Seguidores

19 de noviembre de 2011

SI TUVIERA FE...




Temí a Dios y confié en Él,
al tiempo que me perdí y me desmoroné.
Sí, debe existir en el más allá,
alguien que existió y todavía está.
Creí fielmente en la iglesia y la amistad,
en que existe el amor y hay sinceridad.
Pero desperté del sueño de la amargura,
y me di cuenta de cuanto existe de verdad,
que no todo es maravilloso y tierno,
y que existen sombras y también oscuridad.

Temí a Dios y confié en Él,
y ahora, lejos de su camino,
distante de Él y de su verdadera paz,
me pregunto cada nuevo día en quién confío,
pues ni en mi misma puedo mirar mi bondad.

Y ahora, lejos de toda doctrina,
adulta ya y en pos de mi libertad,
camino sin rumbo y sin alegría,
pero busco férreamente alguien en quien confiar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

4 comentarios:

María dijo...

A Dios no hay que temerle, sólo amarle y confiarse a Él. No es el castigador que tanto nos ha presentado la Iglesia, es Amor y consuelo, es todo lo bueno que puede ser un padre.

Besos

andré de ártabro dijo...

Tú, no, sé muy bien que no eres dios , pero sé muy bien que dios está en ti , ¡búscalo, déjalo asomar!
Y solo puede decirte de el que es Amor, encuéntralo, pero no lo busques fuera.
Con todo expresas tus sentimientos con un hermoso, muy hermoso poema.
Un beso

Chogui dijo...

Tu corazón y tu espiritu está confundido y vaga por sin atinar en quien confiar por los golpes sufridos en este mundo. No cierres tu corazón,que no se endure tu alma, ábrelos porque alguien allá arriba está pendiente de ti, y se encuentra en todos lados esperando la oportunidad que le abras tu corazón; y sentirás que tus angustias y temores se convertirán en paz y tranquilidad.
Retoma el camino que te conduzca a El. Y aunque te parezca difícil encontrarás en quien confiar aquí en esta realidad.

Rosa Mª dijo...

María: hubo un tiempo que el le temí, sí, ahora le ignoro simplemente porque no creo en nada.
Besos. Rosa.

André: muchísmas gracias por tan hermosas palabras, y por acompañarme en estos momentos difíciles para mí.
Besos. Rosa.

Chogui: estoy totalmente confusa respecto a la fe y mi caminar. Sólo he intentado reflejar la confusión que me produce querer creer, tener fe, y no tenerla.
Besos. Rosa.