Seguidores

15 de septiembre de 2012

ADIOS A UN AMOR PLATÓNICO



Voz: Beatriz Salas
Producción: http://beatrizsalas10.blogspot.com/


Adiós a un amor platónico

Amor, ¡Cuánto me dijiste que me querías!
Tus palabras, mi corazón de ilusión llenaron;
Tus susurros, tus miradas, tus labios en mis labios.
Tus ansias de cogerme entre tus brazos,
y de no apagar la llama de pasión entre los dos, callados.

Amor, ¡Cuánto me dijiste que me adorabas!
Tus silencios tan llenos de ternura, tus abrazos;
Tu llama encendida hacia la vida, hacia mi vida.
Tu cuerpo pegado al mío.
Tu querer inapagado,
se fueron con el tiempo... como las hojas en otoño.

Amor, ¡Cuánta distancia pusiste entre tú y yo!
Tal vez fui yo quien la puse, no sé quién de los dos.
Ahora, tú, abrazado a otra mujer estarás amando;
mas no me importa ya, porque a ti te sigo apreciando.

Amor, ¡Cuánto entender en tan poco tiempo!
¡Cuánto amor y comprensión desperdiciado!

Por mí no te has de preocupar, ya, amor;
porque mi corazón está limpio y puro,
y tú, con el camino de la pasión te has alejado.

Autora: Rosa Mª Villalta  Ballester

8 comentarios:

* Inés * dijo...

Precioso amor que vino y se fué.
Hay que quedarse con los momentos dulces y regalar al olvido la parte amarga y que se la lleve pronto.
Escribes con mucho sentimiento.
Felicidades, tienes un blog precioso.

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias Inés por haberte pasado por aquí. Me da mucha alegría y me alegra que te guste.
Muchos besos. Rosa.

Mati® dijo...

Te ha quedado maravilloso, Rosa.

¡Te felicito!

Besitos desde el alma

shantal dijo...

Precioso tu poema Rosa Maria,unos bellos sentimientos hacia este amor que ya acabo.
Besitos amiga

Anna Soler dijo...

Es realmente hermoso amiga.
Que belleza de versos melancólicos que derramas sobre papel por un amor que se fue.
Me ha gustado muchooooo
Besines.

Mª JOSÉ Ferrer Gonzalez dijo...

Precioso Rosa emocionante poema.
Sigue así amiga escribes desde alma y eso me llega.
un fuerte abrazo desde ...mi corazón.

Ambrosía ignota dijo...

Amo estos amores, sin temor, sin necesidad, me gusta saber que las personas se entreguen así, así como tu, Rosa.

Un abrazo grande

Luna dijo...

Como llega, se va...