Seguidores

26 de septiembre de 2013

INMENSIDAD




¡Cuánto existe para perder!
¡Cuán bellas cosas hay que ganar!
Seguir la vida es muy difícil,
cuando la madurez se llega alcanzar.
Hay quienes su niñez anda escasa;
quienes dura y nula su felicidad;
hay quienes su juventud pierden,
en alcanzar el amor y la amistad.
Hay quienes el dinero embelesa,
a otros una bella flor o una sonrisa,
les permite un susurro o son de paz;
hay quienes por amor luchan sin maldad.
Solo existe la bondad de corazón,
el perdón que nace únicamente del amor;
la sinceridad que el tiempo demuestra;
el dolor que se siente cuando cesa la ilusión.
No hay que perder la esperanza de avanzar;
el proceso de cura cuando se debe cambiar;
la voluntad plena cuando se desea luchar;
el esfuerzo por lograr una meta singular.
Hay que detenerse a pensar y reflexionar;
a sanar la mente cuando se intenta disimular;
a dejar huella para otro paso dar;
a tener vivencias y poder experimentar.
Sólo las palabras no ayudan a realizar,
mas las acciones dan singularidad;
no es sino el ensayo y error algo particular;
y cada detalle es para cada cual algo especial.
Cuanto más franqueza, más transparencia;
cuanta menos indiferencia, mayor sapiencia;
pues mejor saber de los demás,
que pasar la vida quedándose igual.
¡Cual bella la vida si se sabe valorar!
¡Cuán hermosos silencios sabiendo escuchar!

 Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

 

7 comentarios:

Marina-Emer dijo...

hola amiga: que razón tienes en todos tus versos es asi la vida y no es ley es tal como nos laa vamos formando ...gracias por tu visita es un placer para mi recibirte eres muy bien acogida
besossssssssssssss
Marina

Lapislazuli dijo...

No hay que perder la esperanza, pero que dificil se hace
Muy bueno
Abrazo

Anna Soler dijo...

Cuan razón llevan tus palabras.
Un beso amiga

María dijo...

Sí, es importante sanar la mente, reflexionando desde el interior.

Precioso poema que nos hace reflexionar y encontrar la calma y la paz.

Un beso.

Mistral dijo...

Hola Rosa. Cuánta sabiduría encierran tus palabras, ellas delatan el gran corazón que posees.

Gracias por tu visita Rosa.

Saludos

Julie Sopetrán dijo...

Me ha gustado mucho, pero el último verso es esencial, saber escuchar es la clave. Feliz fin de semana. Un abrazo.

antonioe dijo...

hermosa poesía llena de emotividad... pues desde luego la vida es... y debería ser amor y felicidad. besos.