Seguidores

29 de enero de 2014

LA PAZ



Ojalá me conociesen en todos los países,
cada persona, en cada instante existiese;
rechazo de lleno las armas y la maldad;
me gustaría recorrer toda la humanidad.
Sí, soy la paz tan malogradamente hallada;
que desea nada más que eliminar batallas;
que oscurece cuando existen distancias;
que brilla cuando las manos son enlazadas.
No obligo a nadie a que en mí se refugie,
aunque ni límites ni obstáculos surgen;
mas quien en mí desee forjar su corazón,
serenidad y calma serán siempre un son.
Quizás las palabras no sean explicación,
mas los hechos de mi presencia un honor;
y si se actuará buscando mi existencia,
muchas victorias tal vez fueran ciertas.
Sin explicación estoy en cualquier parte,
pues ni soy racista ni idioma que me mate,
mas allá donde voy no siempre me reciben;
pero quien me descubre, halla mucho bien.
Mi verdad es que nada busco y todo doy;
y en cada momento doy lugar a una ocasión;
pues si me ves es porque en el corazón,
hay algo más que bondad y gran sensación.
Sin pretenderlo, causo una gran serenidad,
ya que nada existe que no sea sinceridad,
y cuando me tienes soy toda una libertad,
pues en mí no hallarás rechazo ni propiedad.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

27 de enero de 2014

HECHOS DE LA VIDA



A lo mejor, cada cosa tiene su sentido;
el mal tiempo, alguna razón ha de tener;
el sol, cuando brilla, su forma de ser;
las palabras, su mensaje y su entendido.
Cuando el  bien viaja, existe el placer;
pero en la maldad, un gran desequilibrio;
cada oportunidad, un enorme quehacer;
el riesgo, tiene su beneficio o perjuicio.
En cualquier parte, no hay nada seguro;
ni el latir del corazón ni sosiego alguno;
ni el amor ni paz ni tiempo esperado;
quizás, sólo esperanza,  de algo soñado.
Con la inseguridad, nada hay acertado;
el mayor desatino, ese miedo forjado;
tras algo incierto, algo queda dañado;
mas con el daño, un mensaje renovado.
Para desear una meta, luz ha de haber;
pues sólo el deseo claridad ya tener;
mas el esfuerzo, su camino emprender;
llegar o no, es algo que no tiene saber.
Por el engaño, se deja quizás de creer;
algo preciso para en la vida entender;
en su ausencia, es posible aprender,
que la fantasía es mejor desprender.
Si hay cariño, no hay nada que ocultar;
mas cuando se da, nada que esperar;
tras él, grandes huellas para dejar;
sin su presencia, es seguro el dañar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester


18 de enero de 2014

LO QUE TANTO QUISIERA



Encontrar quisiera el sentido
a una vida carente de brillo,
a un despertar inoportuno,
a un dejar pasar inadvertido.
Abandonar quisiera el miedo,
que paraliza todo esfuerzo,
que deja de lado todo intento,
que atormenta el pensamiento.
Adquirir quisiera la confianza,
para poder pensar en positivo,
para almacenar la esperanza,
de que algo puede ser verídico.
Perder quisiera la ignorancia,
de la falsedad y la injusticia,
de lo que simula un bienestar,
de la fantasía de poder llegar.
Conocer quisiera la amistad,
la que llega y no se aparta ya,
la que se halla y no se busca,
la que jamás permite dudas.
Aprender quisiera alguna vez,
por los errores que ya realicé,
por las carencias que ya hallé,
por todo aquello que abandoné.
Conseguir quisiera la alegría,
con el fin de llegar a la armonía,
con la claridad de poseer energía,
con el presente del día a día.
Permitir quisiera al corazón,
abriese las puertas sin temor,
mas cerrado está sin amor,
triste y apagado con desilusión.

 Rosa Mª Villalta Ballester

 

8 de enero de 2014

LUGARES DESCONOCIDOS



No está en mis manos tu amistad,
sí la sinceridad y la autenticidad,
sí el respeto y el cariño aumentar,
sí la confianza que puedas hallar.
No es la falsedad un poder ganar,
es la fantasía donde no hay verdad,
el comprender está en escuchar,
la miseria no es sino gran maldad.
No está en los demás el mejorar,
sí en uno mismo que desea cambiar,
sí en actuar diferente y reaccionar,
sí en dejar de lado toda crueldad.
No es el silencio dejar de amar,
es la reflexión para poder sanar,
es el tiempo quien heridas curar,
es la duda quien permite pensar.
No está en el pasado el continuar,
sí en el instante que vislumbrar,
sí en el esfuerzo y en la voluntad,
sí en todo lo que hay sensibilidad.
No es la victoria una necesidad,
sino el paso a paso para alcanzar,
sino el afrontar toda dificultad,
sino la manera de cómo esperar.
No está en la abundancia superar,
sí en las pequeñas obras alegrar,
sí en hechos y no palabras ganar,
sí en sinceridad y belleza sumar.
No es el corazón ignorado lugar,
vacío o lleno a él se ha de cuidar,
con sus latidos se puede respirar,
mas con ternura y cariño albergar.
Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

6 de enero de 2014

CANTO A LA VIDA



 
 
 
 
 
 
 
 
Hay que disfrutar de cada instante,
dejar de lado la pasado y lo que vendrá,
querer de verdad y tener humildad,
establecer unión y no romper cadenas,
salvar todo aquello que esperanza da.
Sensibilizarse por cuanto al lado hay,
no buscar refugio en distancia ni lugar,
pues junto a nuestro lado poder ayudar,
dando cariño, esperanza y humanidad,
dejando a un lado egoísmo sin piedad.
Establecer lazos que alegrías nacerán,
perdonar y dejar rencores es bondad,
salir de la negación es un acto singular,
vencer el error es lección para sanar,
entrar en batalla a nada puede llevar.
Ponerse máscaras no tapa la realidad,
engañar solo es falta de sensibilidad,
fingir es obstaculizar hallar la verdad,
ocultar realidades no es sino oscuridad,
poner tiempo y distancia es finalidad.
Aprender se hace día a día al crecer,
tener sueños es necesario para creer,
confiar con cautela algo que disponer,
encender alegrías un verdadero placer,
valorar cuanto se tiene gran entender.
Seguir despertando es el mejor regalo,
querer y desear lo mejor es de agrado,
cuidar al corazón de amor necesitado,
dudar es algo muy normal y arraigado,
lograr y dar cariño y paz algo deseado.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

 

5 de enero de 2014

CARTA A LOS REYES MAGOS



Queridos Reyes Magos, ya sé que no soy ninguna niña y que apenas tengo esperanza ni fe. Quizás sea inútil escribir esta carta pero al menos yo lo intento.

Este pasado año que acabamos de dejar ha sido muy duro y difícil; he vivido situaciones nuevas, conocido personas y dejado otras.

Intento día a día salvar mis errores o aprender de ellos pero parece que estoy destinada a no hacerlo.

Lo más importante para mí es estar junto a las personas que me quieren y desean mi bienestar; ya sé que no lo he valorado nunca y que he sido muy inconsciente al respecto; pero el tiempo cambia a las personas y es cierto.

¡Deseo tanto hallar la confianza en mí misma y conseguir paz interior!

Hasta hace nada ansiaba tener amistades, amor, confianza en alguien. Ahora ya no querido Reyes. Quizás sean importante las amistades, no lo dudo; sin embargo, ahora el silencio y la soledad me hacen sentirme más en paz conmigo misma.

Sí, necesitaba de amistades, personas con las que confiar, alguien que llenara mi corazón de amor y sinceridad; pero eso no se puede buscar, no. Es algo que puede surgir si surge. Nadie está obligado a querer ni a tener amistad. Los sentimientos son algo muy personal que absolutamente nadie puede manipular.

Este año tan solo deseo paz y armonía; da igual que sea a solas conmigo misma, que no tenga a nadie. Da igual que nadie se haya fijado jamás en mí ni me haya enamorado y se haya enamorado nadie de mí. El amor, la pareja, es algo ambicioso, algo que puede ser bueno o malo.

Puede que el silencio sea mi mejor aliado tras sufrir intensamente el haber confiado. No deseo ya confiar, en eso deseo que me ayudéis; deseo con todas mis fuerzas callar,  olvidar las circunstancias que me hicieron errar y permanecer alerta ante palabras y acciones que me puedan dañar.

Queridos Reyes, nada hay más importante en la vida que la seguridad y la fortaleza; ya sabéis que de ello estoy a cero, que el miedo me invade, que la inseguridad es mi peor enemiga y que caigo constantemente en el engaño.

Mi deseo para este año es tener estabilidad, conocerme para poder conocer a los demás; que mi corazón que ahora está vacío, se llene de sentimientos buenos y placenteros; y que jamás pierda el norte del cariño y sensibilidad hacia los demás.

 

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

4 de enero de 2014

VIVIR Y EXISTIR




No es lo mismo existir que vivir.
Existir es dejar pasar el tiempo,
hacer del momento un tormento,
sacar tristeza y gran desconsuelo,
dejar con pena al corazón latir.
Vivir es despertar sin nada llorar,
apreciar cada instante que hay,
sentir cada sensación sin dejar,
no esperar nada sino aprovechar,
enriquecer el alma con voluntad.
Existir es despreciar el cariño,
regocijarse tal vez en equívoco,
despreciar lo dado y no pedido,
seguir únicamente lo adquirido,
marchar sin mirar lo acontecido.
Vivir es dejar atrás lo maldito,
enamorarse del presente nacido,
pretender algo como objetivo,
luchar para jamás caer abatido,
aprender de error cometido.
Existir es renunciar a cambiar,
abocarse al fracaso sin valorar,
poner distancias en poder ganar,
renunciar al éxito y a lugar llegar,
caminar a solas sin huella dejar.
Vivir es intrínseco a regresar,
forjar metas que poder alcanzar,
salvar obstáculos para continuar,
estimar cada instante a alcanzar,
intentar cada actuación mejorar.
Existir es solamente empeorar,
ayudar al alma a sin nada quedar,
resistir únicamente por respirar,
ahondar pasos sin a lugar fijar,
eliminar esperanzas sin dudar.
Vivir es llegar al corazón llenar,
hallar la riqueza en querer y dar,
iniciar nuevo camino al fracasar,
huir del engaño y bondad mostrar,
agrandar el amor y la paz a dar.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

3 de enero de 2014

PRETENSIONES


Tratar de encontrar comprensión,
de sentir que alguien te quiere,
de no hallar soledad ni rechazo,
un oído que acompañe a tu voz,
y un estar en vida con gran agrado.
Agradecer es cosa del ser humano,
de un corazón que siente lo hallado,
un sentimiento quizás poco usado,
algo que puede ser muy silenciado,
la caricia de la claridad no en vano.
Confiar se ha de hacer con cuidado,
error el que nada deja encerrado,
necesidad del que no es escuchado,
maldad quien luego deja de lado,
y silencio para quien ha confiado.
Acariciar sueños es algo necesario,
intentar hacerlos real un gran paso,
alcanzar metas y proyectos un reto,
llegar a realizar alguno un premio,
y no decaer en el intento un secreto.
Vivir es difícil y requiere esfuerzo,
convivir tiene sus más y sus menos,
recibir y dar, armonía tiene juego,
ser feliz no es más que un espejo,
en el que cada uno se ve por dentro.
Conocer es algo que no deja de ser,
extender cariño nada malo tener,
pretender riqueza no ha de haber,
pues en la calidez de la gente ver,
que cuanto más se gana es querer.

 Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

 

1 de enero de 2014

COSAS DE LA VIDA



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Además de errar, es posible subsanar;
y tratar de ser mejor es el caminar.
Nada es fácil en esta nuestra vida,
lo importante es poner ganas y luchar.
El triunfo quizás no llegue enseguida,
mas la meta es a la que hay que llegar.
La soledad puede ser gran enemiga,
o compañera para un buen reflexionar.
El aislamiento es un verdadero enemigo,
que deja sin esperanza ni fuerza llevar,
mas es mejor estar solo en el camino,
que tener como compañera a la maldad.
Es un tesoro el regalo de la amistad,
mas perderla es algo grave que paliar;
mas es signo de humanos el perdonar,
y continuar la vida con gran serenidad.
Importante es estar uno mismo en paz,
ganar confianza y aumentar dignidad;
pues el temor no deja luz que visualizar,
y la osadía puede ocasiones equivocar.
La alegría es un sentimiento lograr;
la pena es mejor dejarla es libertad;
y en el intento de la ilusión mostrar,
la esperanza ve su entrada morar.
El deseo es el mejor reto a valorar,
pues sin deseo no existe dónde arribar;
mas si existe en el presente un soñar,
quizás sea más fácil el ahora llevar.
La riqueza no consiste en la fortuna,
sino en vivir cada instante de la vida,
hallar la belleza y el valor del día a día,
y llenar al corazón de paz y armonía.

Autora: Rosa Mª Villalta Ballester