Seguidores

31 de diciembre de 2010

NO QUIERO ... NO DESEO

No quiero caer de nuevo,
pues la inestabilidad me hace mal;
no deseo tener fuego,
pues las cenizas llegan al alma total.

No quiero ver la tristeza,
pues la oscuridad me hace llorar;
no deseo tener riqueza,
pues mi mayor riqueza es amar.

No quiero caer en el pozo,
en ése a que nada tiene lugar;
no deseo tener sollozos,
pues las lágrimas no dejan jugar.

No quiero ver la pobreza,
la pobreza del alma que no cesa;
no deseo tener belleza,
mas que aquella que son lleva.

No quiero creer en sueños,
en los que lejos están de hallar;
no deseo tener tesoros,
mas los que en mi corazón están.

Autora: Rosa Mª

30 de diciembre de 2010

ESPEREMOS UN NUEVO AÑO

Esperemos un nuevo años lleno de paz,
que las guerras cesen y no haya violencia y mal;
que la desgracia de mucha gente termine,
para que todos una sonrisa podamos sacar.

Esperemos un nuevo año sin ningún pesar,
que los enfermos sanen y hallen felicidad;
que la crisis acabe y el sol pueda dejar pasar;
que la mentira cese y de paso a la verdad.

Esperemos un nuevo año lleno de encanto,
que se valore más lo que alrededor se halla,
y no grandes cosas que no lo son tanto;
que la lucha triunfe sobre la gran batalla.

Esperemos un nuevo año sin ningún dolor,
que el perdón y la realidad sean sin rencor,
que la fortaleza y la espera tengan calor,
ese calor humano que se saca del gran amor.

Esperemos un nuevo año lleno de ternura,
que la tristeza se apague y no pase factura;
que el nuevo año no sea cosa futúra,
sino cada día con ilusión y hermosura.

Esperemos un nuevo año sin mentira alguna,
que el corazón renazca día a día sin amargura,
que en cada uno de nosotros no haya lagunas,
para vivir cada monento dejando huella alguna.

Autora: Rosa Mª

29 de diciembre de 2010

YA NO QUIERO

Ya no quiero escuchar palabras inciertas,
palabras que surcan heridas y hacen mal;
no quiero percibir que alguien me escucha,
porque la comprensión no tiene lugar.

Ya no quiero recibir mensajes absurdos,
no quiero callar a los hechos oscuros,
no quiero aplacar mis males con parches,
que no me dejan vivir sino males grandes.


Ya no quiero ni juzgar ni ser juzgada,
no quiero confiar en quien no me da nada,
no quiero luchar por meta alguna,
sino quedarme a oscuras en mi laguna.

Ya no quiero la esperanza ni el amor,
que hacen daño cuando nada de ello son,
ya no quiero sentir en mi corazón,
el dolor por el desencanto y la desilusión.


Autora: Rosa Mª

28 de diciembre de 2010

SOY...

Soy un ser íntegro y total,
un animal racional,
una existencia en lo real.

Soy una luz que puede brillar,
una constante que no deja cesar,
un intento de hacer el mundo hogar.

Soy un intento de siempre mejorar,
una insaciable fuente de amor y paz,
una irresistible fuente de libertad.

Soy una batalla que no deja de cesar,
pero que lleva consigo el ser fiel y leal,
una lucha hacia la vida y la verdad.

Soy un cúmulo de ideales y anhelos,
un homenaje a la realidad de mis sueños,
un despertar que agradece mil intentos.

Soy una rosa con espinas fortificadas,
una razón, quizás, para huellas dejar;
un alma que huye de la violencia y el mal.

Soy un misterio en medio del mundo,
un corazón que precisa de un rumbo,
un son que permite no ir dando tumbos.

Soy una vela que alumbra mis huellas,
una luna blanca que aleja tus penas,
un murmullo de palabras sinceras.

Autora: Rosa Mª

26 de diciembre de 2010

HE NACIDO

Yo no he cantado villancios,
tampoco emotiva y alegre estoy,
pero no dejo de reconocer mi dicha,
de ver nacer un nuevo día.

Yo no he despertado con alegría,
tampoco con confianza en mi corazón,
yo no he logrado pequeñas metas,
pero sigo el camino del amor.

Yo no he sentido la belleza externa,
sino la belleza que hay en mi interior,
mas no me importa las cosas de fuera,
que pronto, con el tiempo, se hacen feas.

Yo no he descartado la esperanza,
mas sin ella no hay amor ni ilusión,
mas me cuesta la confianza en mí misma,
a la que me asiría al hallar la desilusión.

Yo no he nacido para ser grande ni bella,
ni tampoco para dejar pasar lógica y razón;
he nacido para aprovechar cada instante,
y para querer y desear siempre lo mejor.

Autora: Rosa Mª

25 de diciembre de 2010

QUIZÁS... SÓLO QUIZÁS

Quizás sin ilusión me levanto,
mas no dejo de llevar un son,
el son de la esperanza y la dicha,
de haber visto de nuevo el día.

Quizás sin confianza en mí sea,
pero acepto lo que los demás ven,
pues no es lo que yo veo de mi,
sino aquello que la realidad es.

Quizás sin expectativas advierta,
que la dicha es algo que en mí hay;
quizás sin son y sin armonía,
atraviesa la luz una gran verdad.

Quizás me devuelva la misma vida,
algo que no sé porqué tiene lugar;
quizás en el silencio de la vigilia,
pueda hallar lo que en mí ha lugar.

Quizás, ... sólo quizás algún día halle,
aquello que no veo y los demás hallan;
quizás... sólo quizás algún día encuentre,
la confianza que en mí no ha ahora lugar.


Autora: Rosa Mª

EN EL NUEVO DÍA

He notado que hoy crezco un poquito más, que no extraño la Navidad con sus festejos, que mi paz interior cada vez va a más. Me siento satisfecha de este hecho, pues tras de mí, había mucha incertidumbre, y todavía la hay.

Tengo la impresión de que se crece día a día, minuto a minuto, si una persona está dispuesta a ello. Es necesario la voluntad, para conseguir un verdadero equilibrio entre lo positivo y lo negativo, entre la paz y la turbulencia.

No creo que este equilibrio venga de por sí sin esfuerzo alguno. Pero puedo asegurar que la recompensa es muy buena, aunque no haya conseguido este equilibrio total todavía, pero estoy en ello.

No confío en los grandes éxitos, en las grandes metas; confío en el ahora, en las metas pequeñas, en lo que hace que una persona sonría, que se sienta cercana aunque la distancia nos sea lejana.
Por eso, en este momento, en el ahora, en el hoy, en el presente, espero y deseo que cada uno de vosotros podáis encontrar en vuestro camino, esa paz que hace que el día a día sea dichoso y estupendo.

Autora: Rosa Mª

NO ME SIENTO EXTRAÑA

No me siento extraña en este nuevo día,
tan íntimo, tan personal, tan nostálgico.
No me siento extraña al despertar de nuevo,
pues mi corazón late, y en él existe el amor.

No me siento extraña por ser como soy,
aunque para mí la Navidad sea un día más,
un día en que crezco como persona,
al darme cuenta en que mi realidad ahí está.

No me siento extraña por decir un te quiero,
algo que a cualquiera una sonrisa puedo sacar,
no me siento extraña tras la madrugada,
una madrugada dueña de mí, sin temor al mal.

No me siento extraña por existir un nuevo día,
mas no me siento extraña al agradecer este hecho;
no me siento extraña por con vosotros estar,
pues esta realidad me hace crecer todavía más.

No me siento extraña por querer y por amar,
por despertar en este día de Navidad, de paz.
No me siento extraña con mi paz interior,
que hace de este día algo especial y esencial.

No me siento extraña por desearos lo mejor,
mas me siento creciendo y cantando en un son,
que la vida hay que vivirla día a día, sin pausas,
con armonía, paz, amor y mucha ilusión.

Autora: Rosa Mª

24 de diciembre de 2010

MI VERDADERA NAVIDAD

Hoy no sé si es un día especial, pero es un día. Tan sólo un día en el que, por haber naciedo este día, hemos de aprovechar cada instante del mismo.

Yo no creo en las Navidades de regalos y fiestas. Creo en la verdadera Navidad interior, en la que se crece como persona.
Yo no creo en esas grandes celebraciones, quizás porque, gracias a Dios, tengo a mi familia siempre a mi lado.
Yo creo en la Navidad de uno mismo, en el verdadero crecimiento personal.

Creo que desde que nacemos hasta que morimos, no importa la edad, siempre hay algo que aprender y siempre se puede crecer mucho como persona.
Por eso, en estas fiestas tan entrañables, tan misteriosas, tras esas comidas y esas cenas tan copiosas, debemos recordar que la verdadera Navidad está en cada uno de nosotros mismos.
Doy gracias por este nuevo día, por estar nuevamente junto a vosotros, y también espero que haya cada vez menos personas a las que le falte la comida, un techo, familia, amigos...

Hoy canto por la vida, porque seáis dichosos interiormente, y de esa forma, podréis ser muy felices.

Hoy espero y deseo que aprovechéis cada instante de este día.

Autora: Rosa Mª

19 de diciembre de 2010

ESTOY CONTIGO

Estoy a tu lado, aunque no me veas;
pienso en la gente pobre, aunque nada pueda hacer;
pienso en la guerra, aunque no la pueda detener;
pienso en la violencia, aunque nada pueda ejercer.

Estoy con tu silencio, pero compañía te quiero hacer;
estoy con tu soledad, pero caricias te quiero reportar;
estoy con tu tristeza, pues sonrisa te quiero aportar;
estoy con tu alegría, pues de ella me quiero contagiar.

Estoy junto a tu hombro, para que puedas una lágrima sacar;
estoy junto a tu desesperanza, para que puedas un rayo mirar;
estoy junto a tu pocas ganas, para contigo poder un paso dar;
estoy junto a tu sinceridad, pues es con la que yo puedo ayudar.

Estoy junto a tu corazón, para que sólo no se encuentre el amor;
estoy junto a tus lágrimas, para que las saques y las seque yo;
estoy junto a tus latidos, para que la vida sea una maravilla;
estoy junto a tu ánimo, para que estés como estés esté yo.

Estoy... existo, vivo, siento, por eso junto a ti estoy;
porque si existo, es para que tu mirada pueda alcanzarme;
si vivo, es para respirar y notar que una sonrisa pueda sacar;
si siento, es porque el dolor no me es ajeno, y no me da igual;
y si ahora tú estás conmigo, puede la luz del día brillar.

Autora: Rosa Mª

18 de diciembre de 2010

QUIERO... PARA TI

Quiero compartir contigo mis buenos momentos,
quiero enseñarte que la vida son los instantes bellos;
quiero mostrarte que el frente es el mejor medio,
y que agachar la cabeza no es nada hermoso y serio.

Quiero abrazarte en mis brazos, aunque sea de lejos,
quiero que sientas ternura en tus momentos ciegos;
quiero ofrecerte sincera amistad y comprensión buenos,
para que tu corazón se abra en los instantes bellos.

Quiero indicarte que la sinceridad es el mejor medio,
para alcanzar la dicha y la alegría en un buen terreno;
quiero expresarte mis deseos de un mayor remedio,
para ahuyentar el silencio y el miedo al desconsuelo.

Quiero mostrarte mi compañia y mi consuelo,
que estoy muy cerca, aunque tú estés muy lejos;
quiero ayudarte a calmar tu soledad con mi encuentro,
para aumentar tu alegría y aplacar tu oscuro lamento.

Quiero abrirte una enorme sonrisa en tus labios,
para renovar tu nuevo día, para alcanzar tu sueños;
quiero emprender el camino de una nueva vida,
en el que te encuentres tú, que eres también vida.

Autora: Rosa Mª

NUNCA JAMÁS

Nunca jamás, perderé mi norte,
la meta del amor poder dar;
nunca jamás, llenaré de vida,
lo que tiempo atrás, dejé tirar.
Nunca jamás, diré adiós a la vida,
este instante que ahora es verdad;
nunca jamás, dejaré de mirar al frente,
pues es quien, de hecho, me hace triunfar.
Nunca jamás, podré decir algo,
que todavía no sé si puedo alcanzar;
nunca jamás, me mentiré a mí misma,
pues la mentira a ningún paso da lugar.
Nunca jamás, perderé el instinto,
del animal que en mí ha lugar;
nunca jamás, intentaré retirarme,
sin antes un beso y un abrazo dar.
Nunca jamás, perseguiré metas,
que fuerza inútil me hagan gastar;
nunca jamás, despediré yo a mi corazón,
en el que mucho amor y ternunar hay.
Autora: Rosa Mª

11 de diciembre de 2010

QUIERO EXPRESARTE...

Quiero expresarte muchas cosas,
que son sinceras y sencillas de leer;
quiero mostrarte una sonrisa,
para que tu corazón lo sienta también.
Quiero expresarte mi amistad,
que para mí es confianza y lealtad;
quiero mostrar ahora la mía,
para que tú puedas escoger o marchar.
Quiero expresarte mi cariño,
ése que no se puede ceñir a nada,
ése que tanto calor da y brilla,
ése que tanto a la humanidad le cuesta.
Quiero expresarte mi sinceridad,
pues de nada sirve la falsedad,
pues la verdad anima la vida,
que ya bastantes enemistades trae.
Quiero expresarte mi humildad,
pues yo no quiero nada a cambio,
pues tan sólo soy yo quien quiero dar,
pues la verdadera amistad nada pide,
mas que el calor de la humanidad.
Quiero expresarte mi sentimiento,
de cercanía y de completa fidelidad,
pues aunque la distancia nos separe,
puedes asir los lazos de mi amistad.
Quiero expresarte también mis defectos,
pues virtudes pocas tengo creo;
quiero expresarte mis momentos tristes,
y mi poca habilidad para contar chistes.
Quiero expresarte por último, la duda;
sí, la duda de si conmigo tú deseas estar,
mas ahora, en este instante, lo estás haciendo,
pero como un pájaro con sus alas puedes volar.
Autora: Rosa Mª

HOY, ES UN NUEVO DÍA

Hoy, es un nuevo día en que dedicar una sonrisa,
una mirada, una palabra, una bienvenidad.
Hoy, es un nuevo día en que ir a algún lugar sin prisa,
sin mirar atrás, porque el pasado ya pasó,
y sin mirar más allá de donde nuestra mirada llega,
para apreciar con delicadeza cuanto hay a nuestro alrededor.
Hoy, es un nuevo día en que escribir nueva palabras,
palabras llenas de ternura, de cariño y sinceridad;
palabras que nacen del alma y nunca pueden llevar falsedad,
palabras, aunque sólo sean eso, pero de amor son de verdad.
Hoy, es un nuevo día para, tal vez, ver la luz de la esperanza,
estar con uno mismo contento y apacible en su interior;
un día armonioso, si de él queremos hacerlo,
para poner contentos a los de nuestro alrededor.
Hoy, es un nuevo día para hacer o no hacer algo,
quizás dejar pasar el día sea lo menos sesnsato;
quizás, esforzarse por nuevas metas, nuevos retos,
sea el mejor mecanismo para salvar obstáculos.
Hoy, es un nuevo día en el que la dicha ya es dicha,
pues el corazón late y lees estas mis palabras,
mas yo, desde mi humilde rincón lleno de amor,
te ofrezco mi compañía y mi amistad con ilusión.
Autora: Rosa Mª

9 de diciembre de 2010

NO ME IMPORTA CÓMO NAZCAS, DÍA

No me importa cómo nazcas, día,
porque nubes llevo en mi corazón,
las necesito para buscar la claridad;
porque todo no tiene porqué ser amor,
mas aprender es el mejor signo del dolor.
No me importa cómo nazcas, día,
porque en mí llevo también el sol y el color,
para que los que a mi alrederor se encuentren,
hallen la armonía, la alegría y la ilusión.
No me importa cómo nazcas, día,
porque sólo el hecho de haber nacido es un don;
mas el don de la existencia y el nuevo día,
hacen de mis palabras un canto de un nuevo son.
No me importa cómo nazcas. día,
porque te quiero tal cual llegas a mi ser,
que aunque le falten fuerzas y alegría,
jamás dejará de admirar tu buen aparecer.
Autora: Rosa Mª

ABSURDO

No he visto cosa más absurda que enfadarse dos personas por cosas absurdas y sin sentido.
Supongo que para las que se enfadan deben tener mucho valor, pero desde fuera, se ve desde otro punto de vista. El problema surge cuando una persona se encuentra en medio de estas dos.
¿Qué hace? ¿Dónde se mete, si el problema no es el suyo y entiende el punto de vista de cada una?.
Y el problema es que a una de ellas le dura días y días; incluso meses.
Eso sí, no puedo evitar el repeler a las personas que van por la vida de víctimas, dándo todo de ellas, para recibir a cambio lo que se da.
No soporto convivir como dos personas que constantemente pasan el tiempo juntas, salen juntas, lo hacen todo juntas, por una nimiedad una de ellas tiene que romper la tranquilidad existente.
No llego a comprender cómo no es posible preferir una tranquilidad emocional, a cualquier arrebato que desfruye la paz y la estabilidad en una casa.
Si yo pudiera interceder, lo haría, pero eso es como un matrimonio, es algo entre ellas dos: mi madre y mi hermana.
Autora: Rosa Mª

6 de diciembre de 2010

BUSCO...

Busco el son de laz interior,
la confianza en mí misma,
el sentir que mi ser sirve de algo.
Busco entre las flores, una,
la más pequeña, quizás;
para verla crecer,
como ver crecer cómo yo crezco.
Busco entre las olas del mar,
una respuesta a mi inquietud,
que me haga por fin reaccionar,
y me haga sentir útil de verdad.
Busco entre las nubes,
no importa si blancas o grises,
una melodía que me acompañe,
y que saque de mí, la confianza ausente.
Busco entre todas las personas,
entre la multitud o en grupo pequeño,
dónde esta mi puesto, mi oportunidad,
y, sin encontrar respuesta, dejo la vida pasar.
Busco entre las respuestas,
la más adecuada y más bella,
y eligo la del cariño y la sinceridad,
que son las que me llevan al amor y la paz.
Autora: Rosa Mª

LA LUZ INTERIOR

Al estar estos día en cama y con mucha fiebre, me doy cuenta de cuán vulnerables somos y de cuán sensibles somos a cosas o circunstancias que no están en nuestras manos.
Se me ha estropeado el puente, sí; muchas cosas he dejado por hacer y me urgían, pero el tiempo está ahí, ahora, para mí, para que lo aproveche, para que no lo desperdicie.
Puedo meterme en el cama y dejarlo pasar, o puedo emprender la decisión del tiempo que me queda aprovecharlo, sin pensar que lo hubiera hecho en otro momento, y en otras circunstancias.

Hoy no ha salido el sol, me he dado cuenta que no me hace falta el sol para ver la luz dentro de mi corazón, que la luz me la proporciono yo misma mi propia luz interior. La exterior, no es más que la propia naturaleza, a la que tengo que recibir tal cual venga.

La luz interior se crea, admitiéndome tal cual soy, o intentándolo al menos. Es difícil sí, sobretodo cuando existe una contrariedad en uno mismo: una parte tira hacia un lado y otra parte tira hacia el otro lado. ¿Hacia qué lado tirar?. Las dos tienen sus razones, pero he decido el camino de la vida tomar.

Ahora, en este momento, no hace sol; tampoco lo hay en mi corazón, quizás por el proceso de anginas pasado que aplastada me ha dejado, quizás, porque me esté dejando llevar por la Rosa que no deseo ser, es decir, la triste y la que se queja. Pero la tristeza y la queja a nada llevan.

Hoy, que es festivo, nada puedo hacer. Pero sí he podido escribir estas palabras, para que alguien, quien lo desee, las pueda leer.

Autora: Rosa Mª

1 de diciembre de 2010

HOY, NUEVO DÍA

Hoy es un nuevo día,
un nuevo despertar en la vida.
Respiro, oigo, siento, veo, palpo.
Con mis manos y mi corazón,
estas letras sinceras escribo.
Son para ti, que me lees,
para ti, quien me importas,
para ti, que comprendes,
para ti, que corazón tienes.
De mañana, deseo un buen día;
quizás, no sea posible la dicha,
lo importante es la intención,
de acabar el día con alegría.
Tú, que estás leyendo mis letras,
que sabes que sinceras son,
que mi alma comienza de nuevo,
a ver un mundo de paz interior,
deseo en ti sonrisa y buenhumor.
Para tí, que te importa la vida;
que sabes escuchar y sonreir,
que tienes el don de dar y recibir,
que no esperas una respuesta,
para ti, abro mi corazón para sentir.
Y, tú, que estás en cualquier lugar,
que esperas una palabra de paz,
que ahora mi sonrisa puedo contagiar,
no pierdas la oportunidad de mi compañía,
que yo contigo, sí deseo en tu corazón estar.
Autora: Rosa Mª