Seguidores

30 de abril de 2011

SIN TI, AMOR



Sin ti, amor

Sin ti, amor, me cuesta respirar.
Lo hago profundamente para contigo estar.

Sin ti, amor, nada tiene lugar.
Estoy en lugar incierto, sin dónde anclar.

Sin ti, amor, las palabras, no tiene su sonar.
Las digo, amor, para que puedas confiar.

Sin ti, amor, ¿qué sentido tiene caminar?.
Ningún camino bueno lleva sin el amor estar.

Sin ti, amor, ninguna cosa puede funcionar.
Porque la confianza y la verdad dejan su mirar.

Sin ti, amor, ¿quién puede un paso dar?.

Por eso, amor, contigo te quiero llevar,
aunque me cueste la vida el poderte hallar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

29 de abril de 2011

LO QUE CUESTA

Cuesta levantarse por las mañanas,
y tener dolor y no saber qué hacer.
Cuesta tener un objetivo, una meta,
mas tanto más caminar sin querer.

Cuesta tener confianza sin ganas,
y tener que camino recorrer.
Cuesta tomar decisiones, rumbos,
mas tanto cuanto no se tiene saber.

Cuesta fracasar y de nuevo remontar,
y tener miedo y tener que luchar.
Cuesta tener ganas por la vida, sí,
tanto más cuanto más se ha de reanudar.

Cuesta empezar de nuevo y no llorar,
y tener flaquezas y no saberlas salvar.
Cuesta llegar a puerto donde anclar,
tanto más cuanto los años pasan sin cesar.

Cuesta tener valor y paso firme dar,
y tener indecisiones y nada saber tomar.
Cuesta crecer como persona, en su integridad,
tanto más cuando sin fe, se intenta lograr.

Cuesta tener voluntad sin ganas de lograr,
y tener que tenerla porque la vida se va.
Cuesta amar cuando un gran vacío hay,
tanto más cuanto el placer y el goce es soñar.

Cuesta tener placer sin poder realizar,
y tener el cuerpo que vibra, que tiene vida.
Cuesta dar aquello que no se tiene, sin lograr,
tanto más cuando se camina sin saber dónde llegar.

Cuesta tener que hablar sin vida actuar,
y tener ausencia de vivencias, ausencia de lugar.
Cuesta convivir con las personas, sin amar,
tanto más cuanto la distancia es una barrera a salvar.

Cuesta mucho tener a la vida un sentido dar,
y tener que despertar otro día sin saber.
Cuesta ofrecer algo de lo que se carece,
tanto más cuanto la inseguridad no deja de cesar.

Autora: Rosa Mª 

28 de abril de 2011

TENGO...

Tengo un gran tesoro que guardar,
y es el amor que yo puedo dar;
tengo una gran suerte, el despertar,
y es que mi corazón late sin cesar.

Tengo un paso incierto, sin acabar,
mas la seguridad es mi gran soñar;
tengo desconfianza mas deseo dejar,
y es que la confianza es un deleitar.

Tengo un sueño y una meta a alcanzar,
mas aunque no llegue no ha de importar;
tengo todos los sentidos para probar,
mas toda una vida para poder errar.

Tengo un dilema que es saber anclar,
mas huellas yo quisiera poder dejar;
tengo un anhelo que es saber disfrutar,
mas todo el día por delante para saborear.

Tengo un corazón que late sin callar,
mas no dejaré que cese el amor sin dudar;
tengo un cariño inmenso por la luz brillar,
mas miro el día tan despejado y voy a luchar.

Tengo un miedo inmenso a decisiones tomar,
mas dejar de hacerlo supone también realizar;
tengo un enorme cielo azul al que poder mirar,
mas el infinito firmamento es mi seguro hogar.

Tengo un segundo para poder suspirar,
mas no dejo que cesa y lo hago sin pensar;
tengo una vida que no deseo dejar escapar,
mas ahora me despido no sin mi amistad dejar.

Autora: Rosa Mª

27 de abril de 2011

NO HAY QUE DEJAR...

No hay ocasión alguna que desperdiciar,
pues pasan los días y no vuelven atrás;
no hay perdón alguno si es por matar,
pues la vida es única y de uno nada más.

No hay ilusión alguna que postergar,
pues la ilusión es un tesoro y sin más,
no hay peor enemigo que el odiar,
pues el rencor mata por dentro a más.

No hay libro alguno que dejar sin mirar,
pues las hojas de la vida tienen un compás;
no hay mejor amigo que el ser uno mismo,
pues el crecer como persona es ser uno más.

No hay mejor estancia que el corazón hallar,
pues sus latidos crecen si el amor va a más;
no hay mejor sueño que conseguir mejorar,
pues con la bondad y el amor no hay que dar más.

No hay mejor camino que el dulce brillar,
pues la mirada es atenta y nunca se va atrás;
no hay mejor deseo que un agradable despertar,
pues con la vida y la dicha un paso se da más.


Autora: Rosa Mª

TRANSFORMACIÓN

No he cambiado de cara, cambio de actitud;
no he cambiado mi calzado, cambio de rumbo;
no he cambiado mi edad, cambio el mirar;
no he cambiado mi historia... porque ahí está.

He cambiado mi forma de pensar... nada me daba;
he cambiado mi mirar... hay cosas preciosas de admirar;
he cambiado mi actitud ... algo tengo que hacer;
he cambiado mi caminar, ..., hay obstáculos que salvar.

He cambiado sí, hasta mi forma de hablar;
también mi escucha, pues con ella comprender y dar,
he cambiado sí, pero sigo siendo la misma;
porque el corazón es el mismo, sólo que puede dar,
ya que mi actitud hacia la vida ya no es similar.

He cambiado sí, los años me enseñan a cambiar;
los obstáculos se salvan mal, pero en ello la lucha;
y aunque la soledad me acompaña todavía, la gente está,
mas cambiando y caminando, el silencio dejará su lugar.

He cambiado sí, ya no busco el amor para una noche pasar;
mas mi corazón no entiende de amores platónicos,
mas mi entender es la amistad y la sinceridad hallar,
pues con ellas todas las penas son un pasado,
mas cuando confianza en mí tenga, podré entonces lograr.

Autora: Rosa Mª

ANTES... Y AHORA

Antes, dejaba pasar los días,
sin saber porqué pasaban, pero lo hacían;
antes la vida ningún sentido tenía,
ahora al menos busco sus agradables caricias.

Antes, cuando nada hacía, nada recibía;
pues la quietud, no contenía alegría;
antes, cuando yo na saber creía,
no tomaba mi gran poder sobre la vida.

Antes, cuando sólo pensaba, nada creía;
pues la actitud es lo que da energía,
mas no vale reír sin tener alegría,
basta con que el corazón sienta dicha.

Antes, cuando el sol rozaba mis mejillas,
no sentía el calor y la dicha de un nuevo día,
pensaba únicamente en dejar la vida,
mas ahora, aunque nada fácil, busco salidas.

Antes, simplemente, creía en lo que no existía;
ahora, con paso inseguro, piso sin ninguna prisa;
ahora, pienso en cómo tener confianza en mí misma,
y ahora... amo sí, amo la vida, pues es una dicha.

Autora: Rosa Mª

26 de abril de 2011

CAMBIO DE RUMBO

No deseo que el día pase por pasar,
que mis horas sean tristes,
que el dolor me abata y no camine,
que nula sea mi energía y sólo derrotar.

No deseo que cada instante sea perdido,
que se llene de alegría o penas,
que no fuerce la marcha sino ir al ritmo,
pues en lo forzado, no soy dueña.

No deseo estar muerta en vida,
acostarme para dejar las horas pasar,
no sentir el alivio de un libro, un andar,
y sentir la brisa ya que siento su caricia.

Ahora es hora de aprovechar cada segundo,
no olvidar el amor con que vine a este mundo,
aplacar mis penas con una sonrisa, una salida,
y dejar de lado la tristeza que no tiene cabida.

Ahora, me conformo con mi soledad, pues es vida;
ahora, ya no lucho por un amor encontrar;
ahora, doy si algo tengo para dar;
y escucho la vida que tanto y tanto me da.

Ya no me conformo con dejar pasar los segundos,
me conformo con encender gotitas de amor,
me conformo con lo que soy, con lo que tengo,
mientras muestro al mundo, mi mucho amor.

Ya no deseo pensar en tristetas, en penas;
deseo que la vida pase con mucho calor,
mas ahora, ya en primavera, en todo su esplendor,
abro mi corazón al viento, con cuidado pero entera.

Y ahora, tú, día, que comienzas a asomar,
te pido una y otra vez de tu mirada,
que yo permanceré asomada,
para que tú y yo, demos las gracias de estar.

Autora: Rosa Mª

25 de abril de 2011

AUNQUE...

Aunque tenga heridas por cicatrizar,
aunque sienta que no puedo caminar,
aunque no halle meta a la que llegar,
aunque busque los colores en el lugar.

Aunque llueva mucho y tormenta pasar,
aunque llore por tristeza y no por amar,
aunque dueña no sea de mi propio andar,
aunque sueñe cosas que no pueda alcanzar.

Aunque alegría no tenga y no cese de luchar,
aunque las cosas grandes no me hagan gritar,
aunque sea lo más ínfimo lo que me hace reaccionar,
aunque no me queden palabras, peso sí pensar.

Aunque el corazón no cese su palpitar,
aunque la vida pase sus páginas sin cesar,
aunque no aproveche el tiempo por no actuar,
aunque el instante se escape a mi suspirar.

Aunque las fuerzas me fallen y yo quiera amar,
aunque la falsedad domine y sea siempre su mirar,
aunque la realidad existe y es posible su cambiar,
aunque los años pasan pero la edad hace madurar.

Aunque el tiempo, desfavorable, pueda transoformar,
aunque el silencio me acompañe, a saber su durar,
aunque la soledad sea dueña, soy yo quien he de perdurar;
aunque la queja sea continua, sólo en mí ha lugar.

No hay que dejar de pensar que vivir son dos días,
y que en la vida cosas bellas sí que hay,
y que cuanto más me empeñe en hallar su maravilla,
más tarde me pondré a saborear el néctar de su verdad.

No hay que dejar ni un sólo instante ni un suspirar,
pues en el suspirar precisamente soy yo misma,
mas cuanto más me cueste lanzarme al agua de la vida,
más me perderé aquello que tanto quisiera atrapar.

No hay que dejar ni un sueño dejar de anhelar,
mas no importa estar despierta o simplemente dormitar,
lo importante es ir hacia el lugar donde se halla,
junto a la verdad, el cariño y el amor que no se vaya.

Autora: Rosa Mª

24 de abril de 2011

HACIA ADELANTE

Hacia adelante voy a mirar,
nunca más hacia detrás,
miraré hacia las estrellas,
hacia un ángel brillar.

Hacia adelante voy a caminar,
nunca más detendré mi andar,
lo haré despacio y con cuidado,
pues la vida son días contados.

Hacia adelante voy a soñar,
nunca más dejaré mi anhelar,
soñaré algo que pueda realizar,
hacia el mejor lugar para amar.

Hacia adelante voy a pisar,
nunca más renunciaré a dejar,
pisaré segura y con firmeza,
mas mi corazón tendrá certeza.

Hacia adelante voy a pensar,
nunca más cambiaré la realidad,
pensaré con lógica y objetividad,
mas tal vez ello me ayude lograr.

Hacia adelante voy a actuar,
nunca más las horas dejaré pasar,
llenaré mi vida de sinceridad,
mas la falsedad lejos quedará.

Hacia adelante voy a amar,
nunca más mi corazón vacío estará,
aprenderé de la ternura y la dulzura,
y cambiare mi dejadez por la voluntad.

Hacia adelante voy a terminar,
nunca más dejaré de contigo estar,
mas ahora tomaré la alegría y la paz,
y con ellas te contagiaré de mi amistad.

Autora: Rosa Mª

23 de abril de 2011

QUISIERA TENER...

Una ilusión o un sueño quisiera tener,
que apartara de mí toda herida,
que me acercara a la claridad y dicha.

Un deseo o un proyecto quisiera tener,
que apartara de mí la desconfianza,
que me acercara de nuevo a la esperanza.

Una gracia o un don quisiera tener,
que me apartara de mí el miedo,
que me acercara así al encuentro.

Un valor o un calor quisiera tener,
que me apartara de la duda,
que me hiciera fuerte en la lucha.

Una reacción o un son quisiera tener,
que me apartara de la rutina,
que me acercara a un nuevo hacer.

Un pensar o un sentir quisiera tener,
que me apartara de la indiferencia,
que me acercara al calor del querer.

Una razón o un reto quisiera tener,
que me apartara de la desesperanza,
que me acercara así a un nuevo ser.

Un dejar o un abrir quisiera tener,
que me apartara de la soledad,
y que me acercara a un corazón en paz.

Una intención o un ir quisiera tener,
que me apartara de la quietud,
y que me acercara a un camino de luz.

Un reflejo o un brillar quisiera tener,
que me apartara por fin de mi ausencia,
y que me acercara a dejar una gran huella.

Autora: Rosa Mª

SIEMPRE EN SILENCIO

Siempre en silencio, en ausencia,
esperando que pasen las horas,
que se termine el completo día,
que los ojos cierren el nuevo día.

Siempre en silencio, en ausencia,
esperando tal vez un milagro,
algo que aliviara mi angustia,
quizás un amor que no es amargo.

Siempre en silencio, en ausencia,
esperando un grito, un empujón,
algo que me ayudara en mi vigencia,
ya que no veo ninguna solución.

Siempre en silencio, en ausencia,
esperando una voz amiga en mi corazón,
tal vez soñando un poco de alegría,
tal vez, esperando, en silencio un son.

Siempre en silencio, en ausencia,
esperando el corazón se llene de amor,
tal vez herido por no ser correspondido,
pero cuyo latir no cesa y no está dormido.

Siempre en silencio, en ausencia,
esperando, ya sin fuerzas, llegar a meta,
esperando, tal vez, una ilusión mínima,
ya que la muerte, esperando, en silencio...
... en silencio, deja la vida en un rincón.

Autora: Rosa Mª

HOY, EL DÍA ESTÁ LLUVIOSO

Hoy, el día está lluvioso;
también mi corazón lo está,
mis pensamientos, inertes,
vagan sin sentir, silenciosamente.

Hoy, el día está lluvioso;
también mi sonrisa dejó de actuar,
mis temores, siempre presentes,
hacen del día un mal funcionar.

Hoy, el día está lluvioso;
también mis lágrimas pudieron brotar,
mi esperanza, escondida sin hallar,
mi confianza, ya no puede funcionar.

Hoy, el día está lluvioso;
también mi presencia es un malestar,

mi certeza, tan fundada, es singular,
mas mi corazón, siente su palpitar.

Hoy, el día está lluvioso;
también caminado puedo resbalar,
mas no son mis pasos mi traicionar,
sino la gran metira que puedo hallar.

Hoy, el día está lluvioso;
ya sé que grandes pasos no puedo dar,

mi fuerza, debilitada, no deja de cesar,
y mi cariño, ausente tal vez, desea vibrar.

Hoy, el día está lluvioso;
la luz de mi alma es mi iluminar,
tal vez mis deseos de metas buscar,
hagan de este día el sol brillar.

Autora: Rosa Mª

22 de abril de 2011

DERROTA

No tengo puerto donde anclar,
mis alas están rotas, no puedo volar;
mis sentimientos, heridos, sin amar;
mis ilusiones truncadas, sin soñar.

No tengo pisada firme, sólo deambular;
mi miedo me atropella, no puedo dudar;
mi confianza es nula, mi fe sin usar;
mi frontera, yo misma, mi mundo sin mar.

No tengo esperanza donde mi mano posar;
mis palabras, absurdas, no van a ningún lugar;
mis sueños, tan añorados, dejaron ya de vagar;
mis confusiones, fundadas, siguen sin cesar.

No tengo deseos de seguir, tan sólo llorar;
mis lágrimas, amargas, no cesan de reinar;
mis deseos, pasión pura, no han de tener lugar;
mis problemas, absurdos, no me dejan ya mirar.

No tengo ganas de luchar, tan sólo descansar;
mi meta, aun no conseguida, dejará su lugar;
mi alma, tan solitaria, seguirá en su profundizar;
y mi corazón, que nada vale, tan sólo su son escuchar.

Autora: Rosa Mª

¿SERÁ CIERTO QUE ES AMOR?

Aunque no esté a tu lado,
entiendo cuanto me dices;
aun estando en la distancia,
van unidos nuestros corazones.

Aunque no esté presente,
soy luz para que me sueñes;
aun estando en desequilibrio,
soy tuya y tú me quieres.

Aunque no esté hablando,
mis palabras no son sueño,
aun estando en la oscuridad,
claramente ves mis anhelos.

Aunque no esté alegre,
mi sonrisa es para tí presente,
aun estando lejos tus labios,
soy presa del cariño de tu mente.

Aunque no esté certera,
mi voluntad será siempre entera,
aun estando añorando tu cariño,
eres libre de ser o no mío.

Autora: Rosa Mª

21 de abril de 2011

SÓLO EL TIEMPO

Sólo el tiempo dice de cada persona,
de su confianza, de su palabra.
Sólo el tiempo cura las heridas,
que cicatrizan lentamente cada mañana.

Sólo el tiempo habla de amor profundo,
de aquél que no cesa en la madrugada.
Sólo el tiempo hace de la dicha un surco,
que hace que penetre la luz de la esperanza.

Sólo el tiempo entiende de miradas,
de voluntades ciertas y no de promesas falsas.
Sólo el tiempo hace de la amistad un son,
que brilla cada mañana con todo su esplendor.

Sólo el tiempo hace de la voluntad un don,
porque la voluntad nada es sin acción.
Sólo el tiempo merece la pena vivirlo,
pues tras él existen las huellas para decirlo.

Sólo el tiempo conoce de promesas verdaderas,
aquellas que perduran en él y no quiebran.
Sólo el tiempo prescinde de pequeñeces,
aquéllas que no merecen que nuestro tiempo rece.

Sólo el tiempo reconoce donde existe el perdón,
allí donde no mora el rencor ni el temor.
Sólo el tiempo deja huellas profundas,
allá donde realmente existe la reconciliación.

Sólo el tiempo es vivido profundamente,
cuando, pensando y dejándose llevar por el corazón,
se transmiten mensajes y huellas que dejan amor;
se recrean la luz y la alegría olvidando el dolor.

Autora: Rosa Mª

CON EL AMOR

La desconfianza es producto del dolor,
mas el dolor nace en lo más hondo del corazón,
mas es posible adquirir la seguridad anhelada,
si se pone mucho empeño y se trabaja.

El trabajo requiere de gran fortaleza,
mas las fuerzas se adquieren con voluntad,
mas es posible que las fuerzas aparezcan,
si se mira al frente y nunca atrás.

El empeño es el mejor antídoto del suspenso,
mas no hacer nada no requiere ningún esfuerzo,
mas sin hacer nada no hay recompensa alguna,
mas nada hay que sin un paso se dé con soltura.

El miedo al fracaso es un querer la derrota,
mas si se desea triunfar el temor ha de acabar,
mas cada uno su timón de la vida ha de llevar,
si se desea crecer y curar un alma muy rota.

El amor es el mayor tesoro que hay que guardar,
pues con él y con la confianza, luz se verá,
mas no importa cuán largo sea el caminar,
mas la duda y la incertudumbre, no dejan al amor pasar.

Autora: Rosa Mª

LO QUE SÉ DE ESTE DÍA

Hoy es un nuevo día,
algo nuevo que contar,
aunque sea indiferencia,
pero con un nuevo mirar.

Hoy es un nuevo día,
quizás viejo en el andar,
aunque sea sin hermosura,
pero con un nuevo suspirar.

Hoy es un nuevo día,
aunque nada parece cambiar,
pero el palpitar es nuevo,
pues si no no habría despertar.

Hoy es un nuevo día,
surge el deseo de sentir paz,
pero las circunstancias dominan,
y es el desvelo de un sueño dejar.

Hoy es un nuevo día,
ahora, en este minuto, soy yo misma,
mas no soy siempre el mismo ser,
pues cada instante, cambio de parecer.

Hoy es un nuevo día,
nada hay que me impida crecer,
pues los obstáculos siempre existen,
mas se trata de saberlos vencer.

Autora: Rosa Mª

PARA ESTE DÍA

Ni una sóla palabra de dolor quiero reflejar,
mas aunque alegría no tenga, deseos sí tengo de cambiar,
mas en este día, en el que soy yo mi dueña,
eligo que este día sea diferente aunque no pueda.

Ni una sóla lágrima de pena quiero derramar,
mas aunque sienta pena, mis lágrimas no desean saltar,
mas en este instante, en el que soy severa,
pienso en todo aquello que tengo y me siento entera.

Ni una sóla idea de dejadez quiero ya aumentar,
mas la vida son los días que yo no dejo de realizar,
mas es en este momento, cuando no estoy ciega,
veo que hay momentos en los que yo no soy mi dueña.

Ni una sóla sensación deseo ya dejar pasar,
pues es la misma vida que viene y no dejo ya marchar,
mas no importa que no conozco todo de ella,
mas como humana que soy,  aprendo para la belleza.

Ni una sóla batalla miedo me ha de atravesar,
pues son mis propias fuerzas quienes han de ganar,
mas no importa cuán duela dejar la torpeza,
mas el tiempo dirá si soy yo quien decide sobre ella.

Ni una sóla mirada ha de vencer mi duelo por luchar,
mas no son las miradas las que deciden si lo puedo lograr,
mas es el cariño y el amor que tanto pesa,
mas el mi corazón, quien guarda con dulzura dichas presas.


Autora: Rosa Mª

18 de abril de 2011

POSESIÓN

Tener suerte en la vida es una dicha.
Tener dolor, una insaciable agonía.
Tener dinero, no es sinónimo de riqueza.
Tener miedo, es enemigo de la alegría.

Tener fortaleza, es caer y volver a emprender.
Tener riqueza, es estar sólo y saberse ver.
Tener rencor es hacer mal y estar mal.
Tener bondad, es hacer las cosas sin nada esperar.

Tener presente, es despertar y bostezar.
Tener alegría, no es simplemente una sonrisa.
Tener tristeza, tan sólo es un mal pasar.
Tener confianza, es la mejor medicina para caminar.

Tener deseos es el mejor antídoto para vivir.
Tener sueños, es mejor que estar sumergidos en existir.
Tener fortaleza, es levantarse cuando derrota hay.
Tener amor, es tan sólo el polo opuesto cuando odio hay.

Tener un tesoro, es tener una gran y fuerte amistad.
Tener un vacío, es tener agonía viviendo el día.
Tener fe, es creer en algo que ayude a emprender.
Tener futúro, es no tener nada, pues algo irreal.

Tener cordura, es vacilar sin que domine el corazón.
Tener valentía, no es ir más allá de donde se puede dar.
Tener ilusión, es la llave maestra para saciar el amor.
Tener corazón, no es tan sólo palpitar sino vivir sin rencor.

Autora: Rosa Mª

17 de abril de 2011

LENTAMENTE

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
nos fuimos conociendo y nos fuimos amando;
lentamente, pero sin prisas, nos unimos,
nuestras miradas y nuestros abrazos.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
nos fuimos enlazando muy fuerte las manos,
arrimándonos los hombros en los momentos tristes,
y acercando nuestros sentimientos con encanto.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
el tiempo nos ha dado ricamente un regalo,
el regalo de la amistad y la ternura,
que día a día tú y yo vamos cultivando.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
se engrandece la hermosura de la confianza,
se llenan de sinceridad nuestras palabras,
mas la distancia se acorta con suavidad y ternura.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
ha surgido entre nosotros algo que no es locura,
algo que temo sí, porque mi cuerpo siente,
y tú, a mi lado, sabes muy bien corresponderme.

Lentamente, sin pausas, sin ataduras,
daremos paso al día y a la noche reciente,
no dejaremos que pase el día sin dicha,
mas lentamente, sin pausas, sin ataduras,
salvaremos los obstáculos que se advierten.

Autora: Rosa Mª

DÉJAME, TRISTEZA

Tristeza, déjame alguna vez;
sé que estamos juntas muchas veces,
pero creo que ya nos debemos dejar de ver.
Tristeza, ya no deseo tenerte conmigo,
ya muchos años hiciste mella sobre mí,
pero ya no quiero de tus encantos, tristeza,
pues quiero la belleza de un nuevo querer.
Ya fluye sobre mí mis ganas de sobrevivir,
así es que aléjate y vete pronto,
pues yo deseo que la alegría aparezca de una vez.
Mientras tú, tristeza, permanezcas conmigo,
la alegría no llegará en mí a aparecer,
mas no pienso en la felicidad completa,
pues ésta no existe aunque se quiera tener.
Tristeza, dejas sobre mí mucha huella,
ya es hora de abrirme nuevos rumbos,
y salir a observar la belleza de la primavera.
Y sé que volverás a mí de nuevo,
y que yo sin saberlo o sabiéndolo, abriré puertas,
pero déjame un descanso, tristeza, te lo pido,
pues también yo necesito crear mis propias huellas.

Autora: Rosa Mª

PORQUE AMO

Amor imposible, amor que estás,
que me abrazas cada mañana,
y que nadie puede cambiar .
Amor en silencio, amor de verdad,
ahí donde ahónda la confianza,
la sinceridad, el cariño y la amistad.
Amor en penunbra, amor que alumbra,
amor que está entre mis brazos,
cuyos besos en sí son mi palpitar,
cual mi corazón siente deseos de llegar.
Amor de locura, sí, aunque lejos estás,
pero amor sincero y tierno, en su proyectar.
Amor encendido, desfogado, entusiasmado,
amor que todo lo quiere y todo lo da.
Siénteme amor, cómo estoy entre tus brazos,
y sabrás, mejor que nadie, que es el mejor paso.
Amor sin mentiras, amor desatado,
lleno de ternura y de encanto,
amor en tinieblas, en la madrugada,
amor durante todo el día, porque yo amo.

Autora: Rosa Mª

ESE AMOR

Ese amor que parece imposible,
que hace mi cuerpo vibrar,
ese amor que aparece por la ventana,
y que desde ella, me gusta mirar.

Ese amor que me ama y que amo,
que hace de nuestras vidas un soñar,
ese amor que ciega nuestros deseos,
porque no se sabe si habrá un encontrar.

Ese amor que en la distancia es cercano,
que nace de la confianza y la amistad,
ese amor que no sólo es fusión de cuerpos,
sino algo que va mucho más allá.

Ese amor, que sincero es y que es tan bello,
que hace de nuestro despertar un dulce alzar,
ese amor que cada madrugada brilla en mi tristeza,
y hace que me sienta viva y que pueda una sonrisa dar.

Ese amor, que tan certero es y tan estupendo,
que hace al pensamiento mucho que hablar,
ese amor que apareció cruzándonos nuestros senderos,
y que ahora un mismo camino pueden realizar.

Ese amor, tan puro, tan hermoso tan bello,
ése que hace que despierte pensando en amar,
ése que acaricia mi cuerpo estrechándolo de dulzura,
y que une día a día nuestro cariño y nuestro respeto.
Ese cariño te doy, amor mío, pensando en ti con esmero.

Autora: Rosa Mª

16 de abril de 2011

SI TÚ FUERAS EL AMOR DE MI VIDA

Si tú fueras el amor de mi vida,

mis labios no dejarían de besar,

mis palabras brotarían sin cesar,

y todos mis deseos serían realidad.



Si tú fueras el amor de mi vida,

de mi regazo no saldrías sin gozar,

mis susurros serían incesantes verdades,

que a otra persona jamás diría sin amar.



Si tú fueras el amor de mi vida,

la confianza y la sinceridad en el hogar,

mas nada entorpecería nuestros sueños,

pues tú y yo seríamos uno nada más.



Si tú fueras el amor de mi vida,

nuestros cuerpos se fusionarían sin cesar,

la realidad de nuestro amor perduraría,

pues nacería del cariño y la amistad.



Si tú fueras el amor de mi vida,

¡ay amor, cuánta felicidad!.

Tus manos reposarían en las mías,

y juntos, caminando, dejaríamos el alma herida.



Autora: Rosa Mª



LAS ARMAS DEL AMOR

Aun en la derrota, hay que seguir luchando.
Aun en la oscuridad, hay que seguir caminando.
Aun en la fantasía, hay que seguir soñando.
Aun en la distancia, hay que seguir amando.

Aun en el silencio, hay que seguir pensando.
Aun en el bienestar, hay que seguir intentando.
Aun en el miedo, hay que seguir dejando.
Aun en el corazón, hay que seguir animando.

Aun en la tristeza, hay que seguir mejorando.
Aun en la lucha, hay que seguir suspirando.
Aun en la ausencia, hay que seguir recordando.
Aun en la ilusión, hay que seguir amando.

Y es que en el amor y el cariño, no hay dirección.
Mas en la amistad, la confianza y la sinceridad,
reina siempre la belleza y un mismo reivindicar.
Mas con las armas del amor, hallaremos el mejor rincón.

Autora: Rosa Mª

NADA MÁS HAY QUE...

Nada más hay que recordar lo bueno,
para dar un paso en nuestro caminar,
hay que deshechar los malos pensamientos,
que nos dejan muchas cosas por vislumbrar.

Nada más hay que sentir que hay vida,
para mirar hacia el frente y no atrás,
hay que dedicar bastantes momentos,
para aprender de que otros nos pueden dejar.

Nada más hay que vislumbrar el día,
para aprovechar cada segundo y disfrutar,
mas si no se puede por las circunstancias,
tomar impulso y no dejar de luchar.

Nada más hay que sacar la confianza,
cuando en momentos difíciles se está,
mas caminando deprisa no se hace esto,
sino paso a paso y con serenidad.

Nada más hay que salvar los obstáculos,
que la vida nos pone y nos hacen detener,
pero hay que levantarse y seguir caminando,
para nuevos rumbos porder tomar y no caer.

Nada más hay que dejar a un lado el miedo,
y sacar la valentía que el día nos da,
pues aunque no todo sea dicha y alegría,
no todo es negro ni blanco en la humanidad.

Nada más hay que sentir la brisa y el cariño,
y dejar que lo malo quede muy muy detrás,
pues la vida es relativamente corta,
si no se sabe aprovechar cada instante y lugar.

Nada más hay que hacer y no deternerse,
hay que dejar las lágrimas caer,
pues las lágrimas son producto de la tristeza,
y no se tienen porqué esconder.

Nada más hay que situarse en el instante,
y sentir qué nos detiene para poder crecer,
pues somos humanos con muchos errores,
pero por eso mismo no podemos dejar de creer.

Nada más hay que reflejar las ganas de lucha,
aunque nada nos motive ni nos dé dicha,
pues sólo el pensar que la vida es vida,
ya es un logro si pensar en existir es duda.

Nada más hay que dejar fluir nuestro cuerpo,
y dejar que salga lo que llevamos dentro,
pues el fluir es una precioso momento,
ya que en ese fluir somos nosotros los dueños.

Autora: Rosa Mª

SI NO SE TIENE GANAS DE LUCHAR

Si no se tiene ganas de luchar,
que no dejen de cesar nuestras fuerzas,
que no cese el corazón nunca de amar,
que no se ensucien los cristales del alma,
que no se entremezclen oscuridad y claridad.

Si no se tiene ganas de luchar,
que se tome el aire profundamente,
que se cierren los ojos y se vea el mar,
que se note el corazón profundamente palpitar,
que se limpie todo aquello que ceguera produce,
que no se pierda el norte y nuestro caminar.

Si no se tiene ganas de luchar,
porque fuerzas nos faltan, ... ¡un impulso más!,
porque nuestro corazón no ama ... dejémosnos llevar,
porque el alma está inquieta... hagamos de ella el hogar,
porque lo vemos oscuro ... dejémonos guiar por la amistad.


Si no se tiene ganas de luchar,
porque la amistad no exista, ..., una mano existirá
porque el impulso no se pueda, ..., ¡no te detengas, ya!,
porque el corazón se pierda, ..., dale brillo y se iluminará,
porque al alma no hallemos, ..., paciencia que todo llegará,
porque la oscuridad ciega, ..., busquemos huellas que pisar.

Si no se tiene ganas de luchar,
si todo cuanto se hace parece que en vano se hace,
si nuestro corazón sólo siente tristeza y no se vence,
si nuestro interior está oscuro y el alma no se halla,
si la oscuridad es espesa y nuestros caminos ciegos,
descansa entonces, amigo, y deja que el corazón te halle.

Si no se tiene ganas de luchar,
no te dejes vencer por el miedo y la soledad,
porque el miedo es el peor enemigo que puedes hallar,
mas la soledad es posible dejarla si el corazón abierto está,
mas el alma y el corazón están unidos y el bien desean sin parar.

Autora: Rosa Mª

11 de abril de 2011

CONVIVIR CON EL RENCOR

No me halagues, para luego insultarme;
no me abraces, si por mí no sientes amor;
no me mimes, para luego echármelo en cara;
no me protegas, para luego proporcionarme dolor.

No me hables, si del corazón no te sale;
no me ayudes, para luego decirme lo que por mí haces;
no me disculpes, para luego sentir un rencor muy grande;
no me mires, si lo haces con rabia y con desdén.

No me apoyes, si tu pilar es inestable e insoportable,
pues todo cuanto haces por mí, nada me vale;
mas prefiero tu distancia, y tu poco entendimiento,
que una palabra tuya que ya nada sé lo que vale.

Y si tú, mi querida hermana, nada me quieres,
aceptaré con resignación tu voluntad;
pero sí te pido que te decidas, ya, querida hermana,
porque yo así, a tu lado, no puedo luchar.

Y si tú, mi querida hermana, tanto rencor me tienes,
no vale en absoluto la voluntad que falsamente me das,
porque prefiero una palabra sencilla y en el tiempo,
que falsas intenciones que luego no son más que mal.

Y sí, hemos de convivir juntas, pero cada una en su lugar;
y si eso no lo aceptas, mi querida hermana, es tu problema,
pues no deseo más ya tu inestabilidad y tu falsedad;
mas ya no puedo dirigirme a ti con confianza, por tus mil caras;
mas ya sólo me queda aguantar tus quejas y tu amargura,
que a todos culpas, menos coger el timón de tu vida y no más.

Ahora, en el silencio de la madrugada, cuando por fin callas,
puedo pensar que ya no me he de amedrantar ni empobrecer;
son muchos años los que así llevamos juntas,
mas la distancia y el tiempo, no ha hecho mas que tu odio hacer.

Ahora, ya no siento culpa de mí por tu malograda vida,
porque es tu vida, no la mía, y tú eres ya mayorcita;
mas no cuentes ya con mi apoyo si tanto me odias,
mas bastante tengo ya con mi carga que tanto me martiriza.

Ahora, sí, aguantaré tus lamentos, tus quejas, tus culpas;
pero, ¿sabes?, cuanto más gritas, más lejana de mí estás,
porque echar la culpa a los demás es muy sencillo,
sin tan siquiera mirarte tú por dentro y hacer tu vida ya.

Mas, ahora en el silencio que nos dejas por un momento,
no deseo mas que hacer de este día un día nuevo,
y por más que chilles y te desbarates con tu odio y tu rencor,
no dejaré de pensar que mi vida es mía y la dirijo únicamente yo.

Autora: Rosa Mª

EN EL SILENCIO DE ESTA MADRUGADA

En el silencio de esta madrugada,
me propongo ser otra en este día,
aunque no pueda cambiar mi físico,
sí puedo cambiar el obrar y en el pensar.

En el silencio de esta madrugada,
me propongo que este día sea singular,
aunque las horas sean las mismas,
aunque tenga que ir a trabajar,
pondré todo mi empeño y mi singularidad.

En el silencio de esta madrugada,
aunque el sol no salga, nacerá la luz,
pues no quiero quedarme a oscuras,
sino ser estrella e iluminar mi cruz,
para ponerle remedio y luchar.

En el silencio de esta madrugada,
me propongo que este día sea mejor,
que, aunque barreras yo me halle,
las salve con lentitud y ánimo,
pues sólo con ellas seré quien gane.

En el silencio de esta madrugada,
cuando todavía no sé si hay sol o no,
me propongo firmemente cambiar mi vida,
porque de esta forma a ningún sitio voy,
y ya es hora no huir de tomar decisión.

En el silencio de esta madrugada,
cuando se acerca cada vez más el trabajo,
comienza mi ansiedad terrible y el desespero,
como un pájaro que el encierran en su jaula;
pero voy a hacer que este día sea más cálido.

En el silencio de esta madrugada,
aun con miedo, ansiedad y tesón,
vuelvo a amanecer un nuevo día agradecida,
de poder expresar mis sentimientos y emoción;
mas con ellos trabajaré firmemente de corazón.

En el silencio de esta madrugada,
pienso apagar el fuego que tango me daña,
y activar el pulso de mi vida, que sana;
y dejar de lado el miedo y la desgana,
y dar de mí todo lo que pueda con esperanza.

En el silencio de esta madrugada,
tan sólo deseo que me acompañe la esperanza,
que no deje de creer en la posibilidad del cambio,
ese cambio que hará de mí una mujer sana.

En el silencio de esta madrugada,
no deseo perder la fe en el momento presente,
pues ahora, mientras escribo, soy mujer valiente;
pero también lo deseo ser con  el bullicio de la gente.

Autora: Rosa Mª

10 de abril de 2011

EN LA DISTANCIA Y EN EL TIEMPO

No quiero de tus besos, de tu mirada;
no deseo palabras dulces, en la madrugada.
Tan sólo deseo contigo la verdadera confianza,
ésa que no traiciona, mejor que el placer de una cama.

No quiero de tus susurros, de tus jadeos;
no deseo mas que mucha paz en mis adentros.
Tan sólo deseo contigo la dicha y el bienestar,
para que juntos, de la mano, podamos caminar.

No quiero de tus ternuras, de tus silencios;
no deseo la infedelidad que manejas con esmero.
Tan sólo deseo un amor sincero y duradero,
para que no nos perdamos mar adentro.

No quiero de tus caricias, de tus abrazos;
no deseo mas que un eterno amor en el silencio.
Tan sólo deseo que tu amor me llege muy dentro,
que mi suspirar sea el tuyo y nos sumemos en ello.

No quiero mostrarme ante ti, sólo por deseo;
no deseo mas que tú y yo lleguemos a un placer sincero.
Tan sólo deseo que tu corazón y el mío se acerquen,
aunque en la distancia ciega, en el tiempo.

Autora: Rosa Mª

UN POCO MÁS DE TIEMPO

Un poco más de tiempo,
para poder elegir, para actuar;
para limpiar de lágrimas mi cara,
para decidir por algo con ganas.

Un poco más de tiempo,
para poder pensar, para suspirar;
para enriquecer mi corazón por dentro,
para soñar que mi mundo puede cambiar.

Un poco más de tiempo,
para poder metas fijar, para caminar;
para sostener sin fuerzas mi cuerpo,
para dar un paso adelante y no atrás.

Un poco más de tiempo,
para poder hablar, para contigo estar;
para creer que existe la mejoría,
para dejar huellas sin ninguna falsedad.

Un poco más de tiempo,
para poder comprender, para hallar;
para tomar el equilibrio de la serenidad,
para sentir el placer de saber amar.

Un poco más de tiempo,
para poder acabar, para realizar;
para coger impulso en la madrugada,
para seguir el rumbo de la libertad.

Un poco más de tiempo,
para poder mejorar, para cambiar;
para realizar nuevas pequeñas metas,
para olvidar aquello que hace mal.

Un poco más de tiempo,
para poder luchar, para brindar;
para seguir nuevos caminos,
que antes no vislumbraba al caminar.

Un poco más de tiempo,
para poder sonreír, para disfrutar;
para lanzar una lágrima al viento,
para mirar el horizonte sin final.

Un poco más de tiempo,
para poder abrazar, para amar;
para sentir el placer de la vida,
para admirar lo bello que en ella hay.

Un poco más de tiempo,
para darte un beso, para un abrazo dar;
para sentir un susurro, un mirada sin igual;
para poner dulce la vida, que bien amarga está.

Un poco más de tiempo,
para romper las barreras de la enemistad,
para crear lazos de amistad hermosos,
que hagan de este mundo algo por lo que amar.

Autora: Rosa Mª