Seguidores

7 de marzo de 2015

DECEPCION




Difícil es hallar la verdad enmascarada,
conocerte tras verdad que es solo falso,
creer cuando la confianza no es hallada,
ilusionarte cuando el sentir es desencanto.

Difícil es mostrar la cara del alma amarga,
tras vivir que la ayuda es sólo una daga,
que el amor es imposible hallar su calma,
que se hiere a conciencia de hacer llaga.

Difícil es pensar que abunda esperanza,
que tan fácil es hundirte por ser pisada,
levantar cabeza cuando la falsedad brama,
sentir ganas de vivir cuando no hay mirada.

Difícil es cambiar cuando golpes se halla,
cuando al ver la luz, la oscuridad la tapa,
cuando hay voluntad pero no hay morada,
cuando se deja al libre albedrío la falta.

Imposible … imposible volver a confiar,
a dejarte llevar para ser tirada sin más,
a continuar camino con tanta debilidad,
a que por tras errores y muchos errores,
la única lección sea por fin con nadie hablar.



Autora: Rosa Mª Villalta Ballester

6 comentarios:

María dijo...

Te comprendo porque así me he sentido alguna vez y es que cuando sientes que alguien te ha decepcionado sientes tu corazón rasgado imposible de reconstruir de nuevo es una sensación tan difícil de describir pero tu lo has descrito a la perfección ese estado y es que cuesta mucho volver a confiar de nuevo en alguien.

Te mando un abrazo muy muy fuerte y mil besos y mil disculpas por haberme retrasado tanto en venir a comentarte mas que nada por problemas técnicos.

Dulce dijo...

Uno no puede aislarse del mundo cuando forma parte de él y en algún momento el mundo te reclama o tú lo necesitas. Las decepciones son parte del caminar en la vida, pero no sólo hay que pensar que todo es malo por decepcionarse, que hay muchas cosas buenas alrededor si uno quiere verlas.

Besos dulces y dulce fin de semana.

Julie Sopetrán dijo...

Estoy muy de acuerdo con Dulce. Y te digo lo mismo, las decepciones son lecciones que nos da la vida para integrarnos en ella, para crecer, para aprender... Un fuerte abrazo.

Yashira dijo...

Parece imposible, es cierto, pero poco a poco nos vamos reconstruyendo, eso sí, la confianza perdida no se recupera facilmente. Precioso Rosa. Besos.

Liliana G. dijo...

¡Oh, cuánta angustia y tristeza que emana de tu bello poema!
Quién no se sintió así en algún momento, quién no se decepcionó por un amor esquivo...
Espero que el mal trago siga de largo y que te levantes como una luchadora para ganar tu propia victoria. Sé de lo que hablo, no es fácil pero es posible.

Un beso y un abrazo grande, querida Rosa María.

Lapislazuli dijo...

Muy tristes letras, lo cual no le quita a la belleza al poema, lleno de emociones
Abrazos