Seguidores

27 de noviembre de 2011

ACÉRCATE A MI


ACÉRCATE A MI

Acércate a mí,
pues el roce hace el cariño,
acerca tus sueños a los míos,
y hagamos de ellos un camino.

Acércate a mí,
cuando el amor sea suspiro,
cuando la noche sea día,
y el calor, llama que brilla.

Acércate a mí,
cuando la soledad no tenga fin,
cuando la tempestad no cese,
y hagamos que uno u otro regrese.

Acércate a mi,
pues en tu corazón están los latidos,
acerca tus sentimientos a los míos,
y hagamos del mundo algo divino.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

20 de noviembre de 2011

AUSENCIAS



La paz y el amor en mí no están,
caminando sé que se pueden hallar,
mas mis sueño es alcanzarlos,
mas mi realidad lejana es hallarlos,
y siento que el tiempo se me va.

¿Dónde está la fe perdida?.
¿En qué lugar se esconde la sonrisa?
¿Acaso el llorar alivia las penas,
esas que arrancan del alma sumisa,
que trata de entender algo de la vida?.

¿Dónde está mi corazón, tan vacío,
que perdí al desconfiar del amor,
que duele de verlo tan apagado,
tan solitario, sin rumbo y solitario?.
Quizás en la sombra del olvido amargo.

¿Acaso existe la ilusión, los sueños?.
¿Acaso la luz brilla en mi corazón?.
¿Tal vez la esperenza, marchita, llega?.
¿Y el dolor y el temor, que en mí habitan?.
¿Será mi apatía la que apague la dicha?.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

19 de noviembre de 2011

NOSOTROS




Tú y yo, quizás no nos tuvimos,
tal vez fue reflejo del sueño,
de la imaginación y el desenfreno.

Tú y yo, quizás fuimos uno,
tal vez almas gemelas sin rumbo,
el empeño de algo sin tumbos.

Tú y yo, tal vez nos conocimos,
tal vez fuimos deseo al principio,
tal vez somos seres que coincidimos.

Tú y yo seamos tal vez oportunos,
dejando nuestras huellas profundas,
aunando sinceridad y amor en uno.

Tú y yo tal vez fuimos ciegos,
sin vernos nuestras almas desnudas,
sin sentir lo que ahora no cabe duda.

Tú y yo tal vez seamos tiernos,
tal vez navegemos sin timón ni remo,
con las alas al viento en alto vuelo.

Autora:  Rosa Mª Villalta Ballester

SI TUVIERA FE...




Temí a Dios y confié en Él,
al tiempo que me perdí y me desmoroné.
Sí, debe existir en el más allá,
alguien que existió y todavía está.
Creí fielmente en la iglesia y la amistad,
en que existe el amor y hay sinceridad.
Pero desperté del sueño de la amargura,
y me di cuenta de cuanto existe de verdad,
que no todo es maravilloso y tierno,
y que existen sombras y también oscuridad.

Temí a Dios y confié en Él,
y ahora, lejos de su camino,
distante de Él y de su verdadera paz,
me pregunto cada nuevo día en quién confío,
pues ni en mi misma puedo mirar mi bondad.

Y ahora, lejos de toda doctrina,
adulta ya y en pos de mi libertad,
camino sin rumbo y sin alegría,
pero busco férreamente alguien en quien confiar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

Y sin embargo... ¡te quiero!



Y ... sin embargo, ¡te quiero!.
Te quiero porque mi corazón, siente.
Mi ojos ven la luz del sol y las estrellas;
mi cuerpo vibra y siente, ¡se enciende!;
ya no hay oscuridad ni miedo vigente.

Mi serenidad ya no es quien era,
mis sentimientos, puros, una quimera;
mas no roza el adiós eternamente,
mas no deseo mas que paz urgente.

Y... ¡sin embargo, te quiero!.
A pesar de dejar de ser yo por quererte,
a pesar de mi admiración por tenerte,
a pesar del mal que tengo por no hallarte,
a pesar que son fantasías de mi mente.

Y... ¡sin embargo... te quiero!.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

13 de noviembre de 2011

HAZ SIN DUDAR





Dile al viento lo que no puedes hacer,
canta a la vida, una nueva melodía;
despierta sin temor, un nuevo día,
y piensa en el ahora y no en el ayer.

Dale la mano al amor, que es el motor;
idea un nuevo rumbo, donde haya ilusión;
salta los obstáculos que implican dolor,
e impide que el miedo oprima el corazón.

Deja que el sol entre por la ventana,
que las estrellas brillen en noche cerrada,
que la luna cante una blanca serenata,
y que la noche se vuelva día de madrugada.

Duda mejor de aquello que te haga llorar,
mejorando el ahora, no dejándolo escapar;
dejando que el viento rompa la oscuridad,
pensando sólo en cuánto puedes de verdad.

Y, da mejor que recibes, mejor te sentará;
¡vive, canta, llora de emoción, escucha...!;
no hay nada mejor que vivir y dejar de morir,
pues instante que no se vive... ¡sin repetir!.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

12 de noviembre de 2011

LIMITACIONES





Limitaciones, para vivir, para respirar;
para creer en un presente lleno de bondad;
para despegar alto en un vuelo de voluntad;
para volar con sueños, en un nuevo despertar.

Limitaciones, para poder expresar el suspirar,
para tener esperanza, fe y algo por lo que luchar,
para vivir sin miedos, con firmeza y sin soledad,
esas que, al despertar, no dejan vivir en paz.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester.

6 de noviembre de 2011

ENTRE SUEÑOS...





Entre sueños, he caminado muchos años;
en esos sueños quedé sumergida sin razón;
entre sueños, quizás hubiera un horizonte,
que ahora, con razón, perdida quedó su ilusión.

Entre sueños, se entrevé una minúscula esperanza,
en esos sueños aparece tal vez mi gran ilusión;
entre sueños, quizás sintiera ese entusiasmo,
que ahora, sin ánimo, perdida camino con temor.

Entre sueños, tal vez lograra perder el miedo,
en esos sueños quizás sintiera un presente mejor;
entre sueños, es posible entreviera una mirada,
que ahora, sin logro, sin sentido camino yo.

Entre sueños, sí, tal vez entre sueños soñara,
en esos sueños tan profundos que nadie alcanza;
entre sueños, es posible dejara la tristeza amarga,
que ahora, sin compromiso, invade toda mi calma.

Entre noche y día, en el ahora, en este momento,
en el pasar que produce mi mirada en este encuentro,
ahora que arrasa el potente día, gran tesoro de vida,
ahora deseo soñar, ... ¡soñar!... y estar perdida,
pues el dolor del miedo y la insatisfacción del momento,
precisan del calor de esos sueños que tanto deseo,
tal vez para encontrar un simple sensación de placer,
tal vez para hallar, entre sueños, lo que no puede suceder.

Rosa Mª Villalta Ballester