Seguidores

30 de noviembre de 2010

UNA REFLEXIÓN DE MADRUGADA

No dejo de vivir, estoy de nuevo despierta una madrugada más.
He atisvado que me encuentro más tranquila sin haberme propuesto grandes metas.
Quizás me autoexigía mucho a mí misma, no sé, tal vez.

Ahora sólo deseo vivir cada instante de este segundo, dejar una buena huella.
Ahora, me gusta transmitir alegría, que falta hace, en un tiempo en que hay mucha tristeza.
Simplemente, ahora, estoy en paz conmigo misma. Me tengo que aceptar como soy, no como yo quiero o quisiera ser. El futúro me abruma, y lo he dejado. El pasado, de nada ya sirve. Vivo mirando al frente, si no con alegría, sí con aceptación.

Quiero de hacer este día, un hermoso día, un día acogedor. Y esto sólo depende de mí.
Nadie puede vivir este día mas que yo. Soy yo quien decido, quien amo u odio. Soy yo quien decide el día dejar pasar, o aprovecharlo cada segundo, que en cuanto deje de pasar... de mi historia formará ya parte.

Ahora, ya no deseo exigirme tanto, sino dejar pasar esas metas que daño de hacen. Quizás, desde fuera sean buenas, no lo dudo, como ser más sociable, estar más entre la gente. Pero también la soledad tiene su encanto. Para poder ser sociable, preciso conocer y aceptarme como soy, dado que , contrariamente a lo que pueda pensarse, los demás, la gente de mi entorno, de mi alrededor, me aceptan como soy; eso es, objetividad. A pesar de que me sienta la más torpe, la más inútil, la más imbécil... . El camino está en aceptarme yo. Ahora estoy con esa meta, no deseo otra.

A lo mejor, estoy equivocada, es posible, como siempre he hecho: equivocarme. Pero cierto es que estoy obteniendo una paz interior y una alegría grande.

No importa el tiempo que me cueste ser sociable, ni servible, ni útil; ahora, estoy aceptándome a mí misma, tal cual soy. Y eso creo que, aunque angustioso, es un gran paso.

Lo importante, es que me he despertado, estoy viva, y puedo escribir y expresar. Ni tan siquiera sé cómo me irá el día, pues me siento incapaz de todo, pero intento hacer, en cada momento, en cada instante, con grandes esfuerzos, sacar de mí lo mejor.

Mi corazón no está vacío, en él reside el amor. Porque en él guardo todo aquello que me hace crecer y caminar, que me hace desear a todos cuantos me rodean y me quieren disfrutar de este inmenso día, con su día y su noche; también me hace temblar por el caos en que se encuentra esta vida, sí; pero por la cual, un alma solitaria, nada puede hacer cambiar tan gran problema y cambiar la violencia y las guerras por la paz, el hambre por la saciedad, y la pobreza por la igualdad.

Autora: Rosa Mª

29 de noviembre de 2010

No me dejes, amor (II)

No me dejes amor, te lo pido;
tú y yo tenemos que estar juntos.
No deseo el oido tener,
ni la inquietud de la maldad.

No me dejes amor, te lo pido;
tú y yo tenemos mucho qué hacer.
No deseo realizarlo sóla,
porque sin ti, me perderé.

No me dejes amor, te lo pido;
mi corazón lo deseo lleno de ti.
Caminaré despacio, tranquila,
pero en son de paz y cariño.

No me dejes amor, te lo pido;
mi libertad es obtener tu destino.
Mas deseo hallarte en mi ser,
para poder siempre yo querer.

No me dejes amor, te lo pido;
tu presencia he de obtener;
mas si no nos encontramos, amor,
no dejaré de lucha jamás,
por hallar tu hermosura y placer.

Autora: Rosa Mª

SIN GRANDES METAS

Me encuentro libre de soñar, pero en un laberinto para alcanzar ese sueño.
Mi sueño es ser cada día mejor persona, aprovechar mejor la vida, no despreciar ni el más mínimo resquicio de ella.
Es fácil soñar, o no; depende de qué sueño se tenga. Yo ahora, sueño con no desperdiciar ni un minuto de mi vida.
Hoy, quiero ir al trabajo con un talante de alegría, de aprender conmigo misma y con los demás, algo que nada sabía.
Quiero ser la mujer que nunca he deseado ser, pero de la cual no me puedo desprender, y con la que tengo que vivir y luchar. Me aceptaré. Me acepto.
Sin aceptación por mi parte, no puedo seguir adelante.
Ahora, no deseo mas que lo más sencillo, lo más superfluo, no importa cuan pequeño sea. Cuanto más pequeño quizás mejor.

No me fijo metas. He optado por vivir el ahora. No proyecto nada, ningún proyecto tengo; ni a medio ni a largo plazo. Proyectar, quizás, pueda ser bueno. Pero supone, estrés, nervios y supone encauzar la vida hacia ese proyecto, que puede ser no se alcance.

Me fijo en el ahora, en las palabras que ahora estoy escribiendo. En mi presente, en este momento y doy gracias a Dios por estar prestándome la capacidad de expresar este sentimiento.

Ahora, cuanto más deseo es que el día no pase volando, que no pase el tiempo. Deseo disfrutar cada instante de este día con esperanza, ilusión y ningún arrepentimiento. Y sí, pasa, mientras escribo el tiempo pasa. Pero no pasa ya ajeno a mi vida. Algo he hecho. Escribir.

Autora: Rosa Mª

27 de noviembre de 2010

CIRCUNSTANCIAS

Con la brisa rozando mi cara, sonrío;
con el abrazo tierno y una mirada, sonrío;
con la sinceridad y la amistad, sonrío;
con la honestidad y la confianza, sonrío;
y con el presente y mi pensamiento, sonrío.
Mientras pasa este instante, lo aprovecho;
mientras tu mirada vea estas letras, huella dejo;
mientras mi corazón lata, el presente vivo;
mientras pienso en negativo, la vida dejo;
y, mientras esté contigo, cariño y amor despido.
Si ahora, el camino me es difícil, me esforzaré;
si ahora, hay alguien esperando mis palabras. hablaré;
si ahora, hacia ningún sitio me dirijo, escribiré;
si ahora, los latidos siento, aprovecharé este momento;
y si ahora, un abrazo necesitas, de mí sale aun en la distancia.
Ahora, cuando salga el sol, me llenaré de energía;
ahora, cuando pase este segundo, deseo tu bienestar;
ahora, cuando mis palabras se acaben, podrás pensar;
ahora, cuando estoy contigo, es cuando puedes disfrutar;
y ahora, en este instante, sólo te dese mucha dicha y mucha paz.
Autora: Rosa Mª

EL AHORA... EL HOY... EL PRESENTE

He amanecido de nuevo esta mañana, orgullosa del nuevo día, del nuevo encuentro con la vida.
Hoy vivo el presente, pues lo pasado ya es historia, lo nuevo, el ahora, es lo que importa.
Una palabra, un gesto, un libro entre mis manos, un niño llorando o sonriendo, unos padres jugando con sus hijos. Eso... eso es el ahora. El ahora son las palabras que dedico ahora. No las que escribí hace un mes o la semana pasada.

El ahora no es un reencuentro, es un pasar el instante, el momento. El pasado puede ser bueno o malo; si es bueno, es mejor recordarlo, pero si es malo, mejor... olvidarlo. ¿Para qué sirve recordar cosas que nos han dejado espinas...?.

Hoy pienso en el día de hoy, no en lo que hice o dejé de hacer ayer. El ayer, el hace un momento, ya es historia. El futúro, tampoco lo sé. Es algo que ha de ocurrir.
¿Acaso sé exactamente lo que haré dentro de una hora, o dentro de diez minutos?. Yo, personalmente, no lo sé.
Sé que quiero hacer cosas, leer libros, animar a amigos, escribir poemas, aceptar mis derrotas; pero eso, ¿cuándo?. No lo sé. A lo mejor, ahora dejo de escribir y me pongo a leer; pero a lo mejor requiere alguien mi ayuda, y dejo de hacerlo.

Por eso, hoy, ahora, en este momento, pienso y escribo, pero no sé que será a lo largo del día.
Hoy, quiero aprovechar cada segundo de este día, aunque sea observando mi respiración, que es una dicha.
Hoy, quiero sentir los latidos de mi corazón, donde guardo el amor que tengo para dar, donde guardo todos los buenos recuerdos y a las personas que conmigo desean estar.
Hoy, no busco lo que haré mañana, porque vivo el AHORA, el instante en el que me encuentro, el camino que piso, las huellas que pueda dejar.
Hoy, no pienso en lo que ayer hice, porque lo hecho, mal o bien, hecho está.
Ayer tomé decisiones, pero bien o mal hecho, decidido está.

No voy a cavilar ya más con mi pasado y mi presente, sino vivir cada instante, cada minuto de lo que ahora acontece.
Y me conoceré un poco más de mí, porque lo deseo. E intentaré cambiar los pensamientos derrotistas por otros más optimistas.

Hoy, deseo que quien se encuentre a mi lado, se sienta feliz de estar conmigo, pues yo irradio cariño y ternura. Quien lo deseeo puede tomarlo y quien no... abandonar mi compañía.

Autora: Rosa Mª

23 de noviembre de 2010

LO ÚNICO

El único momento para vivir, es el ahora;
el único reclamo para existir, es la esperanza;
el único placer en el presente, es una amistad;
el único camino hacia el futúro es la confianza.

El único son para la armonía, es el amor;
el único cantar del nuevo día es el agradicimiento;
el único sentir existente, es el presente;
el único soñar ahora, es el después reciente.

El único pasar por la vida, es dejar un huella;
el único existir sin vivir, es pasar sin ver la belleza;
el único expresar palabras, es saltar una mirada;
el mirar hacia el presente, es dejar penetrar lo existente.

El único amor por la vida, es el placer de un nuevo día;
el único manjar de delicia, es aprovechar día a día;
el único despreciar la dicha, es morir estando en vida;
el único desear en este instante, es salud, armonía y dicha.

Autora: Rosa Mª

22 de noviembre de 2010

SÓLO QUIZÁS

¿Qué se puede hacer contra la tristeza, si alegría no hay?.
¿Qué se puede reflejar en una mirada, si esperanza no hay?
¿Qué se puede deshacer con el miedo, si valentía no hay?.
¿Qué se puede anhelar sin recelo, si no hay sitio al que llegar?.

Me propuse no estar triste, me propuse serena estar,
mas no consigo de ningún modo llegar a dicha meta,
pues a más no deseo llegar ni a ningún puerto divisar.

Me da miedo la vida, la esperanza, la libertad.
Me da miedo el silencio, la mentira, la maldad.
Me da miedo dar un paso, para volver hacia detrás.

El horizonte es infinito, las metas ... las que pueda soñar,
mas no sueño ya con el cariño, ni con un amor platónico,
ya no sueño mas que que mi alma y mi corazón estén en paz.

Ya no me quedan palabras, y eso... pánico me da.
Ya no me queda ilusión, y así... ¿adónde llegar?

Quizás, sea que hoy ha sido un día gris en mi vida, sin motivo;
y cuando no entiendo las cosas, me da más temor continuar;
necesito saber el porqué y el para qué hago las cosas,
pues sin ello, no sé a dónde agarrarme ni qué deseo alcanzar.


Quizás, mañana, sea otro nuevo día con esperanza,
quizás, mañana, otro horizonte amanecerá en mi corazón,
pero es el ahora, el presente, en este mismo instante ...
... que me preocupa el no saber ni querer a ningún lugar llegar.

Autora: Rosa Mª

NO DEJO DE...

Yo no dejo de quererte,
mi corazón abierto está,
y para ti son mis letras,
llenas de cariño y sinceridad.
Yo no dejo de escucharte,
pues mis oídos para ello están;
para que no te sientas sólo,
ya que la soledad es mala de pasar.
Yo no dejo de escribirte,
pues deseo tu corazón reaccionar,
mas no estás sólo en este mundo,
aunque nos distancie la tierra y el mar.
Yo no dejo de creerte,
pues cuanto dices, debe ser verdad;
mas es posible la incertudumbre,
es posible ... que la maldad haga su mal.
Yo no dejo de animarte,
pues somos humanos y caemos sin cesar;
mas por esa misma humanidad y amistad,
no dejo de emprender el vuelo sin parar.
Yo no dejo de iluminarte,
aunque mi luz sea una llama que apenas va;
pero creo que es mejor una humilde luz,
que camino incierto en tu sentir y estar.
Yo no dejo de apartarme,
aunque mis fuerzas flaqueen y falle sin cesar;
pero la intención que tengo es permanente,
y, mientras mi corazón lata, mientras respirre,
te querré y acudiré a ti sin tan siquiera tú llamar.

Autora: Rosa Mª

21 de noviembre de 2010

ME GUSTARÍA DESPEDIR EL DÍA

Me gustaría despedir el día con alegría,
aunque no haya sido muy agradable,
aunque no haya hecho en especial nada,
aunque mi manera de pensar no cambie.

Me gustaría despedir el día con energía,
aunque me flaqueen las fuerzas, no pueda,
aunque no sepa qué decir es este instante,
aunque mis esperanzas sean nimias y distantes.


Me gustaría despedir el día con dulzura,
porque el amor reina en mi corazón,
porque aunque mi pensamiento sea negro,
reconozco ya los rayos del sol y el calor.

Me gustaría despedir el día con ternura,
haciendo de este día algo maravilloso,
haciendo que la noche me dé vida,
y despertar mañana con mucha alegría.

Me gustaría despedir el día con deseos,
anhelos, pensamientos positivos, ... ;
pero ... realmente no puedo, no soy así:
vivo, existo, pienso, pero no por sobrevivir.

Me gustaría despedir el día con un son:
con el son de la paz, el cariño y el amor.

Autora: Rosa Mª

AHORA... EN ESTE MISMO INSTANTE...

Me levanto con el corazón abierto a la vida, sin pensar en cómo el día transcurrirá.
Me levanto con la dicha del nuevo día, que la vida, por fin, me ha hecho despertar.
Me levanto con el alma llena de energía, cambiada estoy en el nuevo día.
Me levanto con el son de la esperanza, la fe y el momento de cambiar mi energía.

Yo soy quien ha de dirigir los pasos que este día transcurran en mi nuevo día.
Yo soy quien ha de decidir el nuevo rumbo que necesariamente he de tomar,
si la vida no deseo que se queda anclada, como hasta ahora he decidido pasar.
Yo soy la que en este nuevo día... puedo aprovechar con armonía, o dejarlo pasar.
Y decido aprovecharlo, aunque sea para expresar en esta reflexión, que quiero vivir.

Muchas cosas han cambiado en mi nueva forma de pensar, en mi nueva oportunidad,
pues la vida no deja de ser cada nuevo despertar eso, un nuevo azar.
Muchos pensamientos han pasado por mi cabeza, para poder este nuevo paso dar,
porque si me quedo anclada como hasta ahora, de nada me sirve quejarme ni hablar.

Ya no soy la que era, no; soy una mujer humilde y sencilla que su vida quiere transformar.
El cómo y el cuándo no se lo plantea, tan sólo que un nuevo rumbo ha de tomar.

Ahora nuevas piezas del puzzle de mi vida, he de empezar por encontrar,
ahora... empiezo por aceptarme a mí misma, la pieza principal.
Ahora... es el momento ... el instante, ... de nuevos caminos hallar,
no llorar ni quejarme ni lamentarme, porque ello a nada da lugar.

Ahora, en este momento, en este mismo instante ... quiero alegría dar,
porque no estoy llorando por tristeza, sino porque la vida me abraza y me aprecia.
Ahora, en este momento, en este mismo instante, ... quiero un abrazo dar,
porque es mi corazón quien lo desea, o mi buena intención de darlo sin cesar.
Ahora, en este momento, en este mismo instante, ... mis fuerzas quiero sacar;
no importa si son muchas o pocas, pero las que tento... las utilizaré para luchar.

Ya no deseo tristezas en mi corazón, que empieza a comprobar que lleno está de amor;
ya no deseo rechazar a nadie de mi alrededor, ni nada de lo que la vida me oferta.
Ya no deseo mas que hacer esclatar muchas sonrisas de ilusión y esperanza,
porque mi corazón queda abierto, y en él... puede entrar quien desee mi amistad y cariño.

Autora: Rosa Mª

SOY UNA MUJER MADURA

Soy una mujer madura, sí;
quizás sea lo mejor que tengo.
Un cuerpo de mujer, cierto,
y unos años que ya han pasado.
Soy una mujer madura, sí;
quizás lo que nunca acepté.
El tener una estructura dada,
que me hizo pensar en otro ser.
Soy una mujer madura, sí;
con sus años quizás tras de mí,
mas como sin aprovechar están,
ahora los vivo con más intensidad.
Soy una mujer madura, sí;
para nada me importa ser mujer,
pues hasta ahora aceptarlo me costó,
mientras sentía odio y mucho dolor.
Soy una mujer madura, sí;
que lucha por su vida y por amor,
mas amor se me da mucho mucho,
pero en cambio yo... no sé a quién doy.
Soy una mujer madura, sí;
que su media naranja no encontró,
por estar rechazando a la mujer que era,
porque quizás no fue momento ni ocasión.
Soy una mujer madura, sí;
que ahora quiere la vida y el son,
el son de la armonía y la alegría,
que apagados estaban en su corazón.
Autora: Rosa Mª

20 de noviembre de 2010

HASTA AHORA

Hasta ahora, no me había dado importancia de cuanto y cuantos me rodean.
Me había ensimismado y acorazado como una tortuga en su caparazón.
Me doy cuenta que hay muchas cosas y muchos momentos que admirar,
muchas personas con las quien estar, muchas palabras qué decir,
mucho amor que dar, muchos encuentros a poder seguir.

Hasta ahora, no me había dado cuenta de cuán variada es la vida,
de que no todo es rutina, sino que la rutina la hago o confecciono yo.
Que de un día lluvioso, puede hacer un día soleado en mi corazón.
Que de un día soleado, puede que mi corazón esté nublado.
Que no se vive un sólo día, sino el conjunto de días.

Hasta ahora, no me había percatado de lo importante es no quejarse,
pues peor que yo hay muchísimas personas que nada tienen,
y yo soy afortunada, pues tengo trabajo, familia y gente que me quiere;
soy afortunada, al ver lo tonta que he sido por no aprovechar mis días,
y empezar a aprovechar cada momento de este día.

Hasta ahora, no he podido aprovechar un momento del día a día,
pues me he negado rotundamente a vivir el presente,
he estado siempre lamentándome de mi pasado,
o temiendo un futúro que, incierto, puede suceder o no;
y entre lamento y miedo, he perdido un gran valor.

Hasta ahora, no he comprenido porqué la gente me quiere,
porqué yo, que apenas tengo alegría, se me quiere sin pedirme nada;
porqué se me acepta sin saber o tener una gran sabiduría,
porqué las personas sin más, se interesan por mí con interés.

Ahora, ya no pienso como pensaba ni razono como razonaba.
Ahora, vivo el presente, el momento, el día a día.
Escucho a quien me necesita, y me siento agusto conmigo misma.
Abro las puertas de mi corazón, con cuidado, no de par en par,
pues el corazón es delicado, y con mucho tiento se ha de pasar.

Ahora, ya no pienso en porqué se me quiere sino que lo acepto.
Ahora, tengo interés por los demás, por abrirme un mundo nuevo.
Ahora, ya no me pregunto el porqué de las cosas sino el para qué.
Ahora, sé que puedo y deseo cambiar una nueva vida,
porque está en mí y no en nadie el cambio de rumbo y su ritmo.

Ahora, ya no intento mirar mi pasado y quedarme en él.
Ahora vivo cada instante, cada segundo, cada minuto,
para que no se escape nada que en ellos pueda hacer,
mas si no realizase algo que en mente tenía,
no pasa nada por ello, no espera nada ni nadie el porqué.
Tan sólo soy yo quien me exigía, me ponía metas que no podía,
y ahora... ahora vivo sin grandes metas y con un porqué.


Vivo, existo, siento y estoy en este mundo,
y algún signifcado tendrá que tener.
No busco grandes metas en mi vida, grandes proyectos.
Tan sólo el aire que respiro ya es un gran porqué,
porque mis palabras... se las puede llevar el viento...
pero mi cariño y el amor ... eso... permanece sin un porqué.

Autora: Rosa Mª

ESA VOZ QUE AL FONDO SE OYE


TIENE DUENDE ESA VOZ
CUANDO SUS VERSOS DESGRANA
MI NIÑA QUE ES  FLOR Y GITANA
EN SU BONITO CONTAR DE MAÑANA.

DE COBRE ES SU COLOR,
 NEGROS  SON SUS OJAZOS
PARECEN PEDIR ABRAZOS
A DONDE QUIERA QUE VAYA.

Y ES QUE LA NIÑA ES BONITA
Y SU VOZ DESGARRADA,
QUE HASTA DE EMOCION YO LLORABA
CUANDO DE AMISTAD ME HABLABA. 

RETRATO DE MI ALMA

El aire corre por mis mejillas;
el sol no luce, pero mi corazón sí;
no hay viento que conmigo pueda,
para hablar con sinceridad de la belleza.
El amor dulcemente acaricia mi alma,
que, apasionada por la vida, se embelesa,
que, aprisionada por el miedo, se oprime,
pero libertad existe para deshacerse de él.
La ternura corre por mis venas,
al igual que la sangre que recoge mi ser,
mas nunca es tarde para transmitir dulzura,
que hasta el más humilde puede recoger.
La experiencia es la más sabia,
que una persona pueda obtener,
mas con el esfuerzo y las caídas,
se obtiene el beneficio del buen saber.
La tristeza, puede ser pasajera;
mas si es contínua, luchar no es placer;
mas en lo más pequeño está la belleza,
para dar paso a la alegría y al querer.
La paz, no está sólo en dejar guerras;
está en saber cada cual su gran querer,
mas la verdadera paz no se obtiene,
hasta que uno, consigo mismo, tiene placer.
La verdad, está o no está a nuestro alcance,
mas mis palabras del alma me salen,
mas no hay mas que sinceridad en ellas,
y muchas ganas de alegrar un alma ciega.
Autora: Rosa Mª

19 de noviembre de 2010

MIENTRAS TANTO...

Ya sé que nada puedo hacer,
por aquello que el mundo golpea,
por los asesinatos, por las guerras.
Ya sé que nada puedo hacer,
por la pérdida de un ser querido,
por los límites y las fronteras.
Ya sé que nada puedo hacer,
por el odio y la indiferencia,
por los gritos de la pobreza,
por el terror y la mala hierba.
Sin embargo, ... puedo creer,
puedo expresar emociones tiernas,
puedo cambiar el dolor por el alivio,
y sentir que mi corazón no va a ciegas.
Sin embargo... puedo pensar,
puedo cambiar mi forma de razonar,
puedo ver luz donde oscuridad hay.
Sin embargo... puedo querer,
porque querer no cuesta nada,
porque querer me produce alivio,
y me da gusto de buena manañana.
Sin embargo ... el mundo continúa,
y yo... desde aquí, me veo impotente,
para que paren la guerra, la violencia,
y despertar con el son de un día de paz.
Mientras tanto... soñaré despierta,
de que algún día, dará lugar ese sueño;
mientras tanto... escucharé a quien a mi lado tengo;
mientras tanto... sentiré la caricia de un nuevo anhelo.
Mientras tanto... daré calor al que frío tenga,
y cobijaré en mi corazón a quien ternura tenga.
Mientras tanto... sentiré la calma de la dicha,
que produce el querer, el cariño, la sinceridad y la alegría.
Autora: Rosa Mª

17 de noviembre de 2010

ANTES QUE NADA...

Antes que nada, ver una luz;
tener un rayo de esperanza.
Divisar a lo lejos el horizonte,
que se avecina, cada mañana.

Antes que nada, sentir un son;
escribir palabras alentadoras.
Pensar en un mejor presente,
que hace del día, un mejor estar.

Antes que nada, ... escuchar;
escuchar el susurro del viento.
Escuchar, a quien lo necesita,
para así poder mostrarle placer.

Antes que nada, ... despertar;
amanecer con la dicha de la vida.
Agradecer que hay noche y día,
y querer sin perder razón y dicha.

Autora: Rosa Mª

LLUVIA EN DIA DE OTOÑO

Lluvia en día de otoño,
el día gris pero no dentro de mí;
amancece la esperanza, la fe,
de que algún día me encontraré.

Lluvia en día de otoño,
no ha salido el sol, pero lo percibo;
ya no hay nubes que oscuridad den,
mas un camino de sensaciones vivo.

Lluvia en día de otoño,
no perciben mis ojos mas que tesoro;
el día amaneció de nuevo, sin deterioro,
mas nueva soy yo, que miro con decoro.

Lluvia en día de otoño,
mas el fresco da la sensación de alegría;
no percibo ya la lluvia como tristeza,
sino como lágrimas que trae el nuevo día.

Lluvia en día de otoño,
mas no está gris mi corazón ni mi cariño,
porque la esperanza entro ya en mi vida,
mas profundos son mi esfuerzo y mi dicha.

Lluvia en día de otoño,
mas no está lluviosa mi amistad y mi tesoro,
el tesoro de tener un corazón latiendo,
y el amor a la vida y al día que entra.

Lluvia en día de otoño,
no hay porqué estar triste ni penoso;
mas mi caminar sin pausa ni prisa continúa,
para no caer, sin pisar firme, su hermosura.

Lluvia en día de otoño,
agradezco que el sol haya descansado un poco,
para apreciar cada rayo de luz que hay en mi vida,
para deshacerme de la tristeza del nuevo día.

Autora: Rosa Mª

15 de noviembre de 2010

LA MEJOR MEDICINA

La mejor medicina que puedo encontrar,
es la de querer vivir y tener ganas de luchar,
es el tener a mi lado a mi familia, a la que adoro;
es el tener cercanos, aunque en la distancia,
a los amigos que sin saber el porqué me quieren.

La mejor medicina que puedo encontrar,
es que no se me vayan las fuerzas, aunque pocas,
para poder seguir avanzando sin desear retirar;
es saborear de todos esos pequeños instantes,
que buen agrado a mi corazón llegan sin cesar.

La mejor medicina que puedo encontrar,
es apreciar el momento, el instante de ahora,
porque despues... después tarde ya será;
es saber que vivo el presente, ... lo que importa,
y despacio, despacio... caminar para no cambiar.

La mejor medicina que puedo encontrar,
es sentir que sirvo para alguna cosa,
que no soy inútil ni inepta para todas las cosas,
que puedo hacer algo útil para alguien,
aunque sean unas letras de compañía, de cariño.

La mejor medicina que puedo encontrar,
es saborear con esmero cada comida, cada manjar;
es caminar, porque dos piernas tengo,
y dejar atrás el desánimo y la desgana de andar;
es caminar sin prisas y sin pausas hasta cierto lugar.

La mejor medicina que puedo encontrar,
es escuchar a los demás, porque lo hago con esmero;
mas no me importa si triste o alegres están,
porque para eso tengo dos oídos,
y las mejores palabras con que poder contestar.

La mejor medicina que puedo encontrar,
es ver que hoy ha amanecido de nuevo,
que de nuevo puedo con vosotros estar,
y escribir estas palabras sinceras de afecto,
para que el nuevo día tengo un nuevo gozar.

Autora: Rosa Mª

LO QUE DESEO EN ESTE MOMENTO

Deseo dejar pasar la tempestad en este nuevo día,
ver el sol en mi corazón, aunque todavía no sea día;
ver las estrellas que brillan, aunque no las hayan,
y caminar despacio, despacio, ... ahora, en el momento.

Deseo aprovechar en este nuevo día buenas letras,
tener un poco de esperanza y dejarme llevar;
pues sóla, en un abismo me encuentro sin quererlo,
mas me dejaré llevar por la amistad y el cariño.

Deseo no proyectar nada ni a medio ni a largo plazo,
vivir el momento, nada más que este momento;
para mí, estar aquí es ya una alegría y un evento,
mas quiero dejar constancia de que lo estoy viviendo.

Deseo dar pequeños pasos y en este mismo instante,
como ahora, que mis letras salen ahora y no luego;
pues los avances, me inquietan y me abruman,
y yo soy incapaz de vivir nuevas aventuras.

Deseo quedarme ahora, en este instante, lo que poseo:
salud, cariño, amor, comprensión y entendimiento;
diálogos directos o a través de la pantalla,
hacen que mi día surja sin yo proyectarme nada.

Deseo no hacerme ilusiones ni grandes esperanzas,
pues si no consigo lo que anhelo, caigo y no lo deseo;
además, tampoco tengo grandes metas ni proyectos,
tan sólo aprovechar el ahora, este humilde momento.

Deseo en este día, una dichosa y cálida estancia,
para todos, especialmente para los que tanto me quieren;
deseo que este día se aproveche cada minuto,
porque minuto que se va... ése... ya no vuelve.

Autora: Rosa Mª

14 de noviembre de 2010

REFLEXION DE UNA TARDE DE OTOÑO

Hoy he salido a ver el sol de la mañana,
apreciar los árboles del cauce del río,
y los niños jugando con sus padres;
una parejas besándose en el césped,
otras, simplemente, dándose las manos.

Hoy no he salido en esta tarde otoñal,
porque la oscuridad me hace sentir triste,
aunque la claridad amanece en mi vida ya;
ocupada estoy ahora con este escrito,
luego la tarde no se va sin más ni más.

Hoy, quizás, haya sido dura conmigo misma,
pero necesito serlo para poder luchar;
de lo contrario las fuerzas me flaquean,
y eso, ... , eso no me lo puedo permitir ya;
pues no quiero derrota alguna sin lección.

Hoy, quizás, no importa lo que haya conseguido,
sino mis ganas de salir de un pozo sin claridad;
ser sincera conmigo misma, que ya es hora;
y con detenimiento y sin pausa, poder avanzar,
ya que el esfuerzo es mucho...y una caída atrasará.

Hoy, quizás, mis pies aun no estén bien en tierra,
sino que con pausa camino sin cesar;
para salvar los obstáculos acumulados y reales,
que en el transcurso me pueda encontrar,
muy difíciles algunos de salvar.

Hoy, quizás, no he sido yo misma, sino otra,
una nueva persona que sí quiere avanzar,
y aunque con miedos y muchas penas,
sigilosamente y con mucha prudencia,
desea por fin a un meta pequeña alcanzar.

Hoy, quizás, mi meta era ver el sol, no sé;
no fijo objetivos porque todavía no sé dónde estoy,
mas el ver a la gente tan activa y armoniosa,
me preguntaba a mí misma porqué yo no:
la respuesta está en tí misma, me respondía,
aunque espero, con el tiempo, encontrar respuesta.

Autora: Rosa Mª

REFLEXION DE UN DIA

Hoy es un nuevo día, y en él quiero apartar todo mi malquerer. Voy a hacer de él un son de vida,
que a los demás pueda gustar y crecer.
Tengo que cambiar mis pensamientos (ya sé, de golpe no); pero me doy cuenta de que tengo que cambiarlos, y hacia ello voy.
¡Tengo que cambiar tantas cosas, que ni sé por donde voy a empezar!.
Hoy bajaré a recibir el sol que aquí, en Valencia, nos brinda día a día.
El sol ha despertado y es dichoso de agradecer. Hasta ahora no lo había hecho. Algo nuevo tenía que hacer.
Hoy quiero agradecer a mi psicólogo, que tan mal le respondo, la mucha ayuda que me está dando, pues me hace qué pensar. Hay cosas que no gustan que te digan, duelen, arañan, pero son realidad. Y he de aceptarlas y digerirlas para poder cambiar.
Hoy quiero agradecer a todos mis amigos y amigas que estáis conmigo, todo vuestro apoyo y vuestro querer, pues sé que he sido muy dura, aunque no quiero volverlo a hacer.
Hoy quiero agradecer a mi familia, lo mucho que me quiere. No son correspondidos, y eso... me duele.
Hoy, quiero cambiar. Ya sé. No se puede de golpe. Pero me doy cuenta que así es vivir un infierno y que he de vivir porque se me quiere.
Hoy, quiero aprovechar cada instante de este día. cada momento, cada minuto.
Hoy, tengo que aceptarme como soy, aunque no me guste; ya tendré tiempo de ir transformando poco a poco lo que de mí no me gusta, y lo que me gustaría cambiar.
Hoy, quiero vivir la vida, no quiero morir en un infierno sin dicha. Quiero servir para que los demás sepan, que vida sóla hay una.
A mí, la vida ya me ha dado dos oportunidades. Por algo será. Soy una desagradecida si no aprovecho cada segundo de este día.
Es muy difícil deshabituar cosas ya adquiridas desde la infancia. Pero la influencia de familia, escuela y demás, han hecho que se hayan inmerso en mí de tal forma que ahora es un verdadero trabajo realizar.
Pero en ello estoy amigos, porque quejarme de nada sirve.
Hay muchísima gente peor que yo, y que sobreviven y están felices. ¿Por qué yo, tengo que estar siempre quejándome?. Se acabó.
No me puedo permitir ni un sólo quejido, ni una vuelta atrás.
Soy muy consciente de lo que escribo y lo que pienso. Mentiría si digo que estoy de maravilla, pero también mentiría si digo que no quiero vivir.
Ahora... en este preciso momento... hoy... quiero compartir con vosotros mi reacción hacia la vida.
En dos momentos, he tenido la oportunidad de dejar este mundo y, si por algo estoy aquí, será porque es mi lugar.
Nada más quiero que cuantos a mi alrededor comparten mi vida, ya sea en la distancia, ya sea en la cercanía, estéis agusto conmigo.
Hoy, quiero mostraros a la Rosa que puedo ser capaz de ser. No siempre lo consigo, pero es la que en realidad quiere ser.

Un beso muy fuerte a todos y a todas. Rosa.

Autora: Rosa Mª

13 de noviembre de 2010

A PARTIR DE AHORA

Desagradecida soy de la vida,
que ya son dos oportunidades las que me da.
Desagradecidda soy de los amigos,
que tanto cariño y amistad me dan, sin más.
Desagradecida soy de mi familia,
a la que siempre tengo a mi lado.
Desagradecida soy de todo el mundo,
que me quiere sin saber yo el porqué.
Desagradecida soy del nuevo día,
que me brinda la oportunidad de un nuevo ser.
A partir de ahora de de camibar mi pensamiento,
tendré que sacar fuerzas de donde no tengo;
tendré que vencer muchos obstáculos,
pero sé que sóla no me encuentro.
A partir de ahora, quiero cambiar mi rumbo,
un rumbo que quiere un mejor bienestar,
no sólo para mí, sino para los que me rodean,
porque su querer es válido aunque no lo quiera.
A partir de ahora, un rayo de sol será mucha vida;
será el amanecer de un nuevo y genial día;
será la importancia de tener ojos para presenciarlo;
será la dicha de poder sentir el calor sin tocarlo.
A partir de ahora, valoraré más las pequeñas cosas,
las cosas a las que no doy importancia y las tienen,
porque no deseo cosas grandes yo precisamente,
sino ésas pequeñas, que yo valoro y no consigo hacerme.
A partir de ahora, mi pensamiento debe cambiar,
debe dirigirise a otros lugares donde no ha ido nunca,
deberá enfrentarse a nuevos retos y cortas metas,
para, al caer, levantar y aprender de la caída.
A partir de ahora, quiero ser lo más agradecida posible;
a todos los que me queréis sin yo merecerlo porque no siento,
a toda la vida y las oportunidades que me ha dado,
a todo aquello que no valoro y que vale tanto.
A partir de ahora, nada puede ser ya igual en mi vida.
Nada que perturbe el camino hacia la paz y el cariño;
a partir de ahora, deseo un pequeño objetivo:
el dominarme y ser mejor persona.
Nada que me influya en mi propia persona:
ser yo misma y no como desean los demás.
Nada que me convierta en víctima:
sino ser yo quien lleve el timón de mi armonía.
A partir de ahora... nada deseo que vuelva a ser como ha sido,
Deseo ser una persona adulta y resuelta;
ya sé que soy adulta, pero me comporto no sé cómo;
sin saber porqué , ni saber la causa,
a veces me hago niña y pataleo de la vida.
Deseo, que en este presente que ahora presencio,
disfrutar y valorar cada instante que vivencio;
y es, en este mismo instante, en este preciso momento,
que GRACIAS A LA VIDA Y GRACIAS POR VUESTRO TESORO.

Autora: Rosa Mª

SIN MOTIVOS

Una nueva llamada, una nueva voz,
hace que ilumine mi camino,
sin saber bien hacia dónde voy.

Un día luminoso y espléndido,
en mí hoy no son ilusión ni tienen son,
mas no quiero dejar de luchar ,
para poder encontrar su buen entrar.

Una mirada fija en la distancia,
sin un objetivo fijo que hallar,
un olvido interminable de lo sencillo,
una parada que nunca tiene iniciar.

Una respuesta que no tiene fruto,
un sueño que no se puede hacer real,
mas no quiero alabanzas en mi camino,
tan sólo esperanza y mucha realidad.

Un esfuerzo grande he de realizar,
si tengo el puzzle de la vida completar,
mas es muy difícil y duro el asumirlo,
ma es más fácil el rápido abandonar.

Una estrategia que no tiene frutos,
un desprecio hacia la vida, sin motivo;
una sola palabra de aliento.... ¿basta?...
... mas no sé qué pensar en mi despertar.

Autora: Rosa Mª

¿HACIA DÓNDE DIRIGIR LA MIRADA?

¿Hacia dónde dirigir la mirada, hacia la esperanza?.
¿Existe la esperanza, en algún rincón del alma?.
¿Existe la belleza de la vida, la increíble obra inacabada?.
¿Existe, al menos, un trozo de ella, que me deje agradecerla?.
¿Existe, al menos, un motivo, para estar yo tan acabada?.
¿Existe , al menos, el son de la dicha, de meta a la que llegar?.
¿Existe, al menos, un mínimo intento por un son mínimo dar?.
No existe nada de ello, porque no sé hacia dónde mirar;
si miro la pobreza, nada por ella puedo hacer en mi sombra;
si miro las guerras, la violencia, la desolación, me turbo con ellas;
si miro hacia el pasado, no es algo que me lleve a vivir mejor;
si miro hacia el futúro, es algo incierto, pues hoy sé que estoy;
si mira hacia el presente, que es al ahora, a ningún sitio voy;
sin esperanza, sin alegría, sin motivo de así estar, existo.
No existe ni una sonrisa en mis mejillas, porque agusto no estoy;
no me acepto a mí misma, no puedo caminar con mi son;
no puedo cargar ya conmigo misma, pero existiendo estoy;
no puedo comprender nada de cuanto me pasa, y débil me hallo,
pues sin motivo ni causa, rechazo mi presente y sin rumbo voy.
No existe motivo alguno, por el que estar aquí ya presente;
no existe mas que uno, algo que no entiendo: se me quiere.
Pero mi corazón es duro, nada nada quiere;
mis pensamientos, tan sólo son de amargura, sin motivo aparente.
Doy las gracias, a todos los que me queréis sin motivo,
a los que tanto debo, y no sé cómo premiar vuestro cariño;
no soy merecedora de nada, ni de una leve sonrisa,
ni de cariño, ni de una palabra de aprobación,
y me encuentro con vuestro apoyo y vuestra consideración.
No entiendo nada de la vida, no entiendo nada de cómo soy;
intento día a día, cambiar mi rumbo de vida,
pero lejos de encontrarlo, más distante me hallo.
Os pido desde el alma, a todos cuanto me hacéis caso,
a todos cuanto cariño me depositáis y vuestra confianza,
perdón por mi detestable comportamiento,
por mi manera inútil de actuar, por mi desagradecimiento;
tan sólo deseo cambiar, y algún día, no sé cuándo...
... puede ser de mis mejillas una sonrisa pueda sacar.

Autora: Rosa Mª

ME GUSTARÍA, POR UN MINUTO.

Me gustaría, por un segundo, despertar con una sonrisa,
y aplacar la angustia que me da ver un nuevo día;
Me gustaría, por un segundo, tener una ilusión un anhelo,
y dejar de lado la angustia y las ganas de dejar este mundo.
Me gustaría, por un segundo, dejar atrás mi cobardía,
y luchar por la vida que tengo y que no valoro en ningún momento.
Me gustaría, por un segundo, apreciar la vida cuando esforzándome salgo,
y valorar todo cuanto a mi alrededor tengo.
Pero hay una gran muralla que no me permite alcanzalo;
una muralla inmensa, larga, alta y con mucho cemento.
Pero hay un gran miedo en mi interior que no me permite luchar,
porque todos, en esta vida, sus problemas saben llevar,
y yo, sin motivo alguno, deshecho la vida y lo que a mi alrededor hay.
Me gustaría, por un segundo, querer y decir que te quiero;
pero sería una gran mentira, pues mi corazón, no es quien quiero,
sino algo que me domina y que no me permite ser quien deseo.
Me gustaría, por un segundo, que se me comprendiera,
que no deseo mas que abandonar este mundo que no me gusta,
y desaparecer, porque en él nada puedo hacer,
mas mi inercia hacia la vida, cada vez es mayor,
y lo que hago es encerrarme en mí misma,
dado mi estado de ánimo y mi desilusión.
Autora: Rosa Mª

12 de noviembre de 2010

LA BARCA



LLEGARON LAS LLUVIAS EL TIEMPO CAMBIO
Y EN LA MAR RIZADA SE ME CONVIRTIO.
MUY NEGRAS LAS NUBES EL CIELO TOMO
NOS TRAJO TORMENTA NOS TRAJO DOLOR.

Y EN LA MAREJADA EN MAR SE VOLVIO
Y LA GRAN TORMRNTA AL FIN ESTALLO.
ARRASO CON TODO, TODO SE LLEVO
NO DEJO SIQUIERA NI UNA ILUSION.

SE CALMO DE NUEVO EL BRAVO SEÑOR
QUE DOMINA TODO EL MAR INTERIOR.
Y PUDO LLEGAR MI BARCA LLENITA DE AMOR
PARA ENTREGAR A MI ENFERMITA LLENITA DE DOLOR.

11 de noviembre de 2010

EL NUEVO DIA

 
 
 

Dias de sol tardes de lluvia
tardes cargadas de alguna lujuria
Días que pasan tranquilos y solos,
tardes solitarias noches  muy frias.

Días luminosos allí en mi calle,
tranquilas las tardesy noches sin baile.

y días lluviosos y tardes de sol
y noche estrellada y yo esperando
el nuevo dia
 para adorar a mi flor
mas lozana cada dia. 
 
 
 el buen jardinero
 
 

 
 
 
 
Un simple abrazo nos enternece el corazón;
nos da la bienvenida y nos hace más llevadera la vida. 
Pensamiento de un jardinero.
 
 
 
 
 
    
 
MONTO EL GNOMO 

QUISIERA... QUISIERA...

Qusiera que el mundo se me acabara,
no tener que ver otra nueva madrada,
desaparecer de este mundo sin hacer daño,
y dejar ya en paz a todas las personas de mi lado.

Quisiera no tener que escribir estas palabras,
quisiera y desearía tener una nueva mirada,
pero los días pasan, sin cambio alguno,
por mucho que me esfuerzo, aunque sin esperanza.

Qusiera ya que mis días se apagaran ya,
que me siento como una vela cuya luz se va,
quisiera ser algún día yo misma, como soy,
y no como quieren que sea por verme mejor.

Quisiera tener la posibilidad de tener mi fin;
pero me doy cuenta que no está en mí,
que por mucho que quiera yo apartarme del mundo,
el mundo no se aparta de mí.

Quisiera ... quisiera... no tener que escribir,
pero es lo único que me queda, sin ilusión ya apenas,
para poder en este mundo sobrevivir,
desahogar en este rincón mis penas,
que no tienen ninguna razón de existir.

Autora: Rosa Mª

CORAZÓN MÍO

Corazón mío, no me abandones tú;
ahí tengo muchos amigos y aprecio,
ahí guardo lo mejor que tengo.
Corazón mío, no me dejes por favor;
mis pensamientos no son nada buenos,
y yo,... actúo sin saber la razón.
Corazón mío, no te pierdas por favor;
que confianza conmigo ninguna tengo,
y si me abandonas, dime, ¿adónde voy?.
Corazón mío, ya sé que no te merezco,
que yo te rechazo, que no te aprecio;
pero llevas contigo mi vida entera.
Corazón mío, deseo dejarte respirar;
nada hay que quiera hacerte daño,
y yo, sin motivo ni causa, no sé valorar.
Corazón mío, sí, a ti te hablo, al corazón;
porque en él se supone que todo es cariño,
y el mío, sí tú corazón, no tienes el mío.
Corazón mío, por mí, puedes abandonarme,
porque nada merezco y nada soy,
tan sólo te pido que respetes a toda esa gente,
que me trata con cariño, y mucho amor.
Corazón mío, nada alegre estoy y lo sabes,
nada puedo ofrecerte yo,
mas mis palabras son tristes y penosas,
y, justo a ti, mi corazón, te las dirijo yo.
Recuerda corazón mío, en ti está el amor,
aunque yo no sepa valorarlo,
las personas que me quieren, contigo están.


Autora: Rosa Mª

NUEVA MADRUGADA

Nueva madrugada sin ilusión,
sin ganas de hablar con nadie,
sin motivo para estar despierta,
sin objetivo, sin aprecio a nada.

Nueva madrugada cerrándome,
cerrándome al mundo un poco más,
pues mi compañía no es nada grata,
cuando lo que deseo es no estar.

Nueva madrugada a sólas conmigo,
intentando aliviar el dolor que llevo,
mi ingratitud hacia la propia vida,
que me regaló otra nueva oportunidad.

Nueva madrugada con amargura,
temiéndole a la existencia y a los demás,
con rabia por verme otra vez de nuevo,
con ganas de no volver a despertar.

Nueva madrugada en el silencio,
en el silencio de mis pensamientos,
comprensión preciso ahora mismo,
porque necesito soledad y silencio.

Nueva madrugada, nueva existencia,
tan sólo porque sé que se me quiere,
pero ni eso me da paso al aprecio,
de lo que la vida me regala sin vuelta.

Autora: Rosa Mª

10 de noviembre de 2010

VIVIENDO Y EXISTIENDO

Viviendo y existiendo por todos estoy;
mas sin objetivo me levanto y sin placer,
mas todo supone un esfuerzo en el hoy,
mas sé que me queda mucho por aprender.

Viviendo y existiendo por todos estoy;
mas quisiera tan sólo poder entender,
mas el temor a fallar es un gran voy,
mas no me deja caminar el emprender.

Viviendo y existiendo por todos estoy;
mas un gran susurro de cariño es tener,
mas un gran amor hacia el poder hoy,
mas no el poder del dinero sino del querer.

Viviendo y existiendo por todos estoy;
mas sin esperanza estoy sin comprender,
mas sin puerto ni rumbo sé dónde voy,
mas sin confianza en mí sigo sin poseer.

Viviendo y existiento por todos estoy;
mas agradecida a todos, cuanto menos ser,
mas dichosa soy por ser quien sois,
mas espero y deseo poder, día a día, crecer.

Autora: Rosa Mª
No, esta dulce tarde
no puedo quedarme;
esta tarde libre
tengo que irme al aire.

Me esperan las rosas
bañando su carne.
¡No me claves fines;
no quiero PUEDO quedarme!

9 de noviembre de 2010

¿RESULTA TAN DIFÍCIL?...

¿Cómo explicar a quien te rodea que nada te interesa y que todo te da igual?. ¿Cómo hacer para que me dejen tranquila, y no me insistan en cambios de look que beneficiará?.
¿Por qué la gente cree que ir a la peluquería, comprarte ropa, cambiar de imagen, son beneficiosos para cambiar de humor?.
Nada de eso ha sido para mí beneficioso, sino perjudicial.
Me he comprado unas gafas nuevas (dos porque el segundo par era gratis) y fui a la peluquería, me tinté el pelo, que lo tenía casi blanco, y todo... para que los demás, me dejaran en paz.
Espero que esta vez... ya me dejen. A mí, personalmente, no me gusta ni cambiar de imagen ni ir de compras, por no decir que lo odio.
Siempre iría con lo mismo, paso de mi imagen y paso de todo lo que tenga que ver con mi beneficio.
Lo único que deseo es refugiarme en mi cama, y dejar que todo el mundo se olvide de mi.
¿Tan difícil es eso?.
¿Tan dificíl es comprender que nada nada me importa y que lo que menos me importa aún soy yo?.

Autora: Rosa Mª

TENER... ES ...

Adaptarse a la vida es difícil,
porque sus obstáculos tiene;
mas es mucho más importante,
el querer algo, que no desearlo.

Tener confianza cuesta lo suyo,
porque no todos veracidad tienen;
mas cuando se encuentra ésta,
mejor guardarla bajo siete llaves.

Tener esperanza es una gozada,
mas enhorabuena a quien la tenga,
pues en sus pasos deja un huella,
que no es mas que belleza interna.

Tener amor es algo muy tierno,
delicado porque puede doler,
mas cuando se da sin quererlo hacer,
no se espera vuelta, del mucho placer.

Tener amor por la vida es un deber,
porque venimos al mundo por amor,
mas es de desagradecidos el no querer,
mas es un adiós el no poder satisfacer.

Autora: Rosa Mª

8 de noviembre de 2010

LA ENTRADA DE UN NUEVO DÍA



Hoy, la entrada de un nuevo día,
un nuevo despertar, un nuevo suspirar;
no sé qué le pasa a mi vida,
que a nada sentido le puedo dar.

El día es hoy grisáceo, igual que mi alma,
inquieta y descentrada por no saber dónde voy;
dejo pasar las horas, los días, sin ningún motivo,
pues esperanza ya no me queda para vivir el hoy.

Quisiera sentir el goce del nuevo día,
la serenidad del placer de un nuevo despertar,
alumbrar este día tan grisáceo, como mis pensamientos,
y dejar el miedo y la vergüenza, y ponerme a luchar.

Pero no soy fuerte, no, ... soy muy débil;
la valentía no es algo que conmigo va;
mas tengo que vencer la cobardía,
y luchar por algo que se haga real.

Quisiera compartir un rato de alegría,
que te haga una sonrisa sacar,
que me haga sentir que de algo sirvo,
y que mis palabras no sean algo vacío.

Pero tan sólo soy una rosa con espinas,
una persona que teme al sacrificio,
por temor a no llegar a la meta,
antepone el "no" antes que su destino.

Ahora tan sólo quiero aprovechar el día,
y que su final no sea sólo un gran vacío,
caminaré a la fuerza para sentir el aire,
y dejaré mi debilidad para más tarde.

Ahora... en este momento, en este espacio,
aunque sé que nos separa la distancia,
me siento tan cercana a cada uno de vosotros,
que os deseo un día dichoso y hermoso,
lleno de salud, paz y ese amor... tan hermoso.

Autora: Rosa Mª

para rosa

Yo doy gracias a la vida por haberte conocido,
 y espero y deseo que poco a poco,
 encuentres aquello que te dé felicidad.
 Muchíiiisimos besos.
GNOMO.

7 de noviembre de 2010

HE SIDO SIEMPRE CULPABLE

He sido yo siempre culpable,
responsable de mi destino,
por miedo y por vergüenza,
muchas cosas se me han ido.

He sido yo siempre culpable,
de no admitir familia y amistad,
a pesar de que se me quiere,
rechazo y desdén ha sido mi verdad.

He sido yo siempre culpable,
de no tener meta ni dónde llegar,
porque la vida me lo da todo,
pero yo no la sé aprovechar.

He sido yo siempre culpable,
y sigo siéndolo sin parar,
mas no me gusta mi ser,
pero con él he de aguantar.

He sido yo siempre culpable,
de la vida no verla bien,
mas aun con el paso del tiempo,
sigo con prudencia su buen hacer.

He sido yo siempre culpable,
y... todavia sigo siéndolo,
pero mi corazón vacío y hueco,
no sabe por dónde sale.

Autora: Rosa Mª

HABLANDO CONMIGO MISMA

Ahora que he vuelto a nacer, tras pasar una grave enfermedad, me siento muy desagradecida.
Estoy enfandada conmigo misma, porque tras verme bien, lo único que quería era no haber salido.

Ahora, en estos momentos, vivo por todos los que me quieren, los que me queréis, y comprendo lo mucho que significo para vosotros.
En cambio, ¡qué desagradecida soy, que todavía no deseo vivir!.
No sé como salir de este círculo vicioso, pues llevo muchos años en él; intento salir, aunque bien poco la verdad.

El otro día fui al colegio donde trabajo (aunque ahora aún estoy de baja) porque me invitaron a cantar en el coro del que formo parte. No sé decir que no. Mi familia me decía que me animaría, que me iría muy bien. El resultado fue pésimo. Me agobié demasiado. Los actos sociales no son lo mío. Voy huyendo de las personas, cada vez más. Y reconozco que tengo que vencer ese miedo y obligarme y vencerlo. Pero nadie sabe lo mal que lo paso.

Sé que soy una desagradecida. Nada merezco, nada valgo. Estoy convencida de ello y nadie, absolutamente nadie, puede convencerme de lo contrario.

Quiero intentar ser mejor persona, ser más agradecida, tener algo en mi corazón que sea positivo. Pero en estos momentos, si digo sí, miento.

Admiro a la gente con ánimo y espíritu de superación. Admiro a la gente con proyectos, con objetivos, con meta a la que llegar.

En realidad, hablo conmigo misma, porque no sé esto a qué es debido. Y me cabrea demasidado no tener causa, y desear en todo momento dejar la vida.

Nada me motiva, nada me atrae. No tengo ninguna meta fijada ni proyecto alguno que emprender.

Tan sólo dejo pasar mis días ... mis horas... mis momentos... sin aprovecharlos bien.

Autora: Rosa Mª

SUSURROS

El viento acaricia mi cara,
no sé qué me pide, algo querrá;
mis oídos, abiertos y atentos,
oyen como sopla y sopla sin cesar.

El sol calienta mi cuerpo,
que, tristemente, frío está;
mi corazón, que apenas responde,
sin alegría se queda para mostrar.

El cielo, tan inmeso y azul hoy,
viene a mí reflejado gris y nubloso;
y el día, todavía hasta llegar a su final,
se hace un eterno susurro sin parar.

El mar, tan quiero y sereno,
en mí es como un inmenso sincesar;
mas yo me pregunto hablarle al viento,
pero no puedo, palabras no hay.

Las palabras, tan preciosas y esperadas,
en mí no tiene razón de ser;
mas soy incapaz de hacer ahora un susurro,
mas quizás sea un susurro lo que me venga bien.

La amistad, tan precioso regalo de Dios,
no me falta en ningún momento;
mas cuando malos momentos paso,
allí, sin cesar, me susurran ellos.

Autora: Rosa Mª

1 de noviembre de 2010

LA AMISTAD ES...

La amistad es el mejor regalo,
si en ella reina la ilusión,
si en ella hay confianza,
y nada se oculta por temor.
La amistad es una caricia,
que acompaña al corazón,
que se guarda en él con llave,
para que crezca con amor.
La amistad es un tesoro,
que reina con la bondad,
mas si ésta no existe...
... no reina la verdadera amistad.
La amistad es un testigo,
de la verdad y del perdón,
que habita donde hay cariño,
y que arranca de la delicadeza,
de la alegría y la tristeza.
La amistad es como el sol,
que se esconde entre las nubes,
pero que brilla en el corazón.
La amistad crece cuanto más tiempo,
y cuanto más crece, más ilusión;
por eso, yo guardo mis amistades,
bajo la llave de mi corazón.
Autora: Rosa Mª