Seguidores

16 de agosto de 2012

SABIENDO

Voz: Beatriz Salas
SABIENDO

Ahora sé qué debo hacer,
a quién dirigirme, a quien sonreír,
a quién dedicarle mis sinceras palabras,
para que nuestras vidas dejen de sufrir.

Ahora sé qué debo hacer,
a quién dar mi confianza, en quién confiar,
a quien darle todo mi cariño, mi sentir,
para que nuestra esperanza sea nuestro vivir.

Ahora sé qué debo soñar,
a quién dirigir la mirada, a quién ayudar,
a quién dedicarle mi vida, mi existir,
para que nuestra dicha no sólo sea reír.

Ahora sé qué soy en esta vida,
que mi vida tiene su sincero decidir,
que hay personas que conmigo desean estar,
y no soy yo quién para dejar pasar soledad.

Ahora sé qué siento en este momento,
que la vida no es color de rosa ni negro,
que hay dificultades que se salvan con ayuda,
y que aquí yo, desde mi humildad, soy toda tuya.

Ahora sé qué la vida tiene su sentido,
que aunque no lo vea yo por mí lo ven los demás,
que gracias a esas personas sigo sintiendo,
y que el paso del tiempo no va hacerme cambiar.

Ahora sé qué quiero y que deseo,
deseo y quiero una vida inmensa dar,
pues aunque no encuentre un color a la mía,
veo el color de la vida en los demás.

Ahora sé qué todo no es llorar y suspirar,
que es mejor ponerse en camino y adelantar,
pues en el camino hay hermosas personas,
que sienten tus pasos no yendo hacia atrás.

Ahora sé que lamentarse es de cobardes,
y tirar la vida por la borda un gran defraudar,
pues las personas, sienten, quieren, aman,
y soy yo quien debe por fin el cambio dar.

Ahora sé qué es la vida sin la gente,
ahora sé también que hay gente de verdad,
ahora sé que no estoy sola en este camino,
ahora sé qué sienten de verdad por mí los demás.

Ahora sé porque he retrasado tanto mi vida,
Y ahora procuro hacer buen paso al que me viene,
ahora me pregunto por qué no me habré dado cuenta,
de que hay gente con corazón y alma que no hieren.

Ahora sé porque mi vida tiene que tener sentido,
ahora sé a quién puedo marcar mi camino,
ahora sé qué no debo hacer para no dañar a nadie,
y adoptar una postura sana y que no tenga fin.

Ahora no sé quién soy realmente, pero quiero,
ahora sé que mi rumbo está en la deriva pero sigo,
ahora sé que hay personas que quieren mi seguridad,
y que mi corazón y el de ellas, jamás se perderán.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

9 comentarios:

Ambrosía ignota dijo...

Con esa voluntad se camina y se crece, cada vivencia lo vuelve a uno capaz de continuar la caminata.

Reconocer ciertas cosas, hacen todo más bonito, mas digno de seguir viviendo.

Un abrazo Rosa

Ramón María Vadillo dijo...

Incluso en la deriva se encuentra en algún instante la isla necesaria, sobre todo con éste optimismo que te caracteriza.

Abrazo Rosa María

Anna Soler dijo...

A veces es necesario naufragar querida amiga para hacerse mas fuerte.
A veces todo resulta mucho mas complicado, pero se que llegarás a buen puerto, ten paciencia y fe.
Besines

Mascab dijo...

Lo importante siempre es despertar y darse cuenta de lo que uno tiene.

Mis felicitaciones por ello, amiga mía.

Besos guapa!

Pedro Luis López Pérez dijo...

En esta Tempestad interior que se desata siempre tenemos que tener Paciencia para la Posterior Calma que volverá a encender nuestros Sentidos y pondrá brújula a nuestro Rumbo..
Precioso Poema.
un abrazo.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Rosa Mª, cómo te entiendo.La vida nos enseña a golpes y sé cómo cuesta vivir sin nada, en pleno vacío.
Pero siempre, nos queda ese aliento que nos empuja a vivir, a tener un sentido maduro de lo que deseamos compartir, enseñar y aprender.
Nunca se pierde el amor de verdad, pero hay que andar desnudos ante él.
Te pido que me escribas al correo de mi perfil.
Gracias.
Con ternura
Sor.Cecilia

Luna dijo...

Soñar, con los pies en la tierra.

Que tengas linda semana, Rosa.

Dulce dijo...

En algún momento el camino se clarifica, espero siga así.

Beso dulce y dulce noche.

atlantida dijo...

Lo importante es saber el camino y el porque de la vida y la existencia. y tus palabras lo definen maravilloso.
saludos.