Seguidores

24 de agosto de 2013

ERRORES





¿Alguien no ha cometido algún error en la vida? ¿Qué pasa con los errores que se realizan sin voluntad? ¿Acaso se yerra con voluntad?

En la vida hay elecciones, se elige ante una situación con una determinada consecuencia. Sí, se cometen errores; tal vez por ignorancia, tal vez por creer que se hace lo mejor, ..., a saber por qué.

Las circunstancias de la vida son inmensas y la persona es muy compleja y nada sabia. Es falso que alguien piense que sabe elegir, que sabe acertar sin ningún error.

También se dice que de los errores se aprende; tal vez sí, tal vez no. Eso ... depende.

Es un círculo vicioso; es posible aprender de un error, a lo mejor, pero también es cierto que se cometen otros tantos. Se intenta no errar, hacer el bien, acertar, no hacer daño; el problema es cuando se yerra, cuando se hace una cosa mal y no hay vuelta atrás. Surge el remordimiento, la duda, la pena, la imposibilidad de no poder volver atrás.

¡Qué pena que las determinaciones que tomamos no den vuelta a atrás! Lo hecho, hecho está.

Y aunque exista perdón, si existe, siempre queda la duda de no volver a caer en la misma trampa, pues la persona es posible que caiga dos veces con la misma piedra.

Y si el perdón no existe, aun hay más remordimiento, más pesar; se cierran puertas para la mejoría, pues ya no se intenta volver a cometer el mismo fallo u otro.

Las personas no somos perfectas; nadie es perfecto. ¿Cómo dejar de errar?

¿Cómo y de qué manera se puede subsanar el daño causado ante un fallo? Estoy hablando y me refiero a daños que tienen consecuencias en las personas, que afectan a una amistad, a un trabajo, a las relaciones sociales en general.

Se aprende sí. Se aprende a callar. Se aprende a agachar las orejas y renunciar a tener la razón. La razón, ¿cómo actúa? ¿por qué deja al ser humano tan desprotegido de la bondad?

Me dan pánico los errores, sobre todo aquellos que no tienen vuelta atrás, los que no tienen perdón, los que dejan un hueco en el corazón por no haber sabido actuar.

¿Se aprende realmente a no volver a cometer la misma actuación? ¿Las personas aprendemos de nuestras realizaciones, de nuestra voluntad?

A lo largo de la vida, es posible que se cometan más errores que aciertos, se vive, tal vez sin analizar, pero es cierto que nadie es perfecto.

Y si analizamos detenidamente nuestras actuaciones ante las circunstancias que se nos presentan quizás caigamos en la cuenta que muchas de ellas son errores. Y que desgraciadamente no hay vuelta atrás. Lo hecho, hecho está.

Se dice que hay que pensar detenidamente las cosas antes de hablar, antes de actuar; pero el impulso, a veces se adelanta. ¿Miedo? ¿Falta de voluntad?
¿Falta de lógica, de razonamiento?

Errores. Hoy detenidamente me paro ante ellos. Sí, tal vez no se detenga lo suficiente para pensar en ellos. Quizás se piensa actuar o decidir lo mejor cuando no es así, cuando falta sensatez o tiempo para reaccionar.

¿Cómo detener los errores? ¿Se pueden dejar de cometer? ¿Acaso el ser humano comete errores queriendo? ¿Qué gana con ello?

La vida me está enseñando a detenerme, a pensar, a callar, a no actuar. Quizás, sea mejor nada hacer, nada decir, que hacer o decir cosas que hieren, que hacen daño y de las cuales ya no hay vuelta atrás.

El arrepentimiento sé que de nada sirve, nada arregla. Los hechos son los hechos y el tiempo pasa.

Sólo le pido a Dios ya que las personas no pueden, que me perdone cuantos errores graves y no graves cometo. Mi intención no es realizarlos.

Ahora, sólo pienso, analizo y callo. Ahora no quiero volver a caer en los mismos errores que ya he tenido. ¿Aprenderé? El tiempo y la vida me dicen que no; sin embargo, yo sigo existiendo, y como tal seguiré tomando decisiones quizás no acertadas. Y no me preocupa tanto el que me hagan daño a mí, sino que el repercutan en los demás.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

6 comentarios:

Claro de Luna dijo...

Tienes mucha razón en tu reflexión Rosa María...los errores siempre van a existir ...estamos expuestos a equivocarnos siempre , a veces por hablar herimos o si no hablamos o actuamos , erramos por omisión ....es por eso que debemos reconocernos falibles y actuar con más humildad ...todos necesitamos de todos y de cada uno para poder vivir en un mundo mejor y más comprensivo y solidario y sabernos perdonar y las heridas cerrarán siempre mejor si actuamos con desprendimiento y amor ...
Un muy fuerte abrazo
Cristina

andré de ártabro dijo...

Los errores son actitudes propias de humanos, unas vece aprendes de los errores otras ni sabes que has errado, pese a todo y aunque son tantos , tantos los errores no serán nunca tan numerosos como los aciertos. Se trata de aceptar los errores ; un error tiene consecuencias , pero no tiene culpables, nadie yerra queriendo, con malicia.No tendría sentido que un ángel errase ni que un humano no lo hiciese..
A veces caminando y sin querer pisamos hormigas...
Besos
Hasta el próximo error besos.

Marina-Emer dijo...

los errores los cometemos cada dia ,pasa que nos damos cuenta tarde ....
gracias bonita por tu visita es especial para mi y es un honor recibirte
te deseo feliz fin de semana con todo mi afecto
besossssssssssss
Marina

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Como dijo el Poeta Alemán, Goethe
El único Ser Humano que no se equivoca es el que nunca hace nada".
Muy buen Post.
Abrazos y besos.

Julie Sopetrán dijo...

Equivocarse es incluso, necesario, para ver y reconocer nuestros errores y aceptar los de los demás. Es una hermosa reflexión la que haces, amiga. Me ha encantado.

Patrycja dijo...

Hello Dear ! :)
Great and interesting.
Yours. Have a nice day.

Patricia & Daniel