Seguidores

31 de octubre de 2012

Y ASÍ FUE COMO UN DIA CAMBIÉ

Voz: Beatriz Salas


Y ASÍ FUE COMO UN DÍA CAMBIÉ

Y así fue como un día cambié,
dejando mi antiguo rumbo,
y yendo hacia otro destino.
Dejé de quejas y lloros sólo,
y miré hacia otro camino.

Y así fue como un día cambié,
apartando de mí erróneas ideas,
para desear la plenitud y belleza.
Dejé los pensamientos ilusos,
que en ningún lugar se esperan.

Y así fue como un día cambié,
no esperando venir la dicha,
sino ir yo en busca de la vida,
florecer la amistad y el cariño,
para que en algún momento,
quizás ahora, quizás nunca, no sé,
aparezca la amistad y el porqué.

Y así fue como un día cambié,
desechando de mí la malicia,
y aceptando los errores sin saber,
porque aceptando los errores,
es la única manera de aprender.

Y así fue como un día cambié
consintiendo que puedo crecer,
y que únicamente yo, sí, la única,
soy la que hago la vida florecer.

Y así fue como un día cambié,
saliendo de mi única burbuja,
para hacerme al mundo conocer,
para dejar expresar estas letras,
y que nadie me haga retroceder.

Y así fue como un día cambié,
saboreando lo de mi alrededor,
y agradeciendo, la dicha del amor.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

3 comentarios:

Luna dijo...

Cambiar el rumbo, eso es lo importante a veces.

Un saludo enorme, Rosa.

Anna Soler dijo...

Si cambias para bien ¡hazlo! siempre que seas tu misma y no te rijas por los demás.
Besos amiga

Cristina dijo...

Una maravilla mi querida Rosa, siempre es un placer leerte!
Te dejo un fuerte abrazo, buen fin de semana.