Seguidores

6 de enero de 2015

DIA A DIA













Se nos abren puertas y se nos cierran otras,
se dejan etapas para vivenciar otras nuevas,
se apagan ilusiones con anhelo de esperanzas,
se sienten deseos lejanos a ser oportunidades,
se confía en alguien sin conocer sus verdades,
se siente el cariño no importa a qué edades.
Se observan fronteras que cierran realidades,
caminos que, ombríos o claros, son naturales,
se advierten circunstancias con falsedades,
abriendo interrogantes por acciones fatales,
experimentando la voluntad de la confianza,
salvando obstáculos que quitan la ignorancia,
que dan a conocer la clave de una vida sana.

Se nos dicen palabras vacías e inmediatas,
valores lejanos en una humanidad cercana,
se huye de problemas que acechan al alma,
mas solo se desea alegría y dicha solitaria,
sin importar crecer como persona completa,
pues sólo el corazón sabe con qué se llena,
sin riquezas, tan solo el calor humano deja,
sin intereses, con voluntad a mejorar meta.
Se siente la mentira, la crueldad, la soledad,
se siente impotencia ante gran inseguridad,
se mira al cielo, se demanda más humanidad,
y se desea, ante todo, vida con serenidad.


Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

5 comentarios:

Dulce dijo...

Renovarse día a día, no siempre es sencillo, pero es la tarea a cumplir.

Besos dulces.

Rosana Martí dijo...

Siempre todo lo que se deja atrás es para mejorar.

Precioso escrito amiga mía, un bello pero sobre todo colorido cuadro, te felicito por la composición realizada.

Un abrazo lleno de mi amistad.

Mavi en blanco dijo...

Pura reflexión del comportamiento humano.
un beso Rosa Mª.
Mavi

Amparo Donaire Erena dijo...

Aprender del pasado y no caer dos veces en la misma piedra. Revolcarse en los buenos momentos que tenemos y exprimirlos al máximo, algo que tenemos que seguir aprendiendo día a día. Un placer volver por tu espacio, a ver si nos vemos más a menudo. Besos

Rodar y volar Carmen Silza dijo...

No tenemos mejor labor que cumplir, que la de renovarnos día a día.
Estupendo poema para reflexionar.
Gracias Rosa por tus lectura y comentario.
Un abrazo.