Seguidores

27 de julio de 2011

ACARICIANDO AL AMOR




Deseos, fantasías, ilusiones,
quizás no sean más que eso,
pero están ahí rozando sensaciones,
sin pensar en nada, con recelo.

Nada más empezar la mañana,
cuando el sol todavía sin su curso,
el día completo se abre cual paraíso,
para no dejar el ritmo de la madrugada.

Lejos de perder cada instante,
cerca de paliar las necesidades que surgen,
vibra el cuerpo, el corazón late,
pues manda el presente que transcurso hace.

Amor, que dejas mella en el enlace,
que juntas caminos que nada saben,
que unes cuerpos con todo su coraje,
que sabes de confianza como nadie,
invade con tu presencia este día,
para acariciar con suavidad tu brisa.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester.

3 comentarios:

María dijo...

Yo siempre digo que el amor es el motor del mundo, en todas sus variantes.

Besos


P.D. Por cierto, que te puse el otro día lo de los seguidores (no pienses que tienes duendes en el blog, jaja).

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Los versos hablan y claman al amor su compañía para hacer más radiante la vida. El lector, también se une a esta proclama y te lee siempre, sabiendo que en tus poemas siempre habrán resplandores del amor.
Un abrazo.

Rosa Mª dijo...

María, amar y ser amado es lo más bello que pueda existir.
Muchos besos. Rosa.

Muchas gracias Julio por tan hermosas palabras; el amor, la ternura, la sensibilidad, ... eso intento transmitir.
Abrazos. Rosa.