Seguidores

2 de junio de 2013

CARTA INDEFINIDA


Esto es una carta indefinida. Frente a los árboles que me hallo van dirigidas mis palabras, hacia las flores, hacia el sol que comienza a salir, hacia los primeros paseantes que, bien temprano, comienzas a adorar el día.

Ya bien temprano y hace calor. No deseo quejarme pues el frío me incomoda igual o más. Ni me quejo ni me lamento. ¿Para qué?. El día va a seguir igual lo haga o no así es que mejor tomarlo por la parte positiva.

Ayer un grupo de manifestantes se revelaban contra las medidas tomadas por el gobierno. Eso hizo que cortaran las calles, autobuses y coches descontrolados. La gente quejándose por dicha alteración.

¿Y qué?. El día amanece de la misma manera, el tiempo pasa y cada respiración es una gota de esperanza.

Aquí, junto a un pequeño jardín me hallo en la paz que despierta la frescura de su verdor y el colorido de las flores que una persona encargada de ello lo hace con empeño, un conserje, sí, una persona que sin saberlo da felicidad con ese cuidado y esmero.

No, esta carta no es para nadie. Ni tan siquiera para mí misma. Quizás para un cielo azul y despejado, iluminado por los rayos de un sol que parece va a decir mucho.

Quizás estas letras sean para alguien que nada espera y que, tras leerlas comienza a tener una nueva visión del día, una nueva energía, una claridad que antes no tenía.

Ahora, los pájaros comienzan su trinar, los pocos coches que circulan hoy lo hacen sin ninguna prisa, despacio, tal vez sin destino o a saber a qué lado.

Comienzan a aparecer los trasnochadores que tras la madrugada han abordado su rutinaria juerga tal vez bebiendo sin ningún otro fin.

Y tal vez, este corazón mío que late hoy reclama su paz, una paz no hallada pero que quizás uniéndose a esos pajarillos que cantan, a esta frescura de la mañana, a este sol frente a mi ventana, se contagie de la ilusión que tal vez pueda lograr algo que nadie alcanza, el empeño por lograr un pensamiento sin negatividades y con creatividad y templanza.

No hay necesidad de lujos ni grandes cosas para lograr una alegría, el júbilo de la vida que se halla quizás en el pétalo de una flor, en el pasar de un viandante, en el ciclista que pasa ya para su trayecto realizar.

Así es que mi carta de hoy no tiene destinatario, pues es silencio y al tiempo compañía y calor.

Quizás, la mayor alegría y fortaleza la halle en la sonrisa de una mirada, probablemente,  y en un corazón palpitando con ilusión.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

10 comentarios:

Solina dijo...

Mi querida amiga Rosa... esta carta
sin destino que has escrito es un
remanzo de paz y luz... es un
instante en silencio para
reflexcionar y analizar el baul
de nuestras almas, buscando retazos
de recuerdos, rayos de sol que se
han quedado escondidos en un
instante de nuestras vidas...
encontrar el despertar de universo
en esa naturaleza que Dios no ha
regalado y encontrar esa calma para
nuestras almas, me siento a tu lado
y en silencio disfruto de esa
madrugada llena de vida.

Un gran abrazo para ti y un ramito
de ilusiones verdaderas.

Beatriz Salas dijo...

Querida Rosa,
sabes cuánto me gustan las cartas y esta es tan deliciosa... Me has hecho cerrar los ojos!
Te dejo un fuerte abrazo

elisa lichazul dijo...

los manifestantes cuando se rebelan , la autoridad toma represalias concretas, acá siempre terminan con desmanes toda protesta
pero eso nos revela el sentido de la polarización social en que una sociedad está

abrazos

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias mi querida y admirada poetisa por obsequiarnos la suprema belleza de tu carta. Miles de besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz tarde de domingo.

Maruja dijo...

Gracias por compartir tu carta. He podido sentir el calor de ese día.
Un beso

Ceciely dijo...

Una carta positiva lanzada al espacio para que llueva sol, y crezca la esperanza. Todo es del color que le den tus ojos al paisaje.
Abrazos amiga y que tengas una linda semana.

NOTA: Te invito a contemplar la luna en:
http://vanitasvanitatum-ceciely.blogspot.com

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDO ROSA
GRACIAS POR VENIR A VISITARME SIEMPRE, POR TUS PALABRAS, POR TU COMPAÑÍA QUE, AUN A LA DISTANCIA, SE TRANSFORMA EN CERCANA PORQUE LOS SENTIMIENTOS SE PERCIBEN...
UN BESO GRANDE.

PRECIOSO TEXTO, MUY INTIMISTA.

Luján Fraix dijo...

QUERIDA ROSA... QUISE DECIR, ESCRIBO TAN RÁPIDO.
CARIÑOS

Idolidia Glez dijo...

Rosa que precioso Lo que has escrito..!! Tan positivamente cierto.! Tantas cosas que nos dan paz...y tantas veces desapercividas..Me fascinó..

Rosa quiero que sepas que yo tengo un premio para ti en mi blog ,para entonces por alguna razon no encontraba tu link no se que pasó...pero ahora que pude entrar, si puedes por favor ve y recógelo..Te lo mereces tambien por mi aprecio hacia ti, tambien a travez de lo que escribes :)

Es el premio a la Fidelidad Un beso.

Dulce dijo...

Creo que los últimos tres párrafos dan en el clavo, de eso se trata la vida.

Besos dulces y linda semana para ti.