Seguidores

17 de abril de 2011

DÉJAME, TRISTEZA

Tristeza, déjame alguna vez;
sé que estamos juntas muchas veces,
pero creo que ya nos debemos dejar de ver.
Tristeza, ya no deseo tenerte conmigo,
ya muchos años hiciste mella sobre mí,
pero ya no quiero de tus encantos, tristeza,
pues quiero la belleza de un nuevo querer.
Ya fluye sobre mí mis ganas de sobrevivir,
así es que aléjate y vete pronto,
pues yo deseo que la alegría aparezca de una vez.
Mientras tú, tristeza, permanezcas conmigo,
la alegría no llegará en mí a aparecer,
mas no pienso en la felicidad completa,
pues ésta no existe aunque se quiera tener.
Tristeza, dejas sobre mí mucha huella,
ya es hora de abrirme nuevos rumbos,
y salir a observar la belleza de la primavera.
Y sé que volverás a mí de nuevo,
y que yo sin saberlo o sabiéndolo, abriré puertas,
pero déjame un descanso, tristeza, te lo pido,
pues también yo necesito crear mis propias huellas.

Autora: Rosa Mª

5 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

Te entiendo tan bien, yo lo he vivido y sé de lo que hablas...
Pero , fuera amiga querida, ya la derrotarás, tú eres una mujer demasiado maravillosa, para estar triste, no te lo mereces.
Un abrazo fuerte y un beso
Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias mi querida Scarlet, tengo miedo al mismo tiempo de derrotarla. Son muchos años vividos con ella, y no sé cómo desprenderme, y al mismo tiempo deseo que me deje.
Muchos besos, y muchísimas gracias.
Rosa.

chus dijo...

Rosa Maria perfecto, pero la tristeza despidela, y dile que nunca regrese. Besos

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias Chus, en ello estoy pero me vuelve de nuevo.
Muchos besos y muchísimas gracias.
Rosa.

Mascab dijo...

Rosa, no es buena amiga la tristeza. Es cierto que ayuda e inspira grandes letras, pero éstas, son siempre de desamor a algo difuso e irreconocible en muchas ocasiones. No la des mucho cobijo en tu alma, no la mimes. Sopórtala cuando te llene, pero como a ésos conocidos un poco pesados a los que ofreces café, pero no les sacas pastas, para evitar que se queden mucho tiempo en casa. Me entiendes, princesa?

Pues lo dicho, guapa: ánimo y a dejar huellas de tus pasos hacia adelante en el feo asfalto de la calle.

Un beso, guapa!!