Seguidores

29 de abril de 2013

CUANDO LA VIDA EXISTTE


No hay tiempo que perder,
ni palabras que dejar,
ni deseos que anhelar,
ni sospechas que temer.

 No hay silencio que ocultar,
ni miradas que desechar,
ni frutos que no probar,
ni diálogos sin un mirar.

 No hay paciencia que asumir,
ni lágrimas que dejen su pasar,
ni dolor que se pueda doblegar,
ni argumento de un negar.

 No hay corazón sin un amar,
ni goce que sepa despreciar,
ni ilusión que no sea llegar,
ni llegada sin meta apreciar.

 No hay gracia sin despertar,
ni sol que no desee brillar,
ni aliento que desperdiciar,
ni fragancia ni tacto sin usar.

 No hay suspiro sin cambiar,
ni don si no se intenta esperar,
ni espera sin ayuda de algo lograr,
ni valor sin fuerza para volar.

 Hay vida si se desea desatar,
si por crecer se desliga un cantar,
si por temor se olvida un mejor soñar,
si ... si en la verdad espera la claridad.

 Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

6 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Y si habrá meta al final ¿Pero de que valdrá si no has vivido el recorrido!
Bien dices en tus reales y bellos versos" no hay aliento que desperdiciar"
Besos.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Siempre hay vida que desatar y camino por andar...Nunca nos debemos rendir ni mirar continuamente para atrás.
Preciosos Versos.
Abrazos y besos.

Carmen Real dijo...

Si Rosa nos tenemos que dedicar a soñar un poco para sentirnos mejor
un beso enorme
Carmen

Claro de Luna dijo...

Si la vida "existe"...se busca siempre ser feliz sin desconocer los imponderables..verso a verso se describen en bellas palabras un camino de sentimientos que nos llevan a una hermosa poesía final.
Felicitaciones.
Un fuerte abrazo para tí Rosita.

Cristina dijo...

Gracias Rosa por pasar y dejar tu bello comentario, leerte siempre es un placer y una manera de reflexionar sobre tus letras.
Abrazos miles, bonita noche!

Dulce dijo...

La vida existe a cada momento, a cada instante se vive.

Besos dulces.