida,
y... ¿qué no es sino amargura y dolor?.
Llamo a las puertas del deseo,
y... ¿qué no es sino fantasía y sueño?.
Llamo a las puertas de la esperanza,
y... ¡qué cosas tan lejana y extraña!.
Llamo a las puertas de la confianza,
y tan sólo he encontrado desensagaño.
Llamo a las puertas de la muerte,
y ésta nunca llega... y ojalá en breve llegue.

Autora: Rosa Mª

5 de agosto de 2010

YA NO CREO EN NADIE

Ya no creo en nadie,
ya no confío en creer,
las palabras son eso,
y la verdad un crecer.
Ya no creo en nadie,
ya nada me hace vencer,
ya nadie tiene sentido,
sin la confianza tener.
Ya no creo en nadie,
ya nada me suena bien,
ya nadie hay junto a mí,
que me haga un paso seguir.
Ya no creo en nadie,
ya no confío en palabras,
que luego nada resultan ser.
Ya no creo en nadie,
ya no deseo volver a creer,
porque mayor es el dolor,
que a sólas pasar el sinser.
Ya no creo en nadie,
ya no deseo ni deseos tener,
porque el deseo es fantasía,
y la realidad, algo sin placer.
Ya no creo en nadie,
ya nadie me puede dar su fe,
porque los años pasan y pasan,
y la realidad es lo que es.
Ya no creo en nadie,
ya la confianza su paso dejó pie,
mas no importa el dolor latente,
sino llevar el dolor erguida y en pie.

Autora: Rosa Mª

TENGO PRISA

Tengo prisa en ser otra persona,
pero no tengo prisa en pasar los días,
porque los días se van... y no regresan.
Tengo prisa en ver luz en mi camino,
pero no caminar aprisa para luego parar,
porque el camino es largo y hay que observar.
Tengo prisa en tener esperanza en la vida,
pero no la tengo para desilusión continuar,
porque la ilusión mueve al corazón latir,
y porque el latir es el ritmo del verbo amar.
Tengo prisa en hallar sueños por los que luchar,
pero no en alcanzarlos deprisa sin saborear,
porque es muy difícil alcanzar un sueño...
... para después verlo difuminar.
Tengo prisa en poder decir "te quiero",
un te quiero a partir del alma y no de palabra,
porque anhelo un amor desesperado y sincero,
y no aquel embelesado que nada tiene de bueno.
Tengo prisa en ser abrazada y querida, sí;
en fundir mi cuerpo en otro cuerpo,
en aceptar los besos y abrazos, primero,
para así después pasar a otro terreno.
Tengo prisa en aceptarme como persona,
en aceptar que algo de mí existe de bueno,
en pensar que alguna palabra mía es querida,
y que en mi corazón existe amor y hay algo lleno.

Autora: Rosa Mª

3 de agosto de 2010

QUIERO... QUIERO...

Quiero abrir los ojos,
con una nueva visión,
con la visión del corazón,
que hace del hombre humano,
y que hace del hombre amor.
Quiero abrir mis manos,
para que de ellas se unan otras,
para escribir mil palabras bonitas,
para que de ellas salgan las penas.
Quiero abrir mi olfato,
para de las flores su perfume sacar,
para oler al hombre que suda y trabaja,
para aquel que sensualmente puede estar.
Quiero abrir mi gusto, sí,
para poder todo deleitar,
para no despreciar lo que con ahínco se hace,
para ni siquiera dar el placer de saciar.
Quiero abrir mi corazón, sí,
con temor, con pausa, con ternura,
quiero abrir mi corazón al adiós,
y cerrar las puertas de la tristeza,
y abrirlo para desprender paz y amor.
Quiero ... quiero abrir todos mis sentidos,
quiero que todo mi cuerpo se sienta vivo,
y dejar de estar inerte ante la misma vida,
que ya, por si sóla, se desprende enseguida.
Quiero... quiero desearte una noche tranquila,
llena de sueños profundos y ternura,
quizás, algo de sensualidad sin premura,
pero ¿quien sabe?, a lo mejor, es hoy locura.
Quiero ... quiero que sepas que aquí estoy,
que mis deseos son sinceros y honestos,
que mi único pecado es el motor del amor,
y que mi único sueño es la ternura y el perdón.

Autora: Rosa Mª

¿QUÉ QUISIERA EN MÍ?

Oquedad, oscuridad, incertidumbre.
Nada más lejos deseo con vosotras estar,
mas será el destino el que me aguarda,
o será que yo no he sabido otra cosa buscar.
Rebelión contra la oquedad no ha habido,
mas sí luz para dejar la oscuridad,
mas la inseguridad es amiga de la incertidumbre.
Hastío de la soledad se ha convertido,
el día a día en mi triste camino,
mas, no deseo hallarme en el aislamiento,
pero en él triste y sin anhelos me encuentro.
Ya no quiero más lágrimas en mi vida hallar,
mas quiero que salga el sol en mi caminar,
un sol que irradie deseos de vivir en armonía,
y apartar la oscuridad que apaga la vitalidad.
Ya no quiero que la inseguridad me haga dudar,
mas dudar con la confianza de adquirir cordura,
mas valorar qué es lo mejor en cada paso dar.
Ya no quiero que la tristeza me invada la soledad,
mas sólo la tristeza es sinónimo de debilidad,
mas cuando la debilidad es quien domina,
ya en nada ni en nadie se puede la confianza poner ya.
Ya quisiera en mí sacar una enorme sonrisa,
que al mundo hiciera la paz encontrar,
mas no es sólo mi única esperanza la que espero,
sino que tal vez, yo misma, la tormenta deje de asolar.

Autora: Rosa Mª

2 de agosto de 2010

VEN MUERTE A MI

No me dejes muerte, muy lejana.
Que aquí la vida no me aclara nada.
No soy dueña de mi vida,
más tú puedes serlo de la mía.
Ven muerte a mí, a encontrarme.
¿A quién suplicar tu presencia en mí?
¿A quién llorar que llegues a mí?.
Ven muerte a mí, a enriquecerme,
porque tú, sólo tú, eres mi tesoro.
A ti, te nececesito, te reclamo,
no deseo oro como los humanos.
Ven muerte a mí, a tolerarme,
pues tan sólo me quedas tú, sí;
la vida no puede conmigo,
tampoco puedo yo con la vida.
Tienes que venir pronto a hallarme,
mi desespero es profundo y oscuro,
mi esperanza cayó un día como un rayo.
Ven muerte a mí, a dejarme,
porque hasta tú, cuando vengas,
vendrás sólo a llevarme,
pero me dejarás, como hoja seca,
que se pierde sin saber dónde va.

Autora: Rosa Mª

LA MUERTE Y YO

Una sola palabra más, ¿para qué?.
El silencio de la muerte ansío,
su presencia, su mano asíe.
La muerte y yo nos entendemos,
pero ella no llega, me deja.
La muerte y yo somos distintas,
porque ella ella y yo la tomo.
La muerte y yo vamos separadas,
pero algún día, espero ya,
juntas caminaremos hacia la eternidad.

Autora: Rosa Mª

VEN A MÍ, MUERTE

Un nuevo día, ¿¿por qué??.
¿Por qué he de ver el nuevo día?.
¿Por qué notar los latidos del corazón?
¿Por qué abrir los ojos un día más?.
No, no quiero la vida, no quiero un día más.
Odio estar escribiendo estas letras,
signo de que respiro un día más.
Odio tener que mirar de nuevo,
mirar cosas que no tengo porqué mirar.
Odio no hacerme el suficiente daño,
para no tener que estar aquí ya.
Odio estar despierta, ver amanecer.
Odio ver el firmamento y la luna,
así como el sol cuando empiece a nacer.
Odio el huracán que atraviesa mi ser,
ése que no me deja ni ver ni creer.
Odio no saber de nuevo qué hacer,
qué objetivo, qué querer.
Tan sólo ansío y espero la sigilosa muerte,
ésa que no dice nada y te lleva encima,
la que te quita de este difícilísimo mundo,
la que espero me dé la paz que necesito.

Autora: Rosa Mª

1 de agosto de 2010

YA QUIERO DECIR ADIÓS

Ya no veo los rayos del sol aunque salgan,
porque en mi corazón resplandecen truenos y rayos.
Ya no creo que en las palabras llenas de vida,
porque son las más traicioneras y las más indignas.
Ya no creo en que el exista la verdadera ayuda,
ahogada en el pozo en que me encuentro,
un pozo oscuro y extremadamente hondo.
Ya no creo en las palabras bonitas, en las promesas;
ya nada hay que pueda en mí encender un luz.
Ya sólo soy como una vela consumiéndose,
que se daña para que el dolor calme su cruz.
Ya jamás veré la mejoría que tanto añoré,
porque la edad ha hecho mella,
y los años no perdonan.
Ya jamás podré ser una persona normal,
ya jamás conseguiré sentirme mínimamente bien,
ya jamás nada puede tener sentido en un cerrado mundo.
Ahora ya sólo me queda hacerme mucho daño,
esperar con gran esmero la sigilosa muerte,
y no temerla cuando la tenga delante,
y tener la valentía esta vez de alcanzarla.
Aquí, en la vida, nada pierdo ni nada gano;
soy como un muñeco de trapo sin sentimientos.
Ahora ya no espero objetivos ni tan siquiera cortos,
el daño me hace mal, es lo que más me calma.
Tan sólo el escozor y el dolor son los que me calman,
porque la rabia de estar aquí me pone mala.
Hablar es malo, demasiado malo.
Confiar es odioso, mas no conociendo a nadie.
Mi mundo es un mundo aislado, solitario.
En él nada tengo que me conmueva,
en él nada tengo que me distraiga.
Tan sólo el inmenso y gran deseo,
de que la silenciosa muerte me acompañe.

Autora: Rosa Mª

¿CUÁNDO?

¿Cuándo nace la vida?
Cuando se apaga la muerte,
cuando la muerte es lejana,
cuando sentido los días tienen.
¿Cuándo nace el amor?.
Cuando la bondad abunda,
cuando no existe el rencor,
cuando no todo son palabras,
cuando nace de verdad el amor.
¿Cuándo nace la verdad?
Cuando existe el perdón,
cuando no hay distancia,
cuando se encuentra un son.
¿Cuándo nace la armonía?
Cuando existe una finalidad,
cuando las flores tienen colores,
cuando la amistad es todo un don,
cuando la oscuridad se ilumina,
para no dar lugar a la perdición.
¿Cuándo nace la esperanza?
Cuando no existe duda alguna,
cuando confías en otra persona,
de que todo es verdad pura.
Cuando caminas con un pie,
confiando en que el otro irá,
sin que quede ningún pie atrás,
por el miedo y la poca serenidad.
¿Cuándo nace la confianza?
Cuando se tiene una fe,
cuando se camina sin mirar atrás,
para no caer en lo que no fue,
cuando se mira siempre al frente,
para no dejar nunca de caminar.
¿Cuándo se tiene temor?.
Ante la inseguridad y la cobardía,
ante la desconfianza y la desazón,
ante los días que pasas sin dicha,
entonces... existe el temor al adiós.

Autora: Rosa Mª

CUANDO UNA LUZ SE APAGA

Nada tuvo sentido en su tiempo,
menos todavía lo tiene ahora;
respiro porque el corazón late,
veo, porque mis ojos se abren.
Nada tiene sentido en este momento,
ni el minuto que pasa ahora mismo,
ni el instante que ahora estoy viviendo.
Nada tiene sentido en nungún momento,
ni lo tuvo cuando era niña y joven,
ni lo tiene ahora que adulta ya soy.
Nada tiene sentido, ni tan siquiera la razón;
ya nada tiene alegría ni armonía,
ya nada me apasiona el corazón.
Nada, absolutamente nada tiene sentido,
ni el pensamiento ni el corazón;
el pensamiento que nada bueno piensa,
y el corazón que roto y solitario se queda.
Nada, absolutamente nada tiene sentido,
ni el amanecer ni el atardecer,
ni el anochecer ni un nuevo acontecer.
Nada, absolutamente nada tiene sentido,
porque todo permanece inerte e igual,
nada cambia en mi ser, más que la soledad,
esa soledad cada vez más aislada,
que hace del mundo mi tumba encontrada.
Nada, absolutamente nada tiene sentido,
ni el trabajo, ni el cielo, ni la tierra,
ni las estrellas ni el firmamento.
Nada tiene un sólo sentido ante mí,
porque camino a oscuras y a ciegas,
porque nada veo a mi alrededor,
porque al igual que una luz que se apaga,
así ... así está mi amargado corazón.

Autora: Rosa Mª