Seguidores

26 de enero de 2012

PARA ANDRÉ DE ARTABRO Y JULIO DIAZ ESCAMILLA





Para André y Julio van estas palabras,
que lejanos están y no se les puede ver,
que unidos por esta pantalla sus huellas dejan,
y su presencia y compañía hacen mella en nuestro ser.

A vosotros, que vuestras palabras sabias dejáis,
a vosotros, que quizás ahora de nosotros necesitáis,
a vosotros, que se os echa de menos cuando no estáis,
a vosotros que, aunque lejanos, cercanos os halláis,
a vosotros, que tanto sabéis y tanto amáis.

Desde aquí, aunque no sea la persona idónea,
aunque no sepa hallar las palabras que pudieráis poner,
aunque no tenga vuestro talento ni vuestra dulzura,
aunque quizás no brille ni huellas podáis ver,
mis sentimientos no cambian hacia vuestra persona,
que tanto y tanto me habéis hecho reconocer.

Para André de Artabro y Julio Díaz Escamilla,
para dos personas que para mí son amor y saber,
para dos personas que conocen la sensibilidad y la vida,
para ellas... va todo el cariño y toda fuerza para volver.

OS DESEO VER PRONTO

Con cariño, Rosa Mª Villalta Ballester

25 de enero de 2012

TAL VEZ...



Tal vez riamos o lloremos,
tal vez perdamos o logremos,
tal vez busquemos o hallemos,
tal vez morimos o nacemos,
tal vez oigamos o escuchemos,
tal vez perezcamos o caminemos.

Tal vez sintamos o anhelemos,
creamos o desistamos en el empeño,
pensemos o tal vez soñemos,
anhelemos una meta o reneguemos,
elijamos o dejemos perder el tiempo,
lloremos o luchemos en el intento.

Tal vez nacemos en cada nuevo deseo,
o dejemos pasar el tiempo sin vivir con anhelo,
muramos en la desesperanza y en el recelo,
sin confiar para nada en el presente sin secreto,
pues el ahora es lo que vale y no el desprecio,
pues segundo que pasa... no vuelve a tener precio.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

22 de enero de 2012

NO ELEGIMOS O SÍ



NO ELEGIMOS O SÍ

No elegimos nacer ni morir,
pero elegimos para existir,
elegimos haciendo surgir,
una acción que nos hace vivir.

No elegimos la riqueza o la pobreza,
aunque sí la interior y la franqueza,
pues con la verdad y la pobreza,
se llena el corazón de belleza.

No elegimos las guerras y la tristeza,
pero sí la paz que está en la belleza,
la cosa más pequeña y la más tierna,
el amor y el calor que surge de llama ciega.

No elegimos el dolor y la duda,
pero sí el camino y la señal de vida,
no elegimos el nacimiento del un nuevo día,
que puede o no ser el que mejor transcurra.

No elegimos caminar con cobardía,
mas no es cosa de uno llevar la valentía,
elegimos dar pasos hacia la osadía,
enfrentándonos con obstáculos día a día.

No elegimos el amor y el cariño,
nos es dado o no quizás por el destino,
mas podemos elegir darlo preciso,
pues el amor es el paso hacia brillante camino.

No elegimos el ser o no brillantes amigos,
somos como somos y nos entregamos nosotros mismos,
mas cuando las soledades son nuestros testigos,
podemos elegir cambiar o permanecer en nuestros sitios.

No elegimos las palabras que nos son dichas,
pero sí elegimos aquellas que nuestro pensamiento dicta,
mas si no se quiere la falsedad para nuestra vida,
podemos elegir también la verdad que es una maravilla.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

14 de enero de 2012

LO QUE SÉ


LO QUE SÉ

Sé que la vida tiene dificultades,
que hay que salvarlas aun con riesgo,
que vivir es arriesgarse para algo nuevo,
que aun en la desilusión hay deseo,
que sin deseo, sólo hay lamento,
que con el lamento se pierde el momento,
que en cada instante se halla un anhelo,
que sin anhelo, en la vida no hay consuelo,
que cada cosa pequeña tiene su premio,
que la felicidad se obtiene en silencio.

Sé que la edad pasa sin tregua ni desvelo,
que los días pasan y sólo queda el recuerdo,
que las horas muertas dejan abierto el silencio,
que el silencio, sin huellas, es pena y lamento,
que algo debe dejar huella y tener sentido,
que los años pasan dejando un rastro divino,
que sin edad no se puede contar el destino,
que si existe el destino, no es posible elegirlo;
que pensar en la edad, es cosa de algo perdido,
que hay que vivir cada segundo nacido.

Sé que los errores son cosa de haber sufrido,
que se comenten por elegir actos no sabidos,
que se aprende de ellos, sin ningún castigo,
que algo hay que no deja ver lo bien elegido,
que es oscuro el camino cuando no es recibido,
que los fallos no son sino señas de un camino,
que la equivocación se hace sin haber querido,
que querer se quiere lo que da luz y sentido,
que no es grato el fallo cuando se tiene ahínco,
que la voluntad y el deseo se hacen añicos.

Sé que el amor es algo interior y divino,
que no sólo es dado sino también recibido,
que con la verdad existe un cariño infinito,
que no todo es amor lo que hemos vivido,
que alcanzar el amor no es algo perdido,
que en el corázón, es bien enriquecido,
que la pasión tan sólo es parte del cariño,
que las palabras bellas son fuente y río,
que la esperanza, la confianza y el arrimo,
hacen que el amor sea un gran destino.

Autora: Rosa Mª Villlata Ballester

9 de enero de 2012

Vuelvo a ser... o soy



Vuelvo a ser... o soy

Vuelvo a la rutina de la vida,
sin saber quién soy ni qué quiero,
sin fe, sin esperanza, sin alegría,
sin tener meta ni ningún puerto.

Vuelvo a ver el nuevo día,
sin ganas algunas de tenerlo,
sin sentir emoción ni deseo,
sin tener fuerzas ni anhelo.

Vuelvo, aun sin dejar de hacerlo,
a pensar en la muerte, en nada duradero,
en que no existe la fe, sino sólo rutina,
que nada cambia a pesar de quererlo.

Vuelvo a ser la inútil de cada día,
la que se despierta sin luz y agonía,
la que quiere dar pero no sabe qué,
la que no sabe si tan siquiera,
sus pasos a dónde puede poner.

Vuelvo a ser ... o soy;
soy un ser no sé si con sentimientos,
vuelvo a ser ... o soy,
alguien que no sabe quién soy.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

7 de enero de 2012

CREER


CREER

Creer es el mejor camino,
para poder avanzar con buen pie,
sin fe, sin creer en nadie,
la soledad y el miedo invaden el ser.

Creer es algo divino,
que da fuerza y valentía en el camino,
que da esperanza, pilar infinito,
andamiaje para soportar el destino.

Creer en Dios, en las personas,
tener una fe donde encontrar arrimo,
sentir la paz y un enorme cobijo,
refugiar las penas y el gran olvido.

Creer debe ser el mejor antídoto,
un lugar donde refugiar nuestro desánimo,
un momento de paz y de optimismo,
algo donde caer y levantar en el retiro.

Creer debe ser ... ¡tan fiel y dichoso!,
tan humilde y tan amistoso,
tan lleno de bondad y cariñoso,
que a los que creéis y tenéis ese privilegio,
no lo dejéis nunca y disfrutad de vuestro tesoro.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

6 de enero de 2012

TAN SÓLO


TAN SÓLO

Tan sólo quiero salud,
para poder saborear la vida,
para emprender en cada segundo,
todo aquello que tenga energía.

Tan sólo deseo ver la luz,
alcanzar la esperanza perdida,
anhelar metas y sueños,
darle sentido y calor al día.

Tan sólo busco un puerto,
donde arribe mi alma herida,
allá donde a nadie moleste,
allá no existan heridas.

Tan sólo preciso sinceridad,
claridad en las palabras dichas,
para caminar con confianza y paz,
para que no me detenga la falsedad.

Tan sólo... tan sólo existo,
aunque desaría no pasar sin más,
pasar las páginas de mi vida,
sin dejar blancas las páginas vividas.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

5 de enero de 2012

NECESITAMOS



NECESITAMOS

Necesitamos de abrazos,
de sonrisas, de alegrías.

Necesitamos de palabras,
sinceras, llanas, buenas.

Necesitamos de caricias,
de placer, amor, ternura.

Necesitamos de compañía,
de recibir y dar cada día.

Necesitamos de valentía,
de valor, sentido y dicha.

Necesitamos de metas,
de objetivos a alcanzar,
de sueños por hallar.

Necesitamos de fantasía,
de anhelos para llegar,
de ilusión, fuerza y risa.

Necesitamos de esperanza,
de fe, de sentido para andar,
de pretensiones a realizar.

Necesitamos de salud, sí;
salud para ver y para soñar,
necesitamos de un corazón,
que lata y sienta con amor.

Necesitamos de energía,
de luz para iluminar un alma,
de vida para dejar una huella,
que, aunque lejana en distancia,
se siga y se quede con calma.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

3 de enero de 2012

DIFÍCIL



DIFÍCIL

Encuentro la vida difícil, sí;
elegir una cosa para dejar otra,
decidir, soñar, pensar, amar;
dejar una huella tras un paso dar.

Encuentro un paraíso en mi despertar;
una oportunidad única que no se repetirá;
un son, una melodía, tal vez un suspirar,
tal vez la repetición si nada se hará.

Encuentro el silencio difícil de sacar,
el miedo, la cobardía de no poder alcanzar,
la confianza, la sinceridad en un inmeso mar,
el perfume de la armonía sin poder hallar.

Encuentro la sorpresa ante algo sin esperar,
el tener que hacer algo para poder cambiar,
la dejadez, la inercia, que no dejan caminar,
y la vida que ante mí y ahora puedo disfrutar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

2 de enero de 2012

HACÍA TI, HACÍA MI



HACÍA TI, HACÍA MI

Hacia mí, hacia ti;
no hay nada que nos desuna,
nada que nos limite una palabra,
nada que no sea buena mesura.

Hacia tí, hacia mí;
sabiendo que somos humanos,
sabiendo que no todo es distancia,
sabiendo que la distancia es ternura.

Hacia mí, hacia ti;
tanto amor, tanta sinceridad,
palabras que nos unen de verdad,
sentimientos que pueden cambiar.

Hacia tí, hacia mí;
sin falsedad, con cariño,
sin esperar nada, sin cambiar,
tan sólo sabiendo que cada uno,
puede dar de sí su mejor caminar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester