Seguidores

28 de enero de 2013

COMETIENDO ERRORES


Voz: Beatriz Salas
Producción: http://beatrizsalas10.blogspot.com/


COMETIENDO ERRORES

No soy perfecta,
cometo errores,
y no sé salir de ellos,
no sé caminar la vida,
que deprisa me abriga.

No soy yo misma,
decidir me cuesta,
y no sé escoger la brisa,
ni calmar alma herida.

No soy eterna,
mas mis días contados,
mas las noches inmensas,
y el corazón latiendo,
sin saber qué desea.

No soy perfecta, no,
camino sin rumbo,
sin saber qué es de mí,
sin dar pasos ligeros,
pues el miedo está aquí.

Autora: Rosa Mª Villalta Balllester

6 de enero de 2013

VERDAD SIN PALABRAS



VERDAD SIN PALABRAS

¿Qué es lo que embargan tus sueños?
¿Qué sentir el tuyo en esta noche mágica?
¿Qué decir de esos sentires que tanto abrazas?
¿Qué es lo que tienes que tu mente reclama?
¡Ojalá Dios te dé aquello que deseas y amas,
sobre todo la salud, la paz y la compañía sanas!
¡Ojalá que vivas el presente que ahora te llama!
¡Que dejes el ayer que ya pasó y vivas en calma!.
¡Que no te avances al mañana que está por llegar,
que todo puede pasar en una vida de esperanza!.
¡No dejes perder tu tiempo en cosas vanas,
mide este momento y llénalo de luz y de templanza!
¡Vive, experimenta, huye de cuanto no tenga llama!
¡Enciende esa luz que tanto y tanto alumbra y aclara!.
¡Que tus huellas sean profundas y reflejen tu mirada!

¿Qué es lo que tus ojos reflejan al mirarme a la cara?

¿Qué expresan las palabras cuando sinceridad claman?

¿Qué presente se vive cuando la bondad no para?
¿Qué momentos tan bellos al compartir estas palabras?
¿Acaso la vida son sólo momentos que tan sólo pasan,
o son experiencias que se viven sin ser esperadas?.
¿Acaso la distancia es lo que surge en medio de la nada,
o es la cercanía cuando los sentimientos unen y callan?
¿Acaso el sol nace sólo cuando nace la mañana,
o es el despertar alegre y profundo que alumbra el alma?
¿Acaso es noche cuando al despertar nada se halla,
o es la desilusión que se arrastra sin esperar ya nada?
¿Acaso es culpa de alguien que no se tenga esperanza,
o es la confusión y la duda las que entregan su llama?
¡Certeza es la vida que te abre los ojos cada mañana,
que depende de cada uno el instante que no se apaga!
¡Lucha y siente que la belleza roza el corazón y el alma,
tan sólo al abrir los ojos y sentir tu palpitar que no calla!.
¡Levántate si la salud es quien de nuevo a ti te llama!
¡Y aprovecha cada minuto que este instante te regala,
pues sólo así dejarás de lado la derrota y desesperanza!
¡Lucha, aunque cueste, pues siempre ganarás batalla,
pues nacer cada nuevo día es vencer cuanto se alcanza!.
Mas no hay mejor victoria que apreciar vivir con confianza,
pues el nuevo día es cierto y eso ... ¡es verdad sin palabras!

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

5 de enero de 2013

ADEMÁS DE ...



Voz: Beatriz Salas



ADEMÁS DE ...

Además de tu hermosa mirada,
tu corazón lo es todavía más,
tu talento, tus silencios, tus palabras,
denotan que vivir es un gran caminar,
que la vida es un gran abismo,
y que el abismo es sentir y cambiar.

Además de tu gran batalla,
tu reto es la libertad y la igualdad,
tus valores son grandes sellos,
que no se pueden dejar sin pasar,
tu sufrimiento es tan delicado,
que mis lágrimas no dejan de brotar.

Además de tu inmensa ternura,
tu sencillez inmensa me hace acercar,
pues tus sueños son mis sueños,
y tal vez, algún día poder lograr,
pues unidos en la misma lucha,
la victoria puede hacerse real.

Además de tu honda delicadeza,
tu debilidad me hace a ti poder llegar,
porque soy sensible y no soy piedra,
porque mi reto es una sonrisa sacar,
porque tal vez sea ahora el momento,
de que esa dicha pueda ser real.

Además de tu sincero abrazo,
tu sonrisa me llena de gozo y calma,
tu sinceridad tan oportuna y cálida,
se contagia alrededor de quien te halla,
tus manos y las mías unidas,
forman una unión que nadie debilita.

Además de tu debilidad tan marcada,
tu fortaleza sale de las entrañas,
y tu vitalidad hace que nazca la esperanza,
pues sólo tú sabes enseñar con añoranza,
mas lo aprendido, se queda en el alma,
y el corazón palpita sin cesar con gran calma.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester