Seguidores

27 de diciembre de 2015

DESDE LA SOLEDAD




Desde la soledad y en la ignorancia,
desde el temor a no comprender nada,
ante el vicio de darle a todo importancia,
desde la visión de que todo llega y pasa,
ante la desconfianza y su resonancia,
veo un universo en que la pobreza gana,
un mundo al que pertenezco sin ganancia,
una vida ya pasada sin huella dejada,
una voluntad que ya no tiene constancia.
Y duele sentir una soledad regalada,
y confiar en quien mejor la distancia,
y sanar las heridas de un alma dañada,
y … pasar la vida … desde la infancia.
Y  desde el alma una inmensa llamada,
al corazón que cierra ya su instancia.
Y ya, desde la soledad y el silencio,
una vida sin desengaños ni recuerdos.


Rosa Mª Villalta

4 comentarios:

Sindel Avefénix dijo...

Profundo y hermoso poema. Desde la soledad, a veces las cosas se ven de otra manera.
Un beso. Felices Fiestas!

Dulce dijo...

Personalmente no creo en esas reglas, que considero son más escudos que otra cosa. No se puede no confiar en nadie, la confianza se ofrece y se gana, y siempre se espera de quien es cercano, como los demás esperan de uno. Lo de rogar si me parece no debe ser una acción enmarcada en los afectos.

La soledad siempre duele cuando es una permanente compañera, pero hay que enfrentarla y llenarla.

Besos dulces y dulce última semana del año.

Kasioles dijo...

Si, estoy de acuerdo en algo: DAR SIN ESPERAR NADA DE NADIE.
Yo creo que es la mejor manera de no llevarnos a engaños.
Por mi forma de ser, suelo dar porque me sale del alma y del corazón, porque en ese momento lo siento, deseo volcarme y me tiene sin cuidado que la otra persona me corresponda o no.
Cuando yo tenía al lado al que yo tanto quería, solamente con ver el brillo de agradecimiento que había en su mirada, me recompensaba con creces, no hay nada mejor que dar pensando en lo felices que podemos hacer a los demás.
Y por esta razón, desde la distancia, hoy quisiera enviarte un abrazo muy especial que lleve con campanillas mis deseos de que seas feliz, de que jamás vuelvas a sentirte sola, tú sabes bien que tus letras dejan huella y ellas son las que te arropan y nos arropan cuando te leemos.
¡Feliz 2016!
Kasioles

pleamar dijo...

Hermoso es dar sin esperar retribuciones así pierde valor el darse...pero si todos llevásemos en nuestra sentir el dar , todos de alguna forma estaríamos siempre recibiendo , es muy importante uno como el otro...
Hermosos versos
Fuerte abrazo Rosa
¡Feliz Año Nuevo!