Seguidores

6 de octubre de 2013

SI EXISTIERA LA SINCERIDAD


 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ya nada tengo que perder, nada;
la vida ante mi pasó sin nada dejar;
mas un corazón roto por no amar;
mas un alma herida y muy helada,
que ni el tiempo puede curar.
Ya nada tengo que esperar, nada;
la confianza en mí no existe ya;
mas la sensación de haberlo hecho,
el desprecio a la transparencia,
el error de haber abierto puertas,
ha hecho en mí mella y no desear.
Ya nada tengo que ganar, nada;
bueno, la muerte, que llegará;
y un día, sigilosa su mano me dará;
mas no deseo flores ni lloros,
cuando, en vida, vacío hay;
mas no deseo ya vivir muriendo,
cuando la vida pasa y se va.
Ya nada tengo que reír ni sollozar;
el corazón roto a pedazos está;
mas no deseo ya confiar ni pensar,
pues el mayor error es esperar.
La confianza, mi mayor error;
el deseo, mi mayor desespero;
la transparencia, mi gran sufrimiento,
y el amor, ... el amor es lo que llevo.
Ya absolutamente me puede levantar,
ni una palabra de ánimo que se va,
ni una flor, ni un beso ni abrazo;
ni un suspiro de éxtasis al otro lado;
ya nada que dejar ni soñar anhelando.
Ya absolutamente nada me creo,
ninguna fe tenía eso es cierto;
pero caí, creí, confié y me arrepiento;
pues la mentira es la única garantía,
recibida tras muchos años de intento.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

3 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Poema triste y desesperanzado...
más la vida es hermosa a pesar de todo.
Un beso
MAVI

Verónica O.M. dijo...

¡Buen trabajo! algunas veces las cosas no están tan mal como creemos, tendemos a dejarnos arrastrar por el pesimismo.
Besos

elisa lichazul dijo...

juzgar desde un punto de vista resulta doloroso

lo sincero, lo verdadero

quien sabe nada

cada quien tiene su propio peso y su propia verdad, y es tan válida como la del otro


buena semana