Seguidores

17 de abril de 2011

LENTAMENTE

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
nos fuimos conociendo y nos fuimos amando;
lentamente, pero sin prisas, nos unimos,
nuestras miradas y nuestros abrazos.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
nos fuimos enlazando muy fuerte las manos,
arrimándonos los hombros en los momentos tristes,
y acercando nuestros sentimientos con encanto.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
el tiempo nos ha dado ricamente un regalo,
el regalo de la amistad y la ternura,
que día a día tú y yo vamos cultivando.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
se engrandece la hermosura de la confianza,
se llenan de sinceridad nuestras palabras,
mas la distancia se acorta con suavidad y ternura.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
ha surgido entre nosotros algo que no es locura,
algo que temo sí, porque mi cuerpo siente,
y tú, a mi lado, sabes muy bien corresponderme.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
daremos paso al día y a la noche reciente,
no dejaremos que pase el día sin dicha,
mas lentamente, sin pausas, sin ataduras,
salvaremos los obstáculos que se advierten.

Autora: Rosa Mª

3 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

Realmente precioso , Rosa María.
Es un verdadero placer leer tu poema, de una ternura, amor y delicadeza sorprendente...
Solo una persona enamorada, puede escribir algo así.
Un abrazo fuerte y un beso
Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias Scarlet, me alegro que te haya gustado.
Muchísimos besos. Rosa.

SENTIR LA POESÍA dijo...

Un bonito poema de amor-conocimiento, Rosa. Y me ha gustado hasta el ritmo, lentamente, porque las prisas casi siempre son malas en el amor. Hay que conocerse bien...
Que haya encanto en los sentimientos por ambas partes, sí...
¡Ánimo!