Seguidores

14 de abril de 2012

UNA TARDE...

Una tarde, no importa cómo;
segundos que se desatan lentamente;
suspiros, consejos, tal vez cercanía,
sellos silencion que seducen tiernamente.

Una tarde, no importa cómo;
quizás dos cuerpos se desatan ilusionadamente,
quizás, una lágrima es derramada por quien a nadie tiene,
quizás, la esperanza de un presente que no se detiene.

Una tarde, no importa cómo;
la ilusión fogosa que desarma tal vez un todo,
la delicadeza de unas manos que se acarician,
el anhelo de estar fusionados sintiendo delicias.

Una tarde, no importa cómo;
lluvia o sol, lluvia o viento, frescura o ardor,
importa vivir cada instante con gran pasión,
anhelando, soñando, apasionando una gran ilusión.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester


7 comentarios:

María dijo...

Una tarde de lluvia y de sol,
una tarde de instantes vividos
una tarde de sueños encontrados.

Un beso.

andré de ártabro dijo...

Una tarde , no importa como,
seguir soñando, sintiendo, descubriendo esas manos que acarician. o unos labios que te besan.
¡Lindo tu poema!.
Besos.

Kasioles dijo...

No importa la hora del día, lo que cuenta es descubrir ese amor que acaricia, el que nos entiende, nos quiere, nos mima, es decir, encontrar el verdadero amor.
Te dejo un fuerte abrazo.
kasioles

Cristina dijo...

Lo importante es que el anhelo de vivir esa pasión siempre esté vivo.
Bellísimo mi querida Rosa, un placer leerte.
Muchos abrazos.

Cinarizina dijo...

Mi amiga...muy lindo poema, me gustó...ojalá lleguen muchas tardes así...recibe un fuerte abrazo.

BEATRIZ dijo...

Importa el instante...vivir.

Que bonita tarde sugestiva.

Saludos.

Princesa Gitana dijo...

La tarde es el mejor momento para que sucedan cosas especiales...un besote, perdona que no haya pasado antes,he estado con demasiado trabajo, feliz jueves.