Seguidores

24 de abril de 2012

ME PREGUNTO




La luna brilla espléndida,
el sol brilla dando su calor,
ahora me pregunto rendida,
si vale la pena verlo o no.

Ya que en ciudad me hallo,
ya que naturaleza no puedo mirar,
ahora me pregunto soñando,
si sueños vale la pena o no hallar.

Si en el mundo existe la guerra,
y en mi interior no existe la paz,
ahora me pregunto sincera,
si vale la pena o no despertar.

La esperanza no me acompaña,
la sincerdad quizás, mi mal,
ahora me pregunto acongojada,
si vale la pena o no callar.

El temor es mi compañero,
la inseguridad, mi gran lealtad,
ahora le pregunto a mi alma,
si vale la pena o no continuar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

20 de abril de 2012

COMENZANDO LA VIDA

Comienzo a tener sueños,
empiezo a sentir vida,
mas despacio me muevo,
para no caer deprisa.

Con la mirada al frente,
con los pies en la tierra,
con la razón y la lógica,
a caminar sin prisas.

Mirando el horizonte,
más allá de lo ausente,
yendo hasta el fondo,
hasta conocerlo todo.

Provocar una sonrisa,
mantener un diálogo,
sentir el corazón latir,
hasta jamás sufrir.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

19 de abril de 2012

DEJANDO...


Voz: Beatriz Salas
Producción:
http://beatrizsalas10.blogspot.com/



DEJANDO...

Dejando huella en el camino,
se deja al caminar o al pasar;
dejando tan sólo un suspiro,
se deja un rincón de soledad.
Dejando una esperanza sincera,
se abre el alma sin cesar;
dejando más allá la confianza,
el corazón palpita cada vez más.
Dejando la llave de la hermosura,
se abre el rincón de la claridad.
Dejando más allá la tristeza,
el jardín interior florece más y más.
Dejando una luz en el camino,
se observa y contempla un despertar;
dejando la falsedad que afea,
la soledad, en compañía se convertirá.
Dejando un profundo deseo,
se advierte alegría y libertad,
dejando la mano siempre abierta,
más de una persona, la tomará.
Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

15 de abril de 2012

No, ya no busco la felicidad,
busco estar en paz conmigo misma,
esa serenidad que embellece la persona,
y que la hace grande y su paso deja huellas profundas.

No, ya no voy buscando compañía,
prefiero mi soledad a encontrar desdicha,
prefiero no tener sueños, sí, a caer en la melancolía,
y acceder a la realidad, que es quien me visita.

No, ya no intento dejar de ser quien soy,
no voy a cambiar por encontrar algún amor,
no voy a dejar principios y valores que,
día a día, renancen en mi corazón.

No, ya no río quizás no lloro,
la indiferencia es quizás un paso sin son,
fuerzas apenas tengo para hallar riqueza,
el tesoro tan preciado por el alma y el amor.

No, ya no deseo ternura desmesurada,
ya no deseo en mi lecho alguien sin corazón,
pues el amor no es fusión de dos cuerpos,
es algo que va más allá del instante y la pasión.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

14 de abril de 2012

UNA TARDE...

Una tarde, no importa cómo;
segundos que se desatan lentamente;
suspiros, consejos, tal vez cercanía,
sellos silencion que seducen tiernamente.

Una tarde, no importa cómo;
quizás dos cuerpos se desatan ilusionadamente,
quizás, una lágrima es derramada por quien a nadie tiene,
quizás, la esperanza de un presente que no se detiene.

Una tarde, no importa cómo;
la ilusión fogosa que desarma tal vez un todo,
la delicadeza de unas manos que se acarician,
el anhelo de estar fusionados sintiendo delicias.

Una tarde, no importa cómo;
lluvia o sol, lluvia o viento, frescura o ardor,
importa vivir cada instante con gran pasión,
anhelando, soñando, apasionando una gran ilusión.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester


13 de abril de 2012

YA TODO ME DA IGUAL

Una flor, puede ser bella o no,
según los ojos con que se vean,
un paseo puede ser reconfortante,
si se hace con paso firme y seguro.

Una estrella, puede ser hermosa.
si ilumina el corazón y lo llena de ternura,
una mirada puede ser agradable o hermosa,
o desconfiada, lejana y fría.

La risa de un niño puede ser agradable,
cuando el son del corazón es armonía,
pero puede llegar a ser un desatino,
cuando el corazón está vacío y triste.

Ahora, ya no busco cosas agradables,
ya no siento nada que llene mi corazón,
mas en mi caminar cansado y sin ritmo,
siento temor y deshecho de seguir un camino.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

11 de abril de 2012

ADIOS DIGO A LA VIDA

Al cabo de tomr pastillas,
al cabo de intentar desaparecer,
despierto, lo que no deseaba,
y existo sin nada querer.

Al cabo de mucho pensar,
al cabo de mucho sentir,
sí, veo las flores, la naturaleza,
y yo, sólo dejo dejar mi existir.

Al cabo de intentar pone fin,
al cabo de no entender el estar aquí,
al cabo de aguantar días y días,
tan sólo despierto para poner fin.

Al cabo de intentar hallar un puerta,
para de mi existencia poder salir,
me hallo con fuerzas inmensas,
para por fin adiós decir.

Adiós digo a la vida,
al despertar y sentir,
adiós a intentar salir de un pozo,
oscuro y sin claridad de existir.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester.

8 de abril de 2012

NO SÉ VIVIR

No sé vivir,
ni tan siquiera amar,
sé apreciar la luz de las estrellas,
que, en mi corazón, son oscuridad.

No sé vivir,
ni tan siquiera soñar,
sé desaprovechar cada momento,
que, en mi realidad, es soledad.

No sé vivir,
ni tan siquiera tener paz,
se dejar pasar los minutos enteros,
que, en mi cobardía, son inmensidad.

No sé vivir,
ni tan siquiera anhelar,
sé que nada soy y nada valgo,
que, aun deseando, todo se viene abajo.

No sé vivir,
ni tan siquiera sé quién soy,
sé que cada segundo que pasa,
sobro en este mundo que de cosas bellas se halla.

No, no sé vivir,
ni tan siquiera un instante disfrutar,
no sé que hago en esta vida tan llena,
si vacía estoy sin dirigirme a ningún lugar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

7 de abril de 2012

MÁS ALLÁ DE MIS DESEOS

Imaginaba que el amor era algo más que una simple mirada,
más que una atracción entre dos cuerpos que se desean,
más que un vértigo en el que se cae sin pensar,
más que algo que placer y un simple pasar.

Imaginaba que el amor era belleza, delicadeza,
una entrega entre dos seres que anhelan la cercanía,
una cercanía que es distancia en un lecho,
una frialdad cuando caliente se siente el cuerpo.

Imaginaba que el amor no sólo era la ansiedad física,
que no todo consiste en besos y ternura,
sino en un algo más que una simple cita,
en el roce de dos seres que van más allá de la caricia.

Imaginaba el amor como necesario en la vida,
ahora ya sé que no existe mas que palabrería,
que el verdadero amor, aunque sienta deseos,
ha de esperar más allá de mis propios y grandes anhelos.

Imaginaba y deseaba algo de lo que carecía,
mas aun probándolo me siento frágil e insegura,
mas aun teniendo ansiedad y sensible mi cuerpo,
prefiero esperar... sí, pues no es amor lo que recibo,
sino sólo la inquietud de la soledad y el desasosiego.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester