Seguidores

5 de marzo de 2011

PENSANDO

No escucho, no por no tener oídos;
no siento, no por no tener sensibilidad;
no digo, por no tener palabras;
no saboreo, y no por falta del gusto.

Pero no entiendo cuanto dicen,
no siento, porque la vida me da igual;
no digo, porque mis palabras nada dicen;
no saboreo, porque rancio es mi estar.

No pretendo porque nada deseo,
no busco porque nada perdí;
no puedo y no es no quiero,
no decido pues así no me gusta vivir.

Tan sólo desearía tener paz conmigo;
tan sólo mi corazón de amor deseo llenar;
tan sólo deseo dejar de mí mi cobardía,
y así, algun sitio no lejano poder llegar.

Autora: Rosa Mª

No hay comentarios: